Mirela

Roler@
  • Contenido

    27
  • Registrado

  • Última Visita

  • Days Won

    2

Mirela last won the day on December 29 2019

Mirela had the most liked content!

Reputación en la Comunidad

14 Good

1 Seguidor

Sobre Mirela

  • Rango
    Miembro

Visitantes recientes del perfil

659 visitas al perfil
  1. Ha habido un pequeño problemilla...

    Eres el mejor
  2. Despedida

    Bueno, no sé cómo empezar esto. Es muy difícil para mí las despedidas, pero va siendo la hora de que me retire del rol. Fue un gusto estar con ustedes y compartir buenos ratos. Espero que tengan un buen año para todos y los quiero aunque algunas veces les dispare con mi escopeta. Adiós a todos.
  3. Adalia Dwin'neldth

    Nombre: Adalia Dwin' neldth Atributos6 Físico6 Destreza8 Inteligencia6 PercepciónValores de combate24 Puntos de vida24 Mana7 Iniciativa7 Defensa Habilidades Físico1 AtletismoDestreza1 Cabalgar1 Escalar2 Defensa1 Nadar1 SigiloInteligencia1 Fauna1 Leyes1 Sanación/Hierbas1 Cirugía/Anatomía1 Supervivencia1 Tradición/Historia1 Evocación Básica1 Abjuración Básica1 Transmutación Básica1 Alterar masa1 Alteración arcanaPercepción1 Advertir/Notar1 Bailar1 Buscar1 Etiqueta1 Música (Canto)1 Rastrear1 Reflejos Escuelas/Especializaciones --- Escuelas Arcanas ---
  4. Adalia Dwin' neldth

    Nombre del Personaje Adalia Dwin' neldth Raza Quel'dorei Sexo Mujer Edad 70 Altura 1,69 Peso 58 Lugar de Nacimiento Lunargenta Ocupación Viajera Descripción Física Adalia es una muchacha de estatura promedio. Una cabellera larga y castaña que suele llevarlo suelto. Físicamente no es fuerte, es de complexión esbelta. Su rostro posee un rostro con facciones delicadas y sus ojos son de color zafiro, un azul frio, pero con una mirada de tranquilidad. Trata de vestirse siempre cómoda, ya sea usando túnicas o ropas de viaje. Descripción Psíquica Es una elfa tranquila, aunque no es muy abierta a los demás. En una primera impresión, pueden considerarla como una persona fría, pero tiende a preocuparse por las personas que les importa. Es precavida, piensa antes de hacer las cosas. Si bien es una maga, ella intenta no usarla, a menos que sea de ser necesario. Ficha Rápida No (1000 palabras mínimo) Historia ¿Cómo olvidar aquel frondoso bosque mientras era iluminado por la luz tenue de la luna? Cada vez que ella caminaba podía sentir aquella brisa primaveral acariciando su rostro con delicadeza. Ahora lejos de lo que alguna vez fue su hogar, alzó su mirada a las estrellas que decoraban el cielo y cerró sus ojos perdiéndose en sus recuerdos. *** -Una vez más- dijo la forestal en tono serio. La pequeña niña bajó su mirada avergonzada por estar errando desde que había comenzado el día. El muñeco de entrenamiento estaba allí, con una cruz en el medio, pero sin alguna marca de daño aparente. Antes de disparar de nuevo cerró sus ojos e inspiró profundamente y al abrir sus párpados, disparó. Esta vez la flecha logró alcanzar cerca del blanco y la aprendiz saltó de alegría. Aunque no tardó mucho en quedarse quieta cuando vio a su instructora nuevamente. -Puedes descansar- habló Eunive. -Cada flecha que disparas una decisión que tomas. Debes mantener tu mente fría y concentrada en tu objetivo. A pesar de que tuvieras conocimiento es eso, algo que estaba perturbando. ¿Quieres contarlo? - La niña observaba a la arquera, pero no sé atrevía hablar. En un principio, se había acercado a la mujer fingiendo ser alguien más y con la excusa de querer formarse como forestal al igual que sus padres. Sin embargo, las mentiras nunca son duraderas. En verdad, su familia decidía el futuro de sus descendientes magos y el uso de armas era vista de mala manera por ser una actividad salvaje, comparándola con los mismos trolls. Aun así, ella habló quién era realmente. Nació en la gloriosa ciudad de Silvermoon, la hija menor de la familia. Los primeros años, creció junto a su hermano. Él sin dudas era el orgullo de sus padres, a su temprana edad fue aceptado como alumno en Dalaran y, mientras tanto, ella sería enviada al sur, alejada de cualquier distracción que pudiera generarle durante su aprendizaje. Sin embargo, ella se sentía maravillada con la idea de conocer lo que había detrás de los muros de la gran ciudad. Antes de que los hermanos se separaran, la joven le dijo a su hermano que deseaba explorar más allá de las tierras élficas. La casa se situaba en la aldea Bruma Dorada. Sus columnas de mármol, las paredes adornadas con líneas doradas y el techo de color zafiro le daban cierta belleza al lugar. Como en la ciudad, ella estaba rodeados de lujos. No obstante, cada vez que terminaba sus lecciones, se adentraba a escondidas de sus tutores en aquel lugar que tanto admiraba, el bosque. Allí fue donde conoció a Eunive, su destreza con el arco era incomparable. Y la muchacha no vaciló en acercarse a ella para rogarle que le enseñara. Además, durante esos años, obtuvo más conocimiento de la flora y fauna, de cómo aprender a vivir en el bosque y sacar provecho de las hierbas para curar heridas. Gracias a eso aprendió temas que los libros de magia no poseían. No obstante, muy pronto, ella tendría que volver a la ciudad porque sus padres y otros miembros de su familia tendrían una reunión. Desconocía el motivo, pero debió ser importante porque su hermano tuvo que volver de la ciudad violeta para asistir. ¿Cómo podría perdonarle después de engañar a su propia maestra? Sentía que un nudo en su pecho y aceptaba cualquier castigo. Pero en vez de eso, la mujer tomó sus manos. -Estás manos no son de una Quel’dorei acostumbrada al trabajo duro como lo serían otros niños que he enseñado. Pero eres una alumna muy tenaz. Nunca dejabas de practicar con el arco, aun teniendo tus dedos lastimados. Eres tan determinada como yo a tu edad cuando quería ser arquera. -le contestó con una sonrisa. Antes de despedirse, Su maestra le regaló el arma de práctica como un recuerdo para su viaje. Aquella vez fue la última vez que vio a su única amiga y maestra. Fue trasladada junto a sus tutores. Al llegar a su destino fue recibida por su abuelo y su prima, Isilbeth, aunque solo fue un breve momento ya que él también viajó al sur fue directamente al sur. Silvermoon se alzaba imponente, una majestuosa arquitectura de mármol con adornos dorados, una verdadera joya élfica. Sin embargo, todo esto le generaba un vacío en su interior, solo podía observar el lugar sabiendo que era obligada a seguir los pasos de un linaje de magia que ella no aceptaba. Tanto en la academia cómo en su nuevo hogar, eran muy estricto, no toleraba ningún margen de error. Por otro lado, Isilbeth encontraba formas para maltratarla, no física, sino mentalmente. Sin embargo, supo que, si ella no mostraba tenerle importancia al asunto, su prima se cansaba y la dejaba por el momento. Al principio era solo una máscara de frialdad cuya función era solo por protección, pero que con el tiempo se convirtió parte de su personalidad. Nunca supo cuál era el origen de su odio, quizás era por la disputa familiar que había entre su padre y su tío por saber quién sería el próximo que este a la cabeza de la familia; o tal vez, porque no podía soportar que se las confundieran como hermanas al tener la misma mirada. Su paciencia terminó cuando su prima quemó el obsequio de Eunive. Aquel día que se enfrentaron fue el mismo día en que la ciudad era un caos debido a un enemigo se encontraban cerca. Ante la urgencia, sus tutores designados se las separaron y se las llevaron por caminos diferentes con la prioridad de mantenerlas a salvo. En cambio, Adalia se separó del grupo aprovechando la conmoción de la gente con la intención de volver a la aldea donde se encontraba su familia. No obstante, no pudo llegar lejos. Al adentrarse al bosque la detuvo un grupo de forestales que escoltaban a un grupo muy reducido de a unos civiles provenientes del sur. Se podía escuchar aquella batalla y sé que acercaba cada vez más a su posición. Por un instante, pudo ver quiénes eran los que estaban tras el ataque. Parecían ser cadáveres andantes de humanoides sin mente y otras monstruosidades que ella no podía describir. Algunos no dudaron en combatirlos para que los demás escaparan. El resto lo único que podían hacer era llevarla a la fuerza con el resto al fondeadero Vela del Sol. Apenas llegaron al puerto, tomaron el primer barco. Todos veían como su hogar se perdía en el horizonte mientras se alejaban, excepto la joven quien intentaba averiguar que le había pasado a su familia. Algunos refugiados le comentaron que la aldea había sido destruida y que los muertos vivientes arrasaron cualquier vestigio de vida que podía haber allí. Al oír cada palabra, no pudo evitar imaginarse lo peor y parecía desgarrarle el alma, aunque reprimía sus lágrimas y el transcurso del viaje ella ayudó a curar a los heridos. En aquel momento, ignoraba a donde la llevaría la marea, en verdad, dejó de importarle lo que le depararía el destino. Había pasado años desde aquella tragedia. En tierras humanas, con costumbres distintas a las suyas y miradas de desconfianza que posaban sobre los de su raza, le fue difícil adaptarse. Aunque ella estaba junto con otros hermanos, se sentía completamente sola en un lugar que ella desconocía. Tuvo que aprender a sobrevivir con lo que tenía al alcance de sus manos y con el tiempo, aceptó el hecho de enterrar su pasado y seguir mirando hacia delante a su manera.
  5. [Ficha] Henri Lodge

    Nombre: Henri Lodge Atributos 7 Físico 7 Destreza 6 Inteligencia 6 Percepción Valores de combate 28 Puntos de vida 18 Mana 7 Iniciativa 9 Ataque CC (Ataque cuerpo a cuerpo (Sin armas)) 9 Ataque a Distancia (Arma Rango (Rifle)) 8 Ataque CC Sutil (Arma Ligera (Espada)) 9 Defensa Habilidades Físico 2 Atletismo 2 Ataque cuerpo a cuerpo (Sin armas) Destreza 2 Arma Rango (Rifle) 1 Arma Ligera (Espada) 1 Cabalgar 2 Escalar 2 Defensa 1 Nadar 2 Sigilo Inteligencia 1 Supervivencia Percepción 1 Advertir/Notar 1 Callejeo 1 Rastrear 1 Reflejos Escuelas/Especializaciones
  6. Henri Lodge

    Nombre del Personaje Henri Lodge Raza Humano Sexo Hombre Edad 23 Altura 1,85m Peso 80kg Lugar de Nacimiento Gilneas Ocupación Sin trabajo Descripción Física Forma humana Es un hombre robusto. En su cuerpo contiene varias cicatrices debido a su última pelea. La barba está ligeramente recortada. Su cabello es largo y desalineado. Lo mantiene atado para que no le bloqueé la vista. Forma huargen Sus ojos son de color ámbar. Y su pelaje es gris oscuro que se asemeja como la noche. En la parte de su cuello el color del pelo es más claro. Algunas partes, se puede notar las cicatrices carente de pelaje pero para eso se debe de estar muy cerca de él. Descripción Psíquica Es una persona algo fría. No confía en extraños, a menos que estos se ganen su confianza. Lo que más odia de la gente es que abusen de los demás solo por tener una posición más privilegiada. Renegando de la familia de su verdadero padre, él adoptó el apellido de su madre, Lodge. Ficha Rápida No (1000 palabras mínimo) Historia El hombre se encontraba sentado en las penumbras de la sala mientas observaba fijamente la puerta que daba al exterior. Su mano posaba sobre su rifle de caza, preparada para ser usada. La lámpara que lo iluminaba ahora se había consumido por completo. Era noche pero el claro de la luna entraba por debajo cuya luz tenue lograba iluminar parcialmente el cuarto. Él se mantenía en aquel lugar, esperando… *** Hace muchos años él era solo joven cazador. Vivía con su madre en una casa en las afueras de los terrenos de Huge, el señor a quien servía. Con respecto a su padre, él nunca llegó a conocerlo. Su madre le comentó que él había fallecido algunos meses después de su nacimiento. Los días de Henri eran muy monótonas. Habían muchos sirvientes, aunque todos estaban separados dependiendo de su trabajo. A diferencia de los guardaespaldas de la familia Van Bemont, él pertenecía al grupo más bajo de la servidumbre. Solía pasar su tiempo en las afueras, en un grupo de cazadores para mantener las tierras de su señor limpio de cualquier intruso. Los días que más odiaba era cuando el hijo de su amo quería salir a cazar zorros por el bosque con otros jóvenes mimados por sus padres. En aquellos momentos, ellos trabajaban como transporte de carga para los animales muertos que cazaban. Un día, su madre cayó enferma por una causa que él desconocía. En el estado en que ella estaba tuvo la obligación de confesarle sobre la verdad de su padre. Le fue difícil decirle que en realidad era el mismo dueño de esas tierras. Huge logró silenciarla con la promesa de que estarían bajo su protección y les daría un techo donde vivir. Henri, en su desesperación, trató de hablar con su padre. Sin embargo, el señor de la casa le dio la espalda. -¿Y tú quién te crees que eres? ¡Fuera de aquí!- fue lo que le dijo antes de expulsarlo de la mansión y de sus tierras inclusive. Los guardias más leales de la casa se encargaron de eso. Lo echaron como si fuera un intruso más y entre carcajadas le gritaron “¡Aprende tu lugar, rata bastarda!”. A pesar de que ya no pertenecía alli, algunos de sus antiguos compañeros se comprometieron a ayudar. Exploraron los montes en busca de ayuda. Los esfuerzos fueron en vano debido a que la enfermedad de la mujer taberna muy avanzada. Pasaron tres días para que ella diera el último suspiro. Entendió que todos los que estaban por debajo de ellos eran tratados como trapo de piso y no como seres humanos. No importaba que podría pasarles a ellos. Para los nobles, la servidumbre eran muebles baratos y viejos podrían ser reemplazados. Eso fue lo que sobrepasó su límite. Él se unió a los rebeldes y alzó sus armas contra la gente que tanto sirvió. Lo siguieron también sus compañeros, cuyos motivos eran similares a las de Henri. Las calles eran más violentas por la rebelión. Tomaban precauciones para no ser atrapados porque ya sabían el destino que le deparaba. Pero nadie supuso que una amenaza mayor crecía entre los bosques. Eran monstruos parecidos a los lobos pero más letales, cuyas garras eran como dagas afiliadas y sus temibles dientes intimidaban a los humanos. La gente estaba espantada por el hecho de que entre las sombras se ocultaban esas criaturas esperando a su próxima víctima. Cada enfrentamiento, cada abrir y cerrar de ojos era una colega que perdía. Frente a la tumba de ellos, renegó del motivo por la cual vivía. Siendo que todo iba a un declive. Henri volvió a su casa y bloqueó las ventanas con tablas de madera. Se encerró allí y encendió su lámpara de aceite. Cargo su rifle, llevó una silla justo enfrente de la puerta y se sentó. *** Los grillos que se escuchaban a las afueras pronto fueron superadas por los aullidos de las criaturas de la noche. Los ruidos de sus pisadas estaban por alrededor de la casa, acercándose. Él se mantenía en silencio, inmóvil en su silla. Cuando él comenzó a oír las piezas en el techo, Henri se levantó, encendió nuevamente la lámpara en la silla y tiró la mesa de costado con la finalidad de usarlo como defensa. Su dedo se deslizó al gatillo de su arma ya cargada. De pronto hubo un largo silencio hasta que los golpes y arañazos se empezaron a sentir detrás la vieja puerta y las ventanas bloqueadas. La puerta no tardó tanto en ceder y los invasores comenzaron a entrar. -¡Esta es mi casa, malditos salvajes!- gritó el hombre. Empezó a disparar contra aquellas criaturas de la noche. Aunque eso no sería a suficiente para detenerlos, él estaba dispuesto a todo. Lanzó la lámpara a los pies de las bestias. El fuego se propagó muy rápido y las bestias huyeron al sentir el peligro. El hombre salió de la casa persiguiendo sus pasos. Estaba demasiado lastimado y la sangre no paraba de brotar de sus heridas. Debido a esto, sus piernas dejaron de responder pero se arrastró por la tierra hasta llegar a un sendero. El joven buscaba a la muerte de todas las maneras. A ella le toca a todos por igual. No tiene preferencias, no discrimina. Pero no importaba los caminos que tomara, él siempre de alguna manera era salvado. Pero cuando la llamas, ella nunca viene. ¿Qué ironía, no? Esa vez no fue una excepción, un carruaje con provisiones iba en camino al refugio. En la parte de adelante iba un hombre manejando a los caballos junto con su hijo. El pequeño advirtió al padre que se detuviera al ver al hombre tirando en el medio del camino. Del transporte bajaron dos sujetos que custodiaban a la mercancía. Ellos pensaban que era un cadáver hasta que lo revisaron. El señor se bajó y se percató de las heridas. Los arañazos y mordidas eran evidente de que eran de los huargens. -Subidlo al carruaje. Lo llevaremos a la ciudad- ordenó el hombre. Los dos guardias levantaron al herido con cuidado y lo subieron. El viejo rasco su mentón y se dio cuenta de que el agonizante pasajero abrió apenas sus ojos. Él se agachó a la altura de su mirada. -Vamos a ayudarte, muchacho.- le dijo antes de que se quedara inconsciente.
  7. [Ficha] Agora

    Nombre: Agora Atributos 7 Físico 6 Destreza 7 Inteligencia 6 Percepción Valores de combate 28 Puntos de vida 21 Mana 6 Iniciativa 8 Ataque CC (Maza (Arma de una mano)) 8 Ataque CC (Escudo) >8 Ataque CC (Manos libres) 8 Defensa Habilidades Físico 2 Atletismo 1 Maza (Arma de una mano) 1 Escudo 1 Manos libres Destreza 1 Cabalgar 1 Escalar 2 Defensa 1 Nadar Inteligencia 1 Fauna 1 Sanación/Hierbas 1 Cirugía/Anatomía 1 Supervivencia Percepción 1 Advertir/Notar 1 Buscar 1 Rastrear 2 Invocación Curativa 2 Protección Elemental 1 Choque del Viento Escuelas/Especializaciones --- Chamanismo ---
  8. Agora [Enana Wildhammer]

    Nombre del Personaje Agora Raza Enano Sexo Mujer Edad 40 Altura 1,39m Peso 70 Lugar de Nacimiento Pico Nidal Ocupación Aventurera Descripción Física Agora es una mujer de altura promedio y robusta. Su piel está ligeramente tostada por pasar bastante tiempo bajo el sol. Sus musculos estan definidos por años de entrenamiento. Su cabello es rojizo y ojos azules como el zafiro. Descripción Psíquica Agora es una persina amable.Ella suele tener buen humor, pero algunas veces puede tener un duro carácter en varias ocasiones. En algunas ocasiones sus ser contemplativa antes de tomar alguna acción. Ficha Rápida No (1000 palabras mínimo) Historia “Somos nacidos de la misma tierra de la montaña. Nuestra voluntad es inquebrantable como el hierro. Mantenemos nuestros martillos alzados hacia el cielo para que nuestros enemigos entiendan que nunca caeremos arrodillados ante ellos. Nuestra historia se marca con nuestras férreas decisiones. Antiguas generaciones que defendieron su libertad es lo que en nuestra venas, es nuestra herencia que debemos llevarla con orgullo.” Esas mismas palabras fueron dichas por su abuelo para su padre antes de salir a la batalla. Y su padre se lo transmitió a ella desde hace años. Desde que tuvo uso de razón, ella escuchaba con entusiasmo las historias de su gente, de cómo luchaban arriba de sus grifos, animales majestuoso que no solo eran monturas sino eran considerados como sus compañeros. Ella quería ser esos héroes de las historias. Una mañana, su madre le enseñaría todo de su conocimiento. En su emoción, la niña tomó el martillo de su padre. No obstante, al no tener tanta fuerza, no podía levantarlo completamente, pero si para arrastrarlo por el suelo. Salió afuera, al lugar donde la estaría esperando. La tierra húmeda se marcaba por el arrastre del arma. Una vez que se reunió con Ellie, se puso firme, pero a la vez nerviosa esperando las ordenes de su instructora. -Veo que eres muy impaciente, mi pequeña. Eso lo has heredado de tu padre- La mujer sonrió. -Ahora dejad el arma de tu padre y descalza tus pies, mi niña, dejad que entre en contacto con la tierra. Inspira profundamente el aire fresco y deja que tus pulmones se llenen de esta. Deja que el sol toque tu piel y sientas el calor.- dijo Ellie. –Es importante estar en comunión con la tierra y comprender a los elementos. Desde hoy aprenderás la importancia de equilibrio.- Durante los años de enseñanzas, Agora comprendió que los elementos no son armas, es una fuerza que es prestada para proteger y que ellos son el vínculo. El tiempo pasaban y ella maduras tanto física como mentalmente. Ahora había desarrollado más fuerza y continuó su entrenamiento con Edgar. Él era mucho más estricto que su mujer. Su carácter era así después de presenciar antiguas batallas como la de Grim Batol. Todas las peleas ganadas, y a la vez pérdidas, sirvieron como experiencia para no cometer los mismos errores del pasado. En esta nueva tierra abundan los peligros, pero también era su hogar y debían defenderla con uñas y dientes. La joven enana aprendió a ver las escenas en diferentes perspectivas, mantener la mente fría para tomar una decisión antes de actuar. Tuvo que mantenerse firme y a seguir un duro entrenamiento para poder llegar a usar el arma de su padre y el escudo al mismo tiempo. Tuvo aprender a moverse rápido aún vistiendo armadura de mallar. Además, tuvo que lograr a evitar vacilar por cada acción que elija. Cada oportunidad es única y puede ser la diferencia entre mantenerte vivo o terminar bajo tierra. Su vida hasta ahora fue solo de aprendizaje. Sin embargo, ella quería probarse a si misma. Ella se unió cómo voluntaria a un grupo para llevar suministros desde Quel'danil hasta la avanzada que quedaba al este. Salieron a la tarde. El sol comenzaba a ocultarse pero faltaba menos para que llegarán a su destino. Prendieron las antorchas por qué el camino parecía oscurecerse por cada paso que daban y, también, se hacía más notable de que eran observados entre las penumbras del frondoso bosque. -¡Emboscada!- gritó alguien del grupo. El aviso hizo que todos se pudieran en alerta ante el ataque de los trolls del bosque. La ardua pelea duró bastante tiempo hasta que cayó completamente el sol. Lo único que iluminaba el bosque eran el fuego de las antorchas. Los enanos los superaban en números. No obstante, entre el grupo de los salvajes trolls había un brujo recitando palabras inentendibles pero esas mismas oraciones eran maldiciones que de alguna manera los debilitaban. Por otro lado, el grupo de enanos, además de tener guerreros fuerte, también habían chamanes que convocaban a los elementos para que los apoyaran en la lucha. Era una batalla de desgaste y seguiría así hasta que alguno de los dos bandos caiga primero. La mujer, junto a sus compañeros, sabían que la que tenían que hacer. Se dividieron en dos grupos. Uno, lanzaría un ataque directo hacia el brujo, y el otro, les cubrirían sus espaldas. La joven enana, junto con sus compañeros, embistieron a los trolls en el momento justo cuando ellos atacaron. Lograron a abrir un camino hacia su objetivo. -¡Ahora!- grito. Fue la señal para que uno de los enanos saltará hacia el brujo y logró atravesar su cabeza con su arma de asta, dándole una muerte instantánea. Sin maldiciones de por medio, los enanos tomaron de nuevo la ventaja y lograron vencer a los pocos enemigos que quedaron de pie. Luego de terminar lo que parecía ser una interminable lucha, los demás llevaron a sus compañeros heridos hacia la avanzada. Pasaron los días alli hasta que todos se recuperaron. Al regresar a Poco Nidal, no tardaron en dar un buen festejo por su pequeña victoria. Las alegres risas y los choques jarras se escuchaban por todo el asentamiento. Luego, cada uno comenzó a compartir sus planes para el futuro ya que la buena fortuna parecía estar de su lado. -¡Yo seré un explorador, viajaré más allá de las montañas y los mares!- decía uno. -¡Compañeros! ¡Yo abriré mi propia taberna y serviré los mejores tragos, mi nombre llegará más allá de los reinos de este!-decía otro. -¿Y tú, amigo mío?- Y así seguía la conversación. Mientras que todos los enanos hablaban entre ellos, ella se tomó unos minutos para reflexionar sobre su propio futuro. La fiesta duró hasta el amanecer. De vuelta en su hogar, ella habló con sus padre cara a cara. -Entonces. ¿Qué es lo que harás de ahora en adelante, Agora?- preguntó su padre. -Desde ahora forjaré mi propio destino. Ya verás, padre- dijo la enana y esbozó una amplia sonrisa.
  9. Esther

    Nombre: Esther Raza: Renegado Sexo: Mujer Edad: 27 Altura: 1,61 Peso: 55 Lugar de Nacimiento: Lordaeron Ocupación: Sacerdotisa Historia rápida Descripción física: Su fisico cambió totalmente después de la muerte. Su piel es pálida y sus pómulos, al igual que ojos, estan hundidos. Sus músculos estan ligeramente atrofiados y su herida, la cual causó su muerte, se encuentra mal cosida y se puede ver casi su interior. Descripción psíquica: Psicologicamente inestable. No piensa en otros, solo en su propio beneficio. Sin embargo, le debe su lealted a los renegados por abrirle sus ojos. Tiene un gran odio hacia la Luz y a aquellos que la utilizan. Historia Una silueta avanzaba entre las tumbas del cementerio de Remol. Se detuvo en frente de una lápida y la tenue luz de la lámpara la iluminó, descubriendo a una mujer o de lo que una vez fue. Posó su mano esquelética sobre la lápida con indiferencia y se dejó llevar por sus recuerdos. -¿Por qué?...- *** “Era la hija única de una pareja de campesinos en Lordaeron. Tuve una infancia normal y feliz. Tenía un buen corazón y el sueño de ser capaz de ayudar a todos. Por ese motivo, seguiría el camino de la Luz aún siendo una pequeña niña. Tenía sueños, pero la oscuridad se cruzó en vida. Y maldigo miles de veces ese día. Comenzando mis primeros años de adolescencia, conocí a un muchacho llamado Aron. Decía que era un estudiante en una academia mágica, pero nunca dijo de donde. Cada día él me visitaba regalándome objetos y tratando de ganar mi corazón con dulces palabras. A pesar de todo, yo lo rechazaba. No sabía lo amaba o si sentía algo por él; tenía un mal presentimiento sobre él y no el "por qué"… Sus dulces palabras parecían ser un disfraz de lo que realmente era. Todos los días era lo mismo... hasta que mis sentimientos por él parecían empezar a florecer y que solo me deje llevar por la primera impresión. Los años pasaron, Aron le había dicho que se perfeccionaría como mago en otra academia y ese fue la última vez que lo vi? O eso pensé que sería. A pesar de los años de aquel deseo que tenía desde pequeña, comencé siendo novicia, comencé con mi sueño de ayudar a todos y seguir a la Luz. Por un momento pensé que todo seguiría por una buena senda, pero solo era el principio del fin y llegaría después de 5 años… Todos los habitantes del pueblo estaban preocupados por los rumores acerca del este del reino de Lordaeron. Algunos decían que se extendía una enfermedad y las personas morían, otros decían que estaban bajo ataque de muertos que volvían a la vida. Por otra parte, muchos los desmentían diciendo que era una guerra civil y que era una simple exageración para que la gente se vuelva más paranoica. La gente se encerraba en sus casas, no había nadie en las calles aunque el peligro estaba al otro lado del reino. Recuerdo aquel día… Fue el día que la oscuridad volvió. Caminaba por el camino a Camposanto y una escuché una voz familiar llamándome por mi nombre. Sentí como un escalofrío recorrió por mi espalda y al darme vuelta sentí la hoja de la navaja clavándome por debajo de mi estomago. -Pasaron muchos años, Esther- dijo Aron. Me dí cuenta de que el no era un mago, sino un maldito brujo. Todos estos años había asesinado a gente inocente con tal de conseguir lo necesario para hacer rituales demoníacos y yo sería otros de sus ingredientes. Quería arrancar mi corazón como lo hizo con otras mujeres. Yo, en cambio, me defendí con uñas y dientes, le recé a la Luz para que me protegiera. La lucha duró quizás minutos. Sin embargo, fue interminable para mí, más por mis heridas… Finalmente, él cayó al suelo y yo agarré la espada, la misma que él quiso utilizar para terminar con mi vida. -Que la Luz se apiade de tu alma, infeliz.- Fue lo último que dije antes de cortarle la cabeza. Mis palabras eran de odio. Jamás he experimentado ese sentimiento. Me sentí traicionada… Comencé a alejarme. La sangre caía gota por gota en la tierra, oscureciendola. Un grupo de campesinos me encontró, lamentablemente era tarde, caí al suelo. Mis cabellos danzaban con las brisas. Cada respiro era mi vida apagándose. Los gritos de las personas que trataban de ayudarme, parecían cada vez más lejanas. Ahora solo se sentía el silencio de la muerte. Me preguntaba: ¿Así se sentía morir? ¿Esto era el descanso eterno? Después de días de agonía creo que lo merecía… Y solo oscuridad. Mi renacimiento fue despertar de un eterno sueño lleno de oscuridad… para después conocer la terrible realidad de cómo había terminado todo lo que una vez conocí y lo que me he convertido... Abrí mis ojos pero mi cuerpo no respondía. Primero, logre mover mis dedos y luego cada articulación de mi cuerpo. Cuando logré sentarme noté que había un grupo de no-muertos, vestidos de una toga larga y negra como la noche. Quise que la Luz me defendiera contra aquellas abominaciones, pero nunca respondió. ¿Acaso era por esto porque luche? ¿Por qué? Defendí a la Luz con mi vida, pero ella me abandonó. Amé a una persona y me traicionó. Lo que había vida, ahora muerte; el día se volvió noche. Entonces uno de ellos se rió de mí y me dijo que no podía creer como es que aún seguía abrazándome a una religión siendo que yo ahora era uno de ellos. ¿Una de ellos? Y fue verdad. El calor de mi cuerpo se había ido, no podía llorar, no podía sentir. -Por un momento pensé que el hechizo no había funcionado y que nunca despertarías...- uno de los nigromantes me seguía hablándome, pero yo lo ignoraba. Lo único que se cruzaba por mi mente era "¿Qué es lo que soy?" Un monstruo, un simple un cadáver caminante y condena a las sombras. ¿Por qué me obligaron a volver? Y con el tiempo me enteré que había muchos como yo, se hacían llamar los Renegados, y lo que ocurrió después de la traición del príncipe Arthas. Nuestro príncipe nos había traicionado. Todos traicionan, no se puede confiar en nadie. Confías y te apuñalaran por la espalda. Lo único que quería era vengarme, ese era el motivo. La luz me abandonó, me traicionó. Cada vez más, dediqué mi tiempo a la sombra olvidada en vez de mi pasado, buscando mas poder; Cada hechizo que aprendía, lo escribía en un papel. Era interesante que cada vez que perfeccionaba esta técnica, podía también contener los hechizos en papiros, haciéndolos más fáciles de utilizarlos. No obstante, me pregunto como me pudo pasar esto a mi... Tan solo era un sueño que tenía, un maldito sueño de una estúpida niña viva que confió ciegamente en la Luz... Por qué...” *** -¿¡Por qué!?- Golpeó la lápida de piedra en la que tenía grabado su nombre y un grito de dolor se extendió por todo el lugar. Esther desvió su mirada y se alejó hasta desaparecer entre las sombras.
  10. Esther

    Nombre: Esther Atributos 5 Físico 6 Destreza 8 Inteligencia 7 Percepción Valores de combate 20 Puntos de vida 24 Mana 8 Iniciativa 8 Ataque CC Sutil (Daga) 6 Defensa Habilidades Físico Destreza 2 Daga 1 Cabalgar 1 Nadar Inteligencia 2 Leyes 2 Religión 2 Tradición/Historia 2 Condenar esencia 2 Salvar esencia Percepción 1 Advertir/Notar 1 Buscar 1 Reflejos 2 Rumores Escuelas/Especializaciones --- Vacío ---
  11. Lara Sheldon

    Nombre: Lara Sheldon Atributos6 Físico7 Destreza6 Inteligencia7 PercepciónValores de combate24 Puntos de vida18 Mana8 Iniciativa8 Ataque CC (Espada)9 Ataque CC Sutil (Daga)8 Defensa HabilidadesFísico 2 Atletismo 2 Espada Destreza 2 Daga 2 Escalar 1 Defensa 1 Nadar 2 Sigilo Inteligencia 1 Fauna 1 Supervivencia/Cazar 1 Peleteria Percepción 2 Advertir/Notar 1 Buscar 1 Rastrear 1 Reflejos Escuelas/Especializaciones
  12. Lara Sheldon

    (Lara con sombrero) Nombre: Lara Sheldon Raza: Humano Sexo: Mujer Edad: 20 Altura: 1,64 Peso: 55 Lugar de Nacimiento: Páramos de Poniente Ocupación: Desempleada Historia completa Descripción física: Es una joven común y corriente que puede pasar por desapercibida entre la gente. Su altura es de promedio normal con cuerpo atlético aunque posee varias cicatrices de arañazos y mordidas de algunos animales, también cortes hechas por armas blancas pero la que es más notable es una cicatriz en la altura de su vientre hecha por lo que parece haber sido apuñalada de gravedad. Viste siempre con armadura de cuero que tapen aquellas experiencias marcadas en su cuerpo. Su cabello es rubio con algunos toques cobrizas y sus ojos de color ámbar. No obstante, ella lleva su sombrero que cubre la parte superior de su cara. (Lara sin sombrero) Descripción psíquica: Lara no cuenta con demasiada educación. Ella aprendió de las experiencias vividas en su pasado, ya sean malas o buenas. Y de esos episodios vividos fueron los causantes de forjar su carácter. Debido a su trauma, ella no recuerda nada de su vida anterior, ni siquiera sabe donde nació, ni su edad, pero esto parece no importarle en lo más mínimo. Ella suele no preocuparse, a menos que sea de alguien de importancia para ella. Como lleva el apellido "Sheldon" por la familia que le ayudó hace años atrás. Historia Cada uno tiene su historia, algunos seres quizás tengan la suerte de que sea normal. En otros están marcados por la tragedia. Tal como una niña de catorce años que solo vio morir a sus padres en manos de unos bandidos, cuyas intenciones eran simplemente saquear la casa. En cuanto aquella criatura, al menos tuvieron piedad por ella. Sin embargo, se la llevaron con el propósito de venderla y generar algún ingreso extra. ¿Por qué no? Como tal objeto, la llevaron a un lugar que ella desconocía, un cuarto cerrado sin ventanas en donde la única luz que había era la que entraba por debajo de la puerta. Sin ver la luz del día, no supo cuanto tiempo transcurrió. Cada segundo que pasaba dentro de aquella oscuridad se hacían eternos y pronto sus recuerdos se tornaron en penumbras, olvidando todo lo que pasó ante sus ojos, su vida y hasta su propia identidad. Fue como empezar en una hoja en blanco. Tal vez ella nunca sabrá cuanto tiempo estuvo encerrada en aquellas cuatro paredes. La puerta se abrió y un hombre se la llevo arrastrando hacia otro cuarto donde habían armas, mapas y documentos de contrabando. El sujeto parecía ser de una posición alta por sus vestimentas y observaba el producto de pies a cabeza. Sonrió satisfecho por la mercancía e hizo un ademan con su mano para que la llevaran de vuelta a la habitación así cerraría el trato con el vendedor. Esta vez no cerraron la puerta, más bien lo dejaron entornada. Ella se acercó a la puerta y observó desde la oscuridad. Ellos seguían hablando de negocios hasta que fueron interrumpidos por otro grupo de invitados no deseados y la casa se transformó en un escenario sangriento. Los intrusos masacraron a los demás y uno de ellos fue al cuarto contiguo en donde estaba la prisionera. Su miedo se apoderó de ella y se escondió justo detrás de la puerta de madera cuando este lo abrió un poco más. Por fortuna, el asesino solo hizo un recorrido del lugar con sus ojos pero no se adentro más allá de las sombras. La pequeña se quedó allí tratando de contener la respiración a cada rato pensando que la escucharían. Cuando todo se quedó en silencio, se dispuso a salir para encontrarse con una imagen impactante. Lo único que quedaron fueron los cadáveres de sus captores. En especial estaba el supuesto noble, yacido muerto en el piso de madera en un charco de sangre y sin cabeza. Todas las cosas estaban desparramadas por el suelo. También se percató de que se habían llevado los documentos y pocas armas de los estantes. Aquella criatura agarró entre el armamento que quedaba una daga y salió de la casa adentrándose al bosque. Fue la primera vez que sus pies tocaba la tierra y observó como el cielo oscuro se teñía de colores cálidos de los primeros rayos del sol. Corrió durante un largo tiempo hasta que sus pies dejaron de responder. De rodillas en la tierra, sin nombre y sin futuro, ella tomó una roca y empezó a rallar el mango de la daga durante horas. Una vez que terminó lo observó como si se tratase de una obra de arte y sonrió. En ella estaba escrito, con trazados toscos, el nombre de "Lara". Las semanas pasaron... Entre campesinos se esparció el rumor de que había un bandido robando comida y algunos animales pequeños, pero nunca se podía llegar a verlo. Se trataba de ella tratando de sobrevivir. Sin embargo, otra vez el destino la cruzó con otro abismo, como si este se divirtiera con su sufrimiento. Si bien la joven era cuidadosa, nunca hubiera pensado que en su camino se cruzaría con otro evento desafortunado. En un parpadeo, un ratero la atacó y, como si fuera poco, después de disfrutar del sufrimiento de su victima, le robó las pocas cosas que poseía. La apuñalo en el vientre y la dejó para que muriese desangrada. Pudo haber tenido una vida corta y solo ver la cara retorcida del mundo. Pudo haber terminado todo allí de no ser por un niño junto con su padre, la encontraron debido a los sus gritos de desesperación. La familia la acobijó durante un tiempo. Gracias a los cuidados, ella tuvo una buena y pronta recuperación de su herida. Le fue complicado adaptarse a estar con otras personas debido a su comportamiento casi salvaje. Aquella muchacha era muy testaruda, un hueso difícil de roer. Le tomó tiempo para poder hablar con ellos y tenerles confianza, pero después de meses aprendió a ver el mundo desde otra forma. En esos años estuvo aprendiendo otras formas de poder sobrevivir en el bosque y que cazar a los animales no tan solo se podía aprovechar su carne para saciar el hambre. También con su piel se podía hacer armadura o, tal vez, adornar el piso de su cabaña. El proceso era bastante largo y delicado, con resultados a largo plazo pero terminaban siendo una buena inversión. Solo si sabías como utilizar la materia prima. Quizás después de tanta mala suerte, ahora parecía que el mundo por una vez estaba a su favor. No obstante, ella eligió tomar las cosas que pudo para luego marcharse. No se despidió de la gente que le ofreció un techo para dormir, tampoco les agradeció por salvarle la vida. Se alejó silbando una canción pegadiza, pero a la vez, nostálgica mientras jugaba con una moneda entre sus dedos. ... -Se supone que todos estamos vivos por algún propósito, pero ninguno lo sabe. Yo, en cambio, no creo en eso y tampoco creo en el destino. ¿Qué es? Mi sincera opinión eso es solo un mero motivo para que los demás le echen la culpa a este por sus problemas en vez de hacerse cargo. Es simple.- Lara se encontraba en las orillas del lago mientras tenía cautivo a una libre en una jaula casera hecha por sus propias manos. -Cambiando de tema, mi amigo. ¿Cómo se supone que debería comenzar mi historia?-
  13. Buenas

    Gracias a todos por la bienvenida! Antes de las fiestas había enviado la historia para mi no-muerta. Me la aceptaron pero espero que no haya problemas por la ausencia. Además, me interesan todas las razas. Que tipo de rol hay? Cuales son las razas que mas se rolea? Pensaba en hacer otra historia para otro pj
  14. Buenas

    Hola todos, estuve aqui merodeando a fines del año 2016 y quise comenzar. Sin embargo, por motivos de fiestas de fin de año y vacaciones tuve que suspender mi llegada. Pero llego la hora de dar una presentacion formal. Soy Nunit y espero divertirme con todos