Saltar al contenido

Bloodmont

Roler@
  • Contenido

    40
  • Registrado

  • Última Visita

Reputación en la Comunidad

31 Excellent

1 Seguidor

Sobre Bloodmont

  • Rango
    Miembro Avanzado

Visitantes recientes del perfil

580 visitas al perfil
  1. Templado las virtudes.Cerca del bosque se encontraba un puesto de vigilancia designado para custodiar los caminos próximos a la capital de Stromgarde. Siendo ahí donde se habría citado a un grupo de servidores del imperio y la luz, con el objetivo de desarrollar sus fortalezas o aprender nuevas destrezas, pues junto como el ocaso que caía sobre el cielo, ellos no podrían ser capaces de predecir lo que les depararía el destino. Sin embargo, la esperanza de lo sembrado esa noche podría germinar algún día, como la luz que aún se asoma en el horizonte de aquella penumbra. Habilidades Aprendidas: Habilidades Utilizadas:
  2. Los frutos de la derrota."Se dice que no hay mejor forma de comprobar el temple y la habilidad que salir victorioso de una contienda, siendo esto hasta cierto punto verdad, cabe mencionar que el perdedor no tiene mejor premio de consolacion que la experiencia obtenida de atestiguar inequivocamente sus debilidades." Ahi donde los vientos peinen tanto los campos como los bosques, ahi donde las ranas surquen las orillas de los lagos y la penunmbra se cierna en el cielo, ahi mismo sera donde exista lugar para una fogata, una buena charla y una paliza amistosa para desgracia de un humilde soldado. Pero no todo se trata de ganar o perder, lo que importa es aprender...
  3. Nombre del Personaje Shurkul "Corazón de Huargo" Raza Orco Sexo Hombre Edad 20 años Altura 2,25 m Peso 140 Kg Lugar de Nacimiento Montañas de Alterac (Dominios Lobo Gelido) Ocupación Chaman Descripción Física Un fuerte guerrero de piel verde palida templado por las siempre heladas montañas de Alterac. De constitucion fuerte, sana y abundante, esas son las palabras que lo describirian. Tiene un cabello obsidiana moderamente largo, acompañado de una barba y ojos azul claro. Descripción Psíquica Prudente bajo los estandares de la tradicion orca, su respeto a la tradicion es digno de un seguidor de la sabiduria chamanica, pocas cosas mueven su fe y en todo momento su clan en su mente esta. Entiende que cada integrante de la Horda es distinto, pues la redundancia no es el ciclo de los vientos y lo plasma en su forma de pensar sobre los demas, ofreciendo nada menos que respecto a aquellos que puedan ofrecer justamente lo mismo. Ficha Rápida No (600 palabras mínimo) Historia Se trata de un orco que nació en las nevadas sierras montañosas de Alterac, bajo el cuidado del clan Lobo Gélido. Fue formado desde que era niño bajo las tradiciones orcas, siempre se encontraba deseoso de aprender más sobre estas mismas, pues tenían teñidas los nombres de los ancestros de antaño que el tanto admiraba. El destino como si respondiera a esta devoción dejo ver el hecho de que el don de lo espiritual residía en él y bajo la estrecha supervisión de los ancianos aquello no pasó desapercibido. Poco era el tiempo que pasaría con los demás miembros del clan después de ser tomado bajo el cobijo de los sabios. No dudaba en aprovechar las raras circunstancias que se daban para ver y obedecer a los orcos más experimentados en cada consejo que estos le daban referente al combate, plantando la voluntad de convertirlo también en un respetable guerrero. Casi a los 12 años ya tenía suficientemente crecido los colmillos para pasar a considerarse un adulto muy pronto y desde esos días empezó la planificación del rito Om'riggor. Uno de los chamanes del clan con los que tanto pasaba tiempo le contó con breve detalle lo que se debería hacerse, en resumidas cuentas el joven le daría caza a un animal bendecido con la ferocidad innata de su especie que merodeaba a lo largo de las montañas heladas, en este caso el animal sería nada menos que un huargo, un lobo descomunal en la hipotética posibilidad de que este se hubiese desarrollado totalmente, pero tal situación no era el caso y tampoco era de raza pura, pues se trataba de otro joven que apenas daba sus pasos a la adultez, justo como él. Estando por comenzar, se le fue entregada una lanza para el ritual, siendo bastante rustica como era de esperarse. Todo posteriormente fue preparado, el mismo había sido marcado con pinturas ceremoniales y fue dejado aventurarse al averno invernal, así comenzando con todo. La primera noche que paso bajo la inclemente naturaleza no fue amable y menos aún calmada, dado que las fuertes ventiscas y extremas temperaturas no dejaban un entorno fácil para ningún orco o aún menos para el calor de una fogata que se volvía más débil conforme empeoraba el clima. El segundo día llego y fue con un cielo bastante nublado, algunos truenos se escuchaban a la lejanía y bajo el apuro de adelantarse al mal por venir fue como él pudo rastrear unas huellas frescas que al parecer provenían de una criatura de tamaño medio. El joven siguió avanzando mientras deseaba que no fuese de alguna otra criatura distinta a la que buscaba, pero el momento de su asombro llego justo cuando localizo el charco de sangre ubicado a unos cuantos metros de su posición. La consecuencia del escenario era por parte de un animal estéril de vida, probablemente teniendo de culpable al gran lobo marcado mordiéndole las entrañas, alimentándose de él difunto con mucho desespero. En ese momento los fríos pies orcos se desenvolvieron en unos ligeros y lentos pasos, dando gracias en sus adentros de que la tormenta cercana le sirviera de camuflaje sonoro, porque de no ser así no habría sabido cómo es que pudo acercarse tan bien y poco a poco a aquel feroz depredador. La hora del clímax procedió, siendo cuando el oportunismo de su situación le rindió frutos y pudo tomar por sorpresa a su prueba. Varios días pasaron antes de su regreso, pero cuando volvió fue recibido con suma alegría, debido al evidente éxito de cacería que manchaba sus manos, cara y adornaba su cuerpo con heridas punzantes. Así fue como recibió el sobrenombre “Corazón de Huargo” pues como evidencia extra había extirpado el corazón de la criatura. Se le acepto con los brazos abiertos como un guerrero y miembro más en pleno derecho del clan. Cabe decir que tuvo un breve espacio de reflexion de regreso a su hogar, ya que en su mente añoraba otras direcciones, aunque por supuesto feliz de su éxito, se encontraba carente de intenciones de darle la espalda a la sabiduría de los ancestros que tanto hacía latir su corazón, incluso más que la apenas finalizada caza, por ello solo se convenció aun más de seguir la senda de los ancianos chamanes. A lo largo del tiempo y de una manera u otra su clan sobrevivió a las duras suertes que las montañas les depararon con los años, ya fueran hambrunas por malas cazas, conflictos con los enanos regionales u otros humanoides hostiles más. Nada impidió prosperar al pueblo y sentía que su lugar era con ellos, pero las voces apenas audibles de los vientos le susurraron en sueños el emprendimiento de un viaje, uno que terminaría tarde o temprano por llevarlo a los confines del otro lado del mar, junto con el resto de los demás orcos y sus problemas.
  4. Shurkul "Corazón de Huargo" Atributos 6 Físico 7 Destreza 6 Inteligencia 8 Espíritu 6 Percepción Valores de combate 24 Puntos de vida 32 Mana 8 Iniciativa 9 Ataque CC Sutil (Combate desarmado defensivo) 9 Defensa Habilidades Físico 1 Atletismo Destreza 2 Desarmado defensivo 1 Escalar 2 Defensa 1 Nadar Inteligencia 1 Leyes (Honor Orco) 2 Religión (Chamanismo) 1 Sanación/Hierbas 1 Supervivencia 2 Conocimientos/Historia (Clanes Orcos) Espíritu 2 Voluntad 1 Detectar Espíritus 1 Arma Lengua de Fuego Percepción 1 Advertir/Notar 1 Buscar 1 Dibujar 1 Rastrear 2 Reflejos
  5. ¡Una tarde estupenda! Despues de un dia de provechosa eficiencia cualquiera se pensaria en tomar rumbo directo a la calidez y comodidad de un recinto llamado hogar...al menos cualquiera realmente agotado. Lo anterior no se aplicaba para grupo que se propuso estirar las piernas y tomar la fresca ventisca de las afueras de la ciudad. Dando rumbo a una zona con varios pinos, pocas chozas y bastante espacio, lo cual resulto beneficioso, pues el objetivo de estar situados ahi era el de endurecer sus habilidades con las armas, siendo un casual entrenamiento entre un soldado y... una humilde sacerdote. "Los choques de las armas de madera impactaban y a la vez resonaban con cierta bravura en aquel tranquilo lugar. Las astillas se desprendían de un desgastado intento de espada contra el choque del formidable bastón de escoba.” La practica ceso poco despues de la inesperada llegada de un viajero agitado, que fue testigo de la mala racha que el soldado sufrio ante una subestimada (pero no menospreciada) Diácono, la cual resultando bastante habil. Se acordo un "empate" por el bien del honor del hombre de ley y estos dos ex contricantes antendieron mejor al viajero, el cual no era corto en confianza, ya que en su honesta preocupacion reviso de pies a cabeza al pobre apaleado, cerciorandose de que estuviese bien y de que la cartera se esfumase sigilosamente de sus bolsillos. No corto de humildad tambien ayudo por voluntad propia a dar cierta informacion relacionada con el ya fallecido Alfred, ofreciendo unos escazos, pero quizas valiosos datos sobre cierta elfa. Despues el trio procedio a regresar a la ciudad, alzando uno de ellos la propuesta de invitar una agradable comida, siendo este benefactor el buen samaritano que salio de los arbutos. Asi fue como al caer la noche John se percato de que gano unos cuantos moretones, junto una dudosa informacion, un estomago bien lleno..., ademas de la ausencia de unas cuantas monedas en su bolsillo.
  6. Bloodmont

    John Kesler

    Nombre: John Kesler Atributos 8 Físico 7 Destreza 6 Inteligencia 6 Espíritu 6 Percepción Valores de combate 32 Puntos de vida 24 Mana 8 Iniciativa 10 Ataque CC (Espadón Pesado) 9 Ataque CC (Lanza ligera) >8 Ataque CC Sutil (Daga) 9 Defensa Habilidades Físico 2 Atletismo 2 Espadón Pesado 1 Lanza ligera Destreza 1 Daga 1 Equitación 2 Defensa 1 Nadar Inteligencia 1 Artillería (Balistas) 1 Leyes (Reinos Humanos) 1 Sanación/Hierbas 1 Supervivencia 1 Conocimientos/Historia (Reinos Humanos) Espíritu 1 Voluntad Percepción 1 Advertir/Notar 1 Rastrear 2 Reflejos Especializaciones Aptitudes físicas: Golpe temerario (aprendiz) Golpe de Escudo (aprendiz)
  7. Bloodmont

    John Kesler

    Nombre del Personaje John Kesler Raza Humano Sexo Hombre Edad 24 Altura 1.88 M Peso 87 kg Lugar de Nacimiento Ciudad de Stromgarde Ocupación Soldado Imperial Descripción Física Un tipo alto de aspecto ario con pequeñas cicatrices en el cuello, tiene el pelo castaño oscuro de un largo medio, con ojos ámbar y una complexión significativamente sólida. Posee unos brazos y hombros anchos, una robusta, aunque no brusca figura, la cual es acompañada de una musculatura notoria. Descripción Psíquica Es conocido por tener cierta imparcialidad en temas que no involucren la milicia. Posee una inclinación hacia la violencia cuando se trata de rufianes. La costumbre diaria que conllevo ver toda su vida delitos y arrestos en el barrio vecino le propicio ciertos rasgos, ya que podría decirse que las autoridades de Stromgarde no eran para nada tolerantes al momento de dictar una pena. Aprendiendo este ejemplo y sumado a una dura vida, le indujeron una conducta agresiva en particular. En lo que respecta al trato con cualquier otro tipo de persona, se puede decir que es casi decente, buscando ser vagamente respetuoso. Ficha Rápida No (1000 palabras mínimo) Historia Pertenece a la mítica ciudad del antiguo Imperio de Arathor, donde varios nobles migraban hacia el norte para tener una mejor posición política con Lordaeron, dejando poco a poco en desgracia la ciudad de Stromgarde, la cual antaño podía ser considerada la joya de la humanidad. Desde que la economía comenzó a decaer aún más después de las consecuentes guerras, el orgulloso reino no hizo más que debilitarse, un corazón que se acercaba a su fin con cada latido, sirviendo de evidencia viviente la cada vez más arruinada población, entre estos, su familia. Esto en consecuencia causaba que sus padres tuvieran que trabajar muchas jornadas extras, pasando gran parte del tiempo sacándose callos en las manos para poder llevar pan a la mesa. La vida era dura, ya que requería un esfuerzo constate, pero no era mala. Su hogar no se posicionaba en el mejor de los barrios, siempre había peleas y escaramuzas en las calles, ¿Cuántas zonas decentes poseía tal ciudad? No muchas, eso lo tenía claro. Cuando estaba en las calles tendía a meterse en alguna que otra pelea con los otros niños, no era bueno socializando, él lo admite, pero jamás dejaría que le tentaran la paciencia así como quisieran, gracias a su complexión y tamaño agraciado se le facilitaron bastante las cosas. Algunas veces volvía a casa con moretones de las peleas en las que no salía impune, su madre lo regañaba a punta de gritos, al verlo con rasguños y las ropas maltratadas provocaban en ella una mirada furiosa y represiva que en su vida jamás olvidara, por otro lado, su padre era de actitud más calmada, usualmente lazando la tan típica pregunta en broma de cómo habían quedado los otros. Él tuvo por lo menos algunos cuantos contactos con caballos, era una suerte que hubiese un establo en el vecindario de al lado, así que aprovechaba mucho las escapadas para ir a ver a las bestias y se tenía suerte, de convencer al dueño de dejarle montar a uno de los corceles un rato si le ayudaba a limpiar, tal hombre era un anciano así que solía aceptar a regañadientes la oferta. Cada vez estaba más ansioso de salir de casa, pareciera que le entro una fascinación pasajera con estas criaturas, pues comenzó a salir cada vez más, entre las peleas con lo demás niños y esto, prefería pasar el tiempo apostando consigo mismo cual de los corceles era el más rápido y siempre depositaba su fe en aquellos famosos blindados de guerra. Nadie se podía considerar así mismo ciudadano de Stromgarde y desconocer de corceles, por lo menos los básico se tenía que saber. El divagaba con tener en su adultez una gran finca con los caballos más veloces que el reino pudiera tener, aunque le gustaban nunca pensó seriamente en volverse algún jinete de guerra, porque al tener que hacerlo probablemente tendría que acabar con la vida de los caballos enemigos, podía tomar un arma de madera e imaginar que era el guerrero más diestro, sean trols o hombres, para el no era un problema acabar con la existencia de aquellos que osaran hacerle frente, pero el solo pensar en aquella montura inocente obligada a cargar a la batalla y el verse obligado a lidiar con ella es un pensamiento que lo abrumaba, jamás alzaría su hoja en contra de tan nobles bestias en otras circunstancias, pero en la guerra es mas que necesario. Cuando su padre volvía de la construcción siempre pasaba a darse una vuelta en aquella taberna que siempre frecuentaba, tanto deseaba pasar un poco de tiempo con el que lo acompañaba. Sabía que el tabernero tenía un hijo, un flacucho pequeño, y de ser sincero no le caía nada bien a primera instancia, tanto así que llego a meterse en una pelea de la que posiblemente algunos dientes de leche salieron volando. Nunca hubiese imaginado que desde ese día pasaría a ser como su hermano. Comenzaron a pasar tiempo juntos, desde ocasiones en las que se emborrachaban con el vasto almacén del tabernero, esto se llevaba a cabo claramente a escondidas de sus padres, hasta vislumbrar musas a escondidas, que, para dejar las cosas claras, él no era un pervertido, solo fue llevado por el mal camino que su osado hermano le condujo. En las calles pobre de aquellos que se enfrentaran a este par, pues con su tamaño y la destreza de su compañero salían victoriosos contra cualquier cabronazo que les estorbara. Aún recuerda bien la primera vez que tomo una arma verdadera, fue un mandoble de pomo oxidado que su padre tenía bien guardado, era de un significante peso y una hoja con varios rayones pero que aún podía cortar, a veces se iba a atrás de la casa a repetir lo mismo ejercicios que su padre le había enseñado, tampoco es que fueran lecciones de un maestro o un experto del esgrima, a le bastaba con saber cómo sostener un arma pesada, el asunto de como pillar con la guardia baja al adversario o parar la espada enemiga era un lujo que habría de descubrir más adelante. Así que se decidió a ello, sería un soldado de su nación y se dedicaría a alzar la ya escasa gloria de su patria, el hecho de hacerlo en lo que creía que era bueno solo afianzo su decisión, además, el hecho de beneficiarse monetariamente ganando algo de plata de ello no le vendría mal. Así que con su hermano no de sangre, los dos se envalentaron para tomar la decisión, no sin antes celebrar en la taberna la tan brillante idea, la cual les traería honor, gloria y dinero, aunque quizás no por igual. Todavía recuerda bien esos días, donde todo era más sencillo, tal vida cambio cuando ambos decidieron enlistarse al ejército y contribuir con sus migajas a la causa. El no se esperaba que el insomnio de las tan oscuras noches, las marchas pesadas e interminables y la constante sensación de alerta hubieran sido la rutina de cada día.
  8. Ajusta sus hombreras, pone su espada en una desgastada y ordinaria funda de cuero, poco después da un vistazo a la cama del cuartel con tentación para posteriormente tomar su casco y acudir a la llamada del cabo. (Me uniré a la misión con el recluta, de morir no pasa)
  9. Últimamente he estado muy ocupado por el trabajo y los estudios, por eso siento que he estado mas ausente de lo normal. Estaré unos días fuera de los eventos.
  10. Bloodmont

    Altrion Albaurora

    Atributos 6 Físico 5 Destreza 9 Inteligencia 6 Percepción Valores de combate 24 Puntos de vida 27 Mana 7 Iniciativa 7 Ataque CC (Espada Pesada) 7 Defensa Habilidades Físico 1 Atletismo 1 Espada Pesada Destreza 1 Espada Pesada 1 Cabalgar 1 Escalar 2 Defensa 1 Nadar 1 Sigilo Inteligencia 1 Leyes 1 Sanación/Hierbas 1 Evocación Básica (Arcano) 1 Conjuración Básica: Tierra 1 Invocar Elemental Menor: Tierra 1 Sanación Elemental Menor 1 Abjuración Básica 1 Encantamiento Básico 1 Detectar Energía 1 Transmutación Básica 1 Supervivencia Percepción 1 Advertir/Notar 1 Comercio 1 Etiqueta 1 Rastrear 1 Reflejos 1 Rumores Especializaciones/Escuelas: Conjuración Elemental menor: Tierra Atributos 7 Físico 5 Destreza 5 Inteligencia 4 Percepción Valores de combate 28 Puntos de vida 15 Mana 6 Iniciativa 9 Ataque CC (Desarmado) 7 Defensa Habilidades Físico 2 Desarmado Destreza 2 Defensa Inteligencia 1 Abjuración Básica Percepción 2 Reflejos
  11. Bloodmont

    Altrion Albaurora

    Nombre del Personaje Altrion Albaurora Raza Quel'dorei Sexo Hombre Edad 71 años Altura 1. 75 metros Peso 70 kg Lugar de Nacimiento Silvermoon-Quel'Thalas Ocupación Aprendiz de mago Descripción Física Es un joven de estatura media con una complexión fuerte pero delgada, anchos hombros y espalda, se puede apreciar su visible pecho cuando se alza repentinamente (probablemente de estar sentado o recostado) y toma su porte natural, aun que queda oculto con las prendas que normalmente usa, que son casi siempre de manga larga, ocasionalmente tratando de ocultar sus brazos por motivos desconocidos. Su cabello es similar a una cascada dorada que baja hasta tocar sus hombros, ojos azul celeste y rasgos faciales semi-finos y de una tes considerablemente pálida. Descripción Psíquica Curioso y contemplador es lo que describe a primera vista a Altrion, y pero teniendo cuidado y observándolo mejor es un joven amable de cultos principios, que disfruta de conversar con todo tipo de personas, escuchando con atención cada historia y mostrando una sonrisa que aun que débil, sincera. Uno de los mayores placeres de la vida para el es la investigación, varia según lo que tenga en mente pero cosas como temas de conocimiento arcano estarán en sus primeras ideas. Ficha Rápida si (300 palabras mínimo) Historia Era una tarde de tormenta, el cielo permanecía nublado por varias horas desde el amanecer y demasiadas personas estaban refugiados en sus casas, la temporada de lluvia había llegado y eso significaba noches de frió y personas ansiosas de llegar a sus cálidas camas. En poco tiempo se preparaban para la recolección de la cosecha, eso dejaba un ambiente de tranquilidad pues ya se estaban preocupando poco por ello, todos estaban muy alegres por la zona. En una habitación que servia también como una oficina, se encontraba una persona escribiendo en unas hojas iluminadas por una vela que parecía haber estado encendida algunas horas, las gotas de cera bajaban por la vela creando una laguna abajo del recipiente que la sostenía. Un joven elfo escribía desde hacia ya vario tiempo textos con signos antiguos, en su rostro se apreciaba el cuidado con el que lo hacia, la tinta negra como la noche relucía especialmente en los signos que ahí estaban. Dejo la pluma aun lado, ya casi había terminado, su mirada que estaba fija en las hojas se fue moviendo despacio hasta la ventana, podía ver una paisaje rodeado por el agua, y sentía como la ventisca golpeaba los cristales de la ventana, en ese momento parece que algo paso por su mente... "¡Los muros fueron atravesados y la defensas destruidas, la guardia al igual que todo fue vencida en pocas horas. Poco queda de vida en las calles centrales!...el resultado es un genocidio abrumador" *El sonido del fuego apagándose y de estructuras crujiendo desde los cimientos apunto de caer acompañaban la voz* El permanecía ahí, quieto, nada lo perturbaba, después de unos segundos parpadeo un par de veces y regreso de nuevo a la realidad, lucia de alguna forma perdido, confundido. Pensamientos que no debían salir estaban tocando la puerta de su conciencia, y tocaban con una fuerza abrumadora, pero lo que parecía una frágil cerradura resulto ser mas resistente de lo que podía parecer. Tomo nuevamente la pluma y siguió escribiendo mucho mas tiempo. Esa noche fue tan fría pues no pudo sentir calor alguno, lo que era de noche quizás se extendió a días.
  12. El mundo es pequeño, bienvenido Ulfrit!, es casi una garantía que la pasaras bien aquí
  13. Bloodmont

    Kurter Harmony

    Atributos 8 Físico 6 Destreza 6 Inteligencia 6 Percepción Valores de combate 32 Puntos de vida 18 Mana 8 Iniciativa 9 Ataque CC (Lanza pesada) 10 Ataque CC (Espada pesada) >7 Ataque CC Sutil (Espada ligera) 8 Defensa Habilidades Físico 2 Atletismo 1 Lanza pesada 2 Espada pesada Destreza 1 Espada ligera 1 Cabalgar 1 Escalar 2 Defensa 1 Nadar Inteligencia 1 Fauna 1 Leyes 1 Navegar 1 Sanación/Hierbas 1 Supervivencia 1 Tradición/Historia Percepción 1 Advertir/Notar 1 Etiqueta 1 Rastrear 2 Reflejos
  14. Bloodmont

    Kurter Harmony

    Nombre del Personaje Kurter Harmony Raza Humano Sexo Hombre Edad 20 años Altura 1.80 metros Peso 72 kg Lugar de Nacimiento Ciudad de Stromgarde Ocupación Soldado imperial Descripción Física Un hombre alto de aspecto ario sin cicatrices, tiene el pelo castaño oscuro de un largo normal, con ojos ámbar y un complexión significativamente fuerte acompañado con musculatura notoria. Descripción Psíquica Es conocido por ser sereno y portar cierta imparcialidad ante otros, claro que esto es por la costumbre de ver toda su vida delitos y arrestos en el barrio vecino donde el vivía, pues las autoridades con las que el se topaba en Stromgarde no eran nada tolerantes ante lo bandidos y generalmente los apalean en cuanto los atrapaban. Se puede decir que es amable pues no busca mas que ser respetuoso ante todo. Ficha completa Si (1000 palabras mínimo) Historia Pertenece a la mítica ciudad del antiguo Imperio de Arathor, donde varios nobles migraban hacia el norte para tener una mejor posición política con Lordaeron, dejando poco a poco en desgracia la ciudad de Stromgarde que antaño era la joya de la humanidad. Desde que la economía comenzó a caer en la segunda guerra el reino de Stromgarde desgastado por la guerras contra la Horda orca , la gloriosa ciudad comenzó a debilitarse con el tiempo , dejando cada vez mas en la ruina a muchos de sus ciudadanos, entre ellos su familia. Esto en consecuencia causo que sus padres tuvieran que trabajar mas tiempo para poder llevar una vida relativamente estable. Un grupo de soldados cabalgaban por la ciudad a una velocidad media, no aumentaban el ritmo por estar en esa zona pero reflejaban estar apresurados. Los ciudadanos ahí presentes solo se apartaban del paso y miraban como ellos partían hacia la salida de la ciudad. Un niño ahí, pudo ver la escena, el estaba de vuelta a casa cuando eso sucedió. Siguió caminando hacia su hogar algo pensativo cuando vio a un hombre esperando afuera de la casa mientras escribía unas cuantas cosas. Cuando los dos se vieron el niño avanzo a mayor ritmo hacia su padre, un hombre que se veía de unos 30-40 años, el cual guardaba la libreta y se apresuro para recibir a su hijo. "Padre, ¿por que lo soldados siempre están marchando afuera y no se quedan para proteger la ciudad? *Dijo el en cuanto lo se acerco mas a su padre, el chico tenia una con camiseta de tela limpia y unos pantalones con un poco polvo por sentarse en la tierra* El padre mira al hijo con una sonrisa, en su rostro se le notaba cansancio, una fatiga por las duras jornadas de trabajo. Posa su mano en la cabeza del chico y lo despeina un poco dejándolo con el pelo desordenado "Ellos van a luchar contra todos los que representen un peligro para el reino, para nosotros hijo. Salen y avanzan hacia un destino de peligro y aventura para resguardar nuestra querida ciudad, Stromgarde" *Su voz suena tranquila tal vez por la calma que sentía o el cansancio que lo abrumaba* Solo unos ojos enormemente abiertos veían al padre que pareció captar el asombro de su hijo. El hombre sonrió nuevamente y se sentó junto con su hijo en el pequeño jardín que estaba en su casa. "Si yo fuera como ellos podría viajar y a la vez protegerlos a ti y a mama *dice esto con mucha euforia sonriendo* ¿Y si me convierto en un soldado cuando sea mayor padre? *el niño solo podía desprender alegría en la pregunta* Su padre solo lo miro, y borro la sonrisa que tenia en el rostro, procedió a mirar de manera seria al niño que estaba en su delante. "Hijo, es cierto que ellos tienen una buena misión al final de todo, pero están destinados a canjear su vida por la seguridad del reino. No quiero un destino así para ti, yo y tu madre haremos lo mejor para que tengas una vida digna y diferente. Ahora vamos a comer si no tu madre se molestara con ambos "termina esto con una sonrisa paternal y es acompañado con su hijo hasta adentro de la casa* Los años pasaban poco a poco para el joven Kurter, que con forme este se desarrollaba iba apoyando a sus padres en lo que podía, siempre siendo una persona de pensamiento humilde como sus padres lo habían criado, pero algo en el deseaba mas, algo no le satisfacía. En toda la ciudad se encontraban anuncios del ejercito para los reclutamientos, ofreciendo paga y comida a quienes se unieran. Todos los días los veía y llegaba a casa considerando unirse al ejercito imperial, por consideración a sus padres siempre lo descartaba, un día sitio que no podía ignorar mas las solicitudes del imperio, corrió hacia el primer puesto que vio anotando sus datos y entregando algunos documentos que había traído previamente de su casa. Los soldados lo pesaron, midieron su estatura, y trajeron a un medico para que revisara como era su salud, pasando esto le dieron el documento sellado que indicaba que estaba en proceso de unirse al ejercito. Tan pronto como acabaron el papeleo, partió a hacia su hogar, donde sus padres ya estaban ahí, sentados esperando que la comida estuviera terminada. Su padre barría la casa y su madre seguía en la cocina. Llego a su hogar, abrió la puerta y sus padres estaban para recibirlo, pero notaron que llevaba una documento consigo, y estos le preguntaron de que se trataba, el contesto, pero al parecer esto dejo muy perplejos a ambos que solo se miraron mutuamente. Ambos dejaron de mirarse y uno de ellos suspiro, conociendo la naturaleza de su hijo solo pudieron abrazarlo y saltarse toda discusión que pudo haber surgido. Antes de que se fuera pasaron algunos cuantos días juntos hasta que llegara el momento de irse, solo estaban deseaban mucha suerte a su querido hijo. Llegando a la base militar se le comenzó a instruir de manera rápida como era, y lo significaba la vida de un soldado, dando como lección principal que ante cualquier cosa tenían que darlo todo por el reino de Stromgarde y el imperio. También tenia lecciones básicas de teoría pero estas eran mínimas, viendo temas como logística. Escribía a sus padres siempre que tenia oportunidad, pues aun se preocupaba por la seguridad de ellos. En lo que mas se centraba era en como sostener una espada y esgrimirla lo mejor que podía pero sabia que esto no lo iba aprender en pocos días, practicaba con mucho de su esfuerzo en todos los entrenamientos diarios. Aun se preguntaba a donde lo llevaría estar con el ejercito, los días eran duros, pero era lo que esperaba desde antes de entrar a los entrenamiento, esperaba que cuando lo enviaran a algún lugar, fuera a uno interesante donde pudiera servir fielmente y de alguna manera realizar su metas y objetivos.
  15. Me parece una buena idea lo que dice Imperator
×
×
  • Crear Nuevo...