Conéctate para seguir esto  
Thala

El segundo nombre de Pan

Recommended Posts

 

latest?cb=20120419022728

El segundo nombre de Pan

 

La ciudad de Floralba, centro neuralgico de la sociedad Pandaren, posiblemente el mayor de todos los asentamientos, un lugar donde todo Pandaren, jinyu, grumel o incluso Hozen puede encontrar su lugar. Labradores, vendedores, artesanos, músicos, bailarines, no hay nada ni nadie que se quede fuera, como tal, es común que incluso en las horas de trabajo, cuando las granjas circundantes han de ser atendidas, cuando las minas de jade del norte han de ser picadas y cuando es necesaria la vigilancia exhaustiva en las cervecerías para cubrir la sed de todos los pandaren que allí habitan, que la ciudad se encuentre en movimiento y animada, especialmente en la plaza principal.

Corría ya la media mañana, Shanliang, tras haber terminado sus ejercicios y meditaciones, decidió dar un paseo por la ciudad, pues a pesar de ser nativo del Bosque de Jade jamás había tenido la oportunidad de visitar Floralba, y dado a la tardía hora de su llegada el día anterior tampoco había tenido tiempo de adentrarse en las maravillas de la capital Pandaren. En comparación al estilo de vida que todo acólito del Shadopan se ha acostumbrado tras años de entrenamiento en el Monasterio, Floralba exponía una deliciosa contraposición, el bullicio era constante, sin embargo no molesto, comerciantes que claman a los clientes a voz en grito, ofreciendo los mejores precios del mercado, puestos que son poco más que unas pocas maderas vendiendo comida, cerveza, bufandas, cualquier cosa que pudieras imaginar, y como no podía ser de otra manera era inevitable escuchar a los cachorros pandaren, jugando y molestando con sus correrías a todos los pobres peatones.

Tal vez estuviera distraído por el bullicio, tal vez demasiado en sus propios pensamientos, como fuera, Shanliang no escuchó el ruido hasta que fue demasiado tarde, casi como si hubiera aparecido de la nada un joven Yak había comenzado a correr, asustado y furioso cargaba por la calle sin control alguno, sobre su espalda se encontraba un joven Hozen, el cual azuzaba y asustaba al animal con una larga vara de bambú mientras saltaba, reía y bailaba, divertido con los gritos de pavor de los Pandaren que corrían a apartarse del camino de la bestia, por suerte la bestia no atrapó a nadie en su embestida, sin embargo un pequeño puesto de cerveza no corrió la misma suerte, su dueño consiguió apartarse a tiempo, cayendo con la panza por delante cuando saltó, sin embargo, su pequeño puesto se vino abajo ante el envite del Yak, y la mayoría de su mercancía acabo bañando el suelo de la ciudad. Shanliang empezó a moverse con celeridad para tratar de ayudar, sin embargo vio atónito como el Yak se dirigía hacia una Pandaren, ella había visto sin lugar a dudas el Yak descontrolado, más no se apartó del camino, se quedó quieta, mirándolo fijamente. Shanliang dio por sentado que el miedo había paralizado a la pobre Pandaren y corrió tanto como le era posible, sin embargo no llegó a tiempo, y el lo sabía, era imposible que llegase a apartarla a tiempo, y ante sus ojos, la bestia envistió, más poco antes de que el Yak llegase hasta la Pandaren esta realizó unos extraños movimientos que el acólito reconoció rápidamente como el manejo del chi, y el Yak se detuvo en seco cuando chocó contra la Pandaren, la cual no se movió lo más mínimo, más un gruñido de dolor fue audible para todos los presentes. El Hozen que montaba el Yak salió disparado ante el abrupto golpe, cayendo en su vuelo directamente dentro de una olla de estofado de nabas y carne de tortuga que estaba siendo vendido en un puesto cercano.

Shanliang observó como la Pandaren seguía de una pieza, y sabiendo que debía de estar bien fue rápidamente hacia el lugar donde había caído el Hozen, mientras un par de miembros del Ashigaru llegaron a la escena y comenzaron a poner algo de calma entre los curiosos transeúntes. Shanliang se encontró al Hozen nadando en la olla del estofado, disfrutando triunfal mientras comía y se remojaba como si fuera un baño totalmente deseado, El Pandaren trató de capturar al Hozen, que se resistía con toda su fuerza mientras le lanzaba nabas y caldo, empapando las ropas del pandaren, finalmente con la ayuda de uno de los Ashigaru que parecía conocer al Pandaren consiguieron reducirlo y atarlo para que se estuviera quieto.

(...)

-No! Pan bueno! Pedo decir que Pan no tener krakus komo para hacer enfadar Yak *El Hozen rió, feliz por su éxito y su hazaña* Ahora Pedo tener que llamarme Pan Pan!

-Pan, esta vez has ido demasiado lejos, es una suerte que no haya habido ningún herido! No puedes actuar de este modo! *Le reprendió el Ashigaru mientras sujetaba al Hozen del pellejo como si fuera una cria de gato*

-Khé? Pan Pan bueno, ir a jeringar a Pedo, ser idea de Pedo, Pedo ser mal miko!

-Pedo no es quien ha causado todo este desastre Pan..

-Ahora ser Pan Pan! Y si Pedo no decir que Pan no tener krakus komo para jeringar Yak Pan no hacer nada, Pedo es el mal miko! *Volvió a quejarse el Hozen*

 

Viendo que la conversación no iba a llegar a ningún lado, Shanliang le metió una naba en la boca para acallar los chillidos del mono, el ashigaru le agradeció su ayuda al Pandaren y le comentó que se dejase pasar por la taberna del Escarabajo de jade por la noche que era regentada por su familia y le invitarían a una cena deliciosa. Acto seguido Shan se dirigió hacia la Pandaren que había detenido la embestida del Yak.

A su vez, Yukiko, sintiendo el dolor del envite de la bestia había conseguido calmar a la bestia mediante su conexión como seguidora de la senda del Buey Negro e inmediatamente se había puesto a ayudar al dueño del puesto que había sido destruido a recuperar lo poco que el Yak no había destruido. Cuando Shanliang llegó había otro pandaren en la escena, que parecía ser el dueño de la bestia.

-De verdad que lo siento..Mishy nunca se había portado así..te pagaré los desperfectos causados...

-No..no te preocupes *Suspiró el abatido pandaren ante la visión de su puesto destrozado* Llevaba un tiempo pensando en mudarme a El Alcor con mi familia.. tal vez esto sea una señal de Yu'Lon de que ha llegado el momento..

-A El Alcor has dicho? Ya se! En menos de una semana he de ir a entregar unas mercancías, te lo suplico, déjame que os lleve a ti y a tu familia, gratis.. Será mas seguro que viajar solos, además no tendréis que caminar..

-Eso si me parece un buen trato.. *Se esforzó por esbozar una sonrisa, pues era consciente de que el Pandaren no tenía la culpa de las travesuras del Hozen*

 

Yukiko y Shanliang no tardaron en alejarse un poco de la zona y se descubrieron mutuamente como acólitos del Shadopan, entonces la Pandaren invitó a Shan a comer y beber en una posada cercana que conocía, y así se dirigieron hacia allí. Una vez en la taberna, Yukiko le dijo a Shan lo que quería y se adelantó hacia el piso de arriba, y cuando el pandaren llegó de nuevo con la comida y la bebida se encontró a la Pandaren comprobando si tenía heridas frutos del embate del Yak, se preocupó por su estado, sin embargo uno de los muchos brebajes que Yukiko llevaba consigo le amortiguó parte de ese dolor. Tras eso, los Pandaren mantuvieron una cordial charla, prácticamente compitiendo en quien podía comer más y así, se despidieron tras acabar para que Shan pudiera cambiarse y asearse, pues tenía el pelaje todo pringoso y sucio por culpa del caldo, habían quedado para visitar un santuario.. y esa no era forma de presentarse en un lugar sagrado...

 

 

 


 

Lista de participantes y habilidades usadas:

 

Yukiko ( Master, @Thala ) Brebaje del Buey, Comunión Animal, Inamovible cual Yak

Shanliang ( @Psique ) Advertir/notar, Atletismo

 

Editado por Thala
  • Like 1

Compartir este post


Enlace al mensaje

Registra una cuenta o conéctate para comentar

Debes ser un miembro de la comunidad para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una cuenta nueva

Iniciar Sesión

¿Ya tienes cuenta? Conéctate aquí.

Iniciar Sesión
Conéctate para seguir esto