Thala

Roler@
  • Contenido

    208
  • Registrado

  • Última Visita

  • Days Won

    10

Thala last won the day on July 16

Thala had the most liked content!

Reputación en la Comunidad

159 Excellent

1 Seguidor

Sobre Thala

Visitantes recientes del perfil

540 visitas al perfil
  1. [Elfos de Sangre] Enemigos en la frontera

    Mientras tanto, en las tierras del antiguo reino de Lordaeron.... El sargento Donnovan no tuvo apenas tiempo si quiera de cruzar el enorme portón que da la bienvenida a la capital de la maquinaria Renegada cuando un simple mensajero le abordó y le hizo entrega de un escueto pero directo mensaje: Sargento Donnovan. Soy plenamente consciente que acabará de llegar en cuanto lea esta misiva, más se le ordena que se presente de manera hipsofacta en la Torre Aura de la muralla interior. Gloria al nuevo Orden, Gloria a Sylvanas. La misiva no estaba firmada, más el indistinguible sello del nuevo Orden yacía en su hoja. Donnovan se encaminó entre las calles de la ciudad superior, si bien estas no se encontraban tan transitadas como las de la infraciudad, quedaba claro que la maquinaria renegada nunca se detenía, ya fueran los carros siendo llenados para enviar provisiones de diferentes tipos a alguno de los muchos puntos donde las tropas renegadas podrían darle uso, tanto como a alguna de las abominaciones que caminan deambulando por las zonas que se les ha asignado o por las tropas de recién llegados a las listas oficiales del ejercito, y es que cuando dejas de depender de las necesidades humanas es fácil descubrir la cantidad de tiempo que se desperdicia en placeres tan inútiles como dormir o comer. Los guardias de la torre dejaron paso al sargento, ascendió las lóbregas escaleras, solo acompañado por el sonido de sus propios pasos y las sombras que, las pocas antorchas que había, provocaban con su figura. Al llegar a la cima se encontró en corredor que recorría la cima de las murallas interiores,las cuales aun había de recorrer hasta llegar a su destino, en ellas una de las forestales oscuras vigilaba con mirada inmisericorde la ciudad, haciendo caso omiso del Sargento, como si ni si quiera existiera, como si fuera una mera mosca que había decido pasar por su lado. Nuevos guardias, nuevas escaleras. Dareth se encontró en una cornisa sin barandillas que rodeaba la torre, más estaba solo, con una visión esplendida de lo que antaño fue el glorioso reino de Lordaeron, pudiendo observar con una vista privilegiada las zonas que aun no se habían reconstruido o dado un uso concreto y a la misma vez toda la actividad con la bullía la ciudad, coronada por los vapores que salían a lo lejos por los canales debido a los experimentos de los apotecarios. Puede que hubieran cambiado, que los trozos de muralla aun derruidos fuesen un recuerdo del crudo destino que les tocó vivir, pero aun seguían aquí, seguían combatiendo, seguían en su hogar, y pobre de aquel que pretendiese arrebatarles su legitimo hogar. No se dio cuenta hasta que la voz resonó a su espalda de que había dejado de estar en soledad, más el Renegado que apareció ante el, ni mostraba su cara, ni se presentó. Donnovan recibió ordenes concretas y precisas de cual era su cometido, y ni si quiera se le permitió tener tiempo para descansar o hacer demasiado preparativos, pues debía subirse en un barco en menos de una hora. -Señor, ya esta listo para hablar. -Informó un guardia que acababa de subir a la torre- -Excelente, yo mismo me aseguraré de la veracidad de su testimonio.- El renegado se dirigió hacia las escaleras de la torre de nuevo- Recuerda Donnovan, al Nuevo Orden no se le puede engañar. Y con esa sutil amenaza, se marchó, el guardia le hizo entrega al Sargento de un pequeño dossier con información que le sería de ayuda par su cometido y así, se despidió, tenía trabajo que hacer y el tiempo corría en su contra. Información Of rol: Jugadores y Habilidades Usadas: @Thala (Master) Dareth Donnovan ( @Focus) : Etiqueta
  2. Mi honor está destruido y mi día arruinado

    Galas piensa que el set de BK es bonito, gente con semejantes gustos tienen un obvio problema, no se lo tengas en cuenta, no es consciente de que esta enfermo
  3. [Isla Bruma Azur] Unas simples Saetas

    Unas Simples Saetas Era un día como otro cualquiera, Menni se encontraba en la parte trasera de su casa, en su pequeño huerto personal, aprovechando que es buena época para empezar a plantar las Verdimeras, así para cuando llegue la primavera estarían listas para florecer, cuando una desconocida se acercó hacia allí, pero cuando se dio cuenta de su presencia la Drae se encontraba peligrosamente cerca de las atrapamoscas de Gorgrond, se sentía especialmente orgulloso de haber conseguido que crecieran allí, rodeado de todas las demás hierbas y plantas, y eran tremenda mente útiles para tener controlados a los insectos, trató de avisarle, pero llegó tarde, y para cuando llegó hasta su posición, ya se había cortado con las afiladas hojas de su cabeza, y a buen seguro se el efecto paralizador de su sabía empezaría a hacer efecto dentro de poco. Se acercó finalmente a la mujer, al parecer había ido a buscarlo para pedirle unas cuantas hierbas y flores, cosa que no era de extrañar, la pasión de Menni por la botánica provocaba que el tuviera algunas hierbas difíciles de encontrar por la zona, y siempre las compartía con los demás para poder hacer ungüentos, medicinas, infusiones, o simplemente para poder hacer regalos bonitos, pero antes de atender a su encargó llevó a la Drae hacia un pequeño armario donde guardaba algunas herramientas y unos ungüentos, obviamente no iba a tener plantadas atrapamoscas sin tener preparado un ungüento natural con los que paliar los posibles envenenamiento de los críos que las tocasen sin querer, una pena que la mujer se hubiera estado chupando la herida, pues se le paralizó la lengua y era incapaz de hablar, así que Menni le hizo meterse el ungüento en la boca, incluso tragarse un poco a la vez que le ofrecía agua. Una vez el tratamiento había sido aplicado, la desconocida Draenei le dio una pequeña lista de las cosas que necesitaba, y rápidamente comenzó a buscar entre sus plantas, algunas de esas hierbas no las tenía ahora mismo, pues no era época, pero Menni es previsor, y en su casa tenía tarros con hierbas útiles, e incluso pequeñas macetas con hierbas y flores que no deberían crecer salvajes en esa temporada. Así pues, un rato después ambos se encontraban en su casa, con prácticamente todo listo, la mujer escribió que se llamaba Fariyah, le ofreció mas agua y algo para comer. Sin embargo había un pequeño problema, al parecer Fariyah necesitaba las flores de la Saeta de Nagrand, pero Menni no había conseguido aun hacer florecer a esa maldita planta, obviamente había otras alternativas, pero si le pedía esa en concreto sería por algo, no? Así pues, le contó a Fariyah que no tenía en su huerto esa planta, pero que en varios puntos cercanos, y otros no tan cercanos de la isla, había plantado varias, buscando un lugar o condiciones propicias para su crecimiento, y así poder emularlo para poder tener un suministro de ellas, la Draenei se ofreció a acompañarlo, así pues, Menni se cambió sus ropas de trabajo por unas mas comodas para caminar por el campo, cogió un mazo de madera, pues la fauna a veces da problemas, lleno el ordre de agua y se comió un pastelito antes de partir. El primer lugar al que acudieron no estaba lejos, una pequeña arboleda de Nogales que crecía justo después del huerto que suministraba alimento a la zona, Menni tenía esperanzas que bajo la sombra de los arboles y con las hojas caidas de los mismo, sirviera de fertilizante para las saetas, sin embargo la planta estaba reseca, mustia y muerta, un total fracaso, así que siguieron su camino hacia puntos bastante mas alejados. Durante el camino, con Fariyah habiendo recuperado el habla, hablaron sobre plantas, sobre lo dificil que era conseguir que algunas de las que usaban a diario en Draenor consiguieran adaptarse a este mundo, Fariyah no era demasiado habladora, solo comentó que era ingeniera, que no hacía demasiado que había llegado a la zona par vivir, y era reticente a creer algunas de las ideas de Menni, como que los Draenei y las plantas son, a pesar de lo que pueda parecer, muy parecidos. Y así, tras una larga caminata llegaron a una zona fangosa, atravesada por pequeños riachuelos de centímetros de ancho y la misma profundidad, que varias decenas de metros mas adelante confluían en un pequeño arroyo que un par de Kilometros mas abajo se unían al río. Fariyah no quiso meterse entre el barro, ya se había destrozado el vestido con el paseo por el campo, no parecía tener ganas de mancharse las pezuñas de barro, Menni no tuvo ningún problema en hacerlo, solo para encontrar que la planta había crecido en tallo, incluso tenía alguna hoja solitaria y tímida, pero no florecía. Molesto con un nuevo fracaso, Menni salió del barro humedo, golpeo con poco cuidado el suelo para librarse de el, manchando el ya lamentable vestido de Fariyah. De camino hacia la ultima zona que visitarian, Menni le enseñó unas bayas salvajes que crecían por toda la isla, y le advirtió de no confundirlas con otras bayas, muy parecidas, pero venenosas, no es que fuera a morir si las confundía, pero nadie quiere tener dolor de estomago y diarrea por comer unas pocas bayas, verdad? Mientras continuaban su camino, Menni seguía con su soliloquio, contándole a la mujer que había plantado saetas en muchas zonas de la isla, pero hoy solo irían a un lugar más, pues necesitarían un día de viaje o dos para visitar todos los lugares y volver. Y así fue que llegaron a la entrada de una cueva donde las había plantado, y para su total gozo, ahí estaban, pegadas a la cueva, justo en el linde donde el Sol alcanza a penetrar en su oscuridad, un buen puñado de saetas crecidas y en flor, Menni no pudo con su alegría, se le escapó un grito de victoria y se puso inmediatamente a recoger las flores que necesitaba la mujer, y no tardó en ponerse a pensar por que ahí si habían florecido, investigando esa tierra, tratando de encontrar una solución. Seguramente por el grito de Menni, una bandada de murciélagos salió huyendo unos segundos después de la cueva hacia el exterior, Menni los ignoró, Fariyah se asustó, sin embargo mas se asustaría la draenei cuando un par de polillas gigantes salieron de la oscuridad en pos de la bandada de murciélagos, la Draenei se quedó paralizada, y Menni estaba demasiado absorto en sus investigaciones como para darse cuenta de lo que ocurría, y cuando lo hizo, ya era tarde, uno de los insectos le embistió, haciéndole caer al suelo y golpeándose el costado contra una roca. Fariyah se retiró de la zona un poco, no parecía demasiado dispuesta a hacer absolutamente nada, así que Menni se vio rodeado por los insectos, que consiguieron golpearle un par de veces más, sin embargo cuando su maza le pegó con fuerza en el pecho a una de las polillas, esta emitió un gorgoreo de dolor y salió huyendo, y su compañera, al verse sola, no tardó en imitarla, ninguno de los Draenei trataron de seguirlas o acabar con ellas. Menni bebió agua, se recostó sobre la pared de la cueva y comprobó los golpes que había recibido, desde luego no era algo serio, pero dolía, e iba a dejar marca, clamó a la Luz para aliviar un poco su dolor, y esta acudió, pero débil y tímida, y fue cuando Fariyah se ofreció a ayudar, grabando la señal de los naaru con sus dedos, usando su favor para calmar por completo el dolor de las contusiones del cuerpo del hombre. Menni le dijo que no debía usar su favor para algo tan nimio como unos golpes, pero le agradeció la ayuda, cogió las saetas y emprendieron el viaje de vuelta, donde Menni concluyó que debían de haber florecido por el suelo, que los escrementos de murcielagos y otros animalos acumulados en grandes cantidades en el suelo de la cueva debían de ser determinantes, al fin y al cabo, Nagrand era una zona muy llena de vida, una pena que el suelo no fuera exactamente igual, debería preguntarle a algun experto en fauna para intentar hacer un compost adecuado para cultivar las saetas. Fariyah se ofreció a diseñar un invernadero para Menni en señal de gratitud por todas las molestias que se había tomado, y le invitó a tomar algo en su casa, Menni aceptó la oferta, pero primero fue a su casa a cambiarse las ropas sucias por el viaje y quitarse el barro de las pezuñas, aprovechó para coger un par de plantas molidas para infusiones y un par de macetas como regalo, y así, se dirigió hacia la casa de la Draenei, que aceptó con mucho gusto los regalos, y menos mal,por que no tenía ni una sola planta decorando su casa, cosa que a Menni le pareció una locura total. Y así, tras una animada charla, el atardecer ya cayó, y Menni regresó a su casa, con su huerto y sus plantitas. -------------------------------------------------------------------------------------- Personajes y Habilidades usadas: Menni ( @Thala. Master) : Maza de dos Manos, Botánica, Hierbas/sanación, Religión, Atletismo, Reflejos, Defensa, Buscar, Esencia Sagrada Fariya ( @Psique ) : Atletismo, Religion, Advertir/notar, Defensa, Ingenieria Draenei, Hierbas/Sanación
  4. [Beta] Sistema de Raciales de PyE

    El problema bajo mi punto de vista es que si se ponen raciales regladas a las razas que las tienen ( Sigilo de elfos, succion arcana, furia sangrienta, etc) para que las habilidades queden en consonancia y todo el mundo las use de la misma manera, se "fuerza" a que las razas que no cuentan con estas caracteristicas tengan también sus raciales, por que no se puede dejar a nadie atrás, y es en estas raciales metidas para " rellenar" donde yo encuentro el gran problema, ya que son justamente todas estas razas donde sus raciales no se pueden representar con el sistema y me encuentro con el "Pues se les pone algo" ( Tauren, Gnomos, Humanos, etc ) y la cosa es donde para mi se derrumba. Otra opción sería solo reglar las capacidades especiales concretas de las razas que las disponen, pero ciertamente sería injusto para los demás. Como tal, se decida lo que se decida, todo tiene sus pros y sus contras, yo personalmente ya he dicho cual creo que es la mejor solución, aun así aceptaré lo que se decida por consenso, solo trato de aportar un punto de vista diferente algo alejado del Hype generado por tener raciales y sin tampoco tener demasiado encuenta como de importante es el bonificador o penalizador a las razas que no tienen las capacidades ya citadas
  5. [Beta] Sistema de Raciales de PyE

    Lo de la Iniciativa me parece mas adecuado, aunque un tauren con maza practicamente siempre va a actuar el ultimo, supongo que es algo asumible. Sin embargo en cuanto a "Un luchador lento pero con aguante y pegada" no puedo estar de acuerdo, y a casos como este me refería cuando el sistema, tal como esta planteada la base, es simplemente incapaz de representar con suficiente relevancia las facultades de las razas. Ahora mismo, con eso, un tauren es buen tanque, si, tiene mucha vida, si, pero sigue siendo igual de fuerte que un Gnomo mientras tengan el mismo atributo de Fisico, y en la explicacion de los atributos ni si quiera hay una mencion a que estos dependen de la raza. Para poder representar estos valores tan diferentes entre las razas serían necesarios un mayor numero de valores ( como separar la vida de la fuerza y ser un atributo independiente, entre otros) y poner limitaciones al numero maximo segun la raza, además de los bonificadores y penalizadores pertinente, sin embargo, para que tanto? Se que me repito.. pero todas las ideas que veo me llevan a ver lo mismo, algo que no termina de pincerlarlo bien, un camino a medio hacer, una imposibilidad de conseguir lo que en teoria pretenden la raciales, y esto no es culpa de que las ideas sean malas, es que el sistema no las puede cobijar para que cumplan su función como debería.. Por mi parte diría de que se pensase, por parte de toda la comunidad, si esto va a solucionar realmente algo que no sea tener controlados a Huargen, creo que la interpretación con una lista concreta de que cosas pueden hacer o no las razas ( Visión Arcana Sindo, visión chula de los no muertos, rabia orca) y que cada uno lo apañe como mejor vea en sus roles/grupos o simplemente dejarlo a la interpretación, por que si intentamos reglarlo, yo no voy a dejar de ver un Gnomo con poca vida, un tauren con mucha, pero igualados en un pulso.
  6. [Beta] Sistema de Raciales de PyE

    Yo personalmente esperaré a la versión reducida, siendo francos, pero sin querer desvalidas ni desagradecer el trabajo que hay detrás, este sistema me parece cojo, por que no llega a representar con fidelidad lo que significa ser X raza, pero tampoco puede hacerlo mejor al basarse en un sistema que trata de ser lo mas simple posible ( y con solo 4 atributos la cosa no se hace mas facil precisamente) así pues, por mi parte, creo que una "guia" sobre que características tienen las razas es mas apropiada para el servidor debido al carácter sencillo y basado en rol que usamos aquí ( Pese a que yo, personalmente, soy un enamorado de sistemas complejos que tienen practicamente todo en cuenta, más entiendo que no es nuestro estilo) ya que para que el sistema fuera realmente eficaz, habría de ser necesario un cambio en la base del sistema, con todas las modificaciones de fichas pertinentes, lo que no solo es un trabajo descomunal, sino que atenta contra el estilo de sistema que promueve PyE asi que....... Sobre los Altonato no creo que la succión arcana debiera estar en ellos, los Sin'Dorei la tiene por algo muy concreto acaecido tras la Caida, personalmente les dejaría la racial de la visión y, al igual que los druidas, que puedan usar las energias arcanas es lo que muestra su afinidad con ella, a pesar de que su raza no es algo que predique precisamente, aunque reconozco que no se me ocurre que podría ponerseles asi a bote pronto. En cuanto a los Huargen se puede plantear haciendo el sistema para la poción, en lugar de " Esto es lo que es un wargen a menos que se tome la poción" convertirlo en un " Un Huargen sin poción es salvaje, si se toma la poción se controla,pero por cada dia que no toma la poción ( inserte el sistema elegido aqui)" Y no es necesario incluir un sistema de raziales como tal solo por la existencia de los Huargen
  7. Yu're Winterfall

    Nombre: Yu're Winterfall Atributos 6 Físico 7 Destreza 7 Inteligencia 6 Percepción Valores de combate 24 Puntos de vida 21 Mana 8 Iniciativa 9 Ataque CC Sutil (Arma Sutil) 9 Defensa Habilidades Físico 1 Atletismo Destreza 2 Espada Ligera 2 Defensa 1 Nadar Inteligencia 1 Callejeo 1 Leyes 1 Navegar 1 Tradición/Historia 2 Abjuración Básica 2 Encantar arma 1 Evocación Básica 1 Encantamiento Básico Percepción 1 Advertir/Notar 1 Buscar 1 Etiqueta 2 Reflejos Escuelas/Especializaciones Encantamiento
  8. Menni

    Nombre: Menni Atributos 8 Físico 6 Destreza 6 Inteligencia 6 Percepción Valores de combate 32 Puntos de vida 18 Mana 8 Iniciativa 10 Ataque CC (Martillo de guerra) 8 Defensa HabilidadesFísico 2 Atletismo 2 Martillo de guerra Destreza 2 Defensa 1 Nadar Inteligencia 1 Fauna 1 Religión 2 Sanación/Hierbas 1 Proteger Esencia 1 Imbuir Arma 1 Esencia Sagrada 2 Botanica Percepción 1 Advertir/Notar 1 Buscar 2 Reflejos Escuelas/Especializaciones Represión
  9. Yu're Winterfall

    Nombre del Personaje Yu're Winterfall Raza Quel'dorei Sexo Mujer Edad 96 Altura 1,71 Peso 54 Lugar de Nacimiento Quel'thalas Ocupación Estudiante de magia Descripción Física Media melena peliroja, rasgos algo mas marcados de lo habitual para los elfos, mirada inquieta y curiosa, de cuerpo a medio camino de ser atletico pero sin conseguirlo por la falta de constancia en el dia a dia. Descripción Psíquica Uraña y reservada a primera vista, extrovertida, curiosa y un poco metomentodo cuando se ganan su confianza. Solía despreciar a los humanos, pero hoy en dia los considera una fuente de diversión sin limites, pues nunca sabe por donde pueden salir con sus contestaciones, siendo uno de sus entretenimientos apostar sobre como reaccionaran consigo misma Ficha Rápida No (1000 palabras mínimo) Historia Para quien no está habituado a esos lugares, un puerto comercial puede resultar un sitio terriblemente desagradable, por doquier hay actividades que pueden ser un incordio para cualquiera, el olor del mar es fuerte, más la Luz sería dichosa si un puerto oliese solo a mar, el olor del pescado fresco se entremezcla en el aire con el que dejó de estar fresco unos días atrás, de los barcos pesqueros bajan pescadores que huelen a veces peor que la mercancía que traen, por no hablar de los barcos comerciales, sobre todo los más humildes, es obvio que un barco no cuenta con todas las comodidades que una pudiera desear, y que mantener una higiene personal puede resultar algo desafiante en esas condiciones, pero desde luego algo a lo que nadie, en opinión de Yu’re, puede acostumbrarse nunca, es al hedor cuando vacían las letrinas de los barcos que tienen la “suerte”, si es que se puede considerar fortuna a viajar con semejante olor en algún lugar de tu nave. Yu’re disfruta del puerto, aunque no de sus incomodidades, la brisa del mar resulta agradable, sobretodo cuando el Sol está alto y el viento tranquilo, el horizonte sin final que se puede vislumbrar a lo lejos en el horizonte es un océano de oportunidades prometidas a aquellos que son suficientemente valientes como para aventurarse en él, y puede que ese sea uno de sus pasatiempos más absurdos y preferidos, ver a la gente que viene, a la gente que va, la sonrisa encantadora del marino que por fin echa el ancla en lo que es su hogar y como sus hijos van a buscar su encuentro en el puerto, la típica tez fruncida del mercader que ha tenido algún problema con el viaje y alguna de sus mercancías ha salido dañada y la cara de pocos amigos cuando es el turno de pagar a los transportistas para que lleven sus mercancías en carreta hacia el mercado o algún almacén que tenga contratado, la cara de tristeza, decepción y autolamentación de los soldados Imperiales que heridos, o indispuestos, son enviados de vuelta a sus hogares, con heridas, algunos hasta amputaciones, tanto en sus cuerpos como en sus almas, este último caso le resultaba curioso hasta a ella misma, pues cuando llegó a Theramor no era capaz de sentir lastima alguna por estos humanos. “Es su culpa” “Han fallado” “ No eran suficientemente buenos”, eran los pensamientos que le recorrían la mente en esas situaciones, y es que no le gustaba tener que haberse ido del Alto Reino, por aquel entonces odiaba la falta total de educación de los humanos, su olor, su forma de hablar, y hasta sus caras grasientas y sus barbas frondosas,el olor de sus ciudades, y sobre todo, el maldito olor del puerto, pensaba que era imposible que nadie pudiera llegar a sentirse agusto en un antro como aquel, rodeados de pestilencia, con un ajetreo constante de personas que suben y bajan, que vienen y van, que se comunican a gritos desde una punta de la calle a la otra, con barriles que se caen, cajas que se rompen y los vendedores ambulantes de todo tipo de objetos o servicios, muchos de los cuales Yu’re dudaba que tuvieran ningún tipo de calidad, o uso si quiera, hasta estuvo apunto de empezar a odiar a su padre por haberla obligado a ir allí con el. No fue fácil, no fue rápido, y no sería la primera vez que su padre tuvo que interceder para librarse de pasar la noche en un calabozo por su insolencia, más al final el fuego de su corazón fue calmandose. Y ahora, ahí estaba ella, con una sonrisa tristona pensando en el pasado mientras veía a un hombre cojear hacia una carreta que le estaba esperando para llevarle, junto a otros heridos, hacia el centro de la ciudad, recordando con una mezcla de rencor y cariño el rostro de su madre, pues no deja de ser curioso cómo actúan los recuerdos, y como nos acordamos únicamente de lo que nos interesa.. pues no podía pensar en su madre en una manera que no fueran polos opuestos, estaba su madre, la mujer que la había hecho nacer, la que le había cuidado, mimado y querido, la que le había enseñado a ser una mujer, esa elfa culta, inteligente y exigente. Sin embargo también estaba esa elfa que por poco no mata a su padre, esa elfa que le había obligado a elegir entre ella o su padre, esa elfa que le había dicho a voz en grito y con todo el rencor que su corazón era capaz de reunir, que a partir de ese dia no era más su hija. Un suspiro era más que suficiente como respuesta, no se arrepentía de su decisión, y sabía que su padre tampoco, pero eso no evitaba que a veces dejase volar su imaginación, viéndose a ella misma volviendo a su hogar, o mejor dicho su antiguo hogar, con sus padres juntos de nuevo, y todo sería como si no hubiera pasado nada, pero ella sabía que no eran más que ensoñaciones infantiles, pero soñar es gratis aun, verdad? Volvió una vez más en sí, pues había llegado uno de esos barcos que a ella le encantaban, uno de esos barcos que traen gente que jamás ha estado en ese puerto, en esa tierra, en ese continente, ese grupo de hombres y mujeres, y las mezclas de sus rostros.. preocupación, esperanza, alegría, tristeza, un nuevo hogar.. un nuevo comienzo para muchos de ellos, siempre le parecía que esos grupos eran los mejores, por que nunca uno era igual al siguiente, y de algún modo encontraba divertido intentar adivinar en que proporción de alegría y entusiasmo contra tristeza y preocupación se componía el grupo que bajaba en esos momentos. Y en esos momentos la campana del campanarió tañó las 5 de la tarde, y sin haberse dado cuenta de las horas que llevaba sentada en el puerto observando a la gente, se alzó a toda prisa y salió corriendo, casi derribando a un pobre xaval en su carrera, llegaba tarde a la clase de aberración, y esa era un clase que no le gustaba perderse nunca.
  10. Menni

    Nombre del Personaje Menni Raza Draenei Sexo Hombre Edad 654 Altura 2,23 Peso 174 Lugar de Nacimiento Genedar Ocupación Guardia Descripción Física Menni es un Draenei adulto, de rasgos más finos de lo que le gustaría y una mirada afable que hace que a veces no le tomen demasiado enserio, de pelo blanco, se enorgullece del tacto que puede tener con sus dedos a pesar de su altura. Descripción Psíquica Le gusta la tranquilidad, tener espacio para si, tanto personal como para pensar, con muy poca paciencia, se esfuerza en no contestar mal cuando le empiezan a sacar de quicio, cosa que no suele ser demasiado dificil de conseguir. Se intenta convencer a si mismo que llevar una vida tranquila es lo mejor, pero ni el mismo llega a auto convencerse del todo Ficha Rápida No (1000 palabras mínimo) Historia Sabe la luz lo aburrido que puede ser un turno de guardia en las pequeñas aldeas dispersas por la Isla de Bruma Azur, o puede que eso dirían las demás razas, puede incluso algunos de sus hermanos, pero no Menni, pues si algo era Menni, es un draenei paciente, el paso de las horas no suele molestarle lo más mínimo, a pesar de no estar haciendo nada con ellas, al menos nada que no sea estar de pie, o puede que dando una pequeña vuelta para comprobar que no hay ningún problema en las cercanías, puede que esa inactividad pudiera poner nervioso a otro, pero no a Menni, pues había algo que Menni conocía muy bien, y es que las prisas, nunca son buenas, pues una planta necesita tiempo para crecer, y más tiempo aún para florecer, y mientras hubiera algún sitio bonito en el que poder dejar fijada la mirada, Menni se sentía satisfecho. Las horas pasaban lentas y tranquilas, y Menni se permitía el lujo de dejarse llevar un poco en sus cavilaciones, en sus recuerdos, pues acaso no había presenciado cosas increíblemente hermosas mientras viajaban a bordo del Exodar por las estrellas? A pesar de lo monótono que podía resultar con el paso de los años el espacio abierto, la Luz de las estrellas en el firmamento tenía un encanto especial, cada uno era único a su modo, y estaba seguro de que si pudieran acercarse más, brillaron con una luz aún más única y especial, sin embargo no estaba en su mano decidir el rumbo de la nave, así que se contentaba con su trabajo, pues la botánica le apasionaba, pues había ayudado en el cuidado de los invernaderos y plantas que había en la nave, y pensara en estrellas y plantas le trajó a la mente un recuerdo lejano, sobre alguien que conoció una vez en aquella época, en la nave, recordaba perfectamente lo poco cuidadosa que fue con las plantas y lo que le maravillaba el firmamento estelar, pero por más que lo intentaba, a la luz pone por testigo, no era capaz de recordar su nombre. Y así fue, que mientras se peleaba con su estúpida memoria, que una de las draeneis más jóvenes de esa zona le pegó un tirón del brazo que por poco no le hace caer de bruces contra el suelo. -Menni! Eh! Despierta!! Ke’ro está otra vez jugando en tu jardín! - Se quejó la joven draenei con cierta dulzura. -Eh eh Alto.. - Se quejó Menni mientras recuperaba el equilibrio, intentando por la Luz de todos los naaru no caer y aplastar a la pequeña- Qué quieres decir?! Os he dicho muchas veces que no debéis jugar ahí! Esas plantas son muy delicadas!- Respondió Menni con un tono de voz más arisco de lo que pretendia. - Vamos Ysthola. Y así, Menni y la pequeña Ysthola se dirigieron raudos hacia la parte trasera de la aldea, alejandose de la misma hasta llegar a un pequeño terreno a la sombra de los árboles alejados, y al llegar, el Draenei se encontró a dos de los niños de la zona, Ke’ro intentaba atrapar a Vuro’lar. Se movió con rapidez, pero no con la suficiente, y antes de que pudiera llegar y coger a los pequeños entre sus brazos, estos ya habían aplastado sin darse cuenta unas preciosas Estellarias. Autóctonas de Draenor, eran su planta favorita, sin embargo le estaba costando horrores hacer que la planta arraigase bien en Azeroth, y aunque podía vivir en ese mundo, la planta se había convertido en algo delicado, que se marchitaba si no tenía unos cuidados bastante estrictos, y sin siquiera comprobar la flor, sabía que tras haberla pisado se le caerían más de la mitad de las flores y estaba condenada a marchitarse. Dejó a los dos niños en el suelo de nuevo con poco tacto. -Cuantas veces os he dicho que no jugueis por aqui?! - Se quejó visiblemente malhumorado- Estas plantas son muy delicadas, y al pisarlas las condenais a morir! -Solo plantas Menni.. - Respondió el pequeño Ke’ro- No pasa nada.. crecerán de nuevo Menni respiró profundamente, pues no quería ser demasiado duro con los jovenes. -Ke’ro, no te lo he dicho nunca? Vuro’lar, Ysthola, tu y hasta yo mismo, todos somos como las flores. -Le dijo el draenei con toda la paciencia que pudo reunir.- -Como flores?- El joven rió- Menni, te gustan demasiado las plantas! -Eso crees, eh? Al igual que nosotros necesitamos un lugar donde construir nuestras casas, donde vivir con nuestras familias y hermanos, las plantas necesitan un lugar donde echar raices, un hogar, justo como nosotros… -Si, per.. -Le interrumpió el joven- -Y al igual que las plantas - Siguió el Draenei ignorando la interrupción del joven - necesitan de sus hojas para alimentarse y de sus raíces para nutrirse, y de los arboles para que les den sombra, nosotros necesitamos del apoyo y la ayuda de los demás para pescar, cocinar, construir.. -S..-Intentó hablar de nuevo Ke’ro- -Y del mismo modo que las plantas -Siguió una vez mas el Draenei sin darle opción al joven a contestarle- necesitan de la Luz del Sol para vivir y crecer fuertes, nosotros necesitamos de la Luz de los Naaru para crecer puros, fuertes y seguir el camino correcto. Me entiendes Ke’ro? -No demasiado si te so… -Pues entonces entiende que no quiero que me pises las Estelarias! -Recriminó Menni con un grito medio contenido mientras alejaba a los jóvenes de la zona- La proxima vez avisaré a tus padres Ke’ro! Y con su discurso y su amenaza, Menni volvió a su puesto, enfurruñado y dando gracias por la pequeña plantación que, con mucho esfuerzo, había conseguido mantener en el patio trasero de su casa, gracias a un pequeño invernadero construido por el mismo, la humedad no era la perfecta, no daban las horas de Sol totalmente adecuadas al dia, pero al menos podía visitarlo a diario y cuidar de sus plantas en tranquilidad, y eso, por el momento, le bastaba.. por que basta con vivir una vida tranquila y sencilla… verdad?
  11. ¡Buenas!

    Bienvenido compañero, cualquier dudas que tengas ya sabes que por Discord se te arregla rapido Así que solo me queda darte la bienvenida cordialmente, te invito a hacerte un brujo, hace demasiado tiempo que no se quema a nadie..
  12. [Evento Maestre] Hør Vårt Kall

    // El horario es inalterable? Poner el final de una sesión a media semana terminando de madrugada no creo que sea la mejor idea
  13. El segundo nombre de Pan

    El segundo nombre de Pan La ciudad de Floralba, centro neuralgico de la sociedad Pandaren, posiblemente el mayor de todos los asentamientos, un lugar donde todo Pandaren, jinyu, grumel o incluso Hozen puede encontrar su lugar. Labradores, vendedores, artesanos, músicos, bailarines, no hay nada ni nadie que se quede fuera, como tal, es común que incluso en las horas de trabajo, cuando las granjas circundantes han de ser atendidas, cuando las minas de jade del norte han de ser picadas y cuando es necesaria la vigilancia exhaustiva en las cervecerías para cubrir la sed de todos los pandaren que allí habitan, que la ciudad se encuentre en movimiento y animada, especialmente en la plaza principal. Corría ya la media mañana, Shanliang, tras haber terminado sus ejercicios y meditaciones, decidió dar un paseo por la ciudad, pues a pesar de ser nativo del Bosque de Jade jamás había tenido la oportunidad de visitar Floralba, y dado a la tardía hora de su llegada el día anterior tampoco había tenido tiempo de adentrarse en las maravillas de la capital Pandaren. En comparación al estilo de vida que todo acólito del Shadopan se ha acostumbrado tras años de entrenamiento en el Monasterio, Floralba exponía una deliciosa contraposición, el bullicio era constante, sin embargo no molesto, comerciantes que claman a los clientes a voz en grito, ofreciendo los mejores precios del mercado, puestos que son poco más que unas pocas maderas vendiendo comida, cerveza, bufandas, cualquier cosa que pudieras imaginar, y como no podía ser de otra manera era inevitable escuchar a los cachorros pandaren, jugando y molestando con sus correrías a todos los pobres peatones. Tal vez estuviera distraído por el bullicio, tal vez demasiado en sus propios pensamientos, como fuera, Shanliang no escuchó el ruido hasta que fue demasiado tarde, casi como si hubiera aparecido de la nada un joven Yak había comenzado a correr, asustado y furioso cargaba por la calle sin control alguno, sobre su espalda se encontraba un joven Hozen, el cual azuzaba y asustaba al animal con una larga vara de bambú mientras saltaba, reía y bailaba, divertido con los gritos de pavor de los Pandaren que corrían a apartarse del camino de la bestia, por suerte la bestia no atrapó a nadie en su embestida, sin embargo un pequeño puesto de cerveza no corrió la misma suerte, su dueño consiguió apartarse a tiempo, cayendo con la panza por delante cuando saltó, sin embargo, su pequeño puesto se vino abajo ante el envite del Yak, y la mayoría de su mercancía acabo bañando el suelo de la ciudad. Shanliang empezó a moverse con celeridad para tratar de ayudar, sin embargo vio atónito como el Yak se dirigía hacia una Pandaren, ella había visto sin lugar a dudas el Yak descontrolado, más no se apartó del camino, se quedó quieta, mirándolo fijamente. Shanliang dio por sentado que el miedo había paralizado a la pobre Pandaren y corrió tanto como le era posible, sin embargo no llegó a tiempo, y el lo sabía, era imposible que llegase a apartarla a tiempo, y ante sus ojos, la bestia envistió, más poco antes de que el Yak llegase hasta la Pandaren esta realizó unos extraños movimientos que el acólito reconoció rápidamente como el manejo del chi, y el Yak se detuvo en seco cuando chocó contra la Pandaren, la cual no se movió lo más mínimo, más un gruñido de dolor fue audible para todos los presentes. El Hozen que montaba el Yak salió disparado ante el abrupto golpe, cayendo en su vuelo directamente dentro de una olla de estofado de nabas y carne de tortuga que estaba siendo vendido en un puesto cercano. Shanliang observó como la Pandaren seguía de una pieza, y sabiendo que debía de estar bien fue rápidamente hacia el lugar donde había caído el Hozen, mientras un par de miembros del Ashigaru llegaron a la escena y comenzaron a poner algo de calma entre los curiosos transeúntes. Shanliang se encontró al Hozen nadando en la olla del estofado, disfrutando triunfal mientras comía y se remojaba como si fuera un baño totalmente deseado, El Pandaren trató de capturar al Hozen, que se resistía con toda su fuerza mientras le lanzaba nabas y caldo, empapando las ropas del pandaren, finalmente con la ayuda de uno de los Ashigaru que parecía conocer al Pandaren consiguieron reducirlo y atarlo para que se estuviera quieto. (...) -No! Pan bueno! Pedo decir que Pan no tener krakus komo para hacer enfadar Yak *El Hozen rió, feliz por su éxito y su hazaña* Ahora Pedo tener que llamarme Pan Pan! -Pan, esta vez has ido demasiado lejos, es una suerte que no haya habido ningún herido! No puedes actuar de este modo! *Le reprendió el Ashigaru mientras sujetaba al Hozen del pellejo como si fuera una cria de gato* -Khé? Pan Pan bueno, ir a jeringar a Pedo, ser idea de Pedo, Pedo ser mal miko! -Pedo no es quien ha causado todo este desastre Pan.. -Ahora ser Pan Pan! Y si Pedo no decir que Pan no tener krakus komo para jeringar Yak Pan no hacer nada, Pedo es el mal miko! *Volvió a quejarse el Hozen* Viendo que la conversación no iba a llegar a ningún lado, Shanliang le metió una naba en la boca para acallar los chillidos del mono, el ashigaru le agradeció su ayuda al Pandaren y le comentó que se dejase pasar por la taberna del Escarabajo de jade por la noche que era regentada por su familia y le invitarían a una cena deliciosa. Acto seguido Shan se dirigió hacia la Pandaren que había detenido la embestida del Yak. A su vez, Yukiko, sintiendo el dolor del envite de la bestia había conseguido calmar a la bestia mediante su conexión como seguidora de la senda del Buey Negro e inmediatamente se había puesto a ayudar al dueño del puesto que había sido destruido a recuperar lo poco que el Yak no había destruido. Cuando Shanliang llegó había otro pandaren en la escena, que parecía ser el dueño de la bestia. -De verdad que lo siento..Mishy nunca se había portado así..te pagaré los desperfectos causados... -No..no te preocupes *Suspiró el abatido pandaren ante la visión de su puesto destrozado* Llevaba un tiempo pensando en mudarme a El Alcor con mi familia.. tal vez esto sea una señal de Yu'Lon de que ha llegado el momento.. -A El Alcor has dicho? Ya se! En menos de una semana he de ir a entregar unas mercancías, te lo suplico, déjame que os lleve a ti y a tu familia, gratis.. Será mas seguro que viajar solos, además no tendréis que caminar.. -Eso si me parece un buen trato.. *Se esforzó por esbozar una sonrisa, pues era consciente de que el Pandaren no tenía la culpa de las travesuras del Hozen* Yukiko y Shanliang no tardaron en alejarse un poco de la zona y se descubrieron mutuamente como acólitos del Shadopan, entonces la Pandaren invitó a Shan a comer y beber en una posada cercana que conocía, y así se dirigieron hacia allí. Una vez en la taberna, Yukiko le dijo a Shan lo que quería y se adelantó hacia el piso de arriba, y cuando el pandaren llegó de nuevo con la comida y la bebida se encontró a la Pandaren comprobando si tenía heridas frutos del embate del Yak, se preocupó por su estado, sin embargo uno de los muchos brebajes que Yukiko llevaba consigo le amortiguó parte de ese dolor. Tras eso, los Pandaren mantuvieron una cordial charla, prácticamente compitiendo en quien podía comer más y así, se despidieron tras acabar para que Shan pudiera cambiarse y asearse, pues tenía el pelaje todo pringoso y sucio por culpa del caldo, habían quedado para visitar un santuario.. y esa no era forma de presentarse en un lugar sagrado... Lista de participantes y habilidades usadas: Yukiko ( Master, @Thala ) Brebaje del Buey, Comunión Animal, Inamovible cual Yak Shanliang ( @Psique ) Advertir/notar, Atletismo