Imperator

Roler@
  • Contenido

    238
  • Registrado

  • Última Visita

  • Days Won

    18

Imperator last won the day on December 10

Imperator had the most liked content!

Reputación en la Comunidad

204 Excellent

Sobre Imperator

  • Rango
    Miembro Avanzado

Visitantes recientes del perfil

1.052 visitas al perfil
  1. La tarea de Worbim

    Worbim, informe oficial de la mina. No sé como se hace esto, en realidad. Nunca he escrito un informe, solo me han hecho firmarlos cuando he causado algún disturbio en una ciudad importante o base militar en la que he trabajado. Hubo una vez incluso que me amonestaron por levantar la falda a una dama que pasaba por el barrio comercial...Los tiempos cambian y son duros, antes no se castigaban ese tipo de cosas, pero estos humanos son cada días más sensibles. Eso me recuerda a que...-una mancha de tinta interrumpe levemente la frase y la lectura de estas líneas* Bueno, el señor Roll me ha dicho que vaya al grano mientras escribo esto, así que contaré lo que ocurrió. Era un día de mierda, con olor a muerto, sudor y sangre, como es común en este lugar. No sé por que quiere nadie vivir aquí, luego el raro soy yo. Me encontraba manteniendo una dialogo con el intendente Ezequiel, como hacía de costumbre, por la falta de suministros para poder reparar armas y armaduras o en su defecto, fabricarlas. Cuando de repente apareció un viejo, un elfo y un humano caballero. Al principio pensé que era el típico cuento en el que todos nos hacemos amigos y destruimos un collar mágico que contiene el alma de un señor malig- otra mancha de tinta inhabilita la visión de las siguientes líneas- Bueno, estos amables servidores decidieron ayudarme en mi problema. Comuniqué que había una mina abandonada cerca de la Vigilia, y por temerosidad o excusas baratas se había decidido ignorarla por el momento. Yo, en mi valentía, convencí a estos bravos guerreros para explorarla y con suerte, asegurarla. Partimos unos...No me acuerdo, pero partimos unos cuantos hacia la mina. Yo, con mi enorme sentido natural, guíe a los inexpertos soldados hacia la Mina. En cuanto llegamos el lugar estaba abandonado, o lo parecía. La cueva estaba oscura y por alguna extraña razón todo parecía mantenerse estable de forma antinatural, es decir, algo o alguien había reparado o colocado las vigas para evitar el derrumbamiento. Cuando íbamos a entrar, decidí detener al caballero humano, Jared. Era valiente, pero insensato. Decidí ordenar que trajeran refuerzos, que mis sentidos habían detectado. Este aceptó, además el viejo sacerdote Miguel decía que quería retirarse o algo así, pero yo le dije: " A caso no somos defensores de la Luz y estamos obligados a erradicar a todo ser impuro y maligno" Este se limpió las lágrimas y decidió darme la razón. En cuanto llegaron los refuerzos, bueno, entramos y tras una serie de infortunios, el elfo, Eleandris, dijo que notó algo, pero que no era importante. Jared, ahora que somos amigos los tutearé, decidió seguir inconscientemente hacia delante. Yo intenté detenerlo, más una enorme bestia de casi tres metros, no tres no, cuatro metros apareció. Engulló al pobre Jared, más en mi valentía disparé un rayo de luz contra la bestia, salvando la vida de este. Ideamos un plan perfecto para sacar a la bestia del interior del suelo. Me coloqué como cebo, pese a las insistencias del gnomo mudo ese. Cuando esta apareció, la aturdí con un golpe de mi hacha y la arroje dentro del agujero, junto con una prenda en llamas. El humo la ahogaría o la haría salir a la superficie, je. Era un plan perfecto. Pero el elfo, que por alguna extraña razón se quiso hacer el héroe, fue atrapado y violado por la bestia. Lo de la violación es importante destacarlo, pues estaba rodeado de una tela pringosa blanca. Podría tener huevos dentro de su cuerpo, yo recomendaría quemar-otra mancha de tinta interrumple los siguientes improperios de Worbim- En resumen, cuando nos enfrentamos a la bestia, pues fuimos a rescatar al noble Explorador...Un Iniciado Argenta decidió dar su vida para proteger la mía. Sabía que mi vida era demasiado incalculable como para perderse, pero bueno, lejos de seguir diciendo el valor que tengo, con ayuda del grupo variopinto, conseguí cercenar su cabeza. La mina ahora es segura, lo juro por mis Ancestros. Thomas levantó la vista del informe. En frente de su mesa, permanecía Worbim, sentado con una sonrisa amplia adornando su rostro. El escudero alzó una ceja y buscó las palabras adecuadas para tratar con el conflictivo enano sin tener que volver a castigarlo por insubordinación, algo a lo que se había aficionado el Sargento Krauser. - ¿De verdad fue esto lo que ocurrió, maese Worbim? - ¡Se lo juro por mis Ancestros! No pregunte a los demás, está aún afectados por lo ocurrido y tienen una historia paralela a la realidad. Puede confiar en mí, palabra de enano. - Bueno...*deja escapar un suspiro, acariciando la barba* Gracias por su servicio, ya se le informará por si lo necesitamos más adelante. - Vale, obviaré que no se me entrega una medalla por este servicio, pero pondré una queja. El enano se levantó de la silla, malhumorado y soltando improperios. En cuanto abandonó la Atalaya en construcción, Thomas se paso la diestra por el rostro, pidiendo a la Luz paciencia. -------------------------------------------------------------------------- Resumen. Evento masteado por: @Imperator, duración desde las 7:15 pm hasta las 23:00 pm. Participantes: @Kario como Jared. Habilidades usadas: Jared: Advetir/notar - Atletismo-Maza-Defensa-Detectar entes malvados-Crear Luz-Reprender Esencia- Esencia Sagrada-Estudio Criaturas Heréticas @Izuriel como Eleandris. Habilidades usadas: Advertir/notar, Rastrear, Supervivencia/Cazar, Ingeniería, Atletismo, Dagas, Evocación Básica (de forma pasiva) @Archibald como Penitencia. Habilidades usadas: Reflejos - Esencia Sagrada - Purificar Agua - Ráfaga de sanación. @Thorch como Miguel. Habilidades usadas: Imbuir arma, Detectar entes malvados, Advertir/notar.(editado) Consecuencias: - Se asegura la mina, erradicando a la bestia perdida que allí se encontraba. - El Iniciado Argenta y su cadáver son mantenidos y preparados para partir en la próxima carreta de suministros hacia al Tumba. - Worbim dejará por un tiempo de molestar. - La Iniciada Manuela se encargará de corroborar la seguridad de la mina y su defensa posterior, así como de Worbim repararla hasta que pueda ser funcional.
  2. Respuesta para Penitencia

    Alabada sea la Luz, protectora de los justos. Vuestra llegada me fue reportada, así como vuestra anterior petición, la cual ha sido respondida. Me alegra ver como la Iglesia envía fieles dispuestos ayudar a los hermanos del Norte para nuestra noble causa contra la No-muerte y la herejía en su estado más caótico y puro. Son enemigos que no conocen la rendición y el miedo, pero bien es sabido que los hijos de la Luz tampoco desfalleceremos ante la oscuridad, por poderosa que esta pueda ser. Seguramente no quiera seguir leyendo mis delirios, así que le contestaré a su petición y recomendaciones. La Falta de suministros medicinales como plantas o utensilios más delicados, preparados para la operación están encargados en la segunda caravana. En la primera, la comida, el agua, los repuestos y demás materiales primordiales fueron atendidos antes debido a su urgencia. Por ahora, tendrá que conformarse con lo que tiene, más seguro que la Luz en una gran aliada a la hora de poder sanar heridas. En cuestión a los animales, ese lobo no es uno simple. Está entrenado para el combate y la protección de la joven muchacha Alondra Benet, por lo que tiene mi beneplácito para acompañarla por la Vigilia, exceptuando la cripta o la futura Capilla que está en construcción, lugares donde no requiere la protección de tan noble animal. Le aseguro mi diestra a que ese lobo no os atacará sin razones de peso para ello, podéis confiar en mis palabras. Sobre la madera, seguramente haya llegado de nuevas y todavía no haya podido ver todo o no se le permita acceder a determinados lugares donde guardamos los suministros, pero no se preocupe, es algo comprensible. Hay suficiente madera para construcción y para calentarnos en el frío invierno que nos acecha, pero por supuesto, cada mes recibiremos un suministro de madera que le garantizo que llegará. Sobre las nulas normas a la que usted se refiere en el principio de la carta, puede hablar con el Intendente Ezequiel para debatir la seguridad. No es muy hablador, y a veces algo brusco, pero sin duda estará muy dispuesto a debatir con usted las medidas de seguridad, o si lo requiere y no es convencido por Ezequiel, puede pasar al Sargento Krauser su petición y este con gusto le dará una cita privada. Confío en que se sentirá más seguro después de mis palabras. Muchos de aquí han servido durante años en estas tierras, saben como defenderse. Tenacidad, hermano, pero sobretodo confianza y esperanza. Atentamente, Thomas Benet. @Archibald
  3. [Misiva] Al Escudero Thomas Benet

    La misiva llegaría con el paso de los días, en manos de un enano Escarlata, escoltado por dos Iniciados Argenta. Alabada sea la Luz y aquellos que defienden su filosofía. Me alegra saber que habéis conseguido reuniros con vuestro querido amigo y hayáis conseguido establecer un negocio en la noble fortaleza del Clan Colina de Hierro. Pese a que las noticias de Trabalomas ya me habían llegado por manos de un hermano, esto no significa que me apene o las ignore, más la guerra en las apodadas, Tierras de la Peste, así como la administración de la Vigilia me impiden poder hacer mucho más que advertir o dar cobijo a aquellos que huyan de la guerra. Confío en que las gentes de Trabalomas, junto con vuestro pueblo, consigan sobreponerse a esta época oscura de la que nadie parece librarse. Así como os escribo esto, en lo que si la Luz lo quiere, llegará en manos de uno de vuestra raza, junto con dos Iniciados de mi orden. El primero se quedará por insistencia del mismo, más los otros dos Iniciados volverán junto con el neófito Olwen, el cual tiene orden de volver a la Vigilia de forma inmediata. Más tarde, si se acepta la propuesta que os voy a citar a continuación, podrá volver libremente. Os propongo lo siguiente: El comercio nos vendría perfecto para aquellos materiales, comida, etc que no son tan fáciles de conseguir en estas tierras, no al menos de una forma económica aceptable. Con esto, nos veríamos recompensados y podríamos ofrecer una amplia variedad a aquellos que decidan asentarse aquí, así como mayores premios para nuestros loables defensores. La comunicación y la transmisión de rumores y mensajes se verían incrementadas, así como las relaciones con los enanos de Colina de Hierro y mi orden. También, ofrecer un lugar de descanso y oficio para mi orden, donde puedan establecerse para labores diplomáticas y de reclutamiento. A cambio, estos ofrecerán protección gratuita a vuestra taberna, así como serán los encargados de proteger la caravana que saldrá cada principio de mes y de traerla de vuelta sana y salva y será solo nuestra responsabilidad su escolta. Ya sea una respuesta negativa, como un sí o tenéis algo que añadir o negociar, mandad respuesta junto al neófito y mis hermanos, pues estaré abierto al diálogo. Firmado, Escudero Argenta Thomas Benet. Protector de la Vigilia de la Luz. PD: El herrero es bastante tenaz con el martillo y la forja, pero...Ya ha habido unas cuantas peleas y discusiones debido a los improperios que expulsa por la boca cada vez que una mujer pasea cerca de su herrería, más mi buen hermano Roll, enano también, se ha propuesto reeducarlo y sin duda, será digno de verse. @Archibald
  4. Vigilia de la Luz (Lore)

    Roll Gran Cabeza Edad: 76 años Ficha: Salud 24/24 Maná 20/20 Ataque 10+1d10 Defensa 12+1d10 Equipo: Toga acolchada reforzada (Absorción 2, estorbo 1) Maza de una mano. Iniciativa: 9+1d10 Habilidades: Habilidad mágica 13+1d10. Defensa mágica 15+1d10 Refuerzo de Energía: (Duración 6 turnos) Supresión Arcana Escudo de Energía Cadenas Mágicas Raza: Enano Rango Hechicero Arcano Argenta y encargado de los asuntos mágicos, así como consejero y guía de los administradores de la Vigilia. Defectos y virtudes: [Hablador]: Todo lo que la Escudera mantiene su silencio, Roll no callaría ni aunque una manada de necrófagos estuviera delante. Desde que ha llegado a la Vigilia ha perseguido a cada persona relevante de esta y ha mantenido una conversación de mínimo horas, así como de constantes preguntas. El Sargento Krauser tuvo que ser separado por algunos soldados, pues estaba dispuesto a silenciarlo el mismo y se ha decidido mantener a ambos alejados por un tiempo. Ezequiel prefiere esconderse en la armería, echando la llave cada vez que aparece y quizás solo el Padre Miguel consigue satisfacer al viejo enano. [Fumador]: Cuando la carreta de suministros llegó, Thomas se extraño al ver una mula solitaria de más, cargando dos fardos. A lo primero pensó que era heno, pero lejos de la realidad. Los dos fardos eran tabaco, todos para Roll y ninguno, por encima de cualquier circunstancia, incluso de vida o muerte, podían ser tocados sin su consentimiento. Tras esto, llegó la segunda advertencia...La misma mula volvería cada mes con los mismo fardos, y pobre de aquellos defensores que fracasaran en su escolta...El Tabaco era tan importante como el agua y la comida. [Gran Cabeza]: Es fácil pensar que es Gran Cabeza es un apodo, pero lejos de la realidad, es el apellido que acompaña a su familia. Las bromas en un inicio no fueron pocas, pues desgraciadamente el apellido acompaña a su enorme cráneo. Pero de todos es sabido que los enanos tienen un gran humor, salvo cuando es familia o el chiste proviene de alguien que no es enano. El último que mencionó su cabeza fue apuñalado en el ojo por su pipa. [Sabio]: Los enanos, pese a sus defectos, son sabios y conocen bastante sobretodo lo relacionado con la guerra, historia y tradición. Roll no es menos, pues incluso por sus estudios tal información natural se ha visto incrementada. Ayudará en todo lo que pueda aquellos intelectuales que quieran expandir su sabiduría, así como instructor de magia o historia enana. [Amable]: Roll, pese a todos sus defectos y virtudes, un enano amable y abierto, dispuesto a tender la mano a todo aquel que le muestre un mínimo de aprecio y ser merecedor de ello. Ha sabido entrar en cualquier corazón de los que ha seguido, incluso siendo el único amigo de la Escudera Shyranna. Todo aquel que este crea que merece su amistad, será alguien que tendrá un amigo de por vida y sobretodo, un gran aliado en toda cruzada personal.
  5. Vigilia de la Luz (Lore)

    Escudera Shyranna Villárbol Edad: 93 años Ficha: Salud 26/26 Maná 16/16 Ataque 13+1d10 Defensa 11+1d10 Equipo: Malla Acorazada (Absorción 4 estorbo 3) Escudo Medio, Espada Pesada Iniciativa: 12+1d10 (Sin tener en cuenta estorbo) Habilidades: Habilidad mágica 12+1d10. Defensa Mágica 9+1d10 Imbuir Arma (Duración 5 turnos), Someter el Mal, Punición, Toque de Luz Habilidades interpretativas (Rastreo, advertir/notar, etc...) 11+1d10 Raza: Quel´dorei Rango Escudera de la Orden Argenta y encargada de la seguridad exterior de la Vigilia. Defectos y virtudes: [Lobo solitario]: Shyranna siempre se mantiene distante siempre que se encuentra en el campamento o de descanso. Su actitud la ha cosechado pocas amistades, aunque también casi ningún enemigo dado que no es alguien que destaca por sus habilidades sociales. Esto hace que aquellos soldados que parten con ella no tengan una gran relación con su líder, ni una fidelidad ciega más allá de sus votos. [Nada de bromas]: La seriedad de Shyranna no es una sorpresa para sus hermanos, llegando a incluso a no entender el humor de la mayoría de humanos que compone la orden, ni mucho menos los chistes enanos. Su historial destaca bastante este aspecto, indicando allí donde va que no desea ser perturbada con tonterías, y de hacerse, las consecuencias serían nefastas para aquel que hiciera oídos sordos a su advertencia. No tiene tiempo para bromas ni diversión, ella solo ha venido para cumplir su objetivo. [Firmeza]: Aunque las habilidades sociales no sean lo más destacado de la Escudera, sin duda su compromiso para con la Orden es indudable. No tiembla a la hora de llevar a cabo las misiones más peligrosas, así como de ayudar a aquellos que lo necesitan sin titubear ni rechistar. Siempre firme,pues la tenacidad es la virtud que nos hará ganar esta guerra o eso es lo que ella diría. [Sacrificio]: Shyranna juró ante la Luz que no volvería a ver caer a aquellos a los que había jurado proteger y vivir para contarlo. Ante la vigilia de un sacerdote, un tomo viejo y sagrado y tan solo unas velas, hizo su juramento ante la Luz de que sacrificaría su vida cuando fuera necesario, pero jamás abandonaría o huiría del combate sabiendo que otros morirían por ella. Sería la próxima que daría su vida para que otros pudieran vivir, devolviendo así el favor.
  6. Vigilia de la Luz (Lore)

    Padre Miguel Edad: 62 años Habilidades más destacadas: Reprender esencia: 4 ptos, Punición: 2 ptos, Esencia sagrada 4: ptos, Religión: 4 ptos, Rumores: 4 ptos, Psicología: 2 ptos y Oratoria: 2 ptos. Raza: Humano Rango Sacerdote y guía espiritual en la Vigilia de la Luz. Defectos y virtudes: [Intransigente]: Miguel Cruz rara vez acepta ideas diferentes a las suyas propias, así como ideas que lo hagan cambiar de parecer. Es fiel a sus principios desde el principio hasta el final y pobre de aquel que intente debatir algo con el viejo sacerdote Escarlata, pues le espera una larga charla en la que acabará casi como empezó. [Severo]: Miguel comparte similitudes con el Sargento Krauser. Una de ellas es la severidad, no permitiendo errores ni debilidades de aquellos quienes sirven junto a el, así como aquellos que aconseja. Encargado de todo aquel que pasa las fronteras sagradas de la Vigilia, el ojo del Padre realiza un examen en la que un mínimo fallo puede suponer la expulsión del pequeño pueblo o algo peor. [Impasible]:Solo dos personas en la Vigilia saben su verdadero cometido real. El Padre Miguel es la barrera que impide que Cultistas o espías se infiltren en la sagrada Weslex. Con disimulo, detecta si los usuarios son herejes o no, permitiendo su paso a la ciudad con una simple sonrisa, más si estos resultan ser lo primero, una simple palabra desencadena una ejecución silenciosa por orden del Sargento Krauser o el mismo Escudero. Miguel no se perturba cuando se arrebatan las vidas de aquellos que señala, y jamás lo hará. [Fantatismo]: Guiado por los principios de su Orden, el fanatismo en el Padre está a la primera en su lista. No dudará en acatar las órdenes más difíciles, así como su fe ciega por la Sagrada supondrá el fin de aquellos que tan solo muestren una pizca de debilidad. A menudo la Compasión es olvidada por aquellos que ostentan este defecto...O virtud según quien lo mire. [Paciente]:Pese a sus defectos anteriores, el Padre Miguel sabe como, cuando y dónde actuar, manteniendo una actitud tranquila hasta la hora en la que se deba proceder. Esto no sólo se produce cuando debe actuar, también en los eternos debates que el viejo Padre mantiene, los cuales pueden prolongarse horas y si sus viejos huesos lo permitieran, días seguidos incluso. [Educado]: La educación es primordial para este, sabiendo comportarse ante aquellos que se presentan ante él, ya sean enemigos o no. Rara vez pierde las formas, manteniendo una figura cortés de forma constante. [Devoto]: Como sacerdote, la devoción a las virtudes y la filosofía de la Luz Sagrada es algo indispensable en la vida de este. Cada día realiza una misa después del amanecer, en la que todos deben acudir por obligación, exceptuando aquellos que por heridas o deber se les impide hacerlo. No solo la misa es el momento de oratoria para este, pues casi se diría que realiza sus rezos sagrados varias veces al día. [Recto]: Así como la mayoría de los Cruzados que acompañaron a Krauser, el Padre Miguel jamás abandonará la causa ni caerá presa del miedo, pues tan solo los rectos se mantendrán ante la oscuridad que azota las tierras de los justos. [Justo]: La justicia debe ser dada de forma equitativa, imparcial, ecuánime y razonable y así es como el Padre Miguel sentenciará.
  7. Vigilia de la Luz (Lore)

    Ezequiel el Justo Edad: 27 años Habilidades más destacadas: Mangual: 4 ptos, Espada corta: 2 ptos, Defensa 4: ptos, Imbuir Arma:3 ptos, Detectar Entes Malvados: 2 ptos y Reprender Esencia: 2 ptos y Toque de Luz: 2 ptos. Raza: Humano Rango Iniciado Argenta e intendente de Vigilia de la Luz. Defectos y virtudes: [Traumas del pasado]: Debido a la relación con sus padres, Ezequiel abandonó la Cruzada y las comodidades de la vida de Tyr para enrolarse en una orden menor como lo es el Alba Argenta. Ezequiel ve en cada Cruzado el reflejo de aquellos que jamás lo entendieron o le dieron el amor que unos padres deberían haber dado. Por ello, este se mantiene una relación "hostil" con los Cruzados con los que se topa, manteniendo pocas palabras con estos y evitando mezclarse con ellos. [La muerte es el perdón]: Ezequiel alcanzó el rango de Escudero e incluso, se pensó en que en el futuro sería uno de los Templarios más tenaces, más su fanatismo y acciones lo llevaron a ser degradado hasta Iniciado de manera permanente hasta nueva orden. Sus pecados lo persiguen, más este no se arrepiente de ellos y sin duda, acataría la sentencia de la Luz en aquellos que rompan su relación con esta. La compasión a menudo es olvidada por el Iniciado. [Hermandad]: Ezequiel fue señalado por sus hermanos tras sus pecados. Arrepentido, se flagelaba día y noche, más quizás por el abandono de los suyos que por creer que hizo lo incorrecto. En sus horas más oscuras, el Escudero Thomas, guiado por su fe ciega de dar un perdón a aquellos que se desvían, le propuso que lo acompañara en sus misiones, con la esperanza de guiar su senda hacia una fe menos ciega y más abierta. Ezequiel aceptó y con el tiempo, ambos entablaron una relación de respeto y admiración por igual, siendo este la mano derecha del Escudero en momentos de necesidad. Si algo está claro, es que ninguno abandonaría al otro. [Instructor]: El temple y la experiencia en campo de Ezequiel lo ha vuelto un instructor bastante capacitado. Enseña las nociones básicas de supervivencia en las tierras plagadas, así como la lucha con escudo y arma de mano. Aquellos neófitos o demás iniciados de su rango aseguran que es duro en sus enseñanzas, pero también es justo y eficaz. Nadie consigue su arma y armadura sin antes pasar por el examen práctico del Iniciado.
  8. Vigilia de la Luz (Lore)

    Sargento Carmesí Manuel Krauser, Cruzada Escarlata Edad: 40 años Habilidades más destacadas: Martillo Guerra: 6 ptos, Daga: 4 ptos, Defensa 6: ptos, Imbuir Arma:4 ptos, Punición: 3 ptos, Detectar Entes Malvados: 4 ptos y Someter Mal 3 ptos. Raza: Humano Rango Ayudante de Alguacil en Vigilia de la Luz y mando de todos los Cruzados que sirven en esta. Defectos y virtudes: [Irascible]: La ira justa recorre las venas de este campeón sagrado, a veces ignorando la virtud de la compasión en cuanto a castigos o sentencias se refieren. También se puede señalar que si las circunstancias lo provocan, puede verse cegado por esa ira y cargar sin miramientos hasta el ser impuro que lo provoque y destruirlo. [Solo los más fieles]: Aquellos que no sigan la senda sagrada, ya sea en una orden u otra, no serán bien vistos en las misiones de Krauser, incluso negando el derecho a participar en estas. Cabe señalar que si algún asunto administrativo pasa por sus manos y el afectado no sirve a la Sagrada, este no gozará con la aprobación de Krauser a menos que sea para sembrar el campo o llenar las jarras de aquellos que luchan por ellos. [Precavido]: Tal y como se piensa, quizás esto no sea un defecto en su totalidad, más Krauser ha insistido en las reuniones para administrar la Vigilia que las raciones de alimentos deben cuidarse. Aquellos que salgan de misión tendrán ración completa, mientras que el resto que pase de inactivo más de dos días recibirá media. Eso ayudará que en caso de ser aislados, se pueda resistir más tiempo. Pero los estómagos rugirán. [Defensor]: Krauser es un veterano de la guerra contra la No-muerte. Sabe como esquivarlos, como mermar sus fuerzas para proceder en un ataque, pero sobretodo y no menos importante, sabe como defenderse ante ellos. Ha organizado la defensa y la supervisión de los proyectos defensivos de la Vigilia, asegurando cada punto para evitar posibles sorpresas dentro de lo razonable. [Líder]: Krauser es todo lo que la Cruzada podría esperar de sus más leales. Es tenaz e infunde coraje aquellos a quienes le sirven. Sus soldados más fieles lo siguen sin temor y sin duda, se sacrificarán si llegado el caso fuera necesario, dado que son elegidos al dedillo por el mismo Sargento. [Inquebrantable]: La Luz es su única senda y pobre del necio que intente separarlo de sus enseñanzas y guía.
  9. Aquellos que sirven a la Dama.

    Corría como un alma escapando de la muerte, corría como un cordero escapando del lobo. Su brazo izquierdo mutilado, más si la vida aún estuviera presente en el. Observaba el tabardo que portaba aquel No-muerto y se hubiera mesado la barba, dubitativo, más no tenía. Ordenó al resto de sus tropas que acudieran al centro del campamento, incluido aquellos que hacían vigilia en los árboles. Todos rodearon en un enorme círculo al "hermano" herido. Me levanté, sin dejar soltar aún aquella flor que crecía en los inviernos más duros en las zonas de Ciudad Capital y decidí tomar asiento. Mis huesos no estaban cansados, jamás lo estaban, más siempre he pensado que me daba una actitud de respeto a aquellos quienes me servían. En la oscura noche de las Tierras Plagadas, se encontraba el cordero asustado, iluminado por las hogueras azules que iluminaban la zona en la que se encontraban. Alcé la mano hacia el, indicando con ese simple gesto que hablara. -Y-yo...Soy el Mortacechador Dann. Al mando del Verdugo Jordan, caído en combate... - Informe al completo, Mortacechador Dann. *Requerí aquel ser derrotado* - Los emboscaríamos según el plan...D-dejamos que se acercaran lo suficiente, que creyeran que tenían el control de la situación...Capturamos a dos inicialmente, los ejecutamos por órdenes del Verdugo y luego mantuvimos a dos con vida, con la esperanza de "negociar" para poder seguirlos hasta su campamento principal...Más uno de los suyos, un gnomo...nos rodeó y estrelló la caravana contra nuestras fuerzas mientras dialogábamos con el enemigo...Sólo yo he sobrevivido...el resto fuimos cazados por los no-muertos que fueron atraídos a la zona... Me levanté y lleve un dedo a su boca. Luego acaricié su mejilla levemente hasta "tranquilizarlo" si aquella cosa era posible, pues no sentían, pero el miedo a la muerte eterna era un sentimiento que jamás podía abandonarse. Miré a mi boticario, indicando con un gesto que reparara al derrotado corderito. Las leyes eran claras, todo Renegado era indispensable, y no pensaba quebrantar las leyes en ese preciso instante. Más luego dirigí mi mirada a mi leal Sargento, fijando una mirada intensa de frío y odio que tan solo la sangre podía apagar. -Id donde murieron nuestros hermanos, Sargento. Dad con su campamento y que paguen con cada gota de su sangre y vida por la muerte de cada uno de los nuestros. Todos conocerán la justicia de la Dama, incluso aquellos ignorantes que se creen por encima. -Sí, mi señora. Se marchó tan rápido con un grupo de Mortacechadores...Era hora de recordar a esos fanáticos el precio de su creencia ciega. Consecuencias: - Con el paso de los días, los alrededores de la Vigilia serán inseguros, pues los Renegados acechan como venganza por aquellos que fueron abatidos. - Las manadas de zombies que permanecían erráticas y en descontrol han sido atraídas todas a un punto, generando una mayor que vaga por el camino principal de la Vigilia hasta el camino real. - 15 latigazos que el mismo Explorador Eleandris deberá darse como perdón por su fracaso. - La caravana se ha perdido. - Dos exploradores Argentas murieron y sus cuerpos fueron perdidos. - El Azote de la zona se ha percatado de que algo ha ocurrido. - Alondra se recuperará, pero las secuelas del veneno estarán ahí largo tiempo. (Insomnio, jaqueca y dolor en las extremidades) Off rol: Evento masteado por @Imperator. Duración estimada de 7:20 a 22:30. Participantes: @Beretta como Alondra. Habilidades usadas: Avistar, Ataque Cuerpo a cuerpo. Runa: Avistar, Rastrear @IsildurJenkins como Talflink. Habilidades usadas: Atletismo, Escalar, Sigilo, Lanzador de ganchos motorizado, Advertir/Notar, Rastrear, Ingeniería gnómica, Granada sagrada y Granada de agua bendita @Akross como Doyran. Habilidades usadas: Advertir/Notar. @Kario como Jared Miller. Habilidades usadas: Reflejos - Detectar entes Malvados - Esencia Sagrada. @TitoBryan como Terenar. Habilidades usadas: ? @Izuriel como Eleandris. Habilidades usadas: ?
  10. Aedan Howland

    Nombre: Aedan Howland Atributos 7 Físico 7 Destreza 6 Inteligencia 6 Percepción Valores de combate 28 Puntos de vida 18 Mana 7 Iniciativa 9 Ataque CC (Espadón pesado) 9 Ataque a Distancia (Pistola de Chispa) 9 Ataque CC Sutil (Daga oculta) 9 Defensa Habilidades Físico 1 Atletismo 2 Espadón pesado Destreza 2 Pistola de Chispa 2 Daga oculta 1 Escalar 2 Defensa 1 Nadar 1 Sigilo Inteligencia 1 Callejeo 1 Fauna 1 Religión 1 Supervivencia 1 Tradición/Historia Percepción 2 Advertir/Notar 1 Rastrear 1 Reflejos Escuelas/Especializaciones
  11. Aedan Howland

    Nombre del Personaje Aedan Howland Raza Humano Sexo Hombre Edad 33 Altura 1,90 Peso 96 kilos Lugar de Nacimiento Gilneas Ocupación Mercenario Descripción Física Aedan es un hombre grande, fornido y de gesto tosco. Su cuerpo está marcado por antiguos tatuajes que marcan una vida precaria y conflictiva, al igual que la cicatriz que marca su rostro. De pelo negro y largo, desaliñado, acompañando así su aspecto, porta una frondosa barba descuidada. Sus ojos marrones mantienen una furia interna incapaz de retenerse en su interior, más nada destaca de este hombre salvo la desconfianza que causa al poner un pie en cualquier poblado. Descripción Psíquica Aedan es un hombre de pocas palabras, desconfiando de la mayoría de personas, más sabe cual es su lugar y mantiene la compostura con quien sabe que debe mantenerla. Pese a su aspecto, es una persona que mantiene su temple, más su furia contra los enemigos es casi incontrolable. Carece de cualquier empatía para con sus enemigos, asesinando sin piedad aquellos que se le ordena o cree que deben merecerlo. Ficha Rápida Si (300 palabras mínimo) Historia Era una noche lluviosa y fría en la vieja tierra de Gilneas. La Luna iluminaba la pequeña granja de la familia Harton, la cual todavía mantenía una luz tenue de las brasas del interior de la casa principal. Los cerdos se mostraron neutrales a la llegada del hombre, dejando cada huella en la tierra embarrada por la lluvia. Se retiró la capucha y se consagró ante la Luz por lo que debía hacer aquella noche, más no se detuvo hasta que los ladridos del viejo perro grisáceo advirtieron de su llegada a los dueños del lugar. No tardaron los susurros en invadir la casa principal, más el silencio siguió a estos, solo interrumpidos por los ladridos constantes del perro. De repente la puerta de madera se abrió, seguida una luz artificial, proveniente de aquel farol que sostenía la mujer que permanecía detrás del tosco hombre, cubierto de suciedad con sus ropajes de cuero marrón que servían para los duros trabajos de campo. Las entradas habían llegado hasta la coronilla de aquel hombre, sin embargo, en la parte inferior un frondoso pelo negro lucía sucio, casi como todo su cuerpo. Una ligera curva recorría su vientre, más sus espaldas y brazos eran fornidos, era mejor evitar el combate desarmado con aquel tipo. La mujer compartía la similitud de los kilos de más, aunque gracias a la Luz tenía más pelo que su marido. Esta se mantenía cubierta detrás del hombre, con el farol por delante y temblorosa, bien decía el dicho que los viajeros nocturnos jamás traían buenas noticias. El protector de aquella granja alzó el rifle, presa de los nervios y el miedo, más debía mantener la compostura, dando una seguridad falsa a la mujer que se encontraba en su retaguardia. Alzó la voz, esperando con ello intimidar al viajero de oscuras prendas... -Sr. Halton: "¡No aceptamos forasteros en mi granja, me temo que debéis marcharos o me veré o-obligado a disparar" Esbocé una media sonrisa, dirigiendo mi zurda lentamente a la frondosa barba que cubría gran parte de mi rostro, y lo que esta no podía cubrir, lo hacía la vieja capucha que me servía de protección contra aquella horrenda lluvia. Tras unos segundos, en los cual me mostré dubitativo, alcé ambos brazos. Tenía un plan, y estaba convencido de que picarían. -Aedan: "¡Más no tengo intención de quedarme, Sr.Halton. Sabéis porque he venido, más tras acabar agradeceré algunos restos de cena para mi viaje de vuelta, no deseo abusar de vuestra hospitalidad!" *Mantuve aquella sonrisa provocadora, sabía que cometería el error* El pobre Sr. Halton se puso blanco, casi como la Luna que iluminaba aquella noche con claridad. Su rostro se mostró incrédulo más después dio paso a una ira descontrolada. Movió el rifle de forma frenética y abrió la boca como fuera a devorarme, escupiendo palabras. Esta vez no intentaba intimidarme, la ira se había apoderado de él. -Sr. Halton: "¡Escoria, hideputa que las sombras os maldigan eternamente! ¡Venís a mi hogar, a insultarme y mofaros cual bufón de la corte! ¡Pero esto no quedará así, maldito cerdo! *Presionó aquel gatillo, provocando un estallido lumínico de fuego y pólvora. El sonido no fue amortiguado siquiera por el sonido de la intensa lluvia, los ladridos del perro y el incesante llanto de la mujer* La fortuna y quizás la ira descontrolada de aquel hombre, le impidió dar un tiro certero. Sólo tenía una oportunidad, un tiro para abatirme, más como si unos dados trucados hubieran provocado la mayor pifia en el tablero de una taberna, la bala se estrelló contra la valla de madera, provocando una explosión de cientos de astillas. Los animales se volvieron locos y el perro salió corriendo directo hacia mí. Desenvainé el espadón de hierro que permanecía protegido en una funda de cuero mal hecha negra, sin detalles más allá de la costura que la unía. Con un simple movimiento partí aquel animal casi en dos, bañando la espada de sangre por primera vez en aquella noche, más eso no me detuvo... Corrí directo hacia el hombre medio calvo, ensartando con mi espada su torso y arrastrando su gordo y muerto cadáver hasta el interior de su hogar. Lo dejé allí, tumbado con los ojos en blanco, ensartado cual pincho de carne. Algunas tripas salían de su estómago, más todo su torso se llenó de sangre en pocos segundos. La ira y la furia se habían vuelto apoderar de mí, no era necesario acabar con él, más nada me indicaba lo contrario. Me di la vuelta, pateando el rifle hacia fuera y después dirigí mi mirada a la mujer sollozante ante el cadáver de su marido. Sus manos y ropas se habían llenado de sangre, no parecía estar en sus cabales tras haber presenciado tal acto, más no tenía tiempo para la compasión, tal cosa era menester de los sacerdotes. De una patada, tiré a la mujer contra el suelo, la cual se retorcía de dolor. Coloqué mi pie sobre su pecho y fijé mis ojos en los suyos, rojizos y llenos de lágrimas. Aquella mujer no superaría la veintena. Era mucho más joven que su marido, de pelo negro y recogido, vestía ropas sencillas y había sido presa de una vida más cómoda debido al comercio de carne que mantenía, no era especialmente bella, más tampoco era fea. Mantuve un rostro neutro antes de realizar la pregunta, sabía que ella no dudaría en responder, aunque fuera para defender con su vida aquello que más amaba. -Aedan: "No lo repetiré una tercera vez, me temo. Sra. Halton...¿dónde se encuentra? La perdonaré su vida, encontrará un marido quizás mas joven y con el paso del tiempo, quizás pueda olvidar lo que ha ocurrido esta noche, incluso estoy dispuesto a enterrar a su marido, no tendrá que hacerlo usted." La mujer sollozaba intensamente de nuevo, intentando liberarse de la pierna del asesino de su amado. Vociferaba palabras incoherentes, vocalizando tan poco que casi parecía un gnoll en celo. Tenía poca paciencia aquella noche, así que la callé de un revés con la diestra, la agarre del cuello y la estampé contra la pared la casa. Decidí golpearla unas cuantas veces más, quizás eso la ayudaría a tranquilizarse. La mujer con el labio partido y casi sin respiración, cesó su llanto por unos instantes. Para pronunciar unas leves palabras, esta vez si había aprendido a vocalizar. -Sra. Halton: "P-porf..avor...Os d-daré lo..q-queráis...Per...o por la L-luz...N-no la hagáis da..ño" *Acarició con un valor que casi admiraba mi entrepierna, ofreciendo su cuerpo por aquello que intentaba proteger, más negué lentamente, acariciando su rostro y retirando aquellas lágrimas que invadían sus rojizas y sangrantes mejillas* -Aedan: "Oh, Sra. Halton. Ni todos los placeres que podéis ofrecerme en el lecho podrían pagar el valor de aquello que he venido a buscar, lo siento" *Desenvainé la daga de mi cinto y atravesé su cráneo por la zona inferior, donde se encontraba la mandíbula. La daga no salió por la otra parte, más el sonido ahogado y el cese de sus esfuerzos por liberarse había cesado, por fin todo estaba tranquilo* Tiré el cadáver de la mujer hacia un lado, sin dar demasiada importancia a ello. Removí la casa y todos sus muebles durante largos minutos, destrozando cada trozo de madera que formaba un mueble, más después de casi darse por vencido, tras unas pieles descubrí la trampilla que llevaba a lo que sería un sótano. Abrí aquella trampilla, no sin antes recoger el farol de la fallecida Sra. Halton y descendí por aquellas escaleras que crujían por cada paso que daba. En el final, alcancé aquello que la familia Halton protegió con su vida hasta el final. Una hermosa niña, la cual había nacido con una noble melena rubia, diferente por supuesto a los padres que se encontraban muertos arriba. La niña permanecía vestida con un vestido cosido a mano de color azul y sus brazos estaban atadas por una cadenas de hierro a las vigas que sostenían aquel lugar. Esta permanecía durmiente, inconsciente por algún brebaje. Examiné su cuerpo, buscando el origen de su encierro y lo hallé sin demasiada dificultad. En su antebrazo, una marca de mordisco cubría casi todo su brazo. Este mordisco pintaba feo, incluso pelos de color blanco comenzaban a florecer alrededor de la mordedura. Faltaba poco para que cediera ante la maldición huargen. -Aedan: "Pobre Sr. Halton...Te defendió hasta el final cuando sabían que tu vida llegaba a su fin. Yo enmendaré los errores de tu progenitor" Desenfundé la pistola de chispa que ocultaba en mi cinto, retirando el seguro de hierro que impedía que se disparase con facilidad. Apunté a la cabeza de aquella niña que rondaría los 11 años de edad, más mis dedos se quedaron inmóviles. Era incapaz de disparar aquella niña a sangre fría. Negué lentamente y guardé mi pistola. Me incliné de nuevo y acaricié aquella niña por última vez. Abrí el farol, rociando el aceite sobre esta. Más cuando estuvo preparada tiré el farol contra el suelo, propagando un fuego que tarde o temprano llegaría hasta ella. Decidí marcharme de aquella casa, recogiendo ambas armas que aún permanecían clavadas en los cadáveres. Me alejé de aquella hacienda, mientras los fuegos consumían cada trozo de madera. La lluvia había cesado, permitiendo que el fuego invadiese todo el lugar...Era lo mejor, sí. Decidí volver sobre mis pasos, debía cobrar por la justicia que había llevado a cabo esa noche.
  12. Eventos hasta la conquista de Weslex

    Evento uno tras la Conquista. La caída del Magus. Aquel día me encontraba a la espera, sabía que la justicia del enemigo me alcanzaría. Estaba debilitado, casi no podía mantener a la Gárgola...¿Miedo? Parecía que tal sensación iba a recorrerlo de nuevo, pero no podía, estaba muerto, bien sabía tal cosa. No podía volver al Torreón, su fracaso marcaba claramente su destino. En su mente recorrían antiguos recuerdos, casi perdidos o extintos. Muchas caras no las reconocía, el Don de la muerte le había otorgado tal cosa. Hubiera suspirado su hubiera podido, más me limité a quedarme en la misma postura durante horas, observando la vieja vara corrupta. Aquella vieja vara lo había acompañado durante todo este tiempo. La había profanado hasta la punta de hierro más oculta de su interior, la había moldeado a lo que era ahora. El arrepentimiento parecía que iba a aparecer, más bien sabía que tales emociones se bloqueaban casi al instante. Algo llamó mi atención, los soldados de la Luz habían llegado. "Su justicia" traía consigo su propia segunda muerte. Salió de aquella granja ruinosa, observando a aquellos Cruzados y Argentas que se encontraban enfrente suya. Reconocía sus tabardos, manchas, hilos finos que se habían diluido de aquella Orden que nació hace años para combatir a los Orcos. Poco me importaba tal cosa. Me preparé para el combate, me preparé para el final y así fue. No sabía aquello que me esperaba, más sería mejor que a la tortura a la que me veo sometido...Quizás pudiera volver a verla. Objetos obtenidos: - Una vieja vara. -Información de enemigos: Matías Lordrat y Lord Marcus el Gris. -La recuperación de la Vieja Granja. Off// Duración del evento. 4 horas aproximadamente. Masteado por @Imperator como Thomas. Habilidades usadas: Bendición de Entereza. Participantes: @Izuriel como Eleandris. Habilidades usadas: reflejos, defensa, evocación básica y dagas. @Blazerunne como Arthur Render. Habilidades usadas: Espadón pesado y Defensa. @Akross como Ann´Marie. Habilidades usadas: Martillo de mano, Defensa y Proteger esencia. @Thorch como Miguel de la Cruz. Habilidades usadas: Toque de Luz, Punición, detectar el mal y bendecir arma.
  13. Edificios en reparación. Casa del Protector: Lugar donde se encuentran la mayoría de planos, archivos y vivienda del Protector Argenta Thomas Benet. Barracones: Lugar donde descansan las fuerzas que protegen Vigilia de la Luz. Taberna: Lugar de descanso para aquellos peregrinos y viajeros que deseen descansar en el pequeño pueblo de Weslex. En busca de un tabernero que quiera regentar dicho lugar. Edificio pequeño de suministros: Lugar donde se guardan la mayoría de alimentos y bebidas para el pueblo, así como los materiales de construcción. El Intendente encargado de tales menesteres es Miguel de la Cruz. Armería pequeña: Un viejo almacén está siendo reparado para albergar armamento. En busca de intendente. Granero, pequeña casa y un campo de cultivo: Tal lugar, cercano a la Vigilia, está en reparación, sin embargo se busca aquellas personas que estén dispuestas a tomar el lugar, con costes negociables y dar vida de nuevo a tales campos. La vieja granja: Actualmente requiere mayores reparaciones que la anterior, más esta posee edificios capaces de albergar animales de crianza. Se busca aquellas personas que estén dispuestas a tomar el lugar, con costes negociables. Edificios que construir. Una Capilla en un lugar como este es indispensable, preferiblemente cercana a la Cripta. Por ahora se ha empezado su construcción y es el objetivo principal. Los asuntos religiosos de la zona serán encargados al Padre Miguel de la Cruz, así como de examinar a todo recién llegado, la protección de la Cripta y de servir de guía espiritual para aquellos Peregrinos que lo necesiten. Establos: Unos establos para albergar a las monturas de aquellos jinetes que quieran descansar en la Vigilia. Este edificio no requerirá demasiado, salvo algún mozo que se encargue del cuidado de estos bellos animales que deciden acompañar a muchos en sus viajes. También podría verse su ampliación en caso de que la vieja granja sea reconstruida y se tome la crianza de caballos u otros animales para montar. En busca de Mozo. Herrería: Se comienza la construcción de una pequeña herrería, así como de una casa para albergar al herrero que desee trabajar en esta. No se le cobrará nada inicialmente, más este deberá armar por coste reducido a los soldados que defiendan Weslex. Se le buscará proporcionar una ruta comercial estable para materiales. En busca de herrero. Casa de Alguacil: Actualmente las labores de Alguacil las cumpliría el Protector Thomas, más no está de más construir una casa de Alguacil para establecer un ayudante en estas labores por si la vida en la Vigilia crece, así como crear pequeñas celdas en las que albergar a alborotadores o aquellos enemigos que tengan el derecho a ser encerrados. Se busca ayudante. Casa del sanitario: Las tierras que nos rodean son hostiles, añadido a la reconstrucción de lugar que podría cobrarse algunas lesiones de aquellos trabajadores, por lo tanto se ha declarado como prioridad la construcción de una casa donde atender a los heridos. Se le proporcionará material médico y camas, con la condición de no cobrar sus servicios. Se le proporcionará un sueldo acorde. En busca de sanitario. Defensas. Guarnición de Vigilia de la Luz: 8 Miembros de la Cruzada Escarlata al mando de un Sargento de Armas, 15 hermanos Argenta y 17 Soldados Imperiales al servicio del Cabo Terenar Josech. A la espera de refuerzos. Empalizada: Por ahora se construirá una empalizada de madera, retirando la antigua que está ruinosa y aprovechando lo que se pueda de esta. Se creará un portón en esta y se permitirá andar por encima, ayudando así a las labores de vigilia. Foso: Se cavará un foso en las afueras de la empalizada, dejando solo un único camino accesible para entrar, el portón. Este foso será llenado de estacas de madera. Atalaya: Se aprovechará la zona alta del pueblo, construyendo así una Atalaya defensiva que permita comunicarnos con los asentamientos cercanos aliados en caso de ataque. Campo de entrenamiento: Se aprovechará una zona llana para la construcción de un campo de entrenamiento, donde los soldados podrán poner a prueba sus habilidades, así como practicar formaciones o la instrucción de los más novicios.
  14. Vigilia de la Luz (Lore)

    Edificios en reparación. Casa del Protector: Lugar donde se encuentran la mayoría de planos, archivos y vivienda del Protector Argenta Thomas Benet. Barracones: Lugar donde descansan las fuerzas que protegen Vigilia de la Luz. Taberna: Lugar de descanso para aquellos peregrinos y viajeros que deseen descansar en el pequeño pueblo de Weslex. En busca de un tabernero que quiera regentar dicho lugar. Edificio pequeño de suministros: Lugar donde se guardan la mayoría de alimentos y bebidas para el pueblo, así como los materiales de construcción. Puesto ocupado por Ezequiel (NPC) Armería pequeña: Un viejo almacén está siendo reparado para albergar armamento. Ezequiel (NPC) Granero, pequeña casa y un campo de cultivo: Tal lugar, cercano a la Vigilia, está en reparación, sin embargo se busca aquellas personas que estén dispuestas a tomar el lugar, con costes negociables y dar vida de nuevo a tales campos. La vieja granja: Actualmente requiere mayores reparaciones que la anterior, más esta posee edificios capaces de albergar animales de crianza. Se busca aquellas personas que estén dispuestas a tomar el lugar, con costes negociables. Edificios que construir. Una Capilla en un lugar como este es indispensable, preferiblemente cercana a la Cripta. Por ahora se ha empezado su construcción y es el objetivo principal. Los asuntos religiosos de la zona serán encargados al Padre Miguel de la Cruz, así como de examinar a todo recién llegado, la protección de la Cripta y de servir de guía espiritual para aquellos Peregrinos que lo necesiten. Establos: Unos establos para albergar a las monturas de aquellos jinetes que quieran descansar en la Vigilia. Este edificio no requerirá demasiado, salvo algún mozo que se encargue del cuidado de estos bellos animales que deciden acompañar a muchos en sus viajes. También podría verse su ampliación en caso de que la vieja granja sea reconstruida y se tome la crianza de caballos u otros animales para montar. En busca de Mozo. Herrería: Se comienza la construcción de una pequeña herrería, así como de una casa para albergar al herrero que desee trabajar en esta. No se le cobrará nada inicialmente, más este deberá armar por coste reducido a los soldados que defiendan Weslex. Se le buscará proporcionar una ruta comercial estable para materiales. Worbim (NPC) Casa de Alguacil: Actualmente las labores de Alguacil las cumpliría el Protector Thomas, más no está de más construir una casa de Alguacil para establecer un ayudante en estas labores por si la vida en la Vigilia crece, así como crear pequeñas celdas en las que albergar a alborotadores o aquellos enemigos que tengan el derecho a ser encerrados. Sargento Krauser (NPC) Casa del sanitario: Las tierras que nos rodean son hostiles, añadido a la reconstrucción de lugar que podría cobrarse algunas lesiones de aquellos trabajadores, por lo tanto se ha declarado como prioridad la construcción de una casa donde atender a los heridos. Se le proporcionará material médico y camas, con la condición de no cobrar sus servicios. Se le proporcionará un sueldo acorde. En busca de sanitario. Defensas. Guarnición de Vigilia de la Luz: 8 Miembros de la Cruzada Escarlata al mando de un Sargento de Armas, 35 hermanos Argenta y 17 Soldados Imperiales al servicio del Cabo Terenar Josech. Empalizada: Por ahora se construirá una empalizada de madera, retirando la antigua que está ruinosa y aprovechando lo que se pueda de esta. Se creará un portón en esta y se permitirá andar por encima, ayudando así a las labores de vigilia. Foso: Se cavará un foso en las afueras de la empalizada, dejando solo un único camino accesible para entrar, el portón. Este foso será llenado de estacas de madera. Atalaya: Se aprovechará la zona alta del pueblo, construyendo así una Atalaya defensiva que permita comunicarnos con los asentamientos cercanos aliados en caso de ataque. Campo de entrenamiento: Se aprovechará una zona llana para la construcción de un campo de entrenamiento, donde los soldados podrán poner a prueba sus habilidades, así como practicar formaciones o la instrucción de los más novicios. En caso de interés o demás edificios que requieran ser añadidos, se colocarán en el tablón de la zona. Interesados en cualquier puestos, buscad a Thomas Benet.
  15. Vigilia de la Luz (Lore)

    Mapa de las cercanías.