Saltar al contenido

Nayar

Roler@
  • Contenido

    50
  • Registrado

  • Última Visita

  • Days Won

    1

Nayar last won the day on September 18 2022

Nayar had the most liked content!

Reputación en la Comunidad

6 Neutral

1 Seguidor

Sobre Nayar

  • Rango
    Miembro Avanzado
  • Cumpleaños 07/02/2000

Visitantes recientes del perfil

547 visitas al perfil
  1. Nayar

    de presas y depredadores.

    De aquel par de individuos que antemano habían dejado Kalimdor ansiosos por conocer los bosques del resto del mundo, había uno de ellos que parecía estar extrañando por los menos la comida de su hogar natal, y el hecho de que aun fuera un poco joven no ayudaba mucho, pues, para una sable, como era esa gran felina, se le dificultaba cazar en los bosques stromgardianos por diversos factores, fuera por su pelaje sobresaliente o por otra cosa, extrañaba bastante el sabor de la carne fresca. viendo a su compañera con hambre, pero sobre todo, triste, decidió adentrarse en los bosques cercanos a stromgarde en busca de una buena presa para su mascota, sin embargo, el elfo aun no conocía del todo bien la fauna y la flora de estos reinos, por lo que para no perderse recurrió a una de sus recientes amistades para que le sirviera de guía por aquellos desconocidos parajes: la diacono Annalena. tras un par de horas rondando el bosque, la diacono diviso lo que ella creía seria un buen platillo con el cual saciar el hambre del felino, un gran siervo, con una cornamenta digna de un macho alfa y un porte que denotaba ser una criatura saludable y probablemente deliciosa (al menos para el paladar de las bestias). un par de flechas y unos cuentos disparos fueron suficientes para abatirlo, el sigilo fue clave y exitoso, Valik`ri durmió feliz ese día tras devorar la mayor parte de la presa, contenta por probar el sabor de la carne fresca después de mucho tiempo. --------------habilidades--------------- @Nayar como Lacyrus Plumaplateada: arco largo, sigilo. @yune134 como Annalena: sigilo, pistola de chispas
  2. Nayar

    Leo Altrius (historia)

    Nombre del Personaje Leo Altrius Raza Humano Sexo Hombre Edad 22 Altura 1.89 Peso 67.5 kilogramos Lugar de Nacimiento ventormenta Ocupación soldado recluta Descripción Física joven de 22 años alto y corpulento, piel un poco bronceada por el sol y cabello largo negro, su peso esta al rededor de 67.5 kilogramos. sus ojos son grises de un tono pálido. Descripción Psíquica debido a todo lo que ha vivido, suele pensar de manera un poco negativa, aunque la mayoría de las veces trata de ser positivo esto no le sale tan natural, lo cual hace que muchas veces crean equivocadamente que esta siendo sarcástico. le tiene miedo a la muerte, sin embargo, es una persona con ciertos problemas emocionales y psicológicos que hacen efecto concretamente en combate y vuelven a la normalidad cuando este se acaba. antes de entrar en combate se expresa de una manera insegura, sin embargo, al entrar en el caos de la batalla se podría decir que su mente segrega tal carga de adrenalina (ya sea por salvar su vida y la de los suyos o por mera emoción del combate) que su personalidad cambia drásticamente a una eufórica y violenta, la cual solo busca sobre salir en el combate como muestra para auto convencerse de que en realidad es fuerte. Ficha Rápida No (600 palabras mínimo) Historia Un par de mercenarios caminaban por cierto lugar de ventormenta, luego de recoger la recompensa de uno de sus trabajos, algo llamo su atención: el llanto, el llanto de un niño que tan solo tenía unas cuantas horas de haber nacido. -pobre niño, ser abandonado a tan tierna edad…- decía un joven que portaba una rustica alabarda y una maltrecha cota de mallas. - ¿lo habrá dejado una joven escapando de las consecuencias de sus travesuras hechas con su amante? -quien sabe, tal vez es simplemente el hijo no deseado de alguien que piensa que su vida no es más que un estorbo. -hmm… me pregunto si tal vez… - ¿estás pensando lo mismo que yo? - ja! Me conoces bien, esperemos no estar haciendo nada que nos acarree consecuencias negativas en un futuro. - ¿consecuencias legales temes? por favor, ese niño no tiene a nadie, es llevarlo con nosotros o dejar que las ratas que merodean por la noche lo devoren. -buen punto, supongo que tenemos un nuevo miembro de la banda. El mercenario recogió gentilmente al pobre bebe de aquel oscuro callejón de ventormenta, y cuando se hubo reunido con los suyos dijo: -¡tenemos nuevo miembro! El tiempo pasaba, los primeros 7 años del ahora niño Altrius fueron calmados y pacíficos, a lo sumo se limitaba a ver a su “padre” entrenar con admiración. Sin embargo, todos en esta vida se deben de ganar el pan; algunos mas tarde, otros como él; más temprano, pues, aunque haya sido apadrinado por el líder de aquella banda de mercenarios, eso no lo volvía inmune a esa ley y menos en un oficio donde una espada mas puede hacer la diferencia en una batalla. De 8 a los 10 años comenzó su entrenamiento, el ahora joven mercenario se formo en el arte básico de la espada, aunque claro, cumpliendo un rol netamente auxiliar en trabajos menores, siempre acompañado por uno de sus “hermanos mayores” para asegurar que no perdiera su vida por alguna tontería, el tiempo transcurría, y aquel hombre que lo había rescatado de tan amarga muerte se sorprendía a ver que su hijo adoptivo progresaba bastante bien en el manejo de la espada, para el momento de su primera misión oficial, con todo lo que conlleva el oficio de mercenario, tenia cerca de 20 años, misión que marcaria un antes y un después, no solo en su vida, sino también en su mente y alma. - ¿eliminar bestias de una cueva? Ese trabajo pinta fácil, jefe- preguntaba Leo Altrius - No subestimes a las alimañas, muchacho, si vas tan confiado será casi seguro que te lleves una no muy grata sorpresa- respondió el jefe - Si, lo se…solo que…. Esperaba que mi primera misión oficial fuera... algo diferente. - ¿Acaso crees ser lo suficientemente fuerte como para derrotar un oso tu solo? - ¡un oso! ¡el trabajo no menciona ningún oso! - ¡vez! No sabes con lo que te puedas encontrar en esa cueva, además, el pergamino dice que hay bastantes tipos de…. Bueno, es verdad que es un poco ambiguo, es por eso que he decidido traer a toda la banda. Los mercenarios llegaron a la cueva que marcaba el papel con las instrucciones de la misión, pero al parecer no había ninguna bestia, por lo menos no en la entrada. - Bueno, donde estarán los osos que dijo antes, jefe -dijo uno de los mercenarios en son de burla. - Tal vez estén mas adelante… si caminamos un poco más tal vez… Nadie supo a ciencia cierta que paso, solo que su mundo se vino abajo, decenas, no, cientos de rocas se desprendían desde el techo de la cueva, muchos murieron en el acto y otros se mantuvieron a duras penas consientes. -le…le…..o…des…p…ta -les respondía una voz familiar. - ¿he? ¡que ha pasado! -dijo el joven Leo a su compañero, que al igual que el, se encontraba atado de manos y piernas. - todo fue una trampa, solo quedamos tu y yo, solo mira lo que ese bastardo les ha hecho a todos- le contesto el jefe. Y alli estaba la sombría figura humanoide, experimentando con los cuerpos inertes de sus antiguos camaradas, unos habían sido alzados, otros habían sido descartados y sus cuerpos hechos trizas ahora servían de alimento para las mascotas no-muertas de aquel brujo. El hechicero oscuro se acerco hacia las dos figuras que quedaban, y con un tono decepcionado dijo: -que decepción, parece que esta panda de mercenarios no es capaz de aguantar nada, oh, pero seguro tu si aguantaras un poco más, o eso espero, veamos cuanto tiempo tardas en quebrarte. Fueron horas de agonía, horas en las que vio a aquella figura paternal ser torturada de las maneras mas profanas posibles, lo cual desemboco en un estado de desesperación que quedo grabado a fuego en su mente. Al final, el cuerpo de aquel mercenario termino por ser destruido, los crueles juegos del nigromante habían surtido efecto y solo quedaba el, el solo, todos habían muerto, la banda estaba aniquilada, él era el único que quedaba de todos ellos. -veamos, aguanto cerca de 2 horas, bueno, para ser sinceros ni siquiera use una quinta parte de mi poder, pero veamos, ¿Cuánto aguantaras tu? Su voluntad ya estaba minada, solo podía observar como la mano huesuda del nigromante se acercaba cada vez más, con un brillo verdoso hasta que una flecha lejana impacto en esta, dejando de momento inutilizada la extremidad del brujo. - ¡POR ORDEN DEL IMPERIO, ENTREGUESE O MORIRA POR USAR VIDAS INOCENTES EN SUS PROFANOS EXPERIMENTOS! - Se libro una cruenta batalla, pero al final, los soldados imperiales se llevaron la victoria, derrotando al brujo y llevándolo ante la justicia para posteriormente ser ahorcado. - ¿no tienes nadie, aunque sea por lo menos un familiar lejano? -no, la banda era mi única familia, no tengo a nadie. -entonces asumo que tampoco tienes un techo donde quedarte- -tampoco…. -entonces ¿Qué tal si te unes al ejército? Si solo sabes vivir por la espada creo seria lo ideas, es mucho mejor que morir de hambre y frio. Los ojos del muchacho se iluminaron con cierta chispa, pero no dejaron de verse tristes, sin embargo, ya no había nada que hacer, mientras el siguiera vivo, decidió que su banda viviera a través de sus acciones y sin pensarlo dos veces se unió al ejercito.
  3. Nayar

    Leo Altrius (ficha)

    Nombre: Leo Altrius Atributos 9 Físico 6 Destreza 6 Inteligencia 6 Espíritu 6 Percepción Valores de combate 36 Puntos de vida 24 Mana 8 Iniciativa 11 Ataque CC (espada Pesada) 11 Ataque CC (Espadón/mandoble Pesado) >8 Defensa Habilidades Físico 2 Atletismo 2 espada Pesada 2 Espadón/mandoble Pesado Destreza 2 Defensa Inteligencia 2 Supervivencia Espíritu 2 Voluntad Percepción 2 Advertir/Notar 2 Buscar 2 Etiqueta 2 Reflejos Escuelas/Especializaciones Aptitudes de combate Aptitudes físicas: Aprendiz: >Golpe Temerario >Inquebrantable
  4. no todo en esta vida son espadas y golpetazos, a veces, se debe usar un poco mas la cabeza, y no, no para dar cabezazos precisamente, pues aquel que solamente cultiva su físico ,lamentablemente, caminara a su propia perdición cuando sus pies se confundan en una situación donde el intelecto es requerido, y Nazath ya ha aprendido eso de sobra con cierto tipo de monstruos. por suerte la diacono Annalena, quien sabe mucho mas de historia y leyes ayudo al aspirante a caballero Nazath a dar un pequeño repaso por la historia del pueblo en el que estaban de momento, a saber, villa dorada y de lugares un poco mas lejanos por los que ya habían transitado. en cuestión de historia repasaron los acontecimientos de villa dorada y un poco de el bosque maldito del cual ya iban regresando. luego pasaron a hablar de leyes y etiqueta, una demostración de saludos de esgrima hicieron pasar un momento agridulce para los que estaban en la taberna, unos se rieron otros se asustaron y hasta hubo un niño que no pudo reprimir el susto y comenzó a llorar, pues tal parece que el caballero se le había pasado por alto que "no es muy legal de su parte desenvainar una espada en una taberna" ni aunque fuera para demostrar etiqueta caballeresca frete a la diacono. ese día aprendió muchas cosas y compartió otras tantas como el cuidado de caballos y demás. @Nayar como Nazath: etiqueta, conocimiento mamíferos, leyes reinos humanos. >habilidades a aprender: historia reinos humanos. @yune134 como Annalena: etiqueta, conocimiento mamíferos, leyes reinos humanos, historia reinos humanos.
  5. los ahora débiles rayos del sol se escondían en el horizonte dando paso al oscuro ocaso, el sol se despedía gentilmente en el cielo para dar lugar a la luna, que en ese día se mostraba llena y radiante dejando ver consigo un poco las estrellas. sin embargo, había algo inquietante, algo fuera de lugar, un rumor que corría de boca en boca y hacia que los civiles indefensos buscaran refugio asi fuera por lo menos en una taberna de mala muerte.... tal parecía que junto a los vivos merodeaba un muerto, uno que deseaba poner fin a su sacrílega existencia, vagando, implorando misericordia, pues todavía mantenía cierto atisbo de conciencia y al encontrarse con el aspirante a caballero Nazath y a la diacono Annalena les suplico con pobres balbuceos que, por favor, acabaran con su sufrimiento. ¿Quién era? ¿de donde venia? nada parecía seguro, pero parecía que había seguido al joven caballero en busca de que este le brindara paz, la misma paz que ahora tenían sus hermanos caídos bajo el filo de la espada del aspirante. tras un conjuro de la diacono, el mandoble del caballero se ilumino con poder sagrado y este lo alzo por encima de la cabeza del joven no-muerto y en un tajo limpio lo decapito dejando que las llamas sacras envolvieran el cadáver y lo condujeran a donde sea que las almas de aquellos resucitados por artes oscuras fueran. -gra..gra...gracias- fue lo unico que dijo antes de volverse cenizas y desaparecer. @Nayar como Nazath: adv/notar @yune134 como Annalena: adv/notar -------HABILIDADES A APRENDER------ Nazath: espadón/mandoble pesado. Annalena: imbuir arma (Dificultad: 14 de la rama Reprensión luz sagrada)
  6. luego de vagar de aquí para allá durante varios minutos luego de una muy buena noche de sueño en el campamento de aquel bosque maldito, portando su armadura como de costumbre, se acerco hacia el área de entrenamiento en busca de alguna persona dispuesta a pulir sus habilidades con el acero, pero sorpresivamente solo había una persona, la que menos creyó encontrar en aquel lugar destinado a fortalecer todo lo contrario a lo que ella representaba, la diacono Annalena, sin embargo, grata fue la sorpresa del aspirante a caballero Nazath, cuando a pesar de la apariencia de aquella clériga, esta acepto practicar algo de esgrima, ese día el joven caballero nuevamente aprendió a no sobre estimar a sus enemigos, pues pese a que ya había aprendido a tener cuidado con enemigos grandes, aun le faltaba aprender por valorar a los que en apariencias podrían tomarse como débiles, pues la clériga logro bloquear exitosamente 2 de 4 ataques que el caballero le propinaba, demostrando asi que no era tan débil como ella creía ser. -curioso, el largo de su báculo hace un poco difícil romper su defensa, la felicito. -le decía el caballero a la clériga. -es un palo de escoba- dijo con una tierna sonrisa la clériga. grata y graciosa sorpresa, con la cual el entrenamiento diario del caballero llego a su fin no sin antes dialogar un poco sobre la tan benigna luz que unía la devoción no solo de ellos, sino de la gran mayoría de humanos. ----habilidades usadas----- @Nayar como Nazath: lanza pesada, espada pesada, defensa, reflejos, religion (luz sagrada) @yune134 como Annalena: bastón, defensa, reflejos, religion (luz sagrada)
  7. Lacyrus Plumaplateada --Atributos y Valores de combate de Lacyrus Plumaplateada Atributos6 Físico7 Destreza6 Inteligencia6 Espíritu8 PercepciónValores de combate24 Puntos de vida24 Mana10 Iniciativa12 Ataque a Distancia (Arco largo)9 Ataque CC Sutil (Espada pesada)11 Defensa Habilidades de Lacyrus Plumaplateada Físico4 AtletismoDestreza2 Espada pesada2 Equitación4 Defensa 2 SigiloInteligencia2 Fauna (Mamíferos) 1 Supervivenica 1 Conocimiento/Historia (Reinos Humanos) 1 Conocimiento/Historia (Magia Arcana)Espíritu2 VoluntadPercepción4 Arco largo 2 Buscar 2 Reflejos2 Advertir/Notar Escuelas/Especializaciones Aptitudes de combate Aptitudes Diestras : Aprendiz: Apuntado Diestro Escurridizo Nombre: Valik ' ri (mascota de Lacyrus Plumaplateada) Atributos 8 Físico 7 Destreza 6 Inteligencia 6 Espíritu 6 Percepción Valores de combate 32 Puntos de vida 24 Mana 6 Iniciativa 12 Ataque CC (Garras) 11 Defensa Habilidades: -Físico 4 Atletismo 4 Garras -Destreza 4 Defensa -Inteligencia -Espíritu 4 voluntad -percepción 1 Advertir/Notar 1 Rastrear <Tipo de bestia> Salvaje -Caracteristicas- >sigilosa >veloz >trepadora >sentido agudizado >leal.
  8. Nombre del Personaje Lacyrus Plumaplateada Raza Elfo de la Noche Sexo Hombre Edad 130 Altura 2,05m Peso 135Kg Lugar de Nacimiento Vallefresno Ocupación viajero/nómada cazador Descripción Física joven elfo de la noche, de piel azul violeta y de largos cabellos plateados acompañados de los clásicos ojos brillantes de su raza, dentro del promedio de altura de sus congéneres y de constitución ligera pero atlética. sus orejas son puntiagudas y largas pero lo que mas llama la atención son sus ojeras, pues por los múltiples cambios horarios de sus viajes generalmente no duerme a la hora en la que los elfos nocturnos deberían dormir y aunque ya este acostumbrado eso no ha impedido que se le formen sombras y ligeras bolsas debajo de sus ojos élficos. Descripción Psíquica desde niño, como casi todos los elfos de la noche, desarrollo un estrecho vinculo con la fauna, la flora y el culto a Elune, sin embargo su caso fue un tanto particular, pues su vinculo no se manifestó en magia natural como con los druidas ni mucho menos como milagrosa luz lunar como con las sacerdotisas de Elune y aunque se podría decir que compartía la ideología protectora hasta cierto punto de las hermanas de la noche, sus ideales se materializaban mas que todo en una sed de conocimiento y respeto para todo cuanta creación benigna conformara la naturaleza, como si de un erudito se tratase, razón principal que lo impulsaría a dejar kalimdor en busca de contemplar otras caras de la naturaleza, siempre documentado maravillado en un pequeño diario todo cuanto se encontrara por delante. es alegre y positivo, y aunque en sus viajes se ha enfrentado a varias bestias siempre trataba de solucionar las cosas por medio de la vía pacifica (e incluso este rasgo le valió domesticar a una cría de sable nocturno antes de dejar kalimdor) pero sabe en que momento dejar que el acero hable y la flecha surque el cielo cuando ya no queda mas que hacer, o se enfrenta a una criatura tan testaruda que solo entiende el leguaje del hierro. a su vez, como era de esperarse de un elfo que abandona su hogar para explorar, es bastante curioso, preguntón y a menudo tiende a hablar de mas. Ficha Rápida No (600 palabras mínimo) Historia -¡espera! ¿Pero tú quién eres y cuál es la razón de tantas preguntas? -espetaba un humano en una taberna a una figura encapuchada que apuntaba con cuidadosa caligrafía élfica en un pequeño cuaderno las respuestas, fueran para bien útiles o para mal completamente groseras. -un simple viajero en busca de conocimiento señor – dijo mientras sonreía y se bajaba la capucha al son que toda la taberna repleta de razas mas comunes y nativas de los bien llamados reinos del este dejaban de comer y beber para prestar atención atónitos a un extraño ser, que si bien se asemejaba a los pocos elfos que solían ver de vez en cuando, y de cuando en vez, tenía rasgos que hacían que hasta el más despistado se dieran cuenta que aquel sujeto no era nativo ni mucho menos oriundo de sus tierras. -------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- Nacido en el continente de Kalimdor, Lacyrus Plumaplateada creció admirando los hermosos bosques que protegían sus congéneres, bosques que sin sus hermanos y hermanas tal vez hubieran sido reducidos a cenizas y tierra estéril por la tala indiscriminada de “cierta raza”. Sin embargo, al pasar los años, comenzó a tener sueños (o mas bien pesadilla), en los que un bosque lejano, en una tierra de la que solo había escuchado hablar y de la que poco sabia, sufría: el fuego se extendía y devoraba todo a su paso, los animales morían calcinados junto con sus crías tras hacer un agónico e inútil esfuerzo por salvarlas, y los árboles, los arboles se desplomaban con un cruel chirrido de tal violencia que casi parecían gritos de almas desahuciadas, y en un abrir y cerrar de ojos en aquella onírica pesadilla, el fuego se apagó, dejando silencio, un silencio intranquilo y triste como si de un velorio se tratase. Durante un buen tiempo, aunque espaciadas por semanas o hasta meses, las pesadillas se repetían con pocas o nulas variantes, pero siempre tenían algo en común: fuego, muerte y destrucción. Fue allí cuando verdaderamente se dio cuenta, fueran genuinas revelaciones o no, que tal vez, más allá del mar que separaba a Kalimdor del resto de ese lejano continente, había también bosques y animales que en mayor o menor medida estaban bajo peligro inminente. Impulsado por las horridas y lucidas pesadillas tenidas a lo largo de un plazo de tiempo del cual no llevaba la cuenta, alisto su arco de caza y una vieja espada familiar (con las cuales solía practicar en sus ratos libres) junto a una cría de sable nocturno que tenía (pues compartía tal lazo con ella que no quería dejarla) tomo el primer barco hacia los reinos del este. Una vez llegada la hora de dormir en altamar, en su recamara cerro los ojos, mas por necesidad que por deseo propio, pues ya estaba comenzando a cansarse de aquellas escenas tan dantescas que parecían acosarlo cuando menos lo esperara, en el momento donde más vulnerable fuera. Pero para su sorpresa esta vez el sueño fue mas que diferente, nada visto antes en aquel plano onírico se asemejaba lo que veía en ese peculiar sueño: Ese singular sueño parecía comenzar como los anteriores pero poco a poco comenzó a tener un giro mucho más positivo y esperanzador, pues pese a que el sueño comenzaba con el mismo bosque calcinado y vuelto cenizas, poco a poco los rayos del sol bañaban con su tierna y suave luz pequeños retazos de hierva que comenzaban a crecer, de la hierba nacían flores y entre las flores tímidamente nuevos tallos de madera de dejaban ver acompañados del trino de aves y pájaros, tal pareciera que aquel bosque lejano estaba comenzando a sanar, pero definitivamente lo que más llamo su atención en ese ultimo sueño, fue un viejo roble que comenzaba a reverdecer, y en él, aparecía tallado de manera suave y delicada una corta frase. “no solo los bosques de Kalimdor importan joven elfo” Entonces supo, que su lugar en este mundo era explorar, ayudar, pero, sobre todo, aprender que no solo los bosques de Kalimdor eran importarle.
  9. después de haber plantado cara en la misteriosa mina al enigmático Ricardo, los aventureros se dispersaron para planear su siguiente paso meticulosamente, a sabiendas que el enemigo seguiría al asecho (pues había escapado), los que menos fueron afectados por el filo del tirano pudieron buscar ayuda por si mismos en el poblado mas cercano, sin embargo, otros no corrieron tan buena suerte y cayeron inconscientes en medio del caos de la batalla: tal fue el caso de la clériga Annalena, la cual tuvo que ser llevada por el joven aspirante a caballero en sus hombros por la severidad de sus heridas. dejándola instalada ya en un rustico cuarto de lo que se podría esperar de un pueblo campestre, el joven caballero se sumió en sus pensamientos "dedicarse a una sola arma...eso no es suficiente...por lo menos no para mi" acto seguido tomo una lanza prestada de la guardia local y se puso a pulir un poco su técnica mesclando lo visto en sus lecciones vistas con su experiencia en combate real, anotando todo en un pequeño cuaderno con un par de dibujos, imaginándose que tenia enfrente orcos, orcos como los que se había enfrentando en aquel extraño campamento. "orcos...algo abre oído de ellos cuando estudiaba, no mucho, pero...." de pronto recordó algo "famosos por criar lobos, los grito de guerra recorren las llanuras a lomos de sus feroces huargos" aquel orco que enfrento debió pertenecer a ese clan si la memoria no le faltaba, orco que había caído junto a su fiel lobo. "disculpe sir" le interrumpió una enfermera "la clériga ya esta estable, esta fuera de peligro aunque tardara un poco en recuperarse por completo" "muchísimas gracias por su servicio" le contesto amablemente a la enfermera y enseguida se encamino hacia la enfermería del pueblo, y allí, encontró a la clériga de tan de buen humor que hasta tenia ganas de dibujar. Específica : conocimiento clanes orcos. Habilidades Utilizadas: @Nayar como Nazath: lanza pesada/aptitudes físicas a aprender: inquebrantable @yune134 como Annalena: Dibujar
  10. Nayar

    Daisho (Ficha)

    Nombre: Daisho Atributos 9 Físico 6 Destreza 6 Inteligencia 6 Espíritu 6 Percepción Valores de combate 36 Puntos de vida 24 Mana 10 Iniciativa 13 Ataque CC (Espada Pesada (Katana)) 10 Ataque CC (espadon (nodachi) ) >10 Ataque CC (Combate desarmado (Ofensivo)) 10 Defensa Habilidades Físico 4 Atletismo 4 Espada Pesada (Katana) 1 espadon (nodachi) 1 Combate desarmado (Ofensivo) Destreza 1 Escalar 4 Defensa 1 Nadar 1 Sigilo Inteligencia 1 Leyes (Honor Orco) 1 Sanación/Hierbas Espíritu 2 Voluntad Percepción 2 Advertir/Notar 1 Buscar 2 Dibujar 4 Reflejos 1 Rumores
  11. Nayar

    Daisho

    Nombre del Personaje Daisho Raza Orco Sexo Hombre Edad 43 Altura 1,95 metros Peso 160Kg Lugar de Nacimiento Draenor Ocupación herrero ermitaño del clan filo ardiente. Descripción Física orco de mediana edad, alto, grueso, de tez verde y cabellos/ barba larga blanquecina, bastante corpulento gracias a su oficio de herrero el cual le valió como ejercicio día a día para esculpir su cuerpo. años manejando el fuego y los metales ha causado que sus manos se vuelvan callosas y su barba un poco chamuscada. Descripción Psíquica amargado hasta el incidente que lo llevo a auto-exiliarse, era un orco de los pocos filo ardiente que habían re surgido de las cenizas, sin embargo, el solo quería vivir una vida tranquila y luchar solo y exclusivamente cuando su vida dependiera de ello, cuando fuera estrictamente necesario, y del resto, vivir una vida sedentaria dedicándose a la forja de espadas, poco le importaba para que fueran usadas pues luego de ver como el resto de clanes menospreciaban y escarnecían a los que antaño habían sido los guerreros mas honorables hizo que su moral cayera por el piso , esa era su forma de ser hasta aquel incidente donde una de sus espadas participo en un rito sacrificial demoniaco donde varios orcos perdieron la vida y otros tantos terminaron por corromperse, desde ese día juro no solo perfeccionar su habilidad en la forja, sino dejar su cómodo asiento y auto-exiliarse poniendo el fijo de su hoja a favor del bien y el necesitado, abrazando el código del filo ardiente una vez mas con todas sus fuerzas. Ficha Rápida No (600 palabras mínimo) Historia El alguna vez joven orco, ahora ya en la mediana edad, pasaba sus días en la forja, puliendo y mejorando las características espadas curvas de su clan, cuando alguien llamaba a lo lejos en la entrada de su cueva, era otro orco de un clan que no logro reconocer, estaba cubierto por una túnica de cuero oscura de la cual a duras penas se podían ver sus ojos a través de la capucha de esta. -¿Qué se le ofrece? Será mejor que sea algo bueno, estaba trabajando cuando escuche su llamado. -oh, tranquilo, filo ardiente, precisamente estoy en busca de una pieza forjada por voz, he escuchado que, entre los tuyos, tu, sobresales como herrero. -¿pero quien le hablo de mi? ¿de que clan sois? Es raro que un orco diferente a los de mi clan acuda a mi por un arma. -¿entonces te niegas? Que pena, planeaba pagar una buena suma por ello. -¡no me estoy negando! -resoplo- entregadme el dinero y os daré la hoja que queráis. -¡perfecto! Acudo a voz porque quiero una hoja forjada especialmente por uno del filo ardiente, la ocupare para …algo… especial. -no me importa, si una de mis espadas quiere, una de mis espadas tendrá. -¡perfecto! Entonces aquí tiene- acto seguido dejo caer una pesada bolsa la cual resonó con un claro sonido metálico. -espere, puede que sea buen herrero, pero ni los roca negra cobran tanto. -no quiero escatimar en gastos, además, como ya dije, quiero la espada de un Filo ardiente, las armas de los roca negra…digamos… no me satisfacen del todo. -como diga, pase dentro de unos días y tendré su espada. Paso cerca de un mes y medio, la espada estaba lista mas aquel orco anciano no hacia acto de presencia, hasta que una tarde, cuando el viejo Masamune menos se lo esperaba, llamó desde la entrada de la cueva. -¿tienes lista mi espada, filo ardiente? -hace varios días, si, esta lista- resoplo – comenzaba a pensar que nunca vendrías por ella. -oh no, solo tuve un par de contratiempos para reunir lo necesario, necesitaba más cosas que la solo la espada. -como sea, tenga, preserve el filo cuidadosamente de tal manera que el pasar del tiempo por su impuntualidad no la afectase. Aquel orco se despidió con una sonrisa siniestra, pero que el veterano herrero no supo identificar como mal presagio. No paso una semana cuando corría la notica sobre un hallazgo tétrico en los baldíos, unos adoradores demoniacos habían sacrificado almas inocentes, y lo peor, con una espada que parecía haber sido forjada por un filo ardiente. El sol iluminaba la escena, y en especial, la hoja curva que el viejo Masamune había forjado, y allí estaba el entre la multitud, atónito, mirando como una de sus creaciones había sido utilizada para tal aberrante fin. -¡Reconozco esa hoja, es obra de un filo ardiente! ¡sabia que no se podía confiar en ellos!- mencionaba un orco. -¿aun quedan cultitas entre ese clan? ¡qué horror! -preguntaba una joven orco. -no se que esperan de ese clan, ya han caído bajo, pero con esto han caído aún más bajo -decía otro orco. Pero como un acto misericordioso del destino, uno de los sacrificados había sobrevivido y se levantaba tambaleándose apoyándose sobre la espada. -e-esto, no fue, obra de ningún filo ardiente, fueron brujos buscando afrentarlos…todo era…. Parte de su plan… ellos son inocentes…. – y después de eso se desplomo uniéndose con sus ancestros. Desde ese día, se autoexilio en busca de paz metal, andando y poniendo el filo de sus espadas al servicio del bien para enmendar aquel incidente, aquel gran pecado que, si no fuera por aquellas últimas palabras de aquella moribunda víctima, a su vez, anda con los ojos bien abiertos y con sus oídos agudos, buscando saber quien y a cuál clan pertenecía ese extraño orco.
  12. Nayar

    Arash Flechasacra

    Atributos 6 Físico 6 Destreza 6 Inteligencia 7 Espíritu 8 Percepción Valores de combate 24 Puntos de vida 28 Mana 9 Iniciativa 7 Ataque CC (Espada Bastarda) 10 Ataque a Distancia (Arco largo) 8 Defensa Habilidades Físico 2 Espada Bastarda Destreza 2 Equitación 1 Escalar 2 Defensa Inteligencia 1 Fauna (Mamíferos) 2 Religión (Luz Sagrada) 1 Sanación/Hierbas Espíritu 2 Voluntad Percepción 2 Arco largo 1 Advertir/Notar 1 Buscar 1 Reflejos Escuelas/Especializaciones Represión: Hechizos: Luz (Reprensión) Aprendiz: Dif12 Detectar Entes Malvados (lvl 2) Aprendiz: Dif14 Imbuir arma (lvl 2)
  13. Nayar

    Arash Flechasacra

    Nombre del Personaje Arash Flechasacra Raza Alto Elfo Sexo Hombre Edad 130 Altura 1.80 Peso 70 Kg Lugar de Nacimiento Quel'thalas Ocupación iniciado aspirante a sacerdote de guerra del alba argenta Descripción Física joven alto elfo de largos cabellos y ligera barba plateada/blanquecina, tez blanca y pálida acompañado de los característicos ojos azules y pobladas cejas de su raza. es alto, delgado y ligero. Descripción Psíquica le gustan los paseos y estudiar acerca de la luz, es pacifista la mayor parte del tiempo pues le tiene cierto miedo a la sangre, o mas bien, al ser el quien la derrame, sin embargo el sabe muy en el fondo que para defender lo justo muchas veces es necesario hacer uso de la fuerza y como aspirante a sacerdote guerrero sabe que tendrá que lidiar con eso mas adelante. su arma de preferencia son los arcos pues tiene ciertos problema con luchar de frente (por no decir que es un poco cobarde en ese tipo de situaciones) sin embargo siempre lleva al cinto una espada bastarda, solamente "por si acaso llegara a hacer falta" . en cuestión de personalidad se podría decir que se suele comportar de una manera un tanto infantil e inocente, hace bromas en los momentos menos esperados y le falta "malicia" a la hora de desenvolverse socialmente, además, es un poco penoso a la hora de reclamar las cosas, objeciones tan simples como decir que la comida que pidió es diferente a la que le han dado en una taberna le resulta vergonzoso. Ficha Rápida No (600 palabras mínimo) Historia nacido en Quel'thalas, Arash vivió una infancia alegre junto con sus devotos padres, desde niño su fe en la luz fue muy notable y creció admirando a los guerreros de antaño que solía escuchar de las clásicas historias del pasado, aunque algunas fueran simples fabulas, leyendas o mitos, para el, siempre era una fuente de inspiración y regocijo que sus padres se las contaran, algunas de ellas no solamente eran sobre elfos, también solían contar una que otra historia sobre guerreros enanos o grandes Santos humanos, pues además de ser muy cultos eran viajeros y peregrinos recurrentes de todo lugar considerado culturalmente para ellos y todos los de su raza como "sagrado" y como era de esperar en sus idas y vueltas recopilaban todas esas historias inusuales que tanto le encantaban a su único hijo, pues compartían en sus viajes con seres de distintas razas, desde enanos hasta humanos. Pero más allá de gustar escuchar ese tipo de historias nunca se preocupó por imitar ese tipo de héroes, pues se repetía a si mismo que "cada oficio tiene su gente", era como una manera de decirse y autoconvencerse de que enfrentar peligros, bestias, monstruos y malvados hechiceros estaba fuera de su alcance, algo así como que él no había nacido para eso, que había sido predestinado para otra cosa, cualquier otra cosa que no representara un peligro así que pasaba sus días simplemente entrenando con su arco en un aspecto deportivo, disciplinario o solo para pasar el rato. sin embargo, hubo un acontecimiento radical que cambio su mundo y la manera en que percibía su destino: cuando ya no era más un niño, y comenzaba a entrar en la etapa de adolescente sus padres decidieron llevarlo consigo por primera vez a uno de sus viajes de peregrinación, a uno de los lugares donde descansaban los restos de uno de esos santos de antaño en un santuario en tierras humanas. "solo por una vez, si, solo una vez bastara para saciar mi curiosidad" "luego de eso, me quedare en casa satisfecho por ver con mis propios ojos un lugar tan maravilloso como ese" "además, los caminos están protegidos ¿no?, madre y padre han ido un montón de veces a varios de esos lugares y siempre regresan en una sola pieza" se repetía en su mente. luego de emprender el largo viaje, en compañía de varios individuos mas conformando una caravana de un formidable numero, partieron hacia el santuario en las lejanas tierras de los mortales humanos, estaban ya casi por llegar cuando el joven Arash se tropezó con unas cuantas rocas y rodo colina abajo raspándose los brazos y las piernas, lo que causo que sus padres se separaran un poco de la caravana para pasarle unos vendajes y algo de medicina. la caravana que seguía adelante no se había dado cuenta de que los guardias que se suponían debían estar vigilando aquel tramo del camino no estaban, no había rastro de ellos, tampoco se habían dado cuenta de los sonidos de al rededor, sonidos de pisadas que no eran precisamente de animales... cuando Arash y sus padres apuraron el paso para re encontrarse con el resto de la caravana se toparon con dantesco escenario... gnolls, habían atacado sin cuartel a los civiles desarmados, matando a algunos, acorralando a otros. Arash tenia el corazón y la mente paralizados por el miedo, en aquel momento solo una tímida y ahogada oración salió de sus labios y justo cuando uno de aquellas bestias esclava de sus impulsos y de su sed de sangre se dirigía a atacar a sus padres, el, en un arranque para protegerlos, mas involuntario que de otro cosa, se coloco en medio de la creatura como si de un intento de noble sacrificio se tratase, pero antes de que las zarpas de aquel gnolls lo tocara, su oración fue respondida, una lluvia de flechas se precipito sobre aquellas Bestias poniendo fin a esa pesadilla: no eran nada mas ni nada menos que un pequeño escuadrón de arqueros procedente del alba argenta acompañados de uno de sus sacerdotes. -vinimos tan rápido como se nos informo de la presencia de un grupo considerable de gnolls, tomaron por sorpresa a los encargados de patrullar esta zona...tuvieron suerte de que sobreviviera uno, o de lo contrario, hubieran corrido la misma suerte de aquellos solados. en eso, el sacerdote humano que acompañaba a los refuerzos del alba argenta se acerco a Arash, se arrodillo y le dijo: -te felicito, sin armas ni armadura te atreviste a defender a los tuyos aunque te costara la vida... talvez estés destinado a ser un gran protector- -pero le tengo miedo al combate- respondió -no creo ser de utilidad como vosotros- -chico, siento la luz en ti, si te lo propones podrás proteger a los que amas, no importa como- -pero yo no he nacido para ser un héroe, solamente soy un civil o a lo mucho un peregrino- -chico, no cualquiera puede ser un héroe, eso es cierto, pero también es cierto que un héroe puede venir de cualquier lado- esa frase calo hondo y cuestionándose: "¿si ellos hubieran sido como yo... y nunca hubieran luchar por temor...seguiría vivo?" Sería entonces cuando al joven elfo le nacería el deseo de aprender sobre la Luz Sagrada de una manera mas formal y empezar a instruirse como sacerdote, empujándolo a marchar de Quel'thalas al exilio con el resto de sus hermanos Quel'dorei, y encontrando en el Alba Argenta un grupo compatible con sus métodos poco ortodoxos de emplear la luz como arquero sagrado, y con una filosofía idealista compatible con su propio carácter y forma de ser.
  14. Atributos 6 Físico 7 Destreza 6 Inteligencia 6 Espíritu 8 Percepción Valores de combate 24 Puntos de vida 24 Mana 8 Iniciativa 8 Ataque CC (Espada Pesada) 10 Ataque a Distancia (Arco largo) 9 Defensa ---Hoja de Grir-Valuf (Huargo mascota)--- Atributos 4 Físico 4 Destreza 3 Inteligencia 3 Espíritu 3 Percepción Valores de combate 16 Puntos de vida 12 Mana 6 Ataque CC (garras/colmillos) 3 Iniciativa 6 Defensa Habilidades Físico 2 Atletismo 2 Espada Pesada Destreza 2 Equitación 2 Escalar 2 Defensa 2 Nadar 2 Trampas/Cerraduras Inteligencia 2 Fauna (Mamíferos) 2 Sanación/Hierbas 2 Supervivencia Espíritu 2 Voluntad Percepción 2 Arco largo 2 Advertir/Notar 2 Etiqueta ---Hoja de Grir-Valuf (Huargo mascota)--- Habilidades Físico 2 Atletismo 2 garras Destreza 2 Defensa Inteligencia Espíritu 2 Voluntad Percepción 2 Advertir/Notar 2 Rastrear
  15. Nombre del Personaje Wolframdarc Colmillosable Raza Orco Sexo Hombre Edad 19 Altura 1,95m Peso 130Kg Lugar de Nacimiento orgrimmar Ocupación ayudante de criador de huargos del clan grito de guerra Descripción Física joven orco de piel verde, delgado y con colmillos prominentes. pelo largo y corta barba negra. pesa mas o menos 130Kg y mide poco mas de 1,95m. Descripción Psíquica tiene una forma de ser un tanto pacifista para un orco, y por esa forma de ser tan "tranquila" lo consideraron un orco "debilucho", esta marginación termino por crear un trastorno de inseguridad el cual se refleja en su forma de ser, sin embargo esto no elimina la "furia orca" que lleva en la sangre, solo la merma/reprime un poco haciendo que tenga miedo de actuar en ciertas situaciones, pero una vez la bomba estalle dejara su mente en blanco para hacer lo que los orcos hacen en ese estado tan característico de su raza. aparte de eso es demasiado educado (dentro de lo que se espera para un orco) y un poco miedoso, aunque si la situación lo amerita no dudara en fingir ser valiente para evitar burlas. Ficha Rápida No (600 palabras mínimo) Historia Nacido el clan grito de guerra, en una familia de criadores de huargos, desde pequeño encontró más cariño entre las bestias y en su familia que con el resto del clan, marginado por ser "blando" para los estándares de sociedad orcos, lo que causo una patología psicológica de inseguridad, miedo, y a veces, de odio, pero lejos de ser una deshonra para su familia demostraba Valia en cosas un tanto más simples: como la cacería y labores domésticas, constantemente iba a territorios salvajes a entrenar el tiro con arco y el manejo básico de la espada, todo esto contra animales o creaturas que se considerasen "no civilizadas" o simplemente "Bestias" pero con la compañía sin falta de su fiel lobo "grir-valuf" que aunque aun siendo cachorro le daba apoyo moral a la hora de capturar y abatir animales. pero a pesar de lo relajante que era cazar, entrenar huargos con su padre y jugar con Grir-Valuf las constantes burlas y marginación contra su persona minaban su salud mental cada día, comenzando a tener pesadillas y episodios de crisis nerviosas de vez en cuando, siendo consciente de que esto podría ser un factor que podría desatar en un futuro alguna desgracia decidió hablar con su padre y proponerle lo siguiente: -padre, déjame marchar con Grir-Valuf, no iré muy lejos, solo quiero despejar mi mente y demostrar que soy tan bueno criando huargos como tú, estoy seguro que la razón por la que no logro desarrollar mis habilidades plenamente es en parte al creciente odio que se ha estado gestando en mi corazon , envenenándolo poco a poco, y temo que algún día, no muy lejano termine haciendo algo deshonroso trayendo desgracia al nombre de mi familia, tal vez... tal vez la ira que he estado reprimiendo, se apodere de mi tarde o temprano y pasa de ser un simple marginado a algo peor... tal vez un...- su padre lo interrumpió antes de terminar de hablar y le contesto inicialmente en un todo áspero: - ¡Basta! - pero luego cambio a un tono triste pero comprensivo, como si supiera desde hace tiempo que este momento llegaría tarde o temprano y estuviera consciente que no sería capaz de refrenarlo ni evitarlo, más, sin embargo, pregunto con una débil esperanza: -si te digo que no ¿Qué harás? - -pues, siendo sincero, me escaparía con Grir-Valuf, supongo que mi verdadera intención era avisar, mas no pedir permiso- -entiendo, en ese caso no puedo hacer nada, que los ancestros te acompañen y vuelve cuando estés listo, cuida bien de Grir-Valuf, es de los mejores cachorros de la última camada. desde ese momento, el joven Wolframdarc Colmillosable se volvió un nómada, muchos dicen haberlo visto deambulando por bosques y diversos territorios cazando, explorando y purificando su corazón, y dejando que toda impureza de ira y rencor hacia quienes alguna vez le hicieron daño fuera eliminada por su amor a la naturaleza y a las bestias del campo. mucho tiempo ha pasado desde que dejo de tener interacciones con seres civilizados, suele pasar su tiempo entrenando junto al, por ahora, pequeño Grir-Valuf, preparándose para algún día volver, pero mientras llega ese lejano día, su techo serán improvisadas ramas de arboles, su piso; la tierra y la grama, su comida; lo que el y su fiel lobo puedan cazar. -el día en que he de volver aun esta lejos, mi viaje no ah hecho mas que comenzar, pero mientras siga vivo, mientras siga en pie, mientras me mantenga cuerdo, si, tendré esperanza, luchare hasta el final y seré un orgullo no solo para mi familia, sino también para el clan, aunque puede que solamente este soñando en grande estoy seguro que alcanzare la meta tarde o temprano.
×
×
  • Crear Nuevo...