Imperator

Roler@
  • Contenido

    278
  • Registrado

  • Última Visita

  • Days Won

    21

Imperator last won the day on January 21

Imperator had the most liked content!

Reputación en la Comunidad

302 Excellent

Sobre Imperator

  • Rango
    Miembro Avanzado

Visitantes recientes del perfil

1.269 visitas al perfil
  1. De aquellos lodos

    Aquel día, ambas figuras debatían en la sala de reuniones, frente al mapa de guerra donde se encontraba la información del enemigo y aliado por igual. Hace unos pocos días se había recibido una misiva, justo antes de la llegada del grupo que debía recuperar la reliquia. En esta, la Cruzada Escarlata informaba de su situación en la Atalaya Sompert. La lectura era breve y la información que portaba esta era escueta cuanto menos, más el mensaje era claro: "Enviad soldados decentes en apoyo" La situación en aquellos días era complicada en la Vigilia. Las tensiones se hacían más fuertes desde que la carreta con la esperanza de los soldados de volver a saber de sus familias había partido y todavía no se sabía nada del grupo que la escoltaba. No sólo eso...Los rumores del campamento fronterizo habían llegado y se habían filtrado entre los soldados de a pie. Se rumoreaba que una figura solitaria montada estaba a varios días de la Tumba, y que la estela que dejaba era muerte. Jared y Thomas, acompañados de la maga Quel´dorei Sethra, decidieron partir con una pequeña escolta de los 10 mejores soldados de la Vigilia para acudir a la llamada Escarlata, y con ello, afianzar una futura alianza con ellos. El grupo sabía que era indispensable acabar con el Culto que se había asentado en la Hacienda Horchard, y mucho más era hacerlo unidos con la Cruzada, para formar en un futuro un veredicto que el enemigo tardaría tiempo en olvidar. En el camino, con la luz desapareciendo de los cielos y la noche abrazando al grupo de viajeros, se decidió descansar cerca de unos árboles alejados del camino. Se hicieron las primeras guardias, más no estaban solos y alguien los siguió desde que partieron de la Vigilia. Un No-muerto, al que respondía al nombre de Sir Balin Darleux había hechizado al grupo temporalmente, evitando que pudieran despertar durante unos minutos. Jared, estoico y firme, resistió el hechizo, más también consiguió derribar uno de los canes de la plaga que acompañaban al No-muerto. Balin, "aconsejado" por Jared, se retiró sin mucho esfuerzo, advirtiendo que no sería la última vez que los visitaría... Tras esto, todos despertaron aturdidos, sin comprender muy bien que había ocurrido. El sol ya salía y por el momento, lo que había ocurrido en esa noche, tan sólo lo sabrían tres personas.
  2. Holiiiiiiiii

    ¡Bienvenido al servidor! Cualquier duda estamos en el servidor de Discord para ayudarte en lo que necesites. PD: La verdadera lucha contra la herejía se hace en el Norte, no hagas caso a los Cruzados lunáticos.
  3. Pluma, tinta y sentimientos [Vigilia]

    Era un día "normal" en la Vigilia. Tan normal como podía serlo en un lugar como eran las tierras muertas del oeste. Había ordenado a la Escudera Shyranna que reuniera a todos los soldados y civiles de la Vigilia, sin excepciones. Al cabo de una hora, todos aquellos que habían sangrado y dado parte de ellos en esta lucha, se posicionaron frente a la torre, observando titubeantes a su protector. Conocía esas miradas, no hace mucho había estado en su lugar, incluso aún me sentía un soldado más, sin embargo, ellos no me veían con los mismos ojos... Sus corazones estaban quebrados, casi desmoralizados por seguir a un hombre que los veía como peones en un juego de ajedrez, como algo que podía tirar a la basura y no importarle nada más. Matanovicios, susurraban los soldados cuando pasaba, y eso rompía mi corazón, que guardaba con un silencio amargo mientras pasaban los días. Ahora, todos aquellos estaban allí. Unos aún eran fieles, sabían de verdad que no era lo que pensaba el resto, otros tenían miedo de ir a otra misión y perder sus vidas en una lucha que creían que no servía de nada...Y lo más peligrosos, aquellos valerosos que no estaban dispuestos a seguir más órdenes ciegas, y se rebelarían si lo creían oportuno. Días antes, había charlado con Jared y el Iniciado Rodrick. Habíamos llegado a varios puntos, pero el más importante era este. No podían seguir pensando que eran simples peones...Debíamos hacerles sentir lo que eran de verdad, el alma de la Vigilia, sus muros, su vida y sus defensores. Esto era algo que no podía aplazar más. Había esperado la respuesta de Olaf, más solo hubo silencio. Quien sabe si la carta llegó a su destino o su maestro no podía contestar, más estaba en mi mano solucionar esto, era lo que se esperaba de mí. "Soldados de la Vigilia. Hermanos y hermanas que hoy os presentáis ante mí rotos, enfadados o desesperados. No puedo negar que os he fallado. Habéis perdido...Hemos perdido a seres queridos en esta lucha, ya fueran animales, hermanos o amigos y mi única respuesta ante vosotros ha sido el silencio, acompañado de más exigencias. Hace dos meses nos atacaron y perdimos a bastantes buenos soldados, los cuales sus cenizas aún descansan aquí y sabéis de buena gana, que hace poco, unos Herejes profanaron el cementerio que está ante nosotros y como perros ciegos, fallamos ante su protección. No os he citado solo aquí para recordaros mis fallos, mi falta de atención a los que considero mi familia, por los que moriría. Sois el alma de la Vigilia de la Luz, sois su esperanza y sois los héroes que abrirán camino hasta las puertas de la cuna de la Nigromancia y ajusticiaremos a aquellos que nos obligaron a luchar una guerra que ni en nuestras peores pesadillas habríamos imaginado. Puede que estas palabras os suenen vacías ahora, más dejadme deciros, que repartiré pergaminos y plumas, para que podáis escribir a vuestras familias o amigos. Así también, yo mismo en persona escoltaré la caravana para que las cenizas de vuestros hermanos caídos, así como vuestras cartas, lleguen a la Tumba de Uther o pierda la vida en el intento. No soy estúpido, sé los rumores que hablan y me rodean. Me llamáis Matanovicios, que no veo en vosotros nada más que piezas en un juego llamado guerra... Dejadme demostraros que no es así, dadme otra oportunidad y os prometo, que no os volveré a fallar. Os traeré sus respuestas, así como enviaré vuestras cartas. Os traeré carne que pagaré con suministros propios de la Vigilia o incluso venderé mi armadura si es necesario para ello. Os traeré esperanza o no volveré, ante la Luz hago este juramento, y también, ante todos vosotros"
  4. Ruk Grito de Guerra

    tributos 8 Físico 6 Destreza 6 Inteligencia 6 Percepción Valores de combate 32 Puntos de vida 18 Mana 7 Iniciativa 10 Ataque CC ( Hacha de guerra ) 10 Ataque CC (Hachuela) >8 Defensa Habilidades Físico 2 Atletismo 2 Hacha de guerra 2 Hachuela Destreza 2 Escalar 2 Defensa 1 Nadar Inteligencia 1 Fauna 1 Religión 1 Supervivencia 2 Tradición/Historia Percepción 1 Advertir/Notar 1 Rastrear 1 Reflejos 1 Rumores
  5. Ruk Grito de Guerra

    Nombre del Personaje Ruk Grito de Guerra Raza Orco Sexo Hombre Edad 21 Altura 2.12 Peso 180 Lugar de Nacimiento Campo de concentración Ocupación Miembro de Clan Descripción Física Ruk es un orco con una gran constitución entre los suyos. De rostro y cuerpo joven, las cicatrices de su primera cacería quedan marcados por su torso frontal. La bestia decoró con sus garras gran parte de sus pectorales y vientres, algo que casi le cuesta la vida. Ahora, con orgullo porta las cicatrices, así como la piel del animal que siempre lleva encima de una forma u otra. Una coleta negra recogida cae hasta su espalda, siempre sucia. Ruk no es un orco que muestre demasiada atención a sus necesidades básicas de limpieza, más intenta mantener una higiene correcta para evitar enfermedades dentro de los suyos. Descripción Psíquica Ruk es un orco belicoso, de poco temple debido a su juventud y con unas metas muy definidas...La supervivencia y alzamiento de su Clan en las tierras marcadas por la guerra contra los elfos nocturnos. Sin embargo, pese a sus defectos tan marcados que pueden ser corregidos, Ruk muestra gran respeto por las costumbres y tradiciones de su pueblo, así como el marcado honor que caracteriza a los suyos. Desconfiado ante otros amigos que no sean orcos,salvo tauren o trols, por enseñanzas de su Clan prefiere mantener un perfil bajo ante estos y evitar sus tierras, así como dialogar con ellos. Su falta de experiencia y juventud hace que Ruk sea fácil de provocar, así como de tomar acciones ilógicas por su orgullo u honor heridos. Ficha Rápida No (1000 palabras mínimo) Historia Aquel día seguíamos el rastro de la bestia por los baldíos del sur. Una zona infestada por esos salvajes centauros, así como en las montañas llenas de enormes zarzas se escondían los hombres cerdo. Era una zona mortal, una zona donde un Grito de Guerra debía hacerse como adulto, dejar de ser un cachorro y comenzar a ser útil para su Clan. La bestia, un enorme tigre de pelaje dorado, más grande que los de su especie había alterado una zona de descanso para los comerciantes. Había hecho de esta su coto de caza personal, había comenzado a cazar orcos y trols...Empezando a ser una amenaza constante. Mi grupo, pequeño pero unido y fuerte debía cazar una bestia, y esa era la que habíamos elegido. Los más sabios recomendaron que no fuésemos tras esta, los más aguerridos profetizaron nuestra muerte y aquellos a los que nadie escuchaba no dijeron nada. Cualquier orco, habría aceptado que la tarea era demasiado para unos cachorros, pero somos Grito de Guerra...Y nosotros jamás tenemos miedo. Obtuvimos la información necesaria en El Cruce. Cruzamos la carretera del oro hasta la zona sur, flanqueando las aldeas enemigas. Nuestro grupo era pequeño, pero sabía moverse, sabía que si cometíamos algún error, la muerte nos visitaría. Gaaki iba en la vanguardia, pues era la mejor rastreadora de nuestra edad. La seguía yo, armado con un escudo y hacha. El hacha estaba forjada aposta con una sierra. Si alcanzaba la carne del animal, causaría una hemorragia que acabaría matando a la bestia, pero podríamos seguir su rastro con más facilidad. Y por último, pero no menos importante...Sark, mi hermano. Iba con su hacha, heredada de nuestra madre. Era un hacha de acero, bien templada aunque vieja y desgastada, pero orgullosa. Los tres habíamos partido en busca de la bestia, y por nuestro honor debíamos volver al menos uno con vida. Durante días nos alimentábamos de raíces, bebíamos sangre de insectos y estuve cagando azul durante las semanas posteriores, pero poco a poco nos acercaba más a la bestia. En la oscuridad del día...Bueno, eran muchos días, encontramos su hogar. Los huesos y los restos de carne podrida rondaban por la cueva, la bestia estaba hinchada de comer, guiada por una sed de sangre más que por la necesidad de comer, sin embargo, allí no se encontraba. No comprendíamos lo que sucedía en ese momento. La cueva estaba vacía, sólo encontramos restos, pero lo que estos cachorros no sabían...Es que los cazadores se habían convertido en presa. Nadie en su sano juicio hubiera continuado el rastro en la noche, cuando la presa podía ver y nosotros no, pero nuestro orgullo...Jajaja, fue nuestra caída. De entre las sombras, apareció un destello dorado que se desvaneció después de desgarrar la garganta de Gaaki. Espalda contra espalda, mi hermano y yo alzamos nuestras armas, esperando la muerte que nos rondaba tan cerca. Los dos cachorros que quedaban estaban ciegos, ni el sonido podía ayudarnos, pues sus zarpas eran tan silenciosas como su respiración. La bestia se abalanzó sobre nosotros. Mi escudo de madera se quebró, y la bestia consiguió desgarrar mi peto de cuero. Notaba como la sangre brotaba de mi torso y casi no podía hacer nada mientras me desangraba. Mi hermano, armado con su hacha se debatía contra la ella. Las zarpas atravesaron su pecho, así como su mandíbula apretó el cuello de mi hermano hasta que dejó de retorcerse. Era mi oportunidad, sí. Agarré mi hacha y con mis últimas fuerzas, arrojé mi hacha contra la cabeza de la bestia. Ella me había dado por muerto, y ese fue su error. Después me desmayé y a los días me desperté en un campamento tauren, donde había unos pocos druidas. Me habían salvado la vida y...Ya está. El orco miró de reojo a su compañero trol. Ambos parecían poco satisfechos con la narración de la historia, como si justo al final, la misma emoción con la que narraba el tercer orco habría cesado justo cuando llegaba el desenlace. La hoguera comenzaba a apagarse, calentando al trío con leves ascuas. El silencio rodeo al pequeño grupo que descansaba cerca del camino, hasta que el trol decidió romperlo. - ¿Y ya e´htá? Ruk, ceñifruncido, bufó ante la pregunta del trol. -Sí, ya está ¿Qué esperabas? Era un cachorro, maté un tigre grande, que más quieres trol. El trol se encogió de hombros y se echó la capa por encima, comenzando un corto sueño hasta el amanecer. El orco que quedaba, un simple comerciante que aprovechó la presencia de un guerrero, por joven que fuera, no encontró el mismo valor que el compañero trol para juzgar la historia de Ruk, más simplemente repitió el último gesto del trol y decidió que también era hora de dormir. -Estúpidos, no valoran las buenas historias...¿Verdad, Sark? *El orco miró con una ligera sonrisa dibujada en el rostro el hacha que perteneció a su madre, así como a su hermano mayor. Sin embargo, el destino había decidido que esta vez acompañaría al orco* Las estrellas brillaban en el cielo, acompañadas por las dos lunas que iluminaban las llanuras de los Baldíos del norte. Al día siguiente volvería a El Cruce después de tantos años, esta vez no como un cachorro para completar su prueba, sino para buscar un futuro para su Clan. Ruk no era un guerrero destacado, en realidad, no destacaba en nada y por eso habían permitido su marcha, sabiendo la mayoría que volvería como se fue, si es que volvería. Ruk no perdía su esperanza, nunca, pues era todo lo que le quedaba en ese momento. La compañía de dos comerciantes que casi habían escuchado sus historias entre bostezos, una caravana tirada por un viejo kodo que por cada cien pasos, decidía hacer sus necesidades y bloquear las ruedas. Todo esto acompañados por un joven guerrero armado con una hacha vieja y una piel sucia como capa. Ruk suspiró y también se echó la capa por encima, pues era hora de dormir.
  6. Escenarios de Rol Errante

    - Ubicación: Cerca de la Tumba de Uther, a un día o dos a pie, cerca del camino real. - Nombre: Vigilia de la Luz - Características: Puesto militar. - Historia: En las oscuras tierras del norte, donde la plaga campa a sus anchas tras los sucesos de la tercera guerra, un grupo de valientes soldados de la Luz decidieron albergar esperanza y vida donde antes no la hubo. Muchos castillos bañaban el paisaje lejano, pues antaño esta fue una tierra gloriosa. El escudero sabía algo: Vivir del pasado era un error. No podía repararse el daño, no podía olvidarse las miles de vidas que se han perdido durante todo este tiempo, más estas tierras siempre serían las Tierras de la Peste. Sus pensamientos, durante largo tiempo estuvieron lejos de aquel lugar al que una vez llamó hogar. Soñaba con servir a un rey extranjero, ser un caballero noble de reluciente armadura que tenía una tierra viva por la que luchar, más en el fondo de su corazón se escuchaba un susurro que retumbaba en su mente de forma constante: "Tenacidad" El escudero visitó la biblioteca de Ventormenta, aprovechando su estancia allí como ayudante del Diplomático Olaf Pico Tormenta, del Clan Pico Tormenta. El enano siempre se mostraba agradable con él, pues ambos mantenían una estrecha relación desde que este lo escogió como aprendiz. Thomas explicó de forma extensa, durante varias conversaciones, sus problemas e ideas. El enano siempre se mantuvo silencioso, escuchando cada problema, sueño o duda del Escudero, más después de que este acabara, el enano repitió lo que el corazón de Thomas no dejaba de susurrar: "Tenacidad" Allí, en la biblioteca de la Capital Imperial, rebuscó textos antiguos, leyendas y nombres héroes que o bien nadie recordaba o quizás nunca existieron. Más algo encontró en los archivos de La Mano de Plata. Eran informes antiguos, carecían de importancia real, por ello se le permitía verlo sin mayor impedimento que sus ganas en hacerlo. Esos viejos informes, tan diferentes durante los meses e incluso años, seguían la misma narración en cuanto coincidían en el mismo lugar, Weslex - Estado actual: En activo. - St´s recurrentes o relevantes: Worbim Piedraseca Sargento Carmesí Manuel Krauser, Cruzada Escarlata Escudera Shyranna Villárbol Roll Gran Cabeza - Otros datos: Funciona también como puesto de descanso para los peregrinos que viajen por las duras tierras de la peste.
  7. ¡Hola hola!

    ¡Bienvenida a PyE! Si necesitas cualquier cosa, discord será tu amigo para que puedas hablar con cualquiera de nosotros.
  8. El Poblado Maldito.

    Dhelas caminaba en silencio por el camino que hacía unas pocas horas había realizado con el variopinto grupo que había ido a pedir ayuda. El silencio por los bosques que lo rodeaban era extrañamente familiar en días anteriores, pues era bien sabido que los espectros mantenían lejos a cualquiera, ya fuera aliado o enemigo. Aún mantenía sus pensamientos en la mujer que amaba, sosteniendo el medallón con el que un día, antes de toda la catástrofe, habían simbolizado su amor. El elfo alzó la mirada y pudo divisar la pequeña casa que habían junto al estanque. Una vez ese estanque rebosó de agua limpia y peces, más hoy era sólo una granja rodeada de muerte, recuerdos y decepción. Las runas de la puerta se iluminaron levemente ante la presencia del paladín, más supo como romperlo con la misma indiferencia que siempre lo había guiado desde hacía una década. Se dirigió a la cocina, dónde el estúpido mago humano había roto su vaso y tan sólo dedicó un suspiro, negando levemente. Preparé el té con las pocas hierbas que quedaban desde su último viaje hacia el puesto más cercano, más decidió añadir otro ingrediente más que jamás recomendaría usar a otras personas, pero por suerte, sería su último té. Se sentó en la silla acomodada, la cual siempre descansaba en el piso superior, dónde desde su ventana podía divisar todo lo que le rodeaba. Tomó unos pequeños sorbos que le provocaron una tos fugaz debido al intenso sabor de la bebida. Negó repetidas veces el elfo y comenzó a preparar el fuego de la chimenea, la cual proporcionaría calor en las noches frías que estaban por venir, aunque esta vez, su función podría ser distinta. El brebaje preparado por el elfo comenzó a hacer efecto. Un pequeño hilo de sangre recorrió desde su nariz hasta la barbilla. Sus manos no podían sostener mucho más el vaso y cayó al suelo. Con sus pocas fuerzas, logró sacar un tocón de la hoguera, el cuál comenzaría a prender el suelo de la habitación, así como los adornos de tela que estaban por el lugar. El sueño invadió al elfo, el cuál decidió tomarlo con una leve sonrisa, pues por fin podría cumplir su juramento. El hogar del elfo ardería junto a este, un fuego que podría verse desde algunos puestos. Las lluvias de la zona lograrían parar el incendio, más solo unos pocos pudieron comprender lo que sucedió.
  9. Misiva al Vigilia de la Luz

    La respuesta tardaría semanas en llegar debido a la dificultad y la distancia de esta, más el contenido sería el siguiente: Que la Luz bendiga a los fieles soldados del Imperio, Sargento. Así es, puedo identificar a tal hombre y es cierto que estuvo luchando junto con las fuerzas de mi orden hará menos de un mes. Lamento saber que Doyran se ha desviado del camino de la rectitud. Sus labores aquí, en Vigilia de la Luz, fue en su mayoría proporcionar comidas a los soldados del lugar, asignar camas junto a otros sacerdotes encargados y alguna vez llegó a entrar en combate. Mi propia opinión personal podría ser contradictoria. Es un hombre de buen corazón, más es problemático y más de una vez ha causado discordia en la Vigilia con sus palabras, más su rebeldía y estupidez podrían ser propias de su edad. Seguramente con mano dura y un buen trabajo que lo mantenga recto podría enderezarse, más esto no depende de mi mano. Espero que mis palabras os sean de ayuda, Sargento. Atentamente:
  10. La Justicia de los Injustos (Introducción)

    Reporte del día X del año 31. La caravana con los suministros de cerveza, mantas y otros que tenían el objetivo de aumentar la moral en la Vigilia ha desaparecido. Hace unas semanas una muchacha que viajaba con ellos reportó que fueron atacados y no fue hasta hace unos días que se pudo formar un grupo de avanzada y reportar si la información era cierta. La caravana se había perdido por el camino principal, por lo que no debía ser difícil dar con ella en un inicio, más el grupo de avanzada alertó que esta había sido movida hacia las cercanías del bosque. El grupo creyó en un inicio que era una trampa preparada, más no podemos confirmar que esto sea cierto o no, pues tan solo uno de los seres del Azote rondaba por las cercanías, quizás espiando lo que estaba ocurriendo. Por el momento debemos esperar a otra caravana, aunque debemos encargarnos nosotros de su escolta esta vez, y quizás así saber que está atacando las caravanas últimamente. Este informe es corto, más advierto a los exploradores de la Vigilia y otros puestos que tengan cuidado y viajen en grupos numerosos o bien organizados y preparados.
  11. Misiva para el Gran Templario Olaf

    Una misiva con el sello Argenta llegaría tras unas semanas de viaje, quizás más. Sin duda esta carta fue escrita en un lugar más seguro que la Vigilia, pues la calidad del papel es media, así como la tinta se mantiene seca y no estropea la caligrafía. Con la Luz, maestro. Hace demasiado que no os escribía, quizás han pasado meses, y seguramente podríais mostrar enfado por no cumplir mis obligaciones, pero los asuntos que suceden en la Vigilia me consumen demasiado tiempo y casi diría que parte de mi alma. Echo de menos vuestros consejos y habladurías que vuelan por la capital del Imperio, pero vos sabéis que siempre eché de menos el fango y la lucha junto a mis hermanos. .Espero que la Embajada vaya mejor de lo esperado, quizás os aconsejaría construir el campo de entrenamiento para enviar a los nuevos novicios con mejor calidad, pero la decisión siempre dependerá de vos. Hará unas semanas, sufrimos un fuerte ataque en la que perdimos buenos hermanos, en los que se encontraba el Iniciado Ezequiel. Seguro que os acordáis de el, pasaba bastante tiempo siguiendo mis pasos, pero ahora su alma descansa con los justos. Mi hija también sufrió una terrible pérdida, pero parece que mejora. Decidí ir a la Tumba de Uther donde ambos nos encontramos en los momentos de dificultad. Me llamaréis loco, pero casi os diría que sentí al mismo Uther palmeando mi hombro para continuar mi lucha, aunque debo decir que quizás sean imaginaciones mías. Bueno, no quiero añadir más paja a esta misiva, la verdad que os escribo por algunos temas más importantes en los que quizás podáis ayudar. He hablado con el Gran Templario Lathingar sobre una de mis ideas locas las cuales intentáis que las disipe de mi mente antes de que el Alto Señor me saque a patadas de la orden. Le propuse ofrecer la Vigilia como punta de Lanza para el futuro asedio a Scholomance. Intenté convencer a este que quizás un veredicto unido de las tres órdenes eclesiasticas podría dar fin a tan horrible lugar, y parece algo convencido de que podría funcionar. Sé que sois el principal factor de que la Tumba esté guarnecida también por nuestros semejantes de la Mano, más temo que muchos olviden lo importante de la causa, en especial la Cruzada Escarlata. La tarea más titánica que tengo en frente no es convencer a la Mano o vencer a los reductos del Azote que defienden las cercanías, es convencer a nuestra orden hermana de que la unión es necesaria para poder ganar esta guerra. No encuentro la manera de pensar una forma de hacerlo, sé que no me tienen en mucha estima los pocos que me conocen, y menos por el tabardo que puedo vestir. No sé a quien pedir consejo si no es a vos, maestro, pues al final este simple Escudero se ve superado por la tarea que tiene en frente muchas ocasiones. Otra sería...He pensado en el futuro idílico....¿Quién controlaría Scholomance si se pudiera conquistar? No quiero disputas por tierras, y sé que habría diferencias entre nuestra orden y la Cruzada. Deberíamos pensar por si algún día debemos cruzar ese puente, aunque los cimientos no estén hechos. Os dejo estas dudas para que sean respondidas en cuanto podáis, quizás mirar a Lord Aliden para esto no sería una locura. Sin más, me despido sin decir que quizás podríais visitarme algún día, dado que me es imposible viajar a mí. Vuestra presencia como gran Templario ayudaría a la moral de los soldados. Con respeto y fraternidad, me despido. P.D: ¿Cómo van las cosas con el tema de Lord Perenolde, sigue sin convencerse? Quizás lo de Scholomance le ayude a recapacitar sobre su decisión. P.D 2: El Templario Vortiger se ha fijado en mí, dice que pronto tendré noticias de la Hermandad de la Luz...Siempre los he admirado, pero tengo miedo de no estar a la altura, esperaré vuestro consejo. @Malcador
  12. Carta a Thomas Bennet

    La carta tardaría en llegar varios días, más el pergamino llegaría a su destinatario si los elfos del interior lo desearan. El sello argenta defendería su contenido hasta que aquel que quiera leer las palabras que se esconden en la misiva. Con la Luz, Eleandris. Sin duda las noticias de vuestra deserción han llegado a mis oídos, pero creed que lo único que siento al leer las palabras de los que fueron vuestros hermanos son pena, decepción y dolor. Siempre supe que la Cruzada no era vuestro lugar, Eleandris, más nuestra confianza no fue la suficiente como para transmitiros mis pensamientos de forma abierta. La Vigilia sufrió un ataque hace poco, arrebatando la vida a Ezequiel y a la fiel amiga de mi hija, Runa, entre tantos novicios e Iniciados. Sabed una cosa cosa, y es que en tierras Argentas no seréis jamás perseguido, pues en nuestras filas se hallan centenares de desertores escarlatas, en los que me incluyo. Siempre tendréis aliados humanos en el norte, Eleandris y espero ofreceros un hogar secundario una vez estas tierras sean habitables. Agradezco sus intenciones de ayuda, y sin duda no las rechazaría, pero vuestra gente os necesita quizás más que nosotros. Solo os pediré una cosa en esta misiva, Eleandris, pero no os sintáis con ninguna obligación de hacer cumplir esto. Recordad a vuestra gente Eleandris que hay humanos que todavía recuerdan la Alianza de antaño, aquella donde elfos, enanos y humanos lucharon como iguales. Han pasado décadas de tal cosa, pero recordad que El Alba Argenta siempre acudirá cuando los elfos requieran ayuda en las tierras del interior. Tanto vuestra amiga como usted siempre tendrán paso libre, incluso podría ofreceros visitar la Tumba de Uther en las cercanías y vernos cuando nuestros deberes no sean tan pesados. Siento que me explayo en demasía, por lo que terminaré en breves esta misiva. Que la Luz bendiga vuestra flechas contra los trols del interior y que haga quebrar su filo cuando más lo necesitéis. La Luz no olvida a sus fieles servidores, independientemente del tabardo que vistan, ni yo tampoco olvido a aquellos que me ayudaron cuando creía que esto era imposible. Atentamente, Escudero y Protector Thomas Benet. P.D: Cuidaré de ella.
  13. El Predicador

    Mucho se habla de un movimiento en el norte para destruir los últimos bastiones del Azote en las antiguas tierras de Lordaeron. En estos últimos meses las noticias han volado entre los reinos, de las cuales muchas veces carecen de autenticidad. Se dice que la Vigilia de la Luz es un puesto armado que está eliminando a las manadas de No-muertos que deambulan por los caminos, asegurando así una ruta segura hasta los puestos de peregrinaje y ciudades más seguras. Sin embargo, no todos los rumores que vuelan hacia los aguerridos que meditan el marchar al Norte en busca de fama, venganza o dedicación a la sagrada Luz, son buenas noticias. Muchas familias, amigos y otros que han decidido aumentar las habladurías en la tabernas simplemente porque no tienen nada mejor que hacer, advierten que el Protector y Escudero Thomas Benet, más que un protector, es un carnicero. La mayoría de los reclutas que parten en su marcha mueren en el camino, y si no en misiones suicidas que a pesar de obtener resultados, los costes en vidas son demasiado altos. Otros, sin embargo, sienten cierta curiosidad a los nuevos rumores que parten desde la Tumba de Uther. Se dice que el Escudero, en sus horas más bajas, pidió entre lágrimas auxilio por su alma ante la tumba del venerable Lord Uther, y este afirma que el honorable paladín le proporcionó unas palabras tan sabias, que su tenacidad es inquebrantable. Estos rumores provienen de sus mismos hermanos Argentas y otros peregrinos que allí estaban. Quizás aquellos que no tengan nada que perder o que la fe ciegue sus emociones y cordura, acudan a la llamada del Escudero para acabar con esos seres que una vez derrocaron un reino entero. Consecuencias: - Menos reclutas para la Vigilia de la Luz, debido a los rumores que rodean a Thomas Benet de que la mayoría de los que le rodean mueren en las misiones que lidera. - Pese a que haya menos reclutas, aquellos que parten a la Vigilia de la Luz serán de mejor calidad, y serán de una moral casi inquebrantable, pues muchos rozarán la locura o la fe extrema. - En cuanto a los jugadores, queda a libre interpretación.
  14. Hola a todos

    ¡Bienvenido al servidor! Por lo que veo, seguramente estarás interesado en los Quel´dorei. Si es así, hay un foco activo de ellos en Tierras del Interior. Paseate por Discord cuando tengas tiempo y te vas presentando, así por si tienes alguna duda también la podemos intentar resolver al instante.