SwordsMaster

Roler@
  • Contenido

    430
  • Registrado

  • Última Visita

  • Days Won

    38

SwordsMaster last won the day on July 19

SwordsMaster had the most liked content!

Reputación en la Comunidad

776 Excellent

Sobre SwordsMaster

  • Rango
    Miembro Avanzado
  • Cumpleaños 10/03/1998

Visitantes recientes del perfil

3.439 visitas al perfil
  1. [Sugerencia] PyE Classic

    Eso es. Quiero la experiencia vanilla. La auténtica. La original de los servidores de rol privados de world of warcraft. Veréis, en Legión no es la misma experiencia de rol. Mucho ha cambiado desde los inicios de World of Warcraft, y la experiencia de rol ha cambiado. Los servidores se formalizaron, sus reglas, las expansiones avanzaron. Ahora los servidores de rol usan sistemas complejos, avanzados y completos de habilidades y combate, addons y peor aún, hemos caído en la decadencia de solo querer ropa HD o nada. Hemos perdido la magia... Del rol vanilla. ES POR ESO, que sugiero PYE CLASSIC. Eso es, la solución a todos nuestros problemas. El plan es este: Sin expansiones, sin addons de rol y sin sistemas ni leyes formalizadas, solo un realmlist. Cualquier disputa de combate on rol se resolverá con la mecánica de duelos de world of warcraft. Esa es la experiencia de Rol Privado Classic para quienes vivieron la GRAN ERA DORADA, y es una OPORTUNIDAD INIGUALABLE para experimentarla aquellos que no la experimentaron. PyE Classic.
  2. Memes (que intentan ser) graciosos

    https://www.kapwing.com/videos/5d5d988167e7b50013a8d3d5 Venga yo también tuve suficiente por una semana. Este meme consume demasiado dad like hay que derrotar a prototaip en el top
  3. Mister PyE 2019 Summer Edition

    Muy bien, estoy listo para dar mis votos. VOTO 1 JARED MILLER QUIERE TENER UNA GRANJA COMO YO. Él entiende a mi main mejor que nadie. Su personaje me habla, sabéis. Me habla al corazón. Encima es bueno, es bueno y tiene Atletismo alto, y es de origen humilde. Y técnicamente es un paladín, simplemente se ha atorado el papeleo del ascenso, pero él es un paladín. Jared hazme un hijo, tú eres el mejor personaje masculino de este servidor VOTO 2 Asmodeo Lo siento, de verdad que lo siento, pero... Fue la cúspide de la masculinidad humana en su tiempo. Lo sigue siendo, aunque no entre. Siempre lo será. O sea joder Te ponía mordaza y te dejaba la cara del culete liso. Sabes. Fue el Crom con agallas VOTO 3 Law En paz descanses, compañero. Siempre rolee que tenías las mejores y más firmes nalgas de entre los hombres hercúleos del servidor. Y aún mantengo esa idea. We'll gang, okay?
  4. Mister PyE 2019 Summer Edition

    Postulo a Santiago de Sveri. Tiene 22 años y cumplirá 23, pero tiene la habilidad de aparentar 21 sin importar cuanto tiempo pase (¡Se verá igual de joven cuando tenga 60!) Mide 1'85 cuando está erguido, pero Malcador me insiste en reducirlo a 1'65 con una curvatura de columna de 90º, que ignoraremos de cara a este concurso porque no es canon y JAMÁS. lo será. Ha tenido a 4 pretendientes locas por él, novicias y magas (¡y va a por más!), pero él jamás las aceptó porque te estaba esperando fielmente a tí. Si, tú, quien está leyendo (A no ser que seas el bro). Se estaba reservando para ti, fiel votante. Tiene físico 5 pero Atletismo 4, así que tiene 4 tabletas en el pecho. De mirada soñadora, blanquito de piel tras unos meses de terapia bajo tierra sin tomar el sol. Sabe cocinar, remendar la ropa tras tus aventuras, limpia, es ordenado, te arregla la pata del mueble que está floja y convierte tu hogar en una fortaleza. Es el amo de casa perfecto si a ti te molestan esas tareas. Ya no le queda dignidad, así que te dejará hacerle lo que quieras (Mis votos están pendientes, antes quiero ver las proposiciones ajenas)
  5. Un evento heroico sobre... ¿Zapatillas?

    Un final Los habitantes del pueblo de Husen al fin habían logrado evacuar del lugar, evitando con habilidad y cubriendo su rastro a través del Bosque de Adair. Demasiados para los renegados como para molestarse en atacarlos, y con un guía lo suficientemente hábil como para evitar que se encontraran con las bestias que habían tomado raíz en Roblehondo. El encargado del campamento imperial en la entrada al bosque se sorprendió cuando vio llegar semejante cantidad de refugiados, nada más ni nada menos que a través de un bosque. Recordó la conversación que tuvo con el Montaraz antes de que este partiera en busca de la zapatilla, ahora guía de esa gente, y se decidió a romper las órdenes que tenía desde arriba de permanecer en el lugar y vigilar; debía hacer lo que su corazón le decía, y su corazón le decía que debía escoltar a toda esa gente de nuevo a territorio seguro. Y así fue como los refugiados de Husen, un pueblo que había quedado aislado hacía ya casi un año y se le había dado por muerto, volvió.. De entre los muertos, pero más vivo que los renegados. Fantasmas, pero sus corazones latían. Al menos, algunos de ellos, pues quienes no habían muerto de hambre durante los primeros meses del aislamiento, antes de lograr auto-sustentarse, habían caído en los saqueos de bandidos, antes de que lograran alzar la empalizada. Pero los que sobrevivieron, cruzaron el bosque sin incidentes, y llegaron a Riflehondo. Tendrían una segunda oportunidad de vivir, y quien sabe qué futuro les había evitado a todos ellos el aprendiz de capellán. Llegados a la ciudad y a salvo, los refugiados organizaron una pequeña celebración en la taberna local, a la cual invitaron a los 5 miembros de la compañía de la zapatilla. Y más importante, la Zapatilla izquierda de Lordain, aunque llena de agujeros y algo deshilachada por el tiempo abandonada y a merced de las polillas, estaba ahora en manos del Montaraz, pronta para reunirse con su hermana y ser devuelta a su lugar, a las manos de la Iglesia de la Luz... Quienes tendrían que hacerle una buena restauración a la reliquia para que siquiera se viese un poco como en sus días de gloria. // Todos los roles consiguientes sobre la Zapatilla de Lordain. 7 sesiones desde el último resumen, de una duración aproximada de entre 2 y 4 horas cada sesión Participantes: @Stannis the Mannis como Elegost Faler. Habilidades usadas: Escalar, Supervivencia, Advertir/Notar, Buscar, Atletismo, Nadar, Crear luz, Sanación/Hierbas, Rastrear, Reflejos, Defensa, Alquimia @Curly como Nadia. Habilidades usadas: Destilería, Reflejos, Defensa, Escalar, Atletismo @Bastián como Balín. Habilidades usadas: Escalar, Atletismo, Reflejos, Defensa @Focus como Anya. Habilidades usadas: Sanación/Hierbas, Atletismo @SwordsMaster como Edric. Habilidades usadas: Escalar, Advertir/Notar, Buscar, Atletismo, Nadar, Sanación/Hierbas, Reflejos, Defensa, Purificación con fuego a pecadores Consecuencias/Botín: -Una botella de un vino de muy buena calidad, de Lordaeron, que se dejó de producir hace ya más de una década, cuando al caída del reino. Está sin picar, se puede beber o vender a un coleccionista o aficionado de los vinos, o se puede guardar como reliquia. -4 monedas de plata, 16 monedas de bronce y 25 monedas de cobre arrebatadas de entre el recuerdo de los muertos/evacuados de Menuch. Ese dinero ha acabado en las manos de la Compañía de la Zapatilla, en posesión de Elegost. -La Zapatilla izquierda de Lordain se encuentra en posesión de Elegost. Está en muy mal estado de conservación, llena de agujeros y media deshilachada, empeorado por el duro viaje de vuelta. Pero aún no se cae a pedazos -El derrumbe que bloqueaba el paso por el antiguo camino hacia Menuch se ha vuelto incluso peor, más alto y más difícil de sortear, gracias a un segundo derrumbe en la misma zona. -Los habitantes de Husen, de los cuales algunos seguían vivos detrás de su empalizada, lograron ser evacuados de allí por Elegost y liderados a Riflehondo, en donde se encuentran a salvo y sumamente agradecidos. La comunidad de refugiados de Husen (un puñado de mineros paletos) considera a la Compañía de la Zapatilla oficialmente como sus héroes. Le deben un favor a Elegost Faler, que quizás algún día logren pagar. -Elegost tiene dos dedos de la mano izquierda rotos. Tardará entre uno y dos meses en sanar por completo, o más si no se cuida la mano. Posee también algunos cortes menores y un resfriado. -Edric ha rozado el reino de la muerte. Tiene el brazo derecho fracturado y una costilla fisurada, pero no rota. El brazo tardará entre 2 y 3 meses en sanar por completo, y al mes lo podrá usar con dificultades siguiendo terapias y ejercicios. La fisura tardará entre 1 y 2 meses. Sumado a eso tendrá tos y fiebre durante una semana. Posee una gran cantidad de cortes menores y contusiones que aunque sanarán rápido, han dejado una sensación de cuerpo de escombros en el recluta que debería de desaparecer en el correr de dos o tres semanas. -Los renegados saben todos los detalles de lo ocurrido tras seguir a los refugiados de Husen desde las sombras mientras cruzaban el bosque, sin ser vistos. Con hábiles exploradores de oido entrenado y la ayuda de un hechicero del Nuevo orden, lograron reunir bastante información, y sus respectivos mandos ya recibieron los reportes de que Husen fue evacuada y las montañas al oeste de Cornwall habían quedado completamente libres y a merced de los renegados, así como que la Iglesia de la Luz recuperó una de sus reliquias, aunque esa resultara información menos relevante
  6. [Carta] Una carta para Jasón

    Un trozo de papel escrito aparecería encima de la cama de Jasón, amarillento pero de tinta reciente y buena caligrafía, esperándole a que regresara a su habitación para ser leída Para Jasón: Para el más grande de los nigromantes de Bosque del Ocaso, Jasón Valentine. Antes que nada, hace un tiempo me pareció oirte al otro lado de la puerta de tu habitación, quejándote de no sé que, que no te llegaba una carta. O creo que decías eso. No quiero que pienses que te escucho a escondidas. Si quisiera hacer eso lo haría desde mi taller con magia, que me queda más fácil. Solo quería asegurarme de que no te sientes muy aislado de la sociedad, aquí en la Torre. Quiero que sepas que siempre me tendrás a mi si necesitas alguien para hablar, soy tu más fiel vasallo y jamás me quejaré si lo haces, y te diré que tienes razón en todo. Eso hacen los amigos. Y al final del día, eres humano, estás vivo y necesitas tener relaciones sentimentales amistosas con otros seres humanos, como yo. El caso es que me hables. Por si tú te sientes solo y abandonado. No yo. Yo no me siento así. Es que me preocupo por ti. Por si quieres hablar con alguien. De nuevo, es por ti. Yo no siento ninguna necesidad de interacción, y para eso tendría a los otros miembros de la corte, los cuales no considero seres de sub-intelecto tres escalones inferior al mío, ese es tu trabajo, Maestro. Tu más fiel y leal vasallo: Santiago de Sveri
  7. [Sugerencia] Asamblea

    La corona del Rey de la Asamblea apoya la moción
  8. La plaga panda

    Yo también traigo mi colección. Al final está la mejor. Regordete pero majo De negro a blanco en un abrir y cerrar de bug El Maestro me ha sometido a una restauración de columna al fin. Pensé que era un sueño tan irrealista como el sueño de Vagabundo de un aumento, pero ahí está y esta para quien quiera, roleamos cosas kawai
  9. Yo solo quiero rolear con todos sin favorecer ninguna facción





    (excepto los elfos)

    1. Zora

      Zora

      Yo solo quiero libertad para Gilneas u.u

  10. Un evento heroico sobre... ¿Zapatillas?

    Traición a la Luz -Tienes razón, son demasiadas coincidencias- Susurraba Elegost a Santiago, mientras vigilaban a Edric, Nadia y Badin en la vieja y derruida torre vigía. El plan estaba trazado. Elegost acabaría rápidamente con Nadia con la ballesta prestada, y en el caos Santiago arrojaría la criatura venenosa a la cara de Edric. Era un plan, nadie dijo que fuese un plan inteligente. Elegost no tenía experiencia con las ballestas, y el virote acabó pasando por al lado de Nadia. Al menos, con el caos desatado por tener un atacante misterioso Santiago había logrado dar con el animal en la cara a Edric, pero entonces el enano les vio. Cuando Elegost quiso acordar, Santiago ya estaba huyendo y le había dejado atrás. Pronto las cosas se fueron de las manos, y el grupo acabó reduciendo a Elegost frente a la empalizada de Husen, en donde uno de los vigías se reía del gracioso espectáculo que habían dado. A Elegost solo le faltaba sueño. Por suerte, se lo habían dado al fin. Ya volvería a despertar, y comenzarían las preguntas... // Tercer rol sobre la búsqueda de la Zapatilla de Lordain, sobre el camino a la misteriosa aldea de Husen y sobre traiciones inesperadas (Sin dudas, de parte de esos tres malhechores) Participantes: @Stannis the Mannis como Elegost. Habilidades usadas: Sigilo, Atletismo, Ballesta ligera, Reflejos, Defensa, Desarmado ofensivo @Curly como Nadia. Habilidades usadas: Reflejos, Escalar, Atletismo, Arco, Desarmado, Defensa, Advertir/Notar @Bastián como Balin. Habilidades usadas: Reflejos, Escalar, Atletismo, Advertir/Notar, Hacha, Defensa, Desarmado @SwordsMaster como Edric. Habilidades usadas: Reflejos, Escalar, Atletismo, Advertir/Notar, Defensa, Pala Vigía 2 como Vigía 2. Habilidades usadas: Partirse de la risa
  11. Un evento heroico sobre... ¿Zapatillas?

    Conociendo los alrededores Elegost y su grupo había acomodado una pequeña cabaña abandonada para pasar la noche. Con apenas complicaciones, habían logrado hacer un rodeo a los enemigos de esta aventura, los Wendigos asentados en las ruinas de Roblehondo y un puesto de avanzada Renegado cuando salieron de las fauces del Bosque de Adair, sin entrar en ningún conflicto ni ocasionar mayores agresiones. Una serpiente intentó morder a Balin, y lo logró, más su veneno resultó inefectivo sobre la resistencia nata del enano, pues ninguna serpientucha humana podría hacer ceder a un enano. Quizás Elegost, con un humor bastante más gris y agotado que al iniciar, no viese aquello como una victoria... Más, sin duda, lo había sido. Una victoria incluso más grande que la de aquellos que obran el mal. Ya estaba cerca de la Zapatilla. // Segundo rol de la búsqueda de la Zapatilla de Lordain, sobre el trayecto para salir del Bosque de Adair. Participantes: @Stannis the Mannis como Elegost. Habilidades usadas: Supervivencia, Advertir/Notar, Fauna, Atletismo, Crear Luz (Luz, Dificultad 12) @Curly como Nadia. Habilidades usadas: Advertir/Notar, Atletismo @Bastián como Balón. Habilidades usadas: Fauna, Advertir/Notar, Atletismo, Desarmado @SwordsMaster como Edric. Habilidades usadas: Advertir/Notar, Atletismo
  12. Teorías olvidadas en un granero...

    > Esto va puesto en bucle < "Si uno se adentra lo suficiente en los bosques de cada territorio humano, y analiza cada pequeña y grande granja o comunidad agrícola humana, eventualmente encontraría que uno de cada cinco granjeros oculta algo tan intrigante como perturbador de alguna índole en sus tierras." -Cabo Frederich von Talos, III Compañía de la XV Legión, Stromgarde Ese era el caso de Hernesto. Hernesto era un ermitaño entrado hace ya varios años en la década de los 40, en soledad dentro de los profundos bosques de Trabalomas, viviendo pacíficamente de ordeñar sus vacas, cosechar sus calabazas y rezar todas las noches a la Luz. En su granero guardaba a sus dos vacas, Elsie y Ordenya, pero si uno viese el granero desde fuera y luego desde dentro pronto tendría la extraña sensación de que algo no encajaba. El granero parecía más largo por fuera que por dentro... Y lo era. Al fondo, oculto tras el heno y guardado tras tres candados de pesado hierro y varias trancas, se encontraba una segunda puerta. Una puerta que llevaba al corazón... Del agujero de conejo. Pero quizás sería mejor comenzar, por el comienzo. Hernesto había vivido hasta hacía tres años junto a su mujer y su pequeño hijo en su cabaña, pero en una noche de tormenta simplemente habían... Desaparecido. Él había quedado para contar la historia, más su familia jamás regresaría, y desde entonces trabajaría solo en la granja. Pero jamás se quedaría cruzado de brazos, pues en los tres años que siguieron se dedicó a reunir toda la información que pudo sobre la noche en la que su esposa y su hijo habían desaparecido. Revelaría el misterio. Compró libros. Compró información. Compró mapas. Pagó a investigadores, sobornó soldados, ¡sobornó hasta un par de clérigos!. Tres años resultaba ser un tiempo larga y daba para crear historias muy variopintas a alguien con una misión a espaldas. Su voluntad jamás cedió. Pero su existencia lo hizo. Hacía ya una semana, su amigo Pablo llegó, la carreta cargada de heno para sus vacas. Era de sus pocos compradores, y uno muy fiel, jamás dejaba pasar hambre a Elsie y Ordenya. El viejo Hernesto las cuidaba como a sus hijas propias. Pero, para extrañeza de Pablo, Hernesto no respondió aquel día. Golpeó la puerta de su casa, pero nadie respondió. Y, como de verdad necesitaba el dinero y era aún temprano en la mañana, decidió esperar. Y esperó. Y esperó. Y cuando se dio cuenta, sus tripas rugían y el medio día ya había pasado. "Quizás el viejo Hernesto se durmió", pensó. Hacía ya horas que había visto una de las ventanas de la cabaña abierta, y por tanto decidió entrar para despertar a Hernesto. Pero Hernesto no iba a despertar. Cuando Pablo llegó a su habitación... Cuando lo hizo... Deseó no haberlo hecho. Su amigo se encontraba colgado con una soga alrededor del cuello, pero había algo que le heló aún más la sangre a Pablo. Tenía conocimientos de medicina, incluso había estudiado en Stromgarde un par de años, pero al final la vida pacífica del mercader fue lo suyo. Aquello que le heló la sangre... Es que Hernesto no podía llevar más que una media hora desde que se había colgado, y él... Había estado ya al menos seis horas allí, esperando. Un temblor involuntario recorrió el cuerpo de Pablo y el primer instinto que sintió fue aquel de correr, irse lejos de allí, más no lo hizo. Sus ojos fueron a parar debajo del cuerpo de Hernesto, que permanecía suspendido en el aire. Debajo había un frasco de tinta derramada, un papel a medio teñir de azul oscuro por la tinta derramada y un pesado juego de llaves. Tomó el juego de llaves y el papel con las manos temblorosas. No se llegaba a leer la mitad, pero pudo distinguir algo sobre el granero. Y allí se dirigió. Al abrir las puertas del granero una pestilencia enorme fue lo que sintió. Elsie y Ordenya permanecían muertas, con sus extremidades dobladas de formas imposibles, y parecían llevar varios días así. La Luz se había llevado tres buenas almas aquella semana. Durante un rato revisó el granero, buscando algún cofre oculto en donde encajar las llaves, pero lo que encontró fue algo incluso más grande. Detrás del heno, tres sólidos candados de hierro y varias trancas, que con ayuda del juego de llaves fue abriendo. Y cuando esas puertas se abrieron... > ¡Ábreme! < Las cuatro paredes permanecían empapeladas, llenas de notas, flechas, rayas, líneas, dibujos, periódicos, recortes, apuntes, carteles de se busca, canciones... Era la habitación de una mente increíble, pero muy, muy febril. Más a Pablo le intrigaba... ¿Qué había pasado con su amigo? ¿Qué era esto? ¿Qué había ocurrido? Y así, sin ningún apuro y ningún lugar al que ir, comenzó a investigar. La "Gacela susurrante" Tu periódico trabalómico de confianza *Varias partes están tachadas o llenas de símbolos incomprensibles, más una parte parecía intacta y encerrada en un círculo* En este sexto mes del año se oyen rumores de la mítica criatura "Nariz grande" habiendo reaparecido en el norte de Trabalomas. ¿Acaso algún valiente héroe le dará caza? *"Sexto mes" y "Nariz Grande" permanecen fuertemente subrayados* En otras noticias menores, se han reportado familias desaparecidas que se sospecha podrían haber sido renegados La lista de familias afectadas incluye a... *Lo que sigue es una no muy larga lista de apellidos, donde se subraya el de la familia de Hernesto.* No muy lejos Pablo pudo ver un mapa, donde se marcaban varios puntos donde se había avistado a "Nariz grande" y la localización de las familias con desapariciones, incluida su propia granja. Ningún punto parecía estar muy lejos del otro, y había un punto marcado en el mapa, un centro a todos los puntos triangulado de forma improvisada. Desvió la vista, y a su derecha centró su vista en una nota escrita como si estuviesen apuñalando el papel con la pluma. Tres vivíamos en esta casa ¿Has oído de las tablillas del fin del mundo? Año 33. Año, treinta y tres Tres, y tres y tres y tres y tres y tres. Los desaparecidos, siempre dos, siempre dos, pero siempre tres habitantes, siempre tres, siempre tres, uno queda, uno cuenta la historia. Uno, de los tres que quedaban. Una tercera parte. Una tercera parte de los treinta y tres años que tenemos, once años. Once años tenía mi pequeño. Pablo continuó paseando la mirada por la pared, muchas notas, muchos trozos de libros o periódicos arrancados. Se detuvo en un dibujo. "Nariz Grande, lo HE VISTO, LO HE VISTO". Por desgracia, Hernesto no era un gran dibujante. Una figura humanoide, con una nariz desproporcionada y... ¿Maldad en sus ojos? Eso decía un apunte a su lado. El pobre Hernesto parecía haber perdido la cordura. Tres son las virtudes de la Luz. Tres son los grandes continentes. Tres, y tres, treinta y tres años tenemos. Encontré una nota. Tirada en el bosque. "Orden 33", decía. Es una broma de mal gusto. Tendré que tomar la honda y matar al bromista. Pablo observó otro mapa. Parecía tener trazos, con direcciones. Como si siguiera el trayecto de alguien. Por ventormenta salía una flecha, se detenía en Stromgarde. Desde Stromgarde, por tierra a Costasur, desde Costasur a la muralla de Thoradin, que permanecía encerrada, con un apunte al lado: "La bruja entregada". Más abajo, otro apunte como si hubiesen apuñalado el papel. "¿Por qué?" La bruja. Quemada por estar relacionada con dos nigromantes. Debo investigar quienes eran Por qué son importantes. La bruja, dos nigromantes. Tres. Tres son los continentes, tres las virtudes de la Luz, treinta y tres años nos quedan. En Ventormenta. Nigromantes, de Ventormenta. Ventormenta. 11 letras. 11 letras, tres, tres tres, 11 y tres, treinta y tres. ¿Por qué? ¿Quién? Te encontraré hijo. Encontraré a quien te tomó de mis brazos. Pagará. te tendré de nuevo. De nuevo seremos tres. A Pablo se le había escamado ya la piel. Si Hernesto había perdido la cabeza antes de morir, también estaba consiguiendo que la perdiera él. ¿Qué era todo esto? ¿Por qué parecía... Tener siquiera sentido? ¡Si era una locura! No iba a creerlo. Se dio la vuelta para retirarse pero... No. No pasaría nada por leer un poco más... Otro mapa. Comenzaba en un signo de exclamación en las costas, un círculo abarcando toda un área posible al norte de Costasur. Luego la flecha indicaba a Costasur. De allí iba y volvía varias veces, y luego acababa en una torre. Tres virtudes, Tres continentes, Tres herejes. Y tres fueron nuestras amenazas. Rebeldes. Arañas. Bandidos. Dos se fueron. Una permaneció, se volvió más fuerte, como yo. Dos se van, siempre dos se van, uno queda, uno fuerte. Uno sobrevive. Es el patrón. Su patrón. El patrón que nos fuerza a vivir. Con su voluntad. Se extiende, corrupta y nauseabunda, refleja su historia en nosotros sin saberlo. Nadie lo ve. Pero yo lo veo. Daré contigo, Nariz Grande. Estoy cerca. Te sigo los pasos. Te sigo de cerca. Para ese momento, Pablo ya estaba completamente inmerso en la lectura. Comenzaba a moverse por entre los apuntes, las flechas y las indicaciones de Hernesto como si las comprendiese, como si él mismo las hubiese escrito. Entendía el patrón. Lo veía. Estaba allí. ¿Qué se le escapaba a Hernesto? He comprado a un sargento al fin. Salió caro. Valió la pena. Acceso limitado a los registros. Tres los heraldos imperiales del final que acompañaron a Nariz Grande. Uno, muerto hace dos años. Dos, muerto hace un año. Tres, muerto hace una semana. En tres años. Tres muertos. Conozco tus trucos, Nariz Grande. Sé tu nombre. No te nombraré. No lo mereces. Descifraré tu secreto. El mundo debe saber Más 7 letras tu nombre. 5 tu apellido. 12. Cuatro soldados. Tres, tres, tres, tres. ¿Cuánto lo has planeado, Pequeño Nariz Grande? La última flecha en los mapas indicaba a Caer Darrow. Luego bajaba... Hacia Trabalomas... Pasaba cerca de la cabaña de Hernesto, y allí acababa el rastro. La tinta de esa flecha aún estaba fresca... El aire fresco hacía bien a Pablo. El granero de Hernesto ardía a sus espaldas, y había improvisado una pira en donde estaba dando un último funeral a su viejo amigo. A fin de cuentas, no quería dejar cuerpos para los renegados. Inhaló profundamente. Había sido una experiencia intensa, más sabía que todo eso eran delirios de un loco. Alguien que había perdido la cabeza, incapaz de aceptar que su esposa y su hijo desaparecieran, seguramente por culpa de los renegados. Volvió a subirse a su carro. Jaló las riendas de su yegua y comenzó a alejarse. Observó detrás, a su carro, para asegurarse de que aún llevaba su mercancía, tapada por la lona. Suspiró aliviado, y volvió la vista al frente. Pablo nunca volvió a ser visto.
  13. Un evento heroico sobre... ¿Zapatillas?

    Hay que llenarse de Fe El plan había sido puesto en marcha. Por primera vez, una compañía protegida por la mismísima Luz, liderada por el Protegido en persona en su santa misión, se enfrentaba ante lo increíble e inesperado: Una de las auténticas, puras, bellas y extravagantes ideas de Elegost a las cuales mucha gente se había enfrentado ya en el pasado, con resultados tan variables como la sanidad detrás de las propias ideas. El resto de la Compañía de la Zapatilla, como Balin, Elegost y Edric habían acordado llamarla, lejos de amedrantarse ante la idea de arriesgarse en busca de una sucia y vieja zapatilla, se sumó de buen gusto al viaje, ya fuese por sus propios motivos de gloria, fortuna o auténtico deseo de ayudar a la Iglesia, pues nada pasaba por ver qué si la Luz tendría piedad con sus buscadores. Quien sabe, quizás volverían bañados en oro y reconocimiento por la recuperación de tan primordial reliquia o, en el peor de los casos, al menos lo habrían intentado y recibirían unas palmaditas en la espalda si sobrevivían. En cualquier caso, todos habían aceptado ir. Y ya reunida la pequeña Compañía en el pueblo de Riflehondo, se abastecieron de suministros para el viaje y abandonaron el pueblo, para adentrarse en los Bosques de Adair. El valor de la Zapatilla estaba desperdiciada tirada en un pueblo roñoso y deshabitado. La Compañía de la Zapatilla iba a cambiar eso. Solo una cosa estaba clara: Si Elegost no podía ir a por su Zapatilla por el sur de la provincia, entonces abriría su propio camino en el bosque a través de todos los peligros que hiciera falta. // Rol introductorio para la búsqueda de la Zapatilla de Lordain. Horario para continuar a determinarse, ya que debo intentar que no me coincida con nada en la Corte de los Mendigos. Pero si no puedo, que le den a Jasón, esto es más importante. Es la Zapatilla. Habilidades usadas: Elegost/El Protegido: Supervivencia, Advertir/Notar, Rastrear, Rumores Nadia: Comercio, Advertir/Notar Edric: Religión, Advertir/Notar, Rumores Balin: Advertir/Notar (lo siento no va lo de etiquetar gente)
  14. Memes (que intentan ser) graciosos

    Continuará