Thala

Roler@
  • Contenido

    237
  • Registrado

  • Última Visita

  • Days Won

    14

Thala last won the day on January 27

Thala had the most liked content!

Reputación en la Comunidad

205 Excellent

2 Seguidores

Sobre Thala

  • Rango
    Miembro Avanzado

Visitantes recientes del perfil

695 visitas al perfil
  1. Thindi'rel Zerul

    Historia El ataque de la plaga, fue sin lugar a duda una experiencia terrorífica, Thindi jamás había presenciado tanta destrucción ni sentido semejante terror, hasta ese momento ni siquiera imaginaba que jamás iba a poder ver algo así con sus propios ojos, sin embargo, su familia había sobrevivido al ataque, aunque todo el reino estuviera traspuesto y la destrucción asolase cada parte del mismo, lo que él más quería había resultado intacto, lo que le permitió hacer más llevadero ese impacto. La catástrofe le llevó a empezar a hacerse preguntas. ¿ Por que les habían atacado los No Muertos? ¿De dónde venían? ¿Que habían sido anteriormente? Y cuantas mas preguntas se hacía, más quería saber. Comenzó a pensar en otras razas, en otros pueblos ¿Que tradiciones tienen? ¿Como era su cocina? ? Y su estilo de vida? ¿Que les motivaba? Más eso no era suficiente, no le bastaba con oír historias, con leer libros, él sentía una necesidad imperiosa de conocer por su propia mano estas respuestas. Finalmente no pudo resistirlo más, y a pesar de la negativa de sus padres, él decidió trabajar como mercenario, cualquier excusa para salir de la capital le servía, ya fuera trabajar como un simple mensajero o actuar como guardaespaldas para las caravanas de mercaderes. A pesar de los peligros, los viajes al Sur era algo que le atraían de una manera casi irracional, eso era parte de su reino, del lugar donde vivía, sin embargo todo era tan distinto.. ni si quiera el aire que se respira al Sur le parece igual. Jamás destacó en el uso de la espada, sin embargo era consciente de que necesitaba saber defenderse, sin embargo el arco le resultó mucho más divertido de aprender, pues pocas cosas le entretenían más que buscar un árbol muy alto al que encaramarse e intentar cazar algo desde ahí, a saber cuantisimas flechas se perdieron con sus tiros fallidos mientras aprendía a usar el arco de una manera que no resultase vergonzosa. No es alguien apegado a sus posesiones materiales, sin embargo, si tuviera que decidir quedarse solo con una cosa, no dudaría en elegir su espada, una extraña arma, más pesada y grande que las elficas, aunque no conoce su manufactura, eso es precisamente lo que más le gustó del arma, y no fue más que el azar lo que le llevó a conseguirla, El tiempo transcurrió tranquilo e infructuoso, Thindi no tardó en cansarse de los mercaderes, de trabajar como guardia o mensajero, lo que en un principio le pareció una oportunidad excelente para viajar y ver el reino con el paso del tiempo se había convertido en monotonía, los mismos caminos, las mismas aldeas, las mismas ciudades, hasta la lóbrega Tranquilien empezaba a perder su encanto mágico a sus ojos, y fue en esos momentos cuando sus pensamientos giraron hacia El Relicario.. sentía una atracción y a la vez un rechazo por la institución, desde luego tenía la esperanza de poder salir del reino trabajando para ellos, de explorar lo que siempre había querido explorar, de ver cosas que hasta ahora solo aparecian en sus sueños más profundos, sin embargo, y pese a su edad, sabía perfectamente las consecuencias de unirse a una orden.. no solo trabajo anodino, estúpidos e innecesarios periodos de prueba, papeleo y solo Belore sabe que tipo de trabajos ordinarios y aburridos le podrían esperar por delante.. sin embargo era un elfo joven, algo impulsivo y demasiado soñador, y finalmente, la imagen que se había fabricado en su mente sobre el resto del mundo pesó más que los tediosos trámites que tendría que superar, por que estaba seguro de que lo conseguiría, siempre había tenido plena confianza en sus capacidades, solo un ciego no vería su potencial, no es así? Tampoco es que necesitase la opinión de nadie para estar seguro. Y así, Thindi consiguió entrar en el Relicario, en los cuales pasó meses, mucho más tiempo del que le habría gustado, simplemente siendo adiestrado, estudiando historia, métodos de organización, hasta trabajando como bibliotecario en la biblioteca del Relicario. Huelga decir que trataba de escaquearse siempre que podía de cualquier tarea que significase pasarse horas encerrado en una habitación con la única compañía de documentos, libros y/o intelectuales, sin embargo esa actitud solo provocó que aun tardase más tiempo en que si quiera le dejasen participar en una expedición dentro de las fronteras del propio Reino. Estaba apunto de tirar la toalla, cuando una conocida, Del, solicito su ayuda para una pequeña investigación en una antigua mansión abandonada en las Tierras Fantasma, solo la Luz sabe si Del se arrepintió de aquella decisión o dió gracias a ella, la verdad es que la curiosidad compulsiva del elfo fue de tanta ayuda como un estorbo constante, poniendo en peligro a sí mismo en varias ocasiones, aunque gracias a estos peligros pudieron discernir cómo funcionaban algunos de los dispositivos que encontraron.. y lo peligrosos que podían llegar a ser. No fue hasta casi un año después de su primera expedición, no sin altibajos y constantes discusiones con algunos de sus superiores que Thindi pudo por primera vez salir del Alto Reino, ASZHARA! Iba a ir a Aszhara! Por fin podría ver Orgrimar, orcos, pasarían por Vallefresno, puede que hasta pudiera ver en algún momento a algún Kaldorei, acaso no sería genial poder acercarse a uno de sus antiguos hermanos y preguntarle por sus costumbres? La realidad golpeó nuevamente al elfo y a sus sueños, aunque desde luego aventuras vivió, un ataque de piratas antes incluso de llegar a la capital orca, sin embargo, tras el viaje, visitar brevemente Orgrimar y el largo paseo por Vallefresno y los dos primeros días de expedición e investigación en las ruinas Altonato.. su pasión volvió a desinflarse como un globo, de verdad todas esas baratijas servían para algo? Montones de libros, pergaminos, ropa, muebles, hasta vajilla! Todo se recogia y catalogaba, más a pesar de lo anodino de rebuscar entre la basura de casas abandonadas hace ya siglos.. era una experiencia diferente, el Sol, la temperatura, el cielo, el aire, el olor.. todo! Nuevas sensaciones, nuevas experiencias.. y terminó aceptando que no eran tan malo como parecía en un principio.. Del por su lado parecía más cómoda simplemente ordenando, organizando y catalogando.. Muchas veces recordó a sus superiores, con sus túnicas, sus despachos y su altanería, y decidió que prefería quedarse como un explorador el resto de su vida y vivir libre, pues si el precio del reconocimiento era un encierro en un edificio, no lo quería, no lo necesitaba… y así, continuó sacando de quizio a sus acompañantes, tratando de esquivar a la iniciada de los caballeros de Sangre que parecía haberse tomado a título personal encargarse de que no sufriera ningún daño.. más hasta en eso encontró un juego, el gato y el raton, hasta donde llegaría la paciencia de Azálea? Desde luego, quería comprobarlo. Y así, comenzaron sus andananzas en las tierras fueras del Alto Reino...
  2. La verdad oculta tras las sombras

    Conclusión Pasarían algunas semanas antes de que los resultados de la investigación diera sus frutos y los culpables salieran a la luz, además de los sospechosos arrestados por el grupo que fue a Brisa Oscura, el Adepto Thala'riel había conseguido atrapar junto al segundo grupo a otros tres integrantes de esta pérfida manipulación. No se consiguieron encontrar pruebas algunas en la mansión de Lady Ys'thola ni en la Academia del Maestro Papal'ymo, sin embargo en la casa del bosque había pruebas de sobra para incriminar al menos a dos de los sospechosos. Los 5 acusados de llevar a cabo las oratorias acusaron al Maestre Papal'ymo de ser su maestro, añadiendo todo tipo de información de como les habían contactado y que se les había ofrecido como recompensa por sus servicios, hasta indicaron a la Orden, cosa que se pudo demostrar como cierta, que el sastre que hacía las tunicas oficiales de la academia es el mismo que hizo las túnicas que mas tarde utilizarían los falsos oradores. Por supuesto Azim y Papal'ymo desmintieron estas acusaciones, más tampoco tenían pruebas que los exculpasen, mientras que el testimonio de Yui señalaba directamente hacia Ys'thola. Tras duros interrogatorios, uno de los oradores, el que los escribía y facilitaba a los demás, al final confesó la verdad, y Lady Ys'thola no tardó en hacer lo mismo. La noble elfa odiaba al Culto de la Sombra con todo su corazón, para ella representaban una grave amenaza contra el Alto reino, mas entendía las condiciones por las que eran afectados, por eso había tratado de llevar a cabo una campaña de desprestigió, esperando como mínimo que los ciudadanos del Reino mirasen con peores ojos a estos Herejes, y tal vez con suerte, que la Orden de Sangre los cazase, y juró por la Luz que en todo momento esas fueron sus intenciones. En vista de que no hubo ningún herido, a excepción de Yui, y del gran trabajo que Lady Ys'thola había realizado por Brisa Oscura y cuantos elfos tenía bajo su protección y contrato, esta pudo evadir la prisión, sin embargo se la condenó a tres siglos de servicios sociales, se le reteneria una parte de sus ganancias anuales a modo de multa, y su hogar quedaría abierto para los eventos sociales de Brisa Oscura, la elfa se mostró agradecida por poder evadir la prisión, el mismo destino tuvo su mayordomo, Val, el cual sería obligado a cooperar con los cuarteles del ejercito del Sol, encargandose de mantenerlo limpio, preparar la comida y prestar ayuda, alimento y cobijo a todo elfo necesitado que pasase por Brisa oscura. El Maestro Papal'ymo, a pesar de resultar inocente, pasó un mes encerrado por resistirse a la autoridad durante su arrestro y por amenazas e insultos vertidos contra diversos miembros de la Orden durante los interrogatorios, Azim quedó libre de todos los cargos y pasó a encargarse de la Academia durante el cautiverio de su Maestro. De los 5 Oradores, 3 fueron condenados a prisión durante 40 años, siendo la pena rebajable y con posible sustitución por trabajos sociales dependiendo de la actitud de los reclusos durante su aprisionamiento. El tabernero Remi fue exculpado al no ser participe ni conocedor de ninguna parte de la trama. El arpista de Lady Ys'thola y el elfo encargado de escribir los discursos tuvieron destinos diferentes. El arpista, de nombre Rulmer, fue condenado a 80 años de prisión por los delitos imputados y el ataque con agresión sobre un menor de edad, mientras tanto, el escriba, de nombre Thelanor, pudo evadir la prisión, sin embargo fue condenado a servir durante un siglo en Tranquilien, donde trabajaría como escriba y administrador de todo el papeleo militar que la ciudad movía, debido a su alta presencia de forestales y las muchas expediciones que tenían lugar en la zona. En Brisa Oscura los animos sin embargo cambiaron, muchos elfos, tremendamente agradecidos por todo lo que Lady Ys'thola había traido a la ciudad, le perdonaron facilmente, entendiendo y compartiendo su preocupación sobre el culto, otros sin embargo no pudieron volver a confiar con ella, y varios de los mercaderes mas valiosos que trabajan con ella, rompieron sus tratos comerciales y se marcharon de la zona, provocando que la famosa taberna "Eclipse Lunar" bajase en la calidad de su productos y servicios, a su vez, el que se había encargado de la misma los últimos 100 años, Remi, abandonó el lugar, sintiéndose traicionado y engañado por la mujer en la que confiaba ciegamente. La taberna seguiría abierta, sin embargo todo lo que la hacia especial desapareció junto con el elfo que antiguamente la regentó, a su vez, Papal'ymo pudo ganar algo de buen nombre en la zona, más no demasiado, sus enfrentamientos con la Orden no quedaron en silencio, y si bien algunos pensaron que solo era victima de una confabulación, otros simplemente seguían pensando que era alguien demasiado inestable y extraño para despertar ningún tipo de simpatía. Muchos de los productos de mejor calidad y de lujo que llegaban con frecuencia a la ciudad, pasaron a convertirse en elementos raros y difíciles de encontrar, empeorando la situación de la Lady y todos cuantos trabajan para ella.
  3. La verdad oculta tras las sombras

    Sin saber que rastro seguir, ni estar seguros de si estaban tomando la dirección correcta, siguieron caminando, la noche estaba apunto de llegar, la luz del Ocaso bañaba el bosque, realzando los tonos bronces y ocres de la vegetación, sin embargo Caidalanis por fin pudo divisar algo, escondida entre la hierba alta detectó un pequeño camino formado por la hierba pisada repetidamente, alguien había usado ese camino con cierta asiduidad, de eso no cabía duda, decidieron continuarlo en la dirección que estaban siguiendo desde que encontraron el ultimo rastro, y así se internaron en la parte mas profunda y frondosa del bosque. Una luz azulona a lo lejos les llamó la atención, entre la oscuridad incipiente resplandecía como un faro, y al acercarse divisaron una pequeña casa construida en mitad del bosque. Yáriel se acercó a echar un vistazo, escuchando la conversación entre dos elfos, hablaban de que hacer con alguien a quien habían capturado, que no lo habían matado, solo dejado inconsciente, no eran asesinos! Volvió con el grupo y les contó lo que había escuchado. En esos momentos supusieron que hablaban del joven Yui, y temiendo por su seguridad y cuantos podrían refugiarse en la casa, decidieron dar un pequeño rodeo para tener de frente la entrada, esperando a que los malditos salieran de ahí. Esperaron durante más de una hora, la noche ya era cerrada y el hambre acudía furiosa a sus estómagos, y nadie salia de la maldita casa, sin embargo la luz de su interior se apagó, y se escuchó una puerta que no era la principal, y tras eso, oscuridad y silencio. Tomaron una decisión, y Yáriel, nuevamente, se adelantó para comprobar el interior y abrir la puerta, se halló con una habitación poco decorada y prácticamente vacía, y no tuvo problemas en abrir la puerta desde el interior, los demás no tardaron en seguirla, y tomaron posiciones sobre la única puerta que restaba en la casa, y al abrirla encontraron un pequeño almacén, sin embargo, entre unos sacos apartados, había una pequeña trampilla de la que ascendían voces difusas. No tardaron en actuar, escuchando solo dos voces rápidamente bajaron y tomaron posiciones, era un pequeño sótano, donde se guardaba comida, túnicas y mascaras como las que usaban los falsos oradores del Culto, un elfo escribía algo sobre un escritorio, mientras otro, terminaba de colocar a un niño apoyándolo contra la pared. No ofrecieron resistencia, viendose descubiertos y con las pruebas que ahi había, era inutil negar su culpabilidad, uno de los elfos era una cara conocida, el Arpista personal de Lady Ys'thola, el otro un completo desconocido que entró el shock al ver que habían sido descubiertos. Rael no tardó en acudir en ayuda del niño que seguía inconsciente. El arpista se prestó a colaborar, mostrando una actitud confiada y hasta arrogante contra algunos miembros del grupo, sin embargo se ofrecio a testificar contra su mentor, asegurando que delataría a sus compañeros y que estos también coperarian y testificiarian. Dijo estar bajo las ordenes del Maestro Papal'ymo, que trabajaba para Lady Ys'thola en calidad de espia, que el Maestro les había prometido un puesto de honor en su academia y el uso de los contactos que aun le quedaban para facilitarles el puesto de Magister cuando estuviesen preparados, sin embargo algunos parecían dudar de su relato. Yui se despertó en los brazos de Rael, estaba completamente aturdido y asustado por la presencia de los elfos que le habían atacado, le dijo a Rael que los había escuchado hablar de Lady Ys'thola, que ella había ordenado que no hicieran ningún movimiento hasta que la Orden hubiese terminado su investigación en Brisa Oscura, se los llevaron a todos de vuelta a la ciudad. Rael dejó a los detenidos en los cuarteles del ejercito del Sol, ordenó que fueran a detener al tabernero Remi, además se apresuraron a llamar a los padres de Yui mientras le tomaban declaración, además de hacer llamar tambien a Aurora y sus padres para que la niña contase su relato de manera oficial, mientras tanto, el grupo se dirigió a la calle, aun quedaban cuatro personas que consideraban sospechosas, Ys'thola y su mayordomo, Papal'ymo y su segundo, Azim. Decidieron acudir primero a Ys'thola, Rael sospechaba que su mayordomo Val podría quemar cualquier prueba si descubrian que iban a por ellos, sin embargo, cuando Val les llevó ante la Lady, le informó de los cargos de los que era sospechosa y que debía acompañarles, Val estalló en ira ante semejante insulto para con la elfa, sin embargo Ys'thola se ofreció a cooperar en pos de demostrar su buen nombre, solo pidió algo de tiempo para vestirse y tomar algo de ropa para el viaje, y que si iban a registrar su casa, tuvieran cuidado de sus posesiones, algunas eran irremplazables. Leana trataba de poner nerviosa a la Lady usando una de las mascaras de los impostores, mientras Caidalanis usaba su agrio ingenio para tratar de sacar información, sin embargo la Lady se negó a hablar con alguien que no fuera de la Orden. Al llevarla al cuartel para su aprisionamiento provisional, la noticia no se aceptó con buenos ojos, era obvio que esa elfa era valorada y querida, y sin desobedecer la autoridad de un adepto, cumplieron, pero llevaron a la celda de la Lady té caliente, mantas y cojines comodos. El siguiente paso fue ver al Maestro Papal'ymo, el cual no aceptó de buen grado la noticia, irrumpió en ira alegando que tenía que realizar sus examenes en tres dias, que no podía irse, que estaba cansado de interrupciones y que era una decepción que alguien como ellos estuvieran al cargo de nada. Azim trató de mediar y tranquilizar a su maestro por el bien de la academia, sin embargo la actitud provocadora del Maestro y unas malas palabras contra Rael, a pesar de ya haber aceptado acompañarlos, provocó que el caballero de sangre desenvainase su arma, Papal'ymo le quitó con un conjuro el arma de las manos y la clavo en el techo de la estancia, asegurando que podría acabar con todos, y que si les acompañaba sería por que el quisiera, no por que le obligasen. Rael y Yáriel hicieron su movimiento, y Rael consiguió atrapar al elfo, esté comenzo a musitar un encantamiento, sin embargo Rael lo derribó mientras Azim le pedía por favor a su maestro que se detuviera. Se acerco a Rael para dedicarle unas palabras de disculpa en nombre de su maestro y que entendiese que a veces era algo..inestable, sin embargo Yáriel tomó su acercamiento como una amenaza y lo detuvo, este se disculpó con la elfa, y terminaron todos de camino hacia el cuartel. Eran muchos detenidos, todos enviados a los cuarteles de la Orden en Lunargenta, pues era el mas proximo, eran 7 en total, y se comenzó a organizar todo para que a la mañana siguiente fueran transladado con escolta para asegurar que ninguno escapase. El grupo se reunió finalmente a las afueras del cuartel, sabiendo que todo cuanto podían hacer estaba echo, el resto quedaba en manos de la Orden y de la Justicia del Alto Reino. Información off roll Jugadores y habilidades usadas: @Thala (Master) @Psique : Sigilo, Advertir/Notar, leyes @Blues : Sigilo, Advertir/notar, leyes @Curly: Sigilo, Advertir/Notar, leyes @Lady Soup: Sigilo, Advertir/notar, leyes, Poesia
  4. La verdad oculta tras las sombras

    Leana, Caidalanis y Yáriel se sentaron en la mesa, el elfo no tardó en ir a por la sopa que antes le había sido negada, devorándola con gusto claro, Yáriel parecía disfrutar también de las setas, sin embargo Leana no parecía tener apetito, mientras tanto, Rael se acercó a hablar con Remi, la niña le había dicho que el tenía su gato, y necesitaba devolvérselo para que esta cooperase, Rael no se complicó demasiado, y volvió a simplemente usar su posición como Adepto de la Orden para pedirle al tabernero que le diera al gato, al parecer el gato se dedicaba a encontrar siempre alguna forma de colarse en su cocina y almacén, destrozandole diferentes sacos de alimentos y provocandole perdidas, por lo que finalmente decidió encerrarlo, Rael le aseguró de que no le volvería a causar problemas, y así recogió al mínimo en su jaula, el cual maullaba lastimero, sin comida ni agua. Mientras los miembros del Culto seguían entretenidos con su sopa e intercambiaban información, Rael se marchó a entregarle a la niña el gato, en cuanto Leana le vio salir, le acompaño. Descubrieron que la niña se llamaba Aurora, y era ella la que colaba al gato en las cocinas de Remi, les prometió que no le dejaría hacerlo más, y les indicó la dirección en la que estaba el Bosque al que tenían prohibido ir. Ambos volvieron dentro, Yáriel había tomado cuenta de la sopa que Leana había rechazado, y trás informarles de las nuevas noticias se pusieron en marcha. Siguieron el camino que llegaba hasta la misma Tranquilien, muy al sur, hasta que localizaron un sendeo en la tierra y se desviaron hacia el, según la niña debían encontrar un pequeño puente de madera que atravesaba un riachuelo, esa era la parte donde no les dejaban acercarse. Deambularon por el sendero un buen rato hasta que localizaron el puente, un puente algo viejo construido de madera que pasaba por encima de un pequeño rio que no llegaba al metro de ancho tan siquiera, tan pronto como lo cruzaron, Caidalanis y Leana, divisaron unas pequeñas huellas cerca del barro formado junto a la orilla, correspondian a las pisadas de un niño, y Yáriel se dispuso a rastrearlo. Era dificil de seguir, la vegetación era espesa, más cuando volvió a encontrar el rastro, no fue ese el unico que localizó, por ahi habían pasado hace relativamente poco elfos adultos, sin embargo perdieron el rastro un poco más adelante, y así, continuaron andando por el bosque, sin saber exactamente que dirección seguir ni que buscar. Información OffRoll Personajes y habilidades usadas @Thala (Master) @Psique : Advertir/Notar @Blues : Advertir/Notar @Curly : ADvertir/Notar, Rastrear @Lady Soup : Advertir/Notar
  5. La verdad oculta tras las sombras

    En aquella sala vacía, con la única compañía de un escritorio lleno de pergaminos y papeles y el sonido constante e imparable de dos plumas arcanas escribiendo sobre pergaminos vacíos, esperaron. Un par de estudiantes de la academia se cruzó con el grupo mientras salían, más ni si quiera les dirigieron la palabra. mas de 20 minutos después, Azim, el elfo que había ido a avisar al Maestro Papal'ymo volvió, con aspecto nervioso y contrariado, les informó de que el Maestro se encontraba algo indispuesto en esos momentos, y que sería un placer para el recibirlos.. al día siguiente, más Rael no admitió demora alguna, y así se internaron en el corazón de la "Academia para los estudios arcanos y la magnificencia mágica del Maestro Papal'ymo". El edificio no tenía una sola ventana en su piso inferior, la decoración brillaba por su ausencia, más la academía brillaba en otros ambitos, en su camino hacia el despacho del Maestro tuvieron el placer de poder admirar la excelente biblioteca de la academia, donde un grupo nutrido de estudiantes devoraba el saber guardado en todos esos tomos, el silencio imperaba de tal manera, que el simple sonido de los pasos del grupo resultaba una enorme molestia para algunos, pudieron ver de refilon un entrenamiento entre dos estudiantes que realizaban un duelo de entrenamiento, y finalmente pasaron por el fondo de una sala enorme, con mesas que llegaban casi de pared a pared, la cual esta a rebosar de herramientas extrañas, cristales de todo tipo de colores, donde los estudiantes, portando protecciones, trabajan en artefactos y proyectos que solo la Luz sabe para que pretendía que sirvieran. Finalmente llegaron hasta un pasillo vacío, sin salida, donde un Lirio Sombrío descansaba sobre una maceta en una pequeña mesita en la esquina, más a pesar de que el muro no parecía encantado, cuando Azim realizó su hechizo, donde antes había una pared vacía, ahora se encontraba una puerta de roble muy robusta, en cuanto Azim la abrió se escucho a un elfo de su interior recriminandole y el grupo no tardó en entrar. Papal'ymo dejaba claro que no eran bien recibidos, más no negó su colaboración.. a su manera, pensaba que estaban por un pequeño incidentes con un mago y unos portales de hace ya años, sin embargo la información que el Maestro parecía tener no era de gran relevancia, aseguró que en su Academia no había nadie del culto, no eran aceptados, ni ellos ni ningún estudiante que perteneciera a alguna organización o secta, ya que si el estudio no era a lo que dedicaban su tiempo casi por completo, no eran dignos de su Academia, había escuchado los rumores de pasada, más no les había prestado la mas mínima atención, alegando que a el solo le importa y le incumbe lo que ocurre dentro de su academia, más aseguró que si algo ocurria en la ciudad, Lady Ys'thola lo sabía sin lugar a dudas. Antes las acusaciones cruzadas el grupo se encontró en un pequeño callejón sin salida, le hicieron algunas preguntas más que dieron poco luz al asunto, y se marcharon. Yáriel y Caidalanis decidieron hablar un poco más con Azim, mientras Rael y Leana irían a la taberna a ver si conseguían averiguar algo. Azim contestó a sus preguntas, más si bien no parecía que algún alumno pudiera ser un sospechoso, al menos de manera clara, si pudieron averiguar el motivo de la enemistad entre el maestro e Ys'thola. Al parecer, Brisa Oscura había sido en el pasado una aldea en la que solo residian las familias de los miembros de la academia de Papal'ymo, hace ya más de 700 años, e Ys'thola fue en el pasado una alumna, sin embargo fue expulsada, aunque no reveló la razón de esta expulsión, según Azim, trás eso Ys'thola se propuso malversar la academia, dedicándose a construir tabernas, contratar músicos, realizar obras de teatro al aire libre, creando todas las distracciones que se le ocurrieron para que los alumnos de la academia desatendieran sus deberes y fuesen expulsados, su estrategia no funcionó tan bien como había esperado, sin embargo consiguió atraer la atención de otros ciudadanos, y poco a poco fue convirtiendo el remanso de paz y conocimiento que una vez fue Brisa Oscura en una ciudad comercial, hasta que terminó teniendo bajo su mando y contrato prácticamente a todo habitante de la zona de una manera u otra, trató de adquirir la academia con ofertas muy generosas, más Papal'ymo jamás aceptó semejantes ofertas. Dandose por satisfechos, la pareja se dirigió hacia la taberna para reunirse con sus compañeros. Mientras tanto Leana y Rael caminaban por la plaza, Rael tenía dudas sobre el Nuevo Orden renegado y la filosofia de la Sombra Olvidada, más el llanto de una niña les llamó la atención, se acercaron a ella. La niña estaba tratando de arreglar algo que se habia roto, entre llantos les contó que se lo había regalado su amigo Yui, pero que lo había conseguido en el bosque, y no podían ir al bosque, ahi estaban los malos, Yui no se tomó a bien el reproche y la niña aseguraba que ahora le odiaba, que ya no iban a ser amigos otra vez y que no jugarían juntos más. Los restos que intentaba arreglar parecían los trozos de una mascara rota. Leana, pensando que estaban intentando meter a la niña en la filosofia del Culto, o de la versión degradada de los criminales, le mostró los restos de su antigua mascara, le dijeron a la niña que aunque se hagan con amor, la gente que regala cosas malas, a veces son malas, sin embargo la niña se asustó ante la visión de la mascara de Leana, acusandola de ser " uno de los malos", y que Yui no era malo, solo quería regalarlo algo del bosque para demostrar su valor. Trás una extraña conversación consiguieron saber que Yui pretendia atrapar a los malos el solo para demostrar que no era un cobarde, sin embargo la niña no se fiaba de ellos, y el simbolo que reconocía a Rael como miembro de la Orden no significaba nada para la niña, que decía que los caballeros llevaban armaduras preciosas, y tabardos, y caballeros, y que el no parecía para nada un caballero de Sangre, y la mascara de Leana le seguía inquietando aunque ya la hubieran guardado, sin embargo les dijo que le diría donde había ido Yui si le ayudaban a recuperar a su gatito, Winston, que segun la niña tenía Remi el tabernero, los elfos aceptaron, más antes de dirigirse de nuevo a la taberna se desviaron del camino para terminar la conversación que habían interrumpido por la niña. Poco tiempo después, el grupo se reunió en la taberna para poder debatir cual sería el siguiente paso a seguir. Información offroll Jugadores y habilidades usadas: Toda la sesión ha sido interpretativa, si algún jugador cree que ha usado alguna habilidad mediante la interpretación que me lo comente y la añadiré @Thala (Master) @Psique @Blues @Curly @Lady Soup
  6. La verdad oculta tras las sombras

    La comida fue copiosa, deliciosa y sabrosa, a la altura del precio que pedían por ella, la taberna ya se había vaciado casi por completo cuando el grupo terminó su comida, decidieron que Rael iría a ver a Lady Ys'thola, pues si eran tan "fanatica" de la Luz como decía la gente, tendría a mejor hablar con un miembro de la Orden de Sangre, mientras tanto Yáriel y Leana intentarían contactar con Papal'ymo, sin embargo a la salida de la taberna se les unió alguien imprevisto, Caidalanis, el cual había sido enviado sin conocimiento de las elfas, las reconoció por las descripciones que le habían dado, y no dudó en acercarse a preguntar si eran ellas a quien el buscaba. Rael desconfió de este nuevo integrante, y decidió simplemente seguir su camino hacia la hacienda de Lady Ys'thola, mientras los tres miembros del culto se presentaban y comenzaban a conocerse. Rael se encontró con una casa monstruosa, en lo alto de una escalera de más de medio metro de altura se hallaba un enorme portón de casi cinco metros de altura, con el marco de la puerta completamente rodeado de lamparas arcanas que estaban encendidas en todo momento, de la puerta colgaban unas bisagras grabadas, y cuando Rael las usó para llamar, no emitieron sonido alguno, en su lugar un tintineo campaneante resonó en el interior de la casa, y unos minutos después un mayordomo con el aspecto impoluto en todos los aspectos le abrió la puerta, Rael le mostró su anillo identificatorio de la Orden, y los reparos del mayormodo desaparecieron, guió a Rael a través de la casa hasta una sala de espera enorme, repleta de cualquier tipo de entretenimiento con el que quisiera distraerse y matar el tiempo, con una vista preciosa al enorme jardín interior, el cual formaba con pequeños riachuelos el símbolo del Alto Reino visto desde las alturas, desde ahi pudo ver como el mayordomo iba a avisar a Lady Ys'thola, y poco tiempo después le reclamo para acompañarle. Le llevó hacia un patio exterior, construido encima de uno de los tejados del primer piso, siendo completamente abierto, con solo una cúpula como protección del exterior, en el centro se hallaba Lady Ys'thola, con una mesa preparada para cuatro acompañantes, así como un diván de lujo y un arpa de cola algo apartada del resto. La elfa se mostró dispuesta a ayudar, contestando a las preguntas de Rael como mejor creia conveniente, incluso quiso saber si la Orden tomaría represalias contra el Culto de la Sombra por estos crimenes, su desprecio por el mismo era palpable, y aseguró a Rael que todos sus recursos estaban a su disposición para lo que fuera necesario en pos de atrapar a semejantes herejes. Le indicó que tal vez sería conveniente hablar con Papal'ymo, dejando caer al caballero de sangre de que en el pasado el mago había estado interesado en las altas esferas del poder, pero que sus intentos se vieron frustrados, le dijo que era un elfo uraño, extraño y sombrio, que no sería de extrañar que estuviera usando su academia para convencer a sus alumnos de que debían llegar al poder de otro modo. Mientras conversaban, una columna de humo se alzó desde el patio interior de la casa, y Rael, que no confiaba en nadie ordenó al mayordomo que se alejase inmediatamente del fuego, pues parecía estar quemando algo, Ys'thola repitió las ordenes del Adepto, y rápidamente bajaron junto a el. El mayordomo aseguró que solo estaba quemando las hojas secas del jardín junto a un mueble viejo que se había roto, más Rael no parecía satisfecho y quiso que los dos respondieran a la vez que mueble se habia roto y por que, cosa que hicieron, al unisono y dando la misma respuesta, con la mosca tras la oreja pero sin pruebas feacientes de nada, Rael decidió seguir la pista del maestro Papal'ymo, con la promesa de Ys'thola aun presente. Mientras tanto, los miembros del culto ya se habían conocido, sin embargo Caidalanis parecía un elfo vivaracho, e insistia en compartir una comida con sus nuevas acompañantes a pesar de las negativas de la misma, poco consiguieron en la taberna además de perder el tiempo y cierta información sobre el mago Papal'ymo, al parecer no era alguien apreciado en la ciudad, Remi el tabernero les dijo que no se fiaran de ese elfo, aludiendo en que no era de confiar y que podría tener segundas intenciones. Al salir de la taberna vieron la columna de humo disipandose en el cielo, y pensando que se trataba de la vivienda de Papal'ymo corrieron hacia la casa en cuestión, solo para encontrarse que quien les abrió la puerta cuando llamaron fue un mayordomo con restos de ceniza en la ropa y a Rael como acompañante. Trás un breve intercambio de información y opiniones, el grupo se puso en marcha hacia el edificio que en teoria era la academia de Papal'ymo, sin embargo se encontraron con una pared de piedra que relucia con el azulado arcano, muestra inequivoca de que la pared estaba hechizada, a ambos lados de la pared había dos lamparas arcanas, una brillaba con tonos violetas, la otra estaba apagada, y cuando la encendieron, brilló con un tono dorado y la piedra se deformó, abriendo un camino en la pared y dejandoles acceso libre al interior. Se encontraron con una sala enorme de piedra, sin decoración, sin ventanas, con tres puertas cerradas con magia e inscripciones arcanas sobre cada una de ellas que indicaban la zona a la que llevaban, un elfo leia sobre un escritorio, haciendoles caso omiso. Solicitaron audiencia con Papal'ymo, y no fue hasta que Rael mostró su sello de la Orden, dijo que estaban haciendo una investigación oficial que el elfo accedió a informar a su Maestro, se marchó por una de las puertas y les dejó alli.. esperando, a solas y sin sitio al que ir. Información off rol: Participantes y habilidades usadas: Toda la sesión ha sido interpretativa, si algun participante considera que ha echo uso de alguna habilidad de manera interpretativa que me avise y se añadirá @Thala (Master) @Psique @Blues @Lady Soup @Curly
  7. La verdad oculta tras las sombras

    El Sol apenas se había alzado sobre el firmamento cuando Rael se dirigía hacia la entrada de la sede de la Orden de Sangre, cuando antes de atravesar sus puertas notó una mano amiga que le apretaba en el hombro, era Thala'riel, el cual le pidió que le acompañara, había trabajo que hacer y le necesitaba. Thala'riel puso al Adepto al tanto de la información que disponían, el mismo, junto con Dul'virel, Lynesa y Hestir se dirigirían a donde se sospechaba iba a producirse el siguiente discurso basándose en el patrón de expansión del mismo, mientras el se dirigía hacia Brisa Oscura, donde según los informes más se habían presenciado los criminales, le propuso llevarse con el alguno de los iniciados, sin embargo Rael prefirió trabajar solo, y así, hizo los preparativos y se preparó para el viaje. Al día siguiente, cuando casi caía el medio día en Brisa Oscura, Leana y Yáriel se encontraban hablando en las escaleras que daban la entrada a la posada del pueblo, Yáriel había tratado de encontrar alguna pista, sin embargo ni el pueblo ni los pocos habitantes que encontró de mañana le dieron ninguna información útil, mientras tanto, Rael, vestido de civil llegaba al pueblo, y no tardó en recibir una oferta de un mercader que pasaba por el pueblo al ver su excelente forma física, desestimó la petición y el mercader se marchó, sin embargo no tardó en encontrarse con ambas elfas mientras el pueblo parecía revivir de su adormilamiento mañanero, un grupo de elfos con un arpista salían de una de las casas mas grandes e impresionantes del pueblo, mientras otros volvían a sus hogares tras realizar la compra. Los tres elfos compartieron la poca información que tenía, era obvio que dos miembros del Culto no estaban ahí por casualidad, y por el momento decidieron cooperar en menor medida. Cuando el olor de los filetes de lince y el guiso de faisan comenzó a ser deliciosamente evidente, la gente comenzó a acudir a la taberna para disfrutar de una cocina de primera calidad, mientras Rael decidió que iría a hablar con Ys'thola, una de las elfas mas influyentes del pueblo, de la que se decía era una fanática de la Luz, esperando que ella pudiera darles alguna pista que seguir, a su vez, Yáriel y Leana decidieron que irían a buscar a un mago llamado Papal'ymo, el cual tenía fama de reservado, pero según la información que habían recibido en la capital era el otro elfo mas influyente del lugar, aunque aun no sabían por que. Entraron en la taberna, y tras una pequeña charla con el tabernero y mostrarle el anillo que le reconocía como miembro de la Orden, el elfo le contó que la taberna pertenecía a Lady Ys'thola, la cual a su vez tenía tratos favorables con la mayoría de mercaderes del lugar, los cuales en mayor o menor medida trabajan para ella, remarcando lo bien que cuida la elfa a los suyos. Encontrarse con ella era muy complicado, sin embargo las puertas de los buenos ciudadanos jamás estarían cerradas para un miembro de la Orden, así Rael decidió comer antes de partir. Por su parte, Yáriel y Leana quisieron interesarse en la extraña ausencia de suministros que había sufrido la taberna la semana pasada, "Problemas con el presupuesto" fue la respuesta que recibieron, al mismo tiempo que les aseguraban que todo estaba solucionado y que había sido un mero error puntual, con cierta sospecha pidieron a su vez comida, pues los estómagos rugían con fiereza, azuzados por el dulce olor del Lince asado, se sentaron a comer mientras la incogonita de como encontrar a Papal'ymo seguía sin descubrirse, sin embargo, aun quedaba mucho día, y la comida se estaba enfriando. Información Of Roll Asistentes y habilidades usadas Todas la sesión fue meramente interpretativa, siendo la habilidad "Leyes" la unica remarcable por la información dada por Rael @Thala @Psique como Rael @Curly como Yáriel @Blues como Leana
  8. La verdad oculta tras las sombras

    Solo era cuestión de tiempo de que el Culto de la Sombra tomase cartas en el asunto para atajar los rumores, a pesar de saber que se iba a realizar una investigación oficial sobre los sospechosos enmascarados el Culto no quería quedarse esperando a ver el resultado de la misma, quería demostrar de forma clara e incuestionable que ellos no tenían nada ver con el mensaje de odio que se estaba lanzando en su nombre y no tardaron en contactar a dos elfas que habían demostrado sus habilidades y su utilidad en el pasado, más ambas tendrían la misma misión: Tratar de desenmascarar a los sospechosos y entregarlos a las autoridades y colaborar de manera activa con la investigación, velando por los intereses y el nombre del Culto. La primera en ser contactada fue Yáriel, aprovechando una conglomeración en las calles cerca del Teatro a causa del estreno de una obra esperada, alguien aprovechó la confusión para entregarle una nota en mano fingiendo un tropiezo, la elfa fue incapaz de descubrir quien había sido, sin embargo acudió a la cita, Lady Alore le había llamado. Se encontró ante una verdadera mansión, con sirvientes, jardín, mas de tres pisos, y ella con una indumentaria que se desentonaba tanto como un Renegado bañándose en la fuente del Sol. Una sirvienta le hizo pasar hasta la sala donde Lady Alore esperaba, leyendo tranquilamente un libro mientras disfrutaba de la interpretación en vivo de un joven y apuesto arpista, el lujo y la ostentosidad rebosaban por doquier, más su anfitriona no pareció molestarse en la indumentaria de la elfa. Le invitó a una copa, seguramente la copa más cara que la elfa habría visto en su vida, por suerte no le reclamaron pagarla, y mostrándose tremendamente educada y dispuesta a hablar solicitó a Yáriel ayuda en este pequeño dilema, ofreciendole un pago por sus servicios para con sus hermanos. Hablaron sobre el reino, sobre sus hermanos, sobre los ciegos que se niegan a verles como los aliados que son e insisten en tomarlos como sus enemigos, más finalmente Yáriel aceptó, sin embargo lo único que Lady Alore pudo decirle es que debía ir a Brisa Oscura, pues ahi es donde con mas frecuencia se habían dado los dichosos discursos, y así, la elfa partió con un cometido que cumplir. La segunda en resultar contactada fue Leana, encontrándose un sobre bajo su puerta mientras arreglaba el jardín, a pesar de estar segura de no haber visto a nadie acercándose, en el sobre el señor Yi'rel Loerum le pedía que se reuniera con el, así pues Leana se apresuró a acicalarse para ir al encuentro del elfo. La dirección le llevó hacia un barrio de los ultimos que fueron reconstruidos, solitario, pero tranquilo a partes iguales. Le abrió la puerta el señor Loerum en persona, vestido una túnica preciosa y lujosa, sin embargo algo sucia y arrugada, además de llevar en las manos unos pesados guantes de cuero también sucios, lo que le dio mala espina a la elfa, aun así se adentró en lo que parecía ser un estudio de trabajo, con pocas comodidades, pero a rebosar de estanterías llenas de libros sobre medicina, anatomía, magia, ingeniería e incluso algunas novelas. Le ofreció a la elfa algo para beber, la cual aceptó encantada, sin embargo Leana no estaba al tanto de los rumores, Yi'rel le aseguró que no tenían nada que ver con el culto y le contó lo que sabía, y al igual que Lady Alore con Yáriel, le pidió ayuda bajo las mismas premisas, sin embargo el señor Loerum sospechaba que o bien Lady Ys'thola o el señor Papal'ymo, ambos nativos de Brisa Oscura, debían de saber algo, pues sin lugar a dudas eran los dos elfos mas influyentes del lugar. Leana aceptó el encargo, sin embargo rechazo recibir una recompensa por el, en su lugar se mostró mas interesada a realizar un intercambio temporal de libros con Loerum, esté se mostró receptivo a librarse de ciertos libros, sin embargo le propuso que hiciera una lista de los que quería, y otra de los que la propia elfa poseia, y una vez acabase el encargo, se reunirian para realizar el intercambio. Leana se mostró satisfecha y partió inmediatamente hacia Brisa Oscura Y así, con dos de los suyos enviados a atrapar por su cuenta o colaborar con la Orden en la investigación, el culto movió la primera ficha. Información off roll Primera Sesión Participantes: @Thala Como Master @Curly como Yáriel Segunda Sesión Participantes: @Thala como Master @Blues como Leana
  9. Un regalo de boda

    Xam'Pao caminaba tranquilamente por uno de los muchos senderos que recorren Pandaría, pues como el mismo dice "Pandaría esta para andarla", su destino? Floralba, la brillante y maravillosa capital del Imperio Pandaren, llamado por las maravillas que se escuchan de la ciudad en todos los rincones de Pandaría, decidió finalmente dirigirse allí, además, que ingredientes y recetas podría aprender? Y más importante aun, probar? Más su camino se vio interrumpido. En mitad del sendero, vió como un viejo Pandaren con el morro blanco yacía recostado sobre una carreta, a su lado, una joven Pandaren recogía alimentos que habían caído al suelo y los guardaba en bolsas, rápidamente se ofreció a ayudar a recoger el desperdicio, y un rápido vistazo bastó para ver que la rueda era irreparable. El anciano dijo que le conocían como "Viejo Morro Blanco", y la pandaren a su lado se presentó como Yukiko, el anciano estaba terriblemente abatido, les contó a esos viajeros amables que le estaban ayudando que no le importaba perder o dejar las mercancías del carro, que todo había sido culpa de un Hozen que le había asaltado en el camino, más lo que se había llevado era lo que mas valor tenía para el Anciano, un simple bastón, sin embargo no era un bastón cualquiera. Se enteraron de que ese bastón lo había fabricado el anciano con sus propias manos, y era su regalo de bodas para su hijo, el cual se casaba en menos de dos semanas en Floralba. Xam'Pau, terriblemente disgustado por la noticia enseguida se ofreció a ayudar al anciano, y Yukiko se le unió, pues en palabras del propio anciano " Soy demasiado viejo y demasiado gordo como para perseguir Hozen por el bosque", y así, la singular pareja se puso en marcha. Durante el camino aprovecharon para tener una pequeña charla y conocerse mejor, saber que les impulsaba a viajar, y ambos recomendaron al otro su lugar de origen, así como el nombre de su familia bajo promesa de que si alguna vez acudían y decían que les habían conocido, les recibirían con todo el amor y entrega que un Pandaren es capaz de ofrecer. No tardaron en divisar el primer rastro del ladrón, unos arbustos aplastados y unas frutas a las que parecían haber reventado, seguramente con el bastón robado, pues el Hozen quiso probar su nuevo juguete, y comprobar como de fuerte podía pegar con el, sin embargo el rastro se perdía ahí, pues es realmente complicado seguir a un Hozen si se mueve por los arboles, y ninguno de los dos parecía ser buen rastreador, así pues continuaron su camino por el bosque en busca del pequeño ladronzuelo mientras compartían anécdotas y conocimientos de cocina y cerveza, Yukiko hasta se permitió el lujo de detenerse al encontrarse una zona donde crecía Luz del Alba, una planta peculiar que solo crece en algunos lugares del Bosque de Jade, Xam'Pau sintió curiosidad por la planta y Yukiko le explicó que servía tanto como ingrediente para la cerveza como planta medicinal, que tenía una amiga enferma en una aldea cercana y pensaba que una infusión de la planta le ayudaría a recuperarse, no tardaron en continuar su camino, sin embargo, unos gritos de Hozen les pusieron alerta. Lograron discernir de donde provenían, sin embargo estos se acallaron pocos segundos después, y al llegar a un pequeño claro encontraron una estampa funesta, un tigre salvaje del bosque, devorando el cadáver de un Hozen, y el bastón robado estaba ahí, encima de un charco de sangre de su ladrón, además en algún lugar resonaba los llantos de crías, seguramente del tigre que había fulminado al Hozen. Intentaron hacer un plan, pues si bien eliminar al tigre podría ser una opción, peligrosa desde luego, pero una opción, sin embargo eso sería una condena casi segura para sus crías, y lo mas probable es que fuese el propio Hozen quien entró en el territorio del tigre, así pues Yukiko le pidió a Xam'Pau que se quedase oculto, ella entraría , atraería la atención del tigre y Xam'Pao intentaría coger el bastón sin que el tigre se diese cuenta, y tras eso, correrían como alma perseguida por el ejambre mantide. Así pues Yukiko se adentró en el claro, rápidamente el Tigre defendió su presa y amenazó a la Pandaren, sin embargo ella mantuvo la mente fría y comenzó a girar para desviar la mirada del tigre mientras Xam'Pao, haciendo gala de mayor destreza de la que su físico podría parecer, se aproximaba sin ser detectado, sin embargo había entrado demasiado rápido, el bastón estaba aun demasiado cerca del Tigre, y Yukiko se lanzó al ataque, provocando al Tigre para que actuase golpeándole con su vara en el rostro, la distracción funcionó, y tan pronto como tubo el baston Xam'Pao este corrió de vuelta por donde había venido, la Pandaren trató de seguirle, más el tigre le interceptó en el camino, aun así Yukiko instó a Xam'Pao a continuar. Un rato después, preocupado por que Yukiko parecía no seguirlo, Xam regresó, solo para darse de bruces con una Yukiko que huía a toda prisa, haciéndola caer al suelo, más un rugido les hizo darse prisa en levantarse y correr hacia el Viejo Morro Blanco hasta que estuvieron fuera de peligro, pues el tigre tenía una presa y una camada que cuidar. Tras un breve descanso tras la carrera, unas bolas de arroz increíblemente deliciosas cocinas por el propio Xam y un poco de cerveza de Yukiko fueron la celebración de su victoria recuperando el regalo de boda. Yukiko alabó la valentía de Xam'Pao, alegando que no cualquiera se dispondría a acercarse a un tigre con tal de ayudar, Xam le devolvió el cumplido, ante lo que Yukiko respondió que era su deber, y le confesó que era una acolita del Shado-Pan. El pandaren se sintió honrado de conocer a un miembro, aunque fuera del menor escalafon del Shado-Pan, aunque Yukiko trató de dejar el tema un poco pasar. Finalmente regresaron con el Viejo Morro Blanco, le devolvieron su bastón y le narraron la historia, el anciano pandaren se lamentó del destino final del Hozen, alegando que el se habría contentado con "Arrearle un poco", supusieron que el Hozen trató de matar al tigre para ganarse su segundo nombre, obviamente no estaba preparado. Un poco de comida, cerveza, agradecimientos y promesas de volverse a ver más tarde, cada uno continuó con su camino, habiendo ganado el comienzo de lo que podría ser una bonita amistad. Información Off Roll: Lista de participantes y habilidades usadas: Yukiko ( @Thala ) Atletismo, Defensa, Vara de Combate, Sanación/Hierbas, Advretir/Notar Xam'Pao ( @Nathan ) Atletismo, Sanación/Hierbas, Advertir/Notar
  10. Buenas a todos

    Wellcome wellcome, pasa, ponte en un sitio calentito donde estar agusto y vente al discord a flamear un rato!
  11. Me presento

    Buenas Apolo, bienvenido! Pasate por el Discord, que es por donde solemos hablar, y ahi podrás preguntar cualquier cosa que no tengas clara y charlar un rato
  12. Por las calles de Lunargenta y las aldeas mas cercanas están comenzando a oírse rumores, algunos comerciantes y viajeros afirman que desde el sur, dirigiéndose directamente hacia la capital del Alto Reino, en las aldeas, los miembros del Culto de la Sombra por fin se han quitado sus mascaras. Se escucha que dan discursos al aire libre, con sus caras cubiertas por extrañas mascaras para no poder reconocerlos, quien asegura haberlos visto con sus propios ojos afirma que buscan nuevos acólitos entre los ciudadanos, que su discurso de odio hacia la Luz, hacia la Orden de Sangre, y según algunos de los que están extendiendo estos rumores, hacia el propio triunvirato, acusando al Lord Regente de cosas que ningún elfo de bien diría en publico sin esperar las obvias consecuencias que esto acarrearía. Cuantos mas días pasan, mas viajeros cuchichean sobre el tema, hablan de duras declaraciones sobre la corrupción de la Luz, sobre la pasividad e inutilidad de nuestros gobernantes, de un estado de poder donde la sombra devolverá al Alto Reino la mayor gloría que jamás ha visto en toda su gloriosa historia, pocos son los que hablan en voz alta del tema, y pocos menos aun los que hacen caso a estas habladurías, o en caso de haberlas presenciado, a su mensaje, sin embargo el guante ha sido lanzado, y los mas curiosos se mantienen a la espera de algún tipo de respuesta.
  13. El Archivium: Dudas de Lore y Rol

    Cual sería, de forma algo mas explayada, exactamente la filosofia del Culto de la Sombra olvidada que siguen algunos renegados y Sin'Dorei?
  14. Misiva para la Iniciada Belore'zaram

    Cuando la Iniciada por fin hubiera recuperado fuerzas suficientes como para volver a su hogar, se encontraría allí un sobre cerrado, sellado con el símbolo de la Orden de Sangre Belore te acompañe en tu recuperación. Espero sinceramente que hayas podido recuperarte, y que tu fuerza vuelva a servir a la Orden lo mas pronto posible, y cuando tu brazo vuelva a tener la fuerza necesaria para sujetar tu hoja, únete conmigo en el patio interior de entrenamiento de la Orden, tenemos que hablar. Que tu luz nunca se apague. Selama Ashal'anore Adepto de la Orden de Sangre Thala'riel Thirys @Galas