Saltar al contenido

yune134

Roler@
  • Contenido

    376
  • Registrado

  • Última Visita

  • Days Won

    31

yune134 last won the day on July 4 2023

yune134 had the most liked content!

Reputación en la Comunidad

169 Excellent

Sobre yune134

  • Rango
    Miembro Avanzado

Visitantes recientes del perfil

708 visitas al perfil
  1. yune134

    La frontera

    Los pocos rayos de sol le permitían observar aquel paisaje carente de glorias pasadas y vida acompañado de aquel cachorro que logro rescatar aquella vez, sumergido en sus pensamientos. limpio sus manos al levantarse, caminando por el linde entre paisajes opuestos. el elfo era consciente de los peligros de aquellas tierras inhóspitas, con cautela buscaba algo que poder cazar para llenar el estomago, su mirada puesta en el otro lado de la frontera aquel que sí rebozaba de vida. Entonces percibió el sonido de la madera quebrarse a sus espaldas mientras el lince alzaba sus pelos, busco un lugar donde refugiarse, agazapado comprobó con sus artes mágicas que nada vivo era lo que sea movía entre la madera. Mientras lo que sea que fuese seguía avanzando con lo que parecía ser un quejido extraño y caminar pesado. Sin embargo, pudo a los seres vivos del otro lado, aquel en el que él no estaba, el lado que parecía seguro. cuando menos lo pensó la madera del tronco en el que se encontraba fue golpeada, una criatura putrefacta buscaba asentarle un mordisco, el aquí era la cena para esa cosa. De la nada desde las espaldas del elfo unas cadenas doradas envolvían a la criatura, acompañado del sonido metálico de la armadura al correr con aquel espadón que reflejaba los pocos rayos de sol cargando hacia el ente no muerto, una vez al terminar el combate, la elfa camino hacia el bolso que había tirado para luchar lanzándole este a los brazos, provisiones y vendajes en un tono serio para luego sonreír y agregar debería cambiar de vecindario, los vecinos no son muy sociables. Consecuencias: Habilidades Utilizadas:
  2. El retorno tras el enfrentamiento con la pequeña, fue más tranquilo. Pasos pausados por el cansancio del enfrentamiento acompañados de los sonidos propios del bosque, el cielo anaranjado pronto se volvía oscuro, estrellas y la luna sobre sus cabezas daban a entender que quedarían ya dos días de viajes para llegar a la ciudad. Agotados solo deseaban parar en alguna aldea para poder dormir y seguir su marcha hacia la ciudad, el camino alumbrado por las antorchas dispuestas en sus costados. a la lejanía la luz de unos carromatos que parecían detenidos obstaculizaban el paso. Parecía una contienda desigual un hombre contra siete al menos a la vista, mientras la pareja avanzaba se siente observado, notando que les rodean, más el lider de los bandidos que enfrentaban al solitario hombre, al ser parte de la iglesia, les dejaría ir sin hacerles daño a cambio de que no intervinieran el problema que tenían con aquel hombre y el niño con el que parecían negociar. Aceptando en parte avanzan alejándose lentamente, sin embargo, Annalena observa hacia Brannon, no podemos… No podemos dejar a aquel niño en peligro. Ambos de devuelven haciendo cuanto pudieron apoyados y acompañados por la luz logrando salvar al niño y al padre. Tras hablar con el nombre quien se presenta como un noble, les invita a su villa, todo parecía tranquilo. Más los problemas le seguían al hombre dado que tenía más de un enemigo y algunos bastante cercanos, oculto entre el jardín de la casa del noble en las sombras de la noche una figura misteriosa se movía y por poco logra cumplir su objetivo de acabar con la vida de Lord Renais. Antes de huir la figura dedica una mirada a los presentes, perdiendo en el bosque su pista, luego de ajetreada noche, ambos deciden que es mejor abandonar el poblado y acampar en un lugar más tranquilo para poder descansar, a la mañana siguiente ambos se ponen de camino a la ciudad, llegando a Stromgarde con los primeros rayos de sol. Consecuencias: Habilidades Utilizadas:
  3. Mientras dejaban el camino nevado bajando de las montañas dispuestos a entrar en las tierras de Arathi, seguían buscando el rastro de aquella criatura, La figura de la niña transformándose en una bestia, el hombre pidiendo que la libraran de su sufrimiento rondaban por su cabeza. Siguiendo una posible pista dieron con un granjero que había comentado que una enorme criatura se había llevado a tres de sus ovejas, siguiendo el sendero que pudo tomar la criatura, se internaron por el bosque por donde las pistas le llevaron a una antigua mina abandonada. El lugar oscuro, del cual caían unas pequeñas rocas, corriendo el riesgo se internaron en esta, buscando a la criatura, la cual por uno de los túneles se les lanzó encima, lo que podía quedar del alma de aquella pequeña niña se había perdido, el monstruo consumió su esencia, una batalla ardua se llevó en el interior. Para cuando el combate termino solo quedo un cuerpo en descomposición siendo consumido por las llamas sacras del cruzado. el camino de retorno fue en silencio, se detuvieron para informar de la perdida de sus animales al hombre para retomar el camino, habían dado fin a la criatura, liberado a la niña de ese sufrimiento, en silencio rezaba por el descanso del alma de la pequeña Pam. Consecuencias: Habilidades aprendidas: Habilidades utilizadas:
  4. yune134

    Pía Marie Zimmermann

    Eventos: El Pueblo Libre de Páramos de Poniente dos sesiones habilidades utilizadas:Escalar, Sigilo, Adv/notar, Callejeo, Buscar, Reflejos, Rumores
  5. En un sitio a los pies de una montaña nevada se encontraba una pequeña aldea, lejana a la ciudad y sus peligros, unas cuantas casas de humilde confección con un clima frío, el cual vivía de la pesca y la madera. al cual pocas veces llegaban visitantes, una vez cada tres meses iba un sacerdote a realizar ceremonias siendo este la visita más esperada por lo general. Sin embargo, con los vientos de guerra, llevaban a que llegar a ellos fuese más difícil, pues los enviados tenían otras misiones, y los caminos cada vez se llenaban más de posibles peligros, aquella mañana de invierno para el pueblo fue una sorpresa, ver llegar aquel visitante. cubierto en una túnica gruesa de color marrón, cargando un pequeño bolso con la capucha que cubría su rostro avanzo arrastrando un poco de nieve con sus pisadas, los pocos niños que jugaban allí, se acercaron a él con alegría, más el hombre en un tono seco solo pregunto por la posada. La mayoría de los niños ante esa actitud del hombre retrocedieron, pero no Pam, era una niña de cabellos negros y alborotados, mejillas rosas de tanto correr, con aquellos ojos oscuros llenos de inocencia. Sonría al visitante, a pequeños saltos mientras le hablaba sin cesar lo guía a la pequeña posada con solo dos habitaciones. La niña corría hacia la barra << Papi, papi mira tenemos un cliente, yo lo guie, lo guie, ¿me darás un premio? >>. El posadero sonrió a la niña entregándole un caramelo, tras eso la pequeña salió corriendo a jugar sin escuchar el grito de su padre de no vuelvas tardes luego volvió la mirada al hombre de marrones túnicas. El hombre bajo la túnica dejando ver su cabello blanco como la nieve que rodeaba al poblado, en un tono seco y seguro se dirigió hacia el tabernero sin siquiera preguntar el precio mientras depositaba sobre la barra la pequeña bolsa con dinero<<Le pagaré cuatro noches, podría indicarme cuál es la habitación, por favor>> agrego no dio pie para mayor presentación ni platica el posadero recibió las monedas mientras el misterioso visitante se adentró el habitación que alquilo cerrando con llaves. Los días pasaban, el viajero poco a poco se fue ganando la confianza del poblado y el posadero no fue la excepción, la verdad que para él los ingresos eran pocos, cuando el hombre le dijo <<solo necesito juntar unas hierbas algunos niños me ayudaran y les dare un pago a los padres, volveremos antes del anochecer y Pam quiere ir ¿le daría su permiso?>> le dio el permiso a la niña que se despedía de él con su manita y una sonrisa, esa seria la ultima vez que la vería como aquella dulce niña, como su pequeña hija. No había pasado ni una hora desde que los pequeños salieron con el viajero a recolectar flores, cuando una repentina tormenta comenzó, el manto blanco y gélido viento azotaba la aldea, y no, no daban señales de retorno los niños ni el visitante. Pronto las techumbres parecían querer arrancadas de las casas, el hombre se puso su abrigo y tomo su arma en caso de alguna amenaza. Mediante avanzaba la ventisca golpea su rostro, su capa ondeaba, la verdad es que antes de llegar allí era un mercenario, una espada libre que tomaba cualquier trabajo, al llegar a aquella aldea por el trabajo de cazar unos lobos conoció a quien sería su esposa y se quedó allí, conocía los terrenos él cazaba comida, por un momento su corazón latía rápido, pronto confirmaría su temor. Llego al lugar donde se suponía los niños ayudarían al viajero a recolectar las plantas, entonces frente a sus ojos la nieve estaba teñida de rojo, el viento hacía que el olor metálico llegara a su nariz, no supo si su cuerpo se preparaba para correr o luchar e hizo que le pareciera escuchar lamentos y palabras en el ventarrón, o era ese hombre que le recordaba que la codicia por unas pocas monedas le harían cobrar a su hija. Trato de avanzar, pero su cuerpo no le respondía solo podía observar como el cuerpo de su hija se contorneaba de forma antinatural, el sonar de sus huesos, la piel cambiando, su voz aguda y llena de temor transformándose en algo gutural, sus garras largas y sus dientes en una piel blanca mientras él pudo jurar que vio una sonría en el hombre antes de perderle de vista. al notar que esa era la realidad no una pesadilla, cuando pudo reaccionar tomo su arma, rompiendo el sonido del viento, el disparo esa vez asusto a la bestia salvando a tres niños, pero de entonces él no descansaría hasta ayudar a su hija a ser libre de aquel dolor y oscuridad que mancillaba su niñez. Paso días, luego semanas, luego meses investigando que fue que sucedió y tratando de darle a su pesar caza a su propia hija, una tarde la cerco casi… El disparo sonó, pero esta vez no la asusto y a pesar de que parecía que le impacto, la criatura ni se inmutó y le clavo una de sus garras la cual cargaban un letal veneno, ese sonido llamo la atención de los eclesiastas que buscaban una hierbas. Brannon iba delante con su escudo en mano mientras con dificultad Annalena le seguía por el desnivelado de terreno del bosque y las raíces, llegaron hasta una pequeña choza desgastada en donde en lo que parecía un pequeño granero oscuro se escuchaba un débil jadeo, con precaución entraron encontrando al hombre, la diaconisa se encargó de tratar de sanar al hombre mientras Brannon vigilaba la entrada, escucharon las palabras del cazador, pues nada se pudo hacer para sanar el veneno que le afectaba, por favor... libérala de su dolor cruzado... libera a Pam, dio su confesión antes de dar el ultimo aliento y terminar su tiempo en el mundo de los vivos. El cruzado logro divisar a una niña con los ojos completamente negros temerosa de que venía una bestia, quizá por ella desconocía que era ella misma aquella enorme criatura, buscando liberarla el escarlata decide tratar de purgarla, enojando a la pequeña, la cual se transforma en una enorme y horrenda criatura, con dificultad la encontraron tras seguirle por el bosque, no fue la mejor de las ideas, pronto comprobarían la fuerza brutal de la bestia, no lograron ganarle y esta escapo hacia una cueva en lo alto de la montaña. Volvieron por el mismo camino donde en la choza pararon, le dieron sepultura al hombre, aunque más por petición de Anna dado que el hombre confeso no sentirse digno de recibir ayuda de la luz, tras eso trataron sus heridas, pasando la noche alerta en el lugar por si la criatura volvía a aparecer. Quedando claro que tendrían que ir por ella a la cueva porque era un gran peligro. Consecuencias: Habilidades Aprendidas: Habilidades utilizadas:
  6. Los días pasaban lento, el aire gélido y las dificultades propia de la zona de guerra. en una rutina de alerta. El tiempo con certeza tras la misa era difícil calcular, la verdad los días y las noches en aquel lugar podían ser demasiado largos o demasiado cortos dependiendo las situaciones no había puntos medios. Tampoco tenía momentos en los que se pudiera calcular las horas allí desde el amanecer hasta gran parte del día lo pasaba entre la enfermería, la ermita y estudiando los rezos del sacro texto que cargaba consigo. Es así como encontrándose en la estancia médica asistía a la galena, tratando algunos heridos, bendiciendo el agua entre otras cosas, ajena a lo que sucedía fuera de la tienda. En el campamento algunas entrenaban en la liza, otros vigilaban, o cumplían diferentes trabajos, es así como uno de los grupos que había salido a alguna misión gritaba por ayuda al regresar. Los vigías advirtieron que necesitaban ayuda y venían con dos heridos, Brannon se ofreció a ir en su ayuda, con prisa las puertas de madera se abren para dejarles entrar y los hombres entregan al cruzado a un joven soldado herido el cual no solo presentaba heridas sino también algo que le impedía ver, eso era lo que tenía en un estado de miedo y desesperación, como pudo lo cargo cuál saco sosteniendo sus manos para llevarle hacia la tienda médica, mientras la galena atendía a quien estaba más critico Annalena con ayuda de Brannon pudo prestar asistencia al joven soldado el cual aleteaba cuál ave asustada, tras un tenso momento en el cual con sutileza escarlata el novicio retiro parte de aquello que le impedía ver al muchacho u los gritos de este último, la atención fue más calma e incluso entablo una amistosa charla con quienes le ayudaron. Habilidades aprendidas: Habilidades Utilizadas:
  7. yune134

    Pía Marie Zimmermann

    Atributos6 Físico7 Destreza6 Inteligencia6 Espíritu8 PercepciónValores de combate24 Puntos de vida24 Mana10 Iniciativa10 Ataque a Distancia (Ballesta ligera)10 Ataque a Distancia (Trabuco)8 Ataque CC Sutil (Daga)8 Ataque CC Sutil (Hachuela)8 Defensa Habilidades Físico 1 Atletismo Destreza 1 Daga 1 Hachuela 1 Bailar 1 Equitación 1 Escalar 1 Defensa 1 Lanzador 1 Nadar 1 Robar bolsillos 1 Sigilo 1 Trampas/Cerraduras Inteligencia 1 Fauna (Mamíferos) 1 Leyes (Reinos Humanos) 1 Sanación/Hierbas 1 Tortura 1 Cirugía/Anatomía 1 Supervivencia 2 Conocimientos/Historia (Reinos Humanos) Espíritu 2 Voluntad Percepción 2 Ballesta ligera 2 Trabuco 2 Advertir/Notar 2 Buscar 2 Callejeo 2 Comercio 2 Disfraz 2 Rastrear 2 Reflejos 2 Rumores Escuelas/Especializaciones
  8. yune134

    Pía Marie Zimmermann

    Información general: Nombre Pía Marie Zimmermann. Género Femenino Raza Humano Lugar de nacimiento Paramos de Poniente Ocupación granjera Organización - Edad 22 años Altura y Peso 1.70/56 kilos Características físicas: Cabello negro, largo y algo despeinado, con los ojos de color marrón oscuro, su tez de tono de un tono levemente bronceado. Características psíquicas: algo ingenua y terca, al tiempo de permanecer callada dado que su vida está cambiando recientemente entre el temor y la desconfianza solo se dedica a obedecer las órdenes y mantener distancia de sus nuevos compañeros Historia: Pía Marie Zimmermann -En algún momento eran verdes prados, en algún momento teníamos tierra fértil más la sequía se lo llevo, en algún momento teníamos ganado que pastaba tranquilo y podíamos vivir en tranquilidad-. El hombre hizo una pausa a su historia suspirando mientras tallaba el pequeño caballo de madera mirando por la ventana hacia la siempre de tono amarillento y el cielo despejado. La muchacha quien escuchaba las historias de su padre miraba a su madre y a sus pequeños hermanos, *están listas las gachas, acerca a tu padre un plato* dijo la mujer su mirada cansada, llevaba cuidando de los niños, se tenía que hacer cargo de las labores de lo que quedaba de la granja, por ahora había comida, sin embargo, nada pudo salvar las piernas del hombre tras una caída a caballo que sufrió a antaño, poco después del nacimiento de su ultimo hijo. Mientras comían el hombre seguía mirando por la ventana, vigilando que venían a buscar algo de mercancía para la causa… Una causa que si bien para él no podía luchar en su interior le parecía justa cada vez con mayor fuerza. Se arrimaban la cuchara a la boca, hasta ahora había bastado con aquello dar comida a la causa y no tener mayores problemas ni peticiones. Pero entonces la puerta de madera de la maltratada casa resonó con el toque de uno de los hombres, vestidos de negros con una pañoleta roja cubriendo el rostro, El hombre desde su cama donde llevaba tiempo postrado hizo una mueca, la mujer abrazo a sus hijos pequeños, -Marie… abre la puerta- replico a la muchacha asintió a su padre apartando la silla abriendo la puerta al hombre al mira hacia fuera tres le esperaban a caballo, con ropas de cuero, espadas… Dagas. +Cierra la puerta+, espeto el hombre cuyo rostro estaba cubierto en realidad ella no tenía claro que hacer más solo obedeció la orden del sujeto. Avanzo a un paso prudente sentándose en la cama mirando al hombre… +Martín… ya no solo nos hace falta que entregues comida, dijo colocando el mano en la nuca del hombre, necesitamos hombre para nuestra causa, con la otra mano golpeo las piernas de este más tú no nos sirves ni caminar puedes, pero dime ¿ a cuál de tus hijos entregaras?, hay rumores que piensas mudarte con tu familia a Villa dorada… ¿a caso no te damos buen trato ?, no estás conforme con la protección que te hemos ofrecido a tu familia y a ti, ya que tú no puedes protegerles+. +¿quieres salir sin problemas? Nos faltan hombres para la causa tienes tres hijos, la muchacha y los dos muchachitos ¿Cuál vendrá con nosotros hoy?+, La esposa de Martín abrazaba a sus hijos, *Son unos niños… no pueden estar lejos de su madre… Señor él tiene doce y el aún no cumple los ocho años*. El hombre hizo una pausa al oír a la mujer, mirando a la muchacha, +bien tu madre ha elegido+. La muchacha parada en la puerta tomo en trabuco con el que solía espantar a los animales hambrientos que trababan de comer a la única vaca que les quedaba que estaba ya casi en pellejo y huesos. *Marie*… susurro su madre ella no trataba de empujar a su hija a ese estilo de vida, pero no medio las palabras a usar. +Espero no hagas nada estúpido+ dijo el hombre en tono amenazante apuntando con la daga al cuello de su padre, Pia observo al hombre a los ojos lo único que podía verle aparte de la brillante calva, tomo el bolso con la ropa que tenía preparada para el momento de partir, <<Permítame subir a mi padre a la carreta, atar a la vaca e iré con ustedes, serviré a su causa>>, El hombre bajo la daga observando la muchacha +tienes 20 minutos si no estas listas en ese tiempo tendrás problemas+. No dudo, comenzó a mover las cosas y a su padre a la carreta, ato la vaca… -Pía-… Ella le miro sonriéndole <<estaré bien padre no te preocupes, si mis tías preguntan dile que me fui una noche de casa y no saben más, es mejor así de ahora en más que no sepan de mí ni donde estaré>> Sin poder esperar a ver como partían el hombre de la pañoleta le ordena partir con su bolso donde no tenía más que un poco de ropa y el trabuco partió con ellos a luchar por una causa que ahora sería suya,
  9. El cielo gris, el frio y el sonido de la madera muerta crujir al movimiento de los árboles por el viento. eran el único paisaje que el grupo de valientes vislumbraban, a mitad de camino un hombre desesperado corría dejando atrás el campamento para no terminar siendo comida de los caminantes A medida que se acercaban lograron escuchar y ver la gran cantidad de muertos errantes los cuales sacudían con fuerza el carromato que llevaba los suministros. Con la distracción que creo el mago de forma efectiva, la horda de no muertos se giró distinguió el olor a la carne fresca, Corrieron cargando contra los voluntarios a la misión de eliminarles, una batalla compleja con gran desventaja numérica para los humanos. Con esfuerzo la victoria fue para los últimos mencionados, empujando el carro llevaron los suministros y una gran cantidad de caminantes habían sido exterminados. Consecuencias: Habilidades Utilizadas:
  10. El frio viento en el gris cielo, hacía danzar la flama de las velas bajo las nubes las bancas de madera del humilde lugar se encontraban ocupadas por los soldados y miembros de las órdenes que recurrían a la misa. El altar donde posaba el texto sacro y la vista al frente de la diacono mientras comenzaba la ceremonia, un poco de calidez y un bálsamo para las almas de aquel lugar, reviviendo la llama de la esperanza y la fe. Termino con una serie de confesiones para aliviar la carga de las almas y pecados acciones, emociones, cargas del pasado. Otras aun atormentadas y confusas que solo la luz y el tiempo les ayudara a sanar. Consecuencias: Participantes:
  11. Sus manos se posaron sobre la cabeza de aquel soldado el cual luchaba por su vida, la luz cálida y dorada envolvía al hombre, el cual sentía el dulce abrazo de la vida nuevamente mientras Annalena se tornaba más pálida, la galena apoyo la mano sobre el hombro de la muchacha es momento que tomes un descanso Diacono. Asintió mientras salía de la tienda, su temple se mantuvo sereno durante el tiempo que estuvo en el interior sus pasos calmos se detuvieron frente a la fría piedra. Sus manos tomaron la libreta mientras volvía a retomar los cánticos para una misa que cada vez se volvía más necesaria. nuevamente, su voz como eco se viajó con el viento. Ahora menos oídos la escuchaban, Brannon camino hacia ella una vez, aunque a medio cantar la voz se quebraba cerro la libreta mientras el llanto comenzaba a brotar, las lágrimas caían de sus ojos. Nuevamente, acepto su compañía en los preparativos para la misa, Algo había cambiado en el interior de ambos tras un tiempo de introspección, apoyo la mano sobre la del muchacho, vamos a la eremita, la luz es quien nos disipara cualquier duda que pueda albergar nuestro interior tras lo ocurrido. El espíritu, la mente, el ser en armonía con la benevolencia de la luz sagrada en los rezos en silencio por horas solo así encontrarían las respuestas y la calma en momentos de dificultad. Para culminar le contó a Brannon la historia de aquellos monjes de la abadía de villanorte que en la catedral de Stromgarde le enseño en su momento el archidiácono Cantar II: La ultima morada Soñaste alguna vez con volar por sobre las nubes La luz te ha llamado allí. La calidez te sostiene, hoy despedimos a los caídos Pero en la memoria vivirán eternamente, cada vez que escuche la risa de los niños recordaré tu sonrisa. Muchas veces pensé que no podría entender tus motivaciones más ahora que lucha junto a ti pude comprender aquello Cada batalla, cada momento compartido, serán tu compañía Hoy tu alma viaja allí donde será tu ultimo hogar En donde ya no tendrás que luchar y cantaras tu canción favorita abraza a tus ancestros, estarán orgullosos de ti así como lo estamos nosotros. Los héroes no mueren mientras vivan en la memoria, las ciudades, los poblados y las aldeas Conocerán de tus historias, los libros contaran tus hazañas y los bardos cantaran en tu honor. La luz te ha bendecido con la valentía que muchos hombres desearían poseer con la tenacidad de enfrentar la adversidad, porque a pesar de que todo parecía romperse. Luchaste con honor y justicia, la luz tenga en su gloria a nuestros héroes que sus nombres resuenen por siempre, la batalla ha terminado para ellos pero no olvidaremos su causa, Luz, llévale paz a sus almas. Luz, guíales en alas doradas hacia eterna calma, que nuestras voces le acompañen este su ultimo viaje. Habilidades aprendidas: Habilidades utilizadas:
  12. La lluvia caía en el campo de batalla, los gritos, el humo, el dolor la muerte y la vida, el bien contra el mal, el miedo y el valor todo se entremezcla en la cruda guerra. La guerra... siempre trae dolor y muerte, el humo cubre los cielos No permitía ver mucho, solo el caos, que es lo que queda de tal enfrentamiento Aquellos que viven quedan rotos en muchos casos deben aprender a caminar con el recuerdo de aquellos horrores que les acompañaran de ahora en más, de los actos que han cometido, de ver a sus compañeros caer. El corazón late fuertemente al retorno mientras el frio calaba las mojadas túnicas blancas, manchadas de lodo. No había momento para dudas le prometió al Justicar que no dejaría que le atormentaran aquellos sentimientos, tampoco aquellas sombras de días lejanos donde su corazón se llenó de ira, las lágrimas se confundían con la lluvia, cuantas vidas se lleva... La guerra pensó, entonces no había cansancio, los heridos no paraban de llegar. No todos han logrado sobrevivir al cruento conflicto que les toco, pero si podría sanar las heridas de aquellos que han sobrevivido, la túnica se manchaba de lodo al andar y una vez en la enfermería de sangre de aquellos soldados heridos, sin embargo, cerro sus ojos y comenzó a rezar <<Luz, te imploro permite sanar las heridas de aquellos que han combatido valientemente, que tu calidez cubra sus heridas y las cierre, dale confort a sus almas en los momentos difíciles>>. La luz escuchaba sus plegarias, cuando término salió de la enfermería notando a aquellos hombres con la mirada vacía y rota, la guerra rompe el espíritu y la esperanza de aquellos que la viven, entonces hay que sanar tal dolor, guiar para que sanen. Alzo la mirada al cielo, La guerra no cambia... Jamás lo hará, pero si dejamos que aquellos horrores nos corrompan no podremos luchar con claridad, la muerte de aquellos que han caído sería en vano, la luz nos dará la claridad para afrontar tal dolor. Sus pasos se dirigieron a la ermita, se arrodilló en la madera, sus ojos cerrados, sus manos juntas. Comenzó a Rezar por las almas de los caídos en combate que la luz les guie hacia su ultima morada, que le dé la fortaleza a quienes han sobrevivido. que le permita ser un faro de esperanza en tanta oscuridad es lo que le murmuro como súplica. Tras aquello sus pasos retornaron a la enfermería para seguir tratando heridos.
  13. Tomo su libreta caminando por el campamento dejando la huella en las zonas nevadas hasta encontrar donde sentarse, acomodo su túnica tomando asiento en la fría roca para comenzar a escribir los cánticos que iba recordando en la libreta. Su voz melodiosa y suave viajo con el viento llegando hasta parte del campamento, ajena aquello ella seguía cantando mientras escribía Brannon escucho la melodía acercándose hacia la muchacha la cual no le noto llegar hasta que este hablo, sonriendo acepto su compañía mientras continuaba preparando los versos para la misa, a pesar de que a él le costaba cargar con el peso de la armadura dada la penitencia que cargaba encima, su férrea voluntad y su estado físico le permitieron seguirle el paso hasta la ermita la cual con emoción ella le mostraba, allí será la misa. Cantar I: Gloriosa Luz: Oh Gloriosa luz, fortuna que nos acompañes, en tiempos de dificultad, Oh santa y sagrada cúbrenos con tu bendito brillo en la batalla. Bendita luz, no permitas que la oscuridad doblegue mi alma Oh luz sagrada, benevolente y santa, bendice mi arma, Para recuperar la paz, Luz cúbreme con tu protección. Gloriosa luz, bendice mi causa, sana mi alma. consagra mi espada en esta batalla. No permitas que las dudas y adversidad corrompan mi alma, oh guía mi juicio, para defender a los inocentes Oh mi sacra causa es vencer a la misma muerte que se alza, por mis hermanos, por nuestros sueños, por nuestro imperio, por nuestros padres e hijos. Oh Luz, gloriosa luz dame la valía que mis ojos no teman a la oscuridad en el fulgor de la batalla... Oh, Gloriosa luz. Habilidades utilizadas:
  14. Una mañana tranquila, tras una noche de aullidos y recolección de piedras, como puzzle del cual tenían las piezas pesadas en rocas, extrañas runas talladas sobre estas, el problema sería trasladarlas hacia la ciudad, ninguno era lo suficientemente fuerte para llevarlas. una empinada colina por la cual el aprendiz subió observando el paisaje encontrando la techumbre de un granero el cual no quedaba muy lejos de donde se encontraban los estudiantes de magia. un camino arduo dado todo lo que ya habían recorrido, sin embargo, lograron llegar a la granja, encontraron al dueño de esta tras llegar a un trato, si encontraban a sus dos ovejas perdidas y espantaban o eliminaban a los lobos que atacan a sus animales, les pasaría una carretilla para que cargaran las rocas siempre y cuando lo devolvieran. Una de las ovejas de nombre Copito yacía sin vida, Víctor se tomó muy mal la muerte de una criatura tan tierna como copito, así es como emprendieron la marcha para salvar las otras dos ovejas, buscaban moverse de manera silenciosa más una rama traicionera en el camino de uno de los magos alerto a los lobos, un combate más complejo de lo que los magos presupuestaron se llevó a cabo, el alfa demostró ser capaz de destrozar a Terroncito, pero por suerte para los arcanos lograron derrotarlos. Las ovejas estaban atrapadas en lugar donde aún no se explica como llegaron, con el compromiso de encontrar en la academia una forma de rescatarla partieron a la ciudad, cargando consigo las pesadas rocas. Antes de regresar a la granja, buscaron y estudiaron el método de poder mover aquel pesado tronco que mantenía a Nublada y Gris prisioneras (las ovejas). con el conjuro encontrado partieron, tras arduos esfuerzos y cansancio para poner en practica la teoría del hechizo que había estudiado lograron sacar a las ovejas, el granjero viendo lo que duro el combate les invito a cenar y habilito un sitio en su granero para que pasaran la noche. Consecuencias; Habilidades aprendidas: Habilidades utilizadas:
  15. De regreso de la cripta, la tristeza y la culpa por igual invadían al grupo, sin embargo, debían continuar con las actividades en el lugar, luego de hablar con el justiciar, con algo más de calma y la ilusión de realizar una misa en la ermita del campamento, Annalena bajaba rumbo a la liza de combate, pues allí estarían sus compañeros para poder compartir la noticia. al poco andar se encontró con Catrine la cual le acompaño hacia donde se dirigía, allí se encontraban los dos novicios de la cruzada escarlata, tras la noticia mientras brannon entrenaba, la maga sugirió la idea de probar un conjuro hacia el hombre, con seguridad dijo no te dará... la piedra, tras debatir y negarse a la idea accedió a recibir él la pedrada en lugar de la diacono, a resumen termino recibiendo una pedrada en la armadura, pero afortunadamente no fue de gravedad. Más afortunado y sabio cruzado que se retiró a rezar a tiempo y no tuvo que mediar entre la rivalidad por la moda y quien se veía mejor con la túnica entre Catrine y Ciel, por suerte todo se resolvió de forma pacifica, y Annalena no tuvo que responder quien se veía mejor, es una respuesta que se guardara solo para si, para no despertar una terrible guerra. Habilidades aprendidas: Habilidades utilizadas:
×
×
  • Crear Nuevo...