Roleros Destacados


Popular Content

Showing most liked content since 19/07/18 en todas las áreas

  1. 3 points
    Objetos creados por la comunidad y cómo importarlos Este apartado está destinado a recoger todos los items que creemos que pueden ser de utilidad para otros jugadores. Si tenéis alguna propuesta hacedmela llegar por mp o por discord para mantener este tema limpio. Una vez tenemos creado un objeto en nuestro Total RP 3 tenemos la opción de "enviarlo" a otro jugador sin que sea necesario que estemos logeados para comerciarselo, una opción útil para registrar aquellos objetos que queramos que cualquier miembro de la comunidad pueda acceder a ellos fácilmente. Con la versión 2, el addon cargaba todos aquellos objetos que estaban accesibles de otros jugadores, pero por motivos de seguridad en la versión 3 esta opción se eliminó y ahora deberemos importarlos manualmente o a través de comercio. - Tengo un objeto que quiero exportar a otro jugador Vamos a la Database y buscamos en la lista el objeto que queremos exportar. Clickamos botón derecho sobre él para abrir las opciones y seleccionamos "Exportación rápida". Se nos abrirá una ventana con un código, el cual debemos copiar. Si el objeto tiene unas dimensiones superiores a 22kb, tendremos que hacer una "Exportación completa", lo que creará un archivo en la dirección de nuestro wow dentro de la carpeta WTF. El nombre del archivo nos lo facilita el programa en la ventana que nos aparecerá tras una pequeña pantalla de carga. Buscamos el archivo y se lo enviamos al otro jugador. - Quiero importar un objeto a mi wow En la parte inferior de la Database encontramos los siguientes botones: Nota: si no los ves es porque estás utilizando una versión antigua del Total RP 3. La que recomiendo usar es Total RP 3 1.3.5.3 y TRP xtended 1.1.1. Con "Importación rápida de objetos" podemos importar a nuestro Total RP el objeto cuyo código tengamos. Clickamos en el botón y nos aparecerá un cuadro de texto donde deberemos pegarlo. Y listo, ya tenemos el objeto en nuestra Database. Si el objeto a importar es muy grande (archivo >22kb), tendremos que usar la opción "Importación total". Una vez tenemos el archivo del objeto que queremos importar, lo ponemos en la carpeta WTF y clickamos en el botón "Importación total". El addon locarizará solo el archivo y nos saldrá una ventana como esta: Le damos a aceptar y ya tendremos el objeto en la lista de la Database. Lista de creaciones de la comunidad - Manual de juego de Pluma y Espada Un item documento que se puede añadir al inventario del Total RP 3 Extended. En él está recogido el sistema de juego que utilizamos en PyE (Magias no incluidas). Es un usable (click derecho para abrirlo). Método de importación: total. Link de descarga. Creado por Psique. //Iré añadiendo estos días, incluido el sistema de magia que lo tengo a medio hacer.
  2. 2 points
    Con la carta enviada ya por el mensajero, quedaba la última, para los que quedaban en la torre... y los que quizá seguían vivos y no habían retornado al lugar. ¿Estarían muertos? Elegost lo dudaba, pero en parte tenía aceptado que hubieran muerto ¿Y los que quedaban aún en la torre? Bueno, qué importaba, todos ellos vinieron por voluntad, esperando algo que no pasó. -Otro fracaso que apuntar. -Se dijo así mismo mientras empezaba a escribir. Para quién le interese, sea de la compañía como un visitante, incluso si es un bandido: He mandado a los otros a las novicias y al Iniciado, devuelta a casa. Sí, no lo he consultado con nadie ¿Pero con quién lo haría?. Si eres Santiago, pues has tardado lo tuyo en volver, si eres los bandidos: la torre vuelve a ser vuestra. Si sois algún otro y os veis perdidos o necesitáis de escolta a algún lugar al que regresar: Estaré desde la muralla a la zona de la torre, durante unos pocos día, luego, sólo la Luz sabe. Si por todo lo contrarío, aún queréis ayudar a las gentes de la región o darle un sentido a vuestra vida, gustosamente compartiré el camino. Elegost.
  3. 2 points
    Historia -[...] Como puede ver, el salón es amplio y luminoso. Tres estanterías empotradas y un hogar preparado para llamas arcanas, a prueba de riesgos.-¿Tengo cara de pirómana? Supongo que no, que es parte del discurso estándar. Creo haber visitado unas veinte viviendas tan solo en este distrito, y todas estaban preparadas a prueba de algo. O es que este señor se había olvidado la chuleta en casa. Sí veinte, y además, en la misma calle. Suena trágico, lo se, pero es lo que hay. Cuando quieres comprar una casa en esta ciudad sin que la mitad de tu presupuesto se lo coma la inflacción, sobretodo en los distritos más occidentales, no puedes evitar sentirte un poco cuervo, picoteando lo que otros dejaron atrás cuando… Sabéis de lo que hablo. Algunos incluso prefieren mudarse a los barrios más próximos a la Corte, donde la inflacción sube como la espuma. Como si los fantasmas fueran a perseguirles por adquirir legalmente una propiedad. Uuuhh... Pero a los que pecamos de cínicos e incluso de un poco sociópatas, preferimos la intimidad de los edificios sin vecinos. -¿Quiere ver el dormitorio? Está escaleras arriba. El arquitecto destinó todos esos metros cuadrados para preparar un espacio ideal para una pareja, o un elfo.-Sí, claro, intenta arreglarlo. Carraspea.-Intimidad y sofisticación, estoy seguro de que será de su agrado señorita Drothel. -¿Cuánto tiempo dice que tiene la propiedad? -A penas un año, señorita. Las labores de reconstrucción concluyeron en este área hace apenas unos meses. Se tomaron muchas molestias en proveer a la zona de zonas verdes, parques y lugares de paz contemplativa. Planean abrir un colegio cerca…-No digo que sea mal vendedor, de hecho no lo es, soy yo la que es mala clienta. Vengo de una vivienda mucho más grande que esta, pero, bueno, eso él no lo sabe. Decidí hace unos cuantos meses que se me había quedado grande. Seguramente estarás cansado de escuchar la misma historia, y de hecho, es algo clónico en todos nosotros. Todos hemos perdido a alguien. Todos hemos conocido la cara de la devastación. Pero sobre todo, cada uno pensamos que nuestra desgracia es mayor que la de los demás simplemente por ser nosotros, presas de nuestro cínico egocentrismo. Perdí a mi familia, es un hecho, el mismo día en el mismo lugar. No hubo honra para ellos, solo sufrimiento. Pero a todos nos llega el momento de pasar página, antes o después, y ese duelo concluiría en cuanto me desapegase de lo que más me recordaba a ellos: mi hogar familiar. Comenzamos a subir las escaleras hacia el piso de arriba, y sí, la habitación era enorme, toda una planta para una cama y un vestidor, algo pretencioso, pero conociendo mi afán por acumular objetos materiales terminaré echando falta unos cuantos metros. -La nueva política de natalidad, ya.-Y pensar que a penas un siglo tener o no un hijo era cosa de unos pocos. Teníamos mucho tiempo para decidirlo y de cualquier modo, no era un paso inherente que debía darse sí o sí. Algunos se limitaban a tener una gratificante vida en pareja, pero ahora… Si nuestro número no fuera un problema, no habría barrios enteros abandonados. Y seguramente a este señor le iría mejor el negocio. Se le veía especialmente apremiado por vender. No le presto mucha atención, me deslizo hacia el baño. Me gustan esos colores, el cómo la piedra blanca se entremezcla con los azulejos celestes. Es bastante amplio, y ese espejo… ¿Enserio he llevado esta cara de agotamiento mental toda la visita? Pobre hombre. Saco de mi bolsa mi pintalabios y me repaso los labios, ahora que puedo. Algunos al ver este color tan llamativo piensan que es un alarde de egocentrismo, de ganas de robar atención, pero no es por eso. De hecho es el único maquillaje que suelo utilizar. -Es un bermellón precioso, señorita, le favorece. Si me dieran un cobre cada vez que alguien dice que es “bermellón”, me habría jubilado a mis ciento treinta y dos años. Y si me cobrasen por cada mala mirada que dedico al cotilla que me lo dice habría capital como para reconstruir el distrito más alejado por entero. Aborrezco este desfile de inmerecida confianza. Empieza a cansarme. Me repaso los labios y aquí entra el silencio incómodo que te has ganado. Ibas por buen camino, en serio, pero hay cosas que no. Porque no son tuyas, y realmente no te importan, simplemente alimentan tu morbo. Y por cierto, no es carmín, es un rojo con subtono azul precioso y único. Imbécil. Si supieras algo del planeta mujer, sabrías que el carmín se mueve con facilidad y que tienes que andarte con ojo para no terminar hecho un cuadro. El primero me lo regaló mi madre que además tuvo el decoro de explicármelo, de esa manera consiguió que dejase de morderme los labios por nerviosismo. Porque por si no te has dado cuenta, sí, soy muy nerviosa y no del nervio bueno y divertido de chica adolescente que se sonroja con mirarla, no. Imagina un lince con un mal día, malas pulgas y hambre. Sí, esa soy yo. Así que cuando a los “valientes” como tu les parece una buena idea desdibujar la linea entre lo adecuado y lo atrevido, me disparan los nervios, termino mordiendome los labios y entonces me tengo que tomar un momento, respirar, mirarme al espejito de mano, recordarme por qué está penado el homicidio y volver a colocarme debidamente el pintalabios. Es como una pausa autoimpuesta, un “ey, respira, o te saldrán arrugas”. -Gracias.-¿Qué? Todos somos unos hipócritas, sobretodo cuando se trata de mantener las formas socialmente impuestas. Vaya sonrisa más socarrona y autosuficiente le sale. -Entonces si está segura de su decisión la citaré en unos días para firmar los documentos pertinentes.-Iba a salirme caro, porque del mismo modo que la situación actual no favorece a la venta, tampoco favorece a la compra, pero creo poder ocuparme del pago entre lo que consiga vendiendo mi casa y mi sueldo de recluta.
  4. 2 points
    La madera se curva con familiar nostalgia ante mis ojos cuando intento conciliar el sueño, y me confunde. Desorientado busco un atisbo de realidad que me diga que ya he caído presa de ese anhelo onírico, pero no es así. No es mi humor el que se ve variado, ni me levanta el pulso poder mantener una larga charla en Thalassiano, tampoco me exalta ver tantos de los míos fuera de los suburbios de una pestilente población humana. Sin embargo, me perturba a un nivel más profundo, que lacera mis adentros y me complace al mismo tiempo. Volveré a abandonarme a los murmullos de los durmientes, que respiran tranquilos por toda la estancia, a la brisa cada vez más cálida que anuncia la estación del sol. Quizás logre dormirme. Todos mis deseos Danzan vesanos Vigila y ensueño T.B'O ~ Junio Me he despertado descansado, cuando el sol, ya en su zenit, había ayuntado al resto de sus camastros. He dedicado algo de tiempo a hacerme al lugar, he paseado por Quel’danil y trazado sus formas en mi memoria. Por la tarde me disponía a salir por las inmediaciones más cercanas cuando Odriel y un pequeño sequito me han dado la bienvenida en el salón general que ocupo con ellos. Había un muchacho que aún no ha dejado la niñez atrás del todo. Se ha cubierto el rostro con presteza, no sé si por timidez, o en busca de ocultar las redondeces infantiles que aun poseen sus facciones. Si era esa su razón, el gesto fue vano, es aún muy bajo para que pueda pasar por un adulto, pesé a que la presencia de Thamireen lo disimule. Responde al nombre de Auric. Una joven rubia y de carácter más extrovertido era la última integrante del grupo. Se llama Alyra, y a lo largo de nuestro encuentro le he podido observar un carácter risueño y considerado. Tenían la intención de buscar pistas sobre la bestia que ronda el lugar. Como no planeaban enfrentarla, me he ofrecido a acompañarlos. Ha sido una necedad por mi parte. Demasiado agotados por la travesía en la foresta hemos sido asaltados por la inmensa bestia cuando tomábamos un descanso, imprudentes, al salir del abrigo de los arboles para refrescarnos en un lago. El ave era inmensa, más que la mayoría de la vegetación circundante. Sus plumas brillaban bermejas, intercalándose con otras tan negras como el carbón, o sus afilados pico y garras. Emitía un graznido furibundo, y corría a una velocidad vertiginosa. Parecía sacado de una oda de cazadores de bestias magnas de esas que gustan tanto a los niños enanos. La magia de Odriel nos ha salvado, en especial a mí y al más jovato, de nuestras torpezas y de la criatura. El muchacho no ha quedado impune, y he procedido a tratarlo al llegar a la avanzada. También tuve anoche la ventura de compartir un rato con la joven hechicera. Me ayudó con unas pociones de sanación, útil que empezaré a fabricar con más asiduidad dadas las circunstancias. Tiene una gran pasión por la magia, y habla con un entusiasmo contagioso de aquellas vertientes que la encandilan, sin embargo, también posee una falta de confianza que corta sus discursos o la hace tenerse en menos con regularidad. Pese a la torpeza que proclama con el cuerpo, y que poseer a ratos con las palabras, también brilla una inteligencia que no he visto mucho en aquellos que han vivido en el encierro. Se ruboriza con suma facilidad. ¿No está hecha a tanta atención o he perdido mano con los míos? El tiempo me ayudará a dilucidarlo. Con tétricos graznidos Cruje la foresta El pánico se extiende T.B'O ~ Julio He pasado el día haciendo memoria, añadiendo a mi herbolario aquellas plantas regionales cuya existencia aún recuerdo. He aprovechado para consultar a los locales aquellos detalles que había olvidado de las mismas para no dejar huecos. Así ha pasado rápido el día hasta media tarde. Antes de perder la compañía del sol he vuelto a pasear por el lugar. Me dijeron varias veces que planean hacer un huerto. Quizás pueda solicitar un pequeño espacio para plantar hierbas. Las plantas son, probablemente, una de las pocas cosas en las que podré ayudar. Mis viajes son una fuente de conocimiento variado, de curiosidades para las tabernas que ahora se presentan con un brillo nuevo de utilidad. Las formas que formaban parte de mi sistema de retos y acertijos, son ahora respuestas. El jabón madura en la amplia barandilla a la que da mi camastro, ya ha endurecido casi por completo, y le he dado las vueltas pertinentes. En un par de días estará listo para venderse, aunque no me siento con urgencia alguna de abandonar la avanzada, Pico Nidal esta lo suficiente cerca como para un trayecto corto, y hay varias villas por toda la región. Más allá de eso haré caso a mi anfitrión y descansare un tiempo. Mi cuerpo está cansado de los viajes, y aun resentido de las desventuras de la pasada tarde. Recordé anoche, y casi por casualidad, sobre los astros que nos abrigan. Aunque no soy hechicero, y no puedo aprovecharme de la ventura y la magia que contienen esas formaciones únicas, recuerdo a los míos invocando el nombre de Belore entre canticos, celebrando la llegada de días más largos. ¿Cuántos años hace que no toco esas melodías? Más de los que me gustaría. La pequeña hechicera me advirtió de no tocar el pasado delante del resto. Lo comprendo y lo entiendo, aunque mi cuerpo pena por el día en el que podamos volver a recordar nuestra cultura sin rompernos por dentro. Quizás recuperar pedazos de nuestros ritos nos ayude a sanar. Faro del alma Entre bruma y tormento Belore guía T.B'O ~ Julio Los sueños inquietos se han hecho con mi descanso tras la primera noche, y no parecen dispuestos a abandonarme pronto. Pese a ello, no he perdido la energía que me embarga al despertarme entre el arrullo de mi propia lengua. No soy un ser ocioso. La tranquilidad que me proporciona este lugar barre el apuro por conseguirme sustento, y deja un gran margen de horas libres de las que puedo disponer como me plazca, aunque, honestamente, no es que precisara de dedicar demasiado tiempo a mi supervivencia antes de llegar a la avanzada. La mañana ha transcurrido mientras tocaba al abrigo del porche. La presencia de los míos me ha acompañado hasta la media tarde. He compartido con Odriel mis inquietudes sobre el festival solar, y se ha mostrado dispuesto y acorde a interceder con el resto de la avanzada para intentar celebrarlo, aunque sea con parquedad. Además de consentir en ese proyecto, me ha contado sobre sus propios recuerdos al respecto. Buscando tomarle el pelo sin malicia le he llamado la atención sobre su aprendiza y hecho un par de insinuaciones para ver si, al igual que el resto de muchachos que he conocido en este lugar, era de rubor fácil. En vez de eso se ha confesado un pésimo bailarín, y ha accedido a mi oferta de remediarlo pidiendo mi secretismo. Tengo mis sospechas de los motivos. El resto de la tarde ha sido apacible. Pese a la falta de intimidad del lugar, agradezco la oportunidad de asearme con regularidad y de vestir algo más que mis ropas de viaje. Thamireen ha sido mi compañera esta noche. He buscado en ella la disposición de su ayuda para la cocina en el festival. Siendo el Alto reino un tema delicado, hemos salido a dar una vuelta mientras hablábamos de nuestros recuerdos. Ha mostrado una compasión que le imaginaba, y una delicadeza al no marcar con ostentación cuando se percató de mi melancolía que me resulta agradablemente extraña. Quizás porque llevo mucho tiempo entre otras gentes me he deshabituado a las sutilezas de los míos. La facilidad con la que se ruboriza me divierte, y me encuentro tentando su vergüenza con asiduidad. Aunque mis palabras son honestas, también me motiva ese pequeño juego de verla azorarse ante un cumplido que no se espera. Se esconde el niño De tímido azul Tras la dama blanca T.B'O ~ Julio El tiempo me falta y me sobra a partes iguales. Desde el encuentro con la bestia del bosque el sueño me rehúye, y cuando por fin lo alcanzo, solo logro un vaivén errático. Mi memoria se desordena a medida que pasan los días y los sucesos cambian posiciones en mi cabeza. Me obligo a ordenarlos por la luz o por detalles. Haber rehuido a escribir durante lo que juraría que han sido por lo menos dos jornadas no me ha ayudado. He aquí lo que retengo. He visitado la huerta, más de una vez, en compañía de Alyra, quien no solo es artífice de esta, también una cuidadora dedicada. Hablar con ella es ameno, tiene una sonrisa fácil y el atrevimiento de aquella clase que no se entierra ineludiblemente la inocencia. Su juguetonería ha sido capaz de tocar a Odriel esta última mañana, y por un momento no he visto esa seriedad de su autoimpuesta carga, solo dos muchachos jugando. Un sentimiento de hermandad que entibiece el alma. ¿Era la nostalgia que siento al mirarles lo me trajo? No lo descarto. Asumo, sin embargo, que era por la carencia de esa felicidad tan sencilla y tan nuestra que jamás me sentí bien entre los campamentos de refugiados. Loresh es un joven cuyo cabello hace de prologo sobre sus artes. Un piromántico que parece resonar con su propio elemento. ¿Hay seriedad en su cortejo? Lo observaré encantado en los días venideros. Alyra tiene un modo curioso de imponerle prendas. Cuando contemplo la forma en la que giran el uno alrededor del otro me pregunto hasta qué punto intentan, hasta donde se buscan o marean, aunque no se percaten de ello. A lo largo de las horas he tenido publico diverso, y no me he arrepentido de compartir una nota con ninguno de ellos. Aunque esperaba más reticencia, solo toco canciones del alto reino. Mis manos no se cansan de ello. La práctica y compañía que les comparto me dan aliento. Guardo en mi mente los recuerdos más bellos. Melodías que no se olvidarán mientras viva, y que anhelo ser capaz de compartir. Quizás cuando mis dedos alcancen sin lucha las notas, y la fluidez sea el tuétano de mis huesos, seré capaz de llenar el aire con las canciones llenas de color y sentimiento de las que una vez fui compañero en vez de admirador. He logrado reunir fragmentos de recuerdos diversos que no me pertenecen. Y llevo, desde entonces, ideando como entretejerlos. Odriel ha conseguido el permiso, y solo faltará escoger la fecha, pues no disponemos de recursos para celebrar el festival entero. Nos podemos permitir un día, quizás dos, aunque no lo hemos hablado claramente, presiento que nos entendemos en ese aspecto. Para el desfile de los carros, un paseo de flores que transplantare en las próximas jornadas. Para los adornos, guirnaldas con la flora que nos rodea. En vez de faroles, velas en las orillas. Debo conseguir para los postres algo de canela, y si la suerte acompaña, el festín será la lechubestia. Tengo las pinturas, y traigo conmigo la música, Loresh usará sus embrujos para liberarme de esa responsabilidad a ratos, y quizá logre otro trovador con el que pueda turnarme. Los parpados me pesan. ¿Habrá piedad para mí? Buscando lloro Me ahogo en seco Esquivo sueño T.B'O ~ Julio Cuando he abierto los ojos el sol aún no se había ocultado por completo. Estas pocas horas de sueño me han dado una poca claridad que atesoro. Mañana iré a Pico Nidal a buscar un remedio para mi problema, aunque tenga que relegar en las hierbas. También procuraré conseguir alguna receta con la que ayudar a los hechiceros, primera defensa entre la bestia del bosque y mi integridad. Aunque planeo prepararles pociones de salud sobradas para que puedan enfrentar a la criatura con menor problema, algo que fortalezca su magia, o restaure el maná que les cuesta sería una buena incorporación a mi exageradamente acotado recetario de alquimia. Mientras espero con ansia que pasen mis desvelos, buscare donde tocar sin importunar a aquellos que se acuestan mientras yo abandono el lecho. Con una fuerza que estremece Te deseo Y escapas entre mis dedos T.B'O ~ Julio El cuello me duele como si me hubieran atizado con una vara toda la noche, culpa mía por dejarme desfallecer en la glorieta que bordea el lago. Los sueños se han mostrado misericordiosos, aunque breves, pues reinaban ya las lunas en el cielo en mi último recuerdo, y el brillo morado del amanecer más temprano ha sido lo primero que he captado cuando he escapado del letargo que me tenía preso. He viajado con Odriel a Pico Nidal. El precisaba de unas tintas, yo de hierbas, remedios, y con suerte recetas. Solo él ha podido cumplir sus metas. No es sencillo encontrar quien merque enseres de botica, que no sean una estafa y que se hallen a un buen precio. Quizás de no haber encontrado a su viejo amigo habría seguido mirando, pero el tiempo no me apremia, aunque sienta la punzada desesperante que ansía un descanso largo y fructífero, azuzarme avidez. Es un enano llamado Bodvar, rucio, cuya familia comparte sangre y juramentos con los lugareños aun y no ser uno de ellos. La pasión bulle en él, así como el ansia de un sueño profético que le guía a su destino. Odriel no se ha mostrado convencido, pero si acostumbrado al apasionado y peculiar trato con él, y como si fuera un niño lo ha guiado a nuestro beneficio para que ayude a acabar con la bestia que nos acecha. Mejor que cualquier hierba sería acabar pronto con el ave, para seguridad de todos y mis desvelos. A la vuelta aun había sol, y por ello me he dedicado a los preparativos de la festividad. Recuperar canciones, y danzas. La pierna se queja si me fuerzo demasiado, pero me permite movimientos más libres que hace unos meses. Con una lentitud exasperante recupero los talentos que me han costado una vida ganar, y que se fueron en una sola noche, como cenizas en el aire. Intoxicantes con su recuerdo que impide ignorar que una vez fueron, pero sin poder reunirlas todas en algo compacto. Brisa tibia y roja Cigarras de verano Cae el sol tardío T.B'O ~ Julio
  5. 2 points
    Alcantarillado de Villadorada Conforme Villadorada crecía demográficamente y lograba estatus sobre otras aldeas de Elwynn también aumentó los desperdicios que esta producía. Los residuos no solo eran más si no que iban a parar a las inmediateces de la urbe parando en afluentes que abastecían a otras aldeas en su camino a la Ribera Lóbrega las cuales empezaron a sospechar del sabor ocre del agua y exigieron responsabilidades. Villadorada debía de prepararse para su apogeo. No todo lo que reluce es oro y para brillar como el más noble de los metales preciosos a veces hay que maquillarse. Los desechos serían enviados casi directamente a la Ribera, afluentes menores y otras balsas naturales de las que nadie pudiera beber ni instalarse, almenos bajo su responsabilidad. La reforma conllevo una expansión del alcantarillado a medida que el casco urbano de Villadorada se ampliaba así como una red de largos túneles a las afueras, lejos incluso de la vista de las murallas. Hoy en día tras años de desuso y la fatídica Guerra Gnoll las salidas más antiguas están abandonadas a su suerte y en mal estado, siendo una parte creativamente oculta entre las infraestructuras periféricas de Villadorada como murallas, molinos viejos, establos, armerías abandonadas, etc. Pautas Entrada Accesos Sistema Propuesto // Solo es el esbozo de una zona que me plantee usar y ha sido aceptada por el equipo. El alcantarillado tal y como he descrito y con las normas que he desarrollado (y estan por desarrollar) es el que usaré para las misiones o tramas que yo maneje, por lo que cualquier otro puede usarlo como quiera aunque invito a experimentar con él para recibir feedback. Me queda más por escribir y estará completo en unos días.
  6. 1 point
    Algo extraño sucedía en Ventormenta, tan extraño que la guardia de la ciudad no era capaz de averiguar qué ocurría y tras una oleada de desapariciones el capitán de la guardia se vió obligado a colocar carteles pidiendo ayuda de voluntarios para dar fin al problema que tanto les eludía. Fué así cómo Darío supo del trabajo y se lo propuso a Alexander. De camino se cruzó con Judith y Faye, las cuales sintieron cierta curiosidad por el tipo de trabajo de los hombres, y por ende decidieron acompañarles en su cacería. Mientras las ultimas luces del día acompañaban a los cuatro a través del Valle de los Héroes y de las calles de la ciudad, éstos aprovecharon para recabar toda la información que pudieron e incluso acribillaron a preguntas a uno de los guardias que saldría a la noche con ellos a investigar, no obstante apenas consiguieron información pues la Guardia no la tenía, o simplemente no quiso compartirla. Llegado su turno de trabajo y al abrigo de la noche, el fresco aire húmedo propio de una ciudad costera inundó los pulmones de cada uno, las farolas encendidas mostraban una ciudad que bien podría asemejarse a Ciudad Capital de no ser por el buen estado de los edificios, pues ni un alma se atrevía a pisar las calles de la ciudad durante la noche, sabedores de que todos los desaparecidos lo hacían cuando la dama blanca observava desde arriba. Tomaron la decisión de separarse en dos grupos para cubrir más terreno, Faye con Alexander y Judith con Darío. Faye se alertó al escuchar algo en el agua, resultando ser sólo uno de los cocodrilos que los rumores dicen haber estado allí desde la primera construcción de Ventormenta, Judith y Dario se toparon con dos chicas que no respondieron al saludo y preguntas del par, limitandose a sonreirles y salir corriendo en dirección opuesta perdiendose en las calles de la ciudad. Cuando Alexander y Faye inspeccionaban el casco antiguo toparon con un tipo del que sospecharon. Alexander percatándose de la atracción física que producía su compañera en el hizo alarde de su retórica e ilusionismo para obtener información sin llegar a vender realmente a Faye. un grito alarmó al grupo siendo Faye la primera en llegar seguida de Alexander y uno o dos minutos despues Darío y Judith. sin dudarlo tomaron antorchas y siguieron a la última víctima a las alcantarillas. no hzo falta mucho esfuerzo para encontrar lo que podría ser la raíz del problema. hasta dieciseis cautivos para ser sacrificados en un ritual...kóbold. Los kóbolds habían burlado a la guardia y cometían los secuestros impunemente ante las narices de la guardia, adormilada como de costumbre. Los cuatro se enfrentaron en combate directo a los kóbolds, los cuales les plantaron cara y aguantaron más de lo que darío y Alexander hubieran esperado, no obstante fueron derrotados por los cazadores profesionales y ambas chicas. los cautivos liberados y cuatro kóbolds, o al menos sus cuerpos sin vida entregados a la guardia. Una vez descubierto el problema y solucionado, quizá en parte quizá en su totalidad, Darío aconsejó peinar las alcantarillas en busca de más miembros del aquelarre kóbold, pero no lo harían ellos, su trabajo estaba hecho. Recompensas: 50 cobres entregados a cada miembro. Participantes y habilidades: @IsildurJenkins como Alexander Gallardo: Advertir/notar, reflejos, Ilusión, Espadón Pesado, Atletismo, Defensa, Cuchillo, Buscar @TitoBryan como Judith: Advertir/Notar @Scythe como Faye: Advertir/notar, Reflejos, Dagas, Trampas/Cerraduras, Atletismo, defensa @Izuriel como darío D'Arago: Advertir/Notar, Reflejos, Espadón Pesado, Atletismo, Sanación/Hierbas, defensa
  7. 1 point
    Ficha en proceso
  8. 1 point
    Atributos 6 Físico 7 Destreza 7 Inteligencia 6 Percepción Valores de combate 24 Puntos de vida 21 Mana 7 Iniciativa 8 Ataque a Distancia (Arco corto) 8 Ataque a Distancia (Arco largo) 9 Ataque CC Sutil (Espada ligera) 8 Defensa Habilidades Físico 1 Atletismo Destreza 1 Arco corto 1 Arco largo 1 Espada ligera 1 Escalar 1 Defensa 1 Nadar 1 Sigilo 1 C. sin armas - Equilibrado Inteligencia 1 Fauna 1 Leyes 1 Sanación/Hierbas 1 Supervivencia 1 Tradición/Historia 1 Detectar energía 1 Encantamiento básico 1 Transmutación básica 1 Abjuración básica 1 Evocación básica 1 Alterar masa Percepción 1 Advertir/Notar 1 Buscar 1 Rastrear 1 Reflejos 1 Dibujo 1 Etiqueta Escuelas/Especializaciones Transmutación
  9. 1 point
    Posteo segunda ausencia indefinida. Con Battle for Azeroth a la vuelta de la esquina el poco tiempo que podría emplear para rolear por estos lares se esfuma. Eso, sumado a que llevo cerca de... ¿Un mes? sin actividad, hace fácil la decisión de aparcar este servidor para centrarme en otras cosas. Eso sí, esto no es un adiós sino un hasta luego. Os deseo a todos divertidos y fructíferos roles.
  10. 1 point
    Un cartero, una exploradora y un mercenario Observaba al grupo desde una esquina, su espalda apostada contra un viga y sus pies en la tierra. Avanzó con la confianza de siempre ya que conocía a un par de quiénes allí estaban. Al menos conocía a una y recordaba el rostro del otro. Apenas se percató de cuando “Pecas” dejó la zona, dejándole a solas con el par que apenas conocía. Un cartero y una exploradora. Les analizó con esa mirada suya tan típica y tan odiada, la mirada de alguien que se creía superior. Aun así logró convencerlos. Sería acaso que ambos necesitaban dinero o que simplemente estaban aburridos y decidieron dejarse arrastrar por el mercenario. El ambiente de la taberna le trajo a la vida, era un ambiente que conocía bien. Sabía dónde encontrar lo que buscaba. En esa ocasión, no era lo que acostumbraba a buscar. Un hombre rechoncho y con unas entradas incipientes le llamaba con el sonido de sus monedas. Atraído hacia allí, avanzó evitando la mesas que estaban en su camino y rodeando a las personas. Conocía al sujeto y más a su guardaespaldas. En aquel momento sabía que de haber querido podría haberle roto la nariz antes de que se levantara de su silla, sus sentidos estaban alertas. La adrenalina se iba acumulando en sus venas al pensar en regresar a su antiguo oficio, uno que no desempeñaba hacía tiempo. Detrás de él notó al cartero y la exploradora, Faye y Tom eran sus nombres. Mejor sería recordarlos, se dijo. Debía convencer al mercader que eran un grupo decente. Soltó una risa entre diente, siempre lo hacía.Para cuando quiso darse cuenta estaban fuera de la taberna y tenían el trabajo. Seguir el rastro de unos gnolls asaltantes de caminos. Llegar allí sería el problema, luego tan solo tendría que hacer lo que mejor sabía hacer. Mejor era poner a la exploradora al frente, el rastro era un revoltijo de pisadas que poco le dirían en ese momento más que augurarle lo que ansiaba, una buena pelea.Minutos después estaban espiando a aquel grupo de gnolls vestidos de seda. Eso era nuevo. Le sumaba cierta diversión al asunto, aunque no tuvo mucho tiempo de reírse al respecto, el enfrentamiento había iniciado con disparos de ballesta y arco por parte de Tom y Faye respectivamente. La chica estaba en un árbol, eso estaba bien, no podría prestar atención para que no la mataran Un gnoll apareció a sus pies, una flecha y un par de tajos volcaban su sangre sobre el terreno. Eso había sido rápido, y aburrido. Aún quedaban más de esas criaturas, pero debía ser rápido. Ver al cartero intentando rasgar a uno de ellos con un abrecartas le resultó cuanto menos interesante, pero no podía dejarle toda la diversión. Un hacha iba directo a su cabeza, la esquivo por unos centímetros. Mejor no distraerse, Quebró su defensa con una serie de movimientos preciosos. Cuando pasó por encima del gnoll de vestido le dolía el hombro. A saber por qué. ¿Cuantos quedaban? El cartero aguijoneaba a una de las bestias y la exploradora perseguía a otro usando un par de afiladas cuchillas. Como había llegado hasta allí y de donde consiguió esas dagas: Un misterio. Tenía asuntos mejores en los que concentrarse, el trabajo estaba terminado pero faltaba entregar las cajas. Entre los tres no tuvieron demasiadas dificultades para recuperar la carga que aún podía salvarse y regresar al poblado. Personajes y habilidades: @Scythe como Faye [Advertir/Notar - Escalar - Rastrear - Buscar - Reflejos - Arco - Dagas - Defensa - Sigilo] @Tritio como Tom [Advertir/Notar - Ballesta - Buscar - Reflejos - Dagas - Defensa - Sigilo] @Yo como Kaileth [Advertir/Notar - Espadas ligeras - Buscar - Reflejos - Defensa - Sigilo]
  11. 1 point
    Mide un metro cincuenta y cinco centímetros. Delgada y atlética, ágil y flexible. Su complexión voluptuosa la hace llamativa, sus curvas están muy bien definidas, especialmente sus caderas. Tiende a comprimir su pecho con vendas para que este no resulte una molestia en movimiento. Cuando no viste una armadura ligera, suele llevar ropa ceñida y sencilla, de colores apagados y oscuros o una túnica negra simple. Se suele mantener siempre erguida, con la espalda recta, en una postura de superioridad y control, rara vez deja que su cuerpo transmita señales de inseguridad o debilidad si puede impedirlo, estando acostumbrada a fingir una apariencia de calma y comodidad. Pocas veces una sonrisa se cuela en la máscara de frialdad que es su rostro en forma de corazón, de facciones aniñadas, que podría ser hermoso si no fuera quizás por la expresión estoica que la hace parecer fuera de lugar en muchas ocasiones. Su piel es exageradamente pálida y contrasta con su cabello, oscuro como una noche cerrada. Lo lleva largo hasta la espalda, aunque es muy habitual que se haga un moño o lo recoja en una coleta, dejando siempre el flequillo sobresalir hacia un costado. Es liso, con muy atenuadas ondulaciones. Ojos de color verde, con una tonalidad muy clara y pequeñas motitas de grises repartidas por el iris. Ligeramente rasgados que le dan un aspecto exótico. Desprecia la debilidad, los sentimentalismos y las ideas románticas. Es disciplinada y muy testaruda, capaz de llevar las cosas al límite por seguir sus creencias y de desafiar a cualquiera si se cree con razones para ello. Pese a toda la violencia que ha habido en su vida, no es una persona violenta porque sí. No le tiembla la mano, y no es piadosa, además tiene muy alta opinión de la lucha, sin embargo, no mata a no ser que lo considere necesario. Es fácil hacerla enfadar, es una persona pasional, con tendencia a no controlar la ira, pero también es leal y confiable una vez da su palabra. Valora el honor, la sinceridad y la fuerza. Es manipulable, sin embargo, es consciente de ello, por lo que intenta siempre conseguir beneficio en toda situación, especialmente cuando se intentan aprovechar de ella, por eso siempre se antepone a si misma a cualquiera, y no suele hacer favores a nadie sin cobrarse algo a cambio.
  12. 1 point
    ¡Nos vemos, queridísimo Jano! Que te vaya bien en la vida y todo lo que esta conlleve. No sé si volverás, pero en caso de que no, quiero que sepas que fue muy grato rolear contigo en todas las ocasiones y en todo lugar. Desde WoA hasta ahora. Cuídate. Bai Bai, te dice Tritio.
  13. 1 point
    Siempre tendrás el recuerdo insano e inhumano entre Eri y Tere <3 Te deseo mucha suerte amigo y que te vaya bien en tu carrera ^^ seguro que ganas millones por hora. Y como siempre digo : Si tienes alguna duda no dud... *guarda la tarjeta* Esta no caray... Aqui: Si vuelves a rolear no dudes en avisar y recuperamos recuerdos del pasado :D.
  14. 1 point
    La vida va a rachas, ahora no tienes perspectivas de encontrar un hueco para poder rolear, pero mañana dios dirá, esto es algo que le pasa mucho a los estudiantes y trabajadores durante las épocas que más apretada va sus agendas. Por otro lado, este hobby se puede dejar temporalmente, pero el gusanillo termina volviendo, haciéndose cada vez más pesado y al final se termina buscando un hueco para poder echar unas lineas de rol. Que te vaya bien en el nuevo curro!