Saltar al contenido

BlinD

Roler@
  • Contenido

    17
  • Registrado

  • Última Visita

Reputación en la Comunidad

12 Good

3 Seguidores

Sobre BlinD

  • Rango
    Miembro

Visitantes recientes del perfil

669 visitas al perfil
  1. BlinD

    Elara

    Nombre del Personaje Elara Raza Alto Elfo Sexo Mujer Edad 150 Altura 1,67 Peso 70 Lugar de Nacimiento Quel'thalas, Lunargenta. Ocupación Forestal Descripción Física Atlético y curtido, Elara hace gala de la destreza y la elegancia de movimiento usual en su raza, aun así siempre se muestra en una actitud serena pero altiva. No es demasiado corpulento y está dentro de la media de estatura. Su cabello argénteo lo lleva en una coleta larga y práctica, peinado hacia atrás para que nada le entorpezca la vista. Una de las cosas mas remarcables es su mirada furtiva, ojos azul pálido que parecen ver más allá de las primera apariencia, y sobre todo, que parecen estar analizando todo lo que ven. Sus facciones son algo más agudas de lo normal, dándole un semblante estilizado y marcado, con una barbilla algo prominente. Normalmente muestra una expresión serena. Descripción Psíquica Elara se reconoce por tener un carácter tranquilo, que ha ido templando con el paso de los años. Aun así por los hechos ocurrido en su pasado se ha vuelto alguien muy cauto, analizando todas las posibles consecuencias de sus actos al milímetro. Se volvió inflexible en algunas maneras de proceder, tales que casi siempre hace las cosas con el libro de normas en la mano. Además tiene un fuerte sentido del deber y es cumplidor con su trabajo. Ficha Rápida No (600 palabras mínimo) Historia Elara como todo elfo que se preciaba empezó con los estudios en la magia y en las artes arcanas. Descendiente de un mago y una sacerdotisa, siempre tuvo la presión de seguir los pasos de su padre, y lo intentó, aunque cuando pasaron algunos años se dio cuenta de que quizá podría tomar otro camino. De joven , y cuando tenía tiempo libre de la academia, siempre encontraba alguna manera de escabullirse fuera de las puertas de Lunargenta para explorar el bosque, para salir y despejarse. Solía pasar bastante tiempo con su tio, un capitán forestal llamado Sylnos. La compañía de su tio era más grata, y mucho menos teñida por todo el aire cortés y refinado que había en la ciudad, podía hablar de tu a tu sin cortarse. Tal era la confianza que Sylnos empezó a darle lecciones de tiro con arco y le enseñó los primeros pasos para convertirse en forestal. La joven Elara parecía disfrutar más el aire libre que el ambiente cargado de la sala de estudio. Después de unos años más tarde, las escaramuzas con las tribus troll habían ido a más y se movilizó un pequeño grupo de los forestales. Aun así la obligación de Elara seguía siendo el estudio riguroso de las artes arcanas, bajo la atenta mirada de su padre. Aun así no pasaba un día en que Elara viera como traían heridos y marchaban más tropas al frente, hasta que llegó el momento que su tio también debía partir como Forestal. El joven elfo se vio en una encrucijada, tenía la necesidad, más que el deber, de hacer algo, ayudar en algo y no quedarse encerrado en Lunargenta mientras otros defendían la tierra a espada y sangre. Así que decidió hablar seriamente con su familia; había tomado la decisión de convertirse en forestal. Su familia no vio con buenos ojos esa decisión, casi parecía que los había traicionado por como empezaron a tratarle desde entonces, pero es una elección de la que nunca se ha arrepentido. Tenía pocas semanas para prepararse, dada la necesidad de tropas en el frente; así que con un adiestramiento poco profundo, pero con los conocimientos que le había dado su tio, logró su reconocimiento como forestal y partió al frente. Por fortuna en el momento que Elara pisó el campo de batalla, gran parte de las fuerzas trol eran pequeños reductos que aun oponían resistencia. Aun así participó en algunas escaramuzas, y lo que vio allí, le curtió algo más el carácter. Pasados varios años, no sería hasta los hechos de la 2a Guerra que Elara tendría que volver a usar sus habilidades. Fue uno de los forestales rastreadores que servían de voz de alarma, aun así no participó directamente en las batallas que acontecieron. Cuando la guerra se dio por terminada, fue su cometido dar caza a los últimos reductos de trol que se daban a la fuga. Elara durante los hechos de la 3a Guerra se encontraba fuera con una pequeña compañía formada por forestales. Si bien las relaciones entre humanos y elfos habían acabado de forma algo tensa, su pequeño grupo tenía carta blanca para moverse por diferentes zonas, aunque no era visto con buenos ojos. Días después de la caída de Lordaeron llegaron funestas noticias desde Quel'thalas. La horda de no-muertos se estaba dirigiendo a la tierra de los elfos, capitaneados por el príncipe humano Arthas. De vuelta a Quel'thalas, pudieron seguir el reguero de destrucción y corrupción que dejaba la marcha de los no-muertos. Para su sorpresa, los cadáveres de forestales que se encontraron en el camino volvieron a la vida, desatando una escaramuza caótica en los que algunos de los compañeros de Elara murieron. Esas abominaciones ya no eran forestales. Pasaron pocos instantes hasta que sólo quedó un silencio sepulcral en el lugar. De la nada apareció un grupo de no muertos que asaltó a los forestales. Cuan fue la sorpresa de Elara, que cuando cruzó espadas con uno de ellos, pudo reconocer la cara desgarrada y en descomposición de su tio Sylnos. Todos los que protegían las runas habían caído bajo la influencia de la plaga y no eran más que títeres sedientos de sangre. Por la tensión del momento y por el propio shock, Elara se vio obligada a decapitar de cuajo a su propio tio por pura reacción. Cuando los demás no-muertos cayeron, solo 4 forestales seguían en pie. Vista la situación, arrodillado delante de el amasijo de tripas y huesos que había sido su querido tio, Elara insistió en que debían ir a Quel'thalas con la mayor rapidez posible. Los otros 3 miembros no lo vieron buena idea: eran demasiado pocos y demasiado vulnerables, ¿cuantos más de los suyos habrían acabado igual? Con resignación, pesadumbre rabia contenida, Elara se vio obligada a seguir los consejos de sus compañeros. Volvieron sobre sus pasos, esperando encontrarse con supervivientes o algún tipo de "ayuda" que llegara al lugar. Hasta que no recorrieron bastante camino, no se encontraron con un pequeño asentamiento humano con refugiados y algunos miembros del ejercito. Después de este duro golpe emocional, tuvieron que improvisar. Su objetivo final era llegar a Ventormenta. , aunque el camino fue largo y angustioso. Tuvieron que sobrevivir con lo poco que llevaban encima. Tal fue su marcha que llegaron hasta el puente de Thandol casi en las últimas: durante esos días la sed de magia se hizo aun más patente. Por fortuna un grupo de enanos acudieron en su ayuda. Después de una semana y sin noticias aun de lo ocurrido en Quel'thalas, decidieron que lo más sensato sería dirigirse a la ciudad de Ventormenta, desde allí seguro que recibirían noticias. Gracias a los enanos pudieron enrolarse en una pequeña caravana que se dirigía a la misma ciudad y llegar sanos y salvos.
  2. BlinD

    [Ficha] Elara

    Nombre: Elara Atributos6 Físico6 Destreza6 Inteligencia6 Espíritu9 PercepciónValores de combate24 Puntos de vida24 Mana11 Iniciativa10 Ataque a Distancia (Arco largo)10 Ataque a Distancia (Arco corto)8 Ataque CC Sutil (Combate desarmado ofensivo)8 Defensa Habilidades Físico 2 Atletismo Destreza 2 Combate desarmado ofensivo 1 Equitación 2 Escalar 2 Defensa 1 Nadar 2 Sigilo Inteligencia 1 Fauna (Mamíferos) 1 Leyes (Justicia Thalassiana) 1 Sanación/Hierbas 1 Supervivencia 1 Conocimientos/Historia (El Alto Reino Élfico) Espíritu Percepción 1 Arco largo 1 Arco corto 1 Advertir/Notar 1 Buscar 1 Rastrear 2 Reflejos Escuelas/Especializaciones
  3. Coloco aqui una ausencia indefinida chicos nos vemos y disfrutad del rol. estare de vuelta pronto o eso espero.
  4. Diferente patrón, mismo resultado. El master tira en un juego de 3. 10, 20, 32. Jugador 1: 10 Jugador 2: 32 Jugador 3: 20 Si eres desafortunado y no tienes la mayor tirada, sabes exactamente que alguien la tiene y seguramente ese alguien apostara fuerte así que no tiene sentido que jugador 1 y jugador 3 apuesten fuerte por que van a perder las doradas ya que ninguno tiene la mas alta, faltaría pulir el sistema para mantener la tensión y el suspense. Edito para mencionar que el jugador 2 sabe a ciencia cierta que el tiene la tirada mas alta ergo va a ganar Si o Si solo tiene que llegar hasta el final de la apuesta y ganar
  5. Buenas tardes a todos, pequeño aporte para esos arqueros un poco mas exigentes: Carcaj de tamaño gigante (Diria que Mogu): .aura 125165 Version 2.0 del Carcaj habitual (Visualmente se posiciona mejor): .aura 138441 Carcaj version Quel'dorei de nivel alto (No recomiendo usarlo sin permiso de algun gm, ya que es el carcaj solamente del arco thas'dorah): .aura 210509 Espero que sea de ayuda y los disfruteis.
  6. Pues que puedo añadir que no hiciera el compañero de arriba, analizando la situación hemos estado alrededor de unas 5 horas mas o menos puede que 6 horas de rol y disfrute estupendo en buena compañía. Como menciona el compañero la parte mas lenta y larga la investigación pues pareciamos pollos perdidos de un lado a otro pero todo empezaba a cobrar sentido, añade también la negociación y el encontronazo y luego ya por ultimo el maldito túnel de la muerte donde cada acción debía de ser premeditada y que elegir era tan importante con tantos enemigos y riesgos, tensión no ha faltado y la persecución bueno algunos hemos tenido suerte al caer al canal y sobrevivir pese a ello tengo que decir que tengo ganas de mas en serio y mi nota es también 9/10, realmente lo he disfrutado de principio a fin. Gracias por la oportunidad de participar. Ahora a recuperarse y a seguir.
  7. BlinD

    [Historia] Thaendras

    Nombre del Personaje Thaendras Raza Quel'dorei Sexo Hombre Edad 150 Altura 1,80 Peso 80 Lugar de Nacimiento Lunargenta Ocupación Forestal Descripción Física Atlético y curtido, Thaendras hace gala de la destreza y la elegancia de movimiento usual en su raza, aun así siempre se muestra en una actitud serena pero altiva. No es demasiado corpulento y está dentro de la media de estatura. Su cabello argénteo lo lleva en una coleta larga y práctica, peinado hacia atrás para que nada le entorpezca la vista. Una de las cosas mas remarcables es su mirada furtiva, ojos azul pálido que parecen ver más allá de las primera apariencia, y sobre todo, que parecen estar analizando todo lo que ven. Sus facciones son algo más agudas de lo normal, dándole un semblante estilizado y marcado, con una barbilla algo prominente. Normalmente muestra una expresión serena. Descripción Psíquica Thaendras se reconoce por tener un carácter tranquilo, que ha ido templando con el paso de los años. Aun así por los hechos ocurrido en su pasado se ha vuelto alguien muy cauto, analizando todas las posibles consecuencias de sus actos al milímetro. Se volvió inflexible en algunas maneras de proceder, tales que casi siempre hace las cosas con el libro de normas en la mano. Además tiene un fuerte sentido del deber y es cumplidor con su trabajo. Ficha Rápida No (1000 palabras mínimo) Historia Thaendras como todo elfo que se preciaba empezó con los estudios en la magia y en las artes arcanas. Descendiente de un mago y una sacerdotisa, siempre tuvo la presión de seguir los pasos de su padre, y lo intentó, aunque cuando pasaron algunos años se dio cuenta de que quizá podría tomar otro camino. De joven , y cuando tenía tiempo libre de la academia, siempre encontraba alguna manera de escabullirse fuera de las puertas de Lunargenta para explorar el bosque, para salir y despejarse. Solía pasar bastante tiempo con su tio, un capitán forestal llamado Sylnos. La compañía de su tio era más grata, y mucho menos teñida por todo el aire cortés y refinado que había en la ciudad, podía hablar de tu a tu sin cortarse. Tal era la confianza que Sylnos empezó a darle lecciones de tiro con arco y le enseñó los primeros pasos para convertirse en forestal. El joven Thaendras parecía disfrutar más el aire libre que el ambiente cargado de la sala de estudio. Después de unos años más tarde, las escaramuzas con las tribus troll habían ido a más y se movilizó un pequeño grupo de los forestales. Aun así la obligación de Thaendras seguía siendo el estudio riguroso de las artes arcanas, bajo la atenta mirada de su padre. Aun así no pasaba un día en que Thaendras viera como traían heridos y marchaban más tropas al frente, hasta que llegó el momento que su tio también debía partir como Forestal. El joven elfo se vio en una encrucijada, tenía la necesidad, más que el deber, de hacer algo, ayudar en algo y no quedarse encerrado en Lunargenta mientras otros defendían la tierra a espada y sangre. Así que decidió hablar seriamente con su familia; había tomado la decisión de convertirse en forestal. Su familia no vio con buenos ojos esa decisión, casi parecía que los había traicionado por como empezaron a tratarle desde entonces, pero es una elección de la que nunca se ha arrepentido. Tenía pocas semanas para prepararse, dada la necesidad de tropas en el frente; así que con un adiestramiento poco profundo, pero con los conocimientos que le había dado su tio, logró su reconocimiento como forestal y partió al frente. Por fortuna en el momento que Thaendras pisó el campo de batalla, gran parte de las fuerzas trol eran pequeños reductos que aun oponían resistencia. Aun así participó en algunas escaramuzas, y lo que vio allí, le curtió algo más el carácter. Pasados varios años, no sería hasta los hechos de la 2a Guerra que Thaendras tendría que volver a usar sus habilidades. Fue uno de los forestales rastreadores que servían de voz de alarma, aun así no participó directamente en las batallas que acontecieron. Cuando la guerra se dio por terminada, fue su cometido dar caza a los últimos reductos de trol que se daban a la fuga. Thaendras durante los hechos de la 3a Guerra se encontraba fuera con una pequeña compañía formada por forestales. Si bien las relaciones entre humanos y elfos habían acabado de forma algo tensa, su pequeño grupo tenía carta blanca para moverse por diferentes zonas, aunque no era visto con buenos ojos. Días después de la caída de Lordaeron llegaron funestas noticias desde Quel'thalas. La horda de no-muertos se estaba dirigiendo a la tierra de los elfos, capitaneados por el príncipe humano Arthas. De vuelta a Quel'thalas, pudieron seguir el reguero de destrucción y corrupción que dejaba la marcha de los no-muertos. Para su sorpresa, los cadáveres de forestales que se encontraron en el camino volvieron a la vida, desatando una escaramuza caótica en los que algunos de los compañeros de Thaendras murieron. Esas abominaciones ya no eran forestales. Pasaron pocos instantes hasta que sólo quedó un silencio sepulcral en el lugar. De la nada apareció un grupo de no muertos que asaltó a los forestales. Cuan fue la sorpresa de Thaendras, que cuando cruzó espadas con uno de ellos, pudo reconocer la cara desgarrada y en descomposición de su tio Sylnos. Todos los que protegían las runas habían caído bajo la influencia de la plaga y no eran más que títeres sedientos de sangre. Por la tensión del momento y por el propio shock, Thaendras se vio obligado a decapitar de cuajo a su propio tio por pura reacción. Cuando los demás no-muertos cayeron, solo 4 forestales seguían en pie. Vista la situación, arrodillado delante de el amasijo de tripas y huesos que había sido su querido tio, Thaendras insistió en que debían ir a Quel'thalas con la mayor rapidez posible. Los otros 3 miembros no lo vieron buena idea: eran demasiado pocos y demasiado vulnerables, ¿cuantos más de los suyos habrían acabado igual? Con resignación, pesadumbre rabia contenida, Thaendras se vio obligado a seguir los consejos de sus compañeros. Volvieron sobre sus pasos, esperando encontrarse con supervivientes o algún tipo de "ayuda" que llegara al lugar. Hasta que no recorrieron bastante camino, no se encontraron con un pequeño asentamiento humano con refugiados y algunos miembros del ejercito. Después de este duro golpe emocional, tuvieron que improvisar. Su objetivo final era llegar a Ventormenta. , aunque el camino fue largo y angustioso. Tuvieron que sobrevivir con lo poco que llevaban encima. Tal fue su marcha que llegaron hasta el puente de Thandol casi en las últimas: durante esos días la sed de magia se hizo aun más patente. Por fortuna un grupo de enanos acudieron en su ayuda. Después de una semana y sin noticias aun de lo ocurrido en Quel'thalas, decidieron que lo más sensato sería dirigirse a la ciudad de Ventormenta, desde allí seguro que recibirían noticias. Gracias a los enanos pudieron enrolarse en una pequeña caravana que se dirigía a la misma ciudad y llegar sanos y salvos.
  8. BlinD

    [Ficha] Thaendras

    Nombre: Thaendras Ficha Generada Atributos 6 Físico 7 Destreza 6 Inteligencia 7 Percepción Valores de combate 24 Puntos de vida 18 Mana 9 Iniciativa 9 Ataque a Distancia (Arco Largo) 9 Ataque CC Sutil (Espada Ligera) 9 Defensa Habilidades Físico 2 Atletismo Destreza 2 Arco Largo 2 Espada Ligera 1 Escalar 2 Defensa 1 Nadar 1 Sigilo 1 Trampas/Cerraduras Inteligencia 1 Fauna 1 Supervivencia Percepción 3 Advertir/Notar 2 Buscar 2 Rastrear 2 Reflejos Ninguna Escuelas/Especializaciones
  9. ¡Hola! Me presento como nuevo jugador. Tengo ganas de probar suerte y disfrutar roleando. Hade un par de días que se del servidor de Pluma y Espada y me he decidido a probarlo!.
×
×
  • Crear Nuevo...