Toda la actividad

Este flujo se actualiza automáticamente     

  1. Today
  2. [Quel'danil] Conoce a tu Aliado: Los Puñotrueno

    A través de la Cienaga DE LA COMPAÑÍA BARBAOCRE Capataz 1° Burin y Capataz 2°Corin A la atención del Earl Puñotrueno Mi nombre es BURIN, ya me habéis visto hace unos meses, del asentamiento minero que tantos problemas decís que os causa. Pero la verdad es que no hemos venido a causar problemas, resolvamos esto como enanos correctos y no como lo hacen los salvajes pieles de verde de este valle. Recientemente hemos minado con todo esmero una mena de carbón y hemos aunado mucha pólvora, recursos armamentísticos con los que tal vez este menos relacionado, pero nuestra COMPAÑÍA de mineros no lo esta. A lo que va esta carta, le ofrezco la ayuda que tiempo atrás no pude ofrecerle, mis enanos están equipándose con equipos de MORTEROS y herramientas de combate para aplastar, desollar y ERRADICAR completamente la POBLACIÓN de los TROLS. Churro abandonó la sala en búsqueda de los dos Montarraces que acompañarían a Hath'Lorien hasta la Aldea de los Nudillos, ahí en la privacidad notó como su mano cerraba con fuerza la carta que aquel elfo le había entregado, dejando de mirar el fuego de la chimenea tomó asiento, la abrió solo con sus dedos y empezó a leer con los ojos de un enano que ha leído cientos de informes. Una insignia que se asemejaba a los Barbabronce pero con los arquetipos del Clan Barbaocre sellaba aquel papiro escrito con pulso fuerte y rápido, lo cual le hizo creer a Brunn que fue una idea veloz y poco meditada por parte de los capataces de la Compañía minera. El capitán de las fuerzas de los Puñotrueno estaba preocupado, no estaba seguro hasta donde habían llegado los rumores de la ausencia del Earl, al menos sus enanos no eran precisamente conversadores. Debía respetar la voluntad de Haldrad al rechazar a esos mineros a toda costa, pues para los Puñotrueno todos aquellos que carecían del altruismo que caracterizaba a los enanos de las Colinas, no eran seres honorables, pero con su propia vida pendiendo de un hilo tal vez las viejas rivalidades podrían ser mitigadas temporalmente. Era tiempo de buscar nuevas alianzas antes de que otra desgracia suceda.
  3. Yesterday
  4. Memes (que intentan ser) graciosos

    *Tosido rasposo, tosido rasposo* https://kapwi.ng/c/1XR0QhsK
  5. Roki

    Atributos 10 Físico 6 Destreza 4 Inteligencia 6 Percepción Valores de combate 40 Puntos de vida 12 Mana 8 Iniciativa 12 Ataque CC (Lanza pesada) 12 Ataque CC (Combate desarmado ofensivo) >8 Defensa Habilidades Físico 2 Atletismo 2 Lanza pesada 2 Combate desarmado ofensivo Destreza 1 Escalar 2 Defensa 1 Nadar Inteligencia 1 Leyes 1 Religión 1 Tradición/Historia Percepción 1 Advertir/Notar 1 Buscar 2 Disfraz 2 Reflejos 1 Rumores
  6. Cuando tengo que estudiar pero hay rol:

     

    Resultado de imagen para gif retsuko

    1. Mostrar mensajes anteriores  %s más
    2. ILUSDN

      ILUSDN

      Duerme más rápido

    3. IsildurJenkins

      IsildurJenkins

      Siempre puedes rolear que estás estudiando.

    4. TitoBryan

      TitoBryan

      O puedes estudiar mientras roleas, te sale a cuento

       

  7. [Claros de Tirisfal] Selección no tan natural

    «Insuficiente...» —Sargento Ejecutor Dareth Donnovan (Música de ambiente) Tirisfal, ese funesto recordatorio de lo que una vez fue Lordaeron y que ahora acoge al Nuevo Orden, tierra donde la Llama Carmesí y los horrores conviven, luchan y se devoran, donde hay más muerte que vida, donde hasta los faros más grandes se apagan, donde la esperanza brilla tenue sobre un océano vacío y oscuro, es esa tierra donde los muertos caminan y erigen su gran sociedad, donde el Nuevo Orden encuentra su capital. Su sociedad, su economía, su «vida»... todo ello es complejo, pero siempre girando en torno a un pilar: la utilidad. En esta tierra marchita, si no sirves para nada, si no aportas nada, no eres más que un cero a la izquierda, eres prescindible; se te elimina de la ecuación. Todos los Renegados pasan por este momento en un punto de su no-vida, normalmente tras su instrucción básica nada más ser alzados. Pero hay excepciones, casualidades, casos extraordinarios, que posponen el examen. Era el caso del guardia Oscar Joshech y de «Reflejo», novata de los Mortacechadores. Sin embargo, su prueba se acercaba. Y el examinador no podría haber sido peor: Danforth. La premisa de su prueba era sencilla. Con palabras despectivas, sin mostrar ni un ápice de aprecio o incluso de neutralidad, el Hechicero Ejecutor les tendió un vial verde. El objetivo era probar con los cultivos de los humanos en Tirisfal este nuevo y desconocido elixir elaborado por la Sociedad de Boticarios, cuyos efectos eran aparentemente desconocidos. El criomante dejó muy claro el propósito de la misión: evaluar la utilidad de los dos no-muertos para probar que se podían llamar Renegados. Debido a la campaña por Trabalomas, este examen nunca se llegó a hacer. Pero ya estaban de vuelta en la capital, ya no había excusa. Tenían que probar que valían. Una granja apartada, de las más alejadas de las haciendas de los escarlatas, donde solo había un par de casas y algunos campos pequeños. Ese era el terreno de pruebas. «Reflejo», siguiendo el modus operandi de los Mortacechadores y el sentido común, decidió acercarse sigilosamente a los terrenos de cultivo para probar el vial. Pero su investigación no fue tan silenciosa como planeó y despertó a los agricultores tras dejar que las herramientas del cobertizo se cayeran al suelo. El choque del metal fue inevitable, así como la mirada juzgadora de Danforth desde el bosque. Por su parte, Oscar estaba de apoyo. Era un peso pesado, «carne de cañón». No iba a funcionar como agente de infiltración, así que estaba atento por si había un encuentro directo con los humanos de los campos. Sin embargo, su utilidad fue nula cuando un solitario granjero se acercó con una antorcha a investigar el ruido. Aunque, más que nula, fue negativa, pues por su paso pesado alertó al humano, quien intentó avisar entre gritos al resto de sus congéneres de la presencia de los muertos. Pero una lanza acuática salida de mitad del bosque le atravesó la sien y, de la misma forma que desapareció el arma ejecutora en la tierra, la vida se le escapó al agricultor. Cada vez estaban haciendo más ruidos. Los dos sujetos de pruebas eran descuidados, torpes y faltos de imaginación. O eso habría pensado cualquier oficial ante el espectáculo. Llamaban la atención y, de no ser por el estruendo que montó Oscar, «Reflejo» no habría podido verter el vial en el pozo de la pequeña hacienda. Pero ¿a qué precio? Armado con un trabuco y un odio acérrimo hacia los Renegados, un hombre comenzó a buscar a los muertos que se habían colado en lo que consideraba su finca, buscando a los susodichos como si de ratas se tratase. No obstante, hubo algo que lo alejó de casi dar con «Reflejo»: un soldado del Nuevo Orden armando escándalo en el cobertizo. Aprovechando la distracción, y usando sus dotes de ilusionista para facilitar la tarea, la aprendiz de los Mortacechadores consiguió llegar hasta el pozo sin que la detectasen y salir. En cambio, Oscar se las vio con el trabuco del granjero en un intento de hacerle una encerrona al humano. Dos disparos y un golpe fueron lo que aguantó el Renegado, quien únicamente logró clavar su espada en el vientre del granjero. Sí, se habría llevado la vida de aquel paleto a pesar de haber caído, pero la intervención de «Reflejo» para intentar ayudar a su compañero fue lo que acabó asesinándolo. Así entonces estaba el panorama: unos humanos alertados y confundidos por los gritos de una Renegada que afirmaba que la misión se había ido a pique, dos cadáveres humanos en los campos, un pozo infectado y una Renegada arrastrando por el suelo hasta el bosque a su compañero huesudo inconsciente. ¿Habían cumplido la misión? Técnicamente sí, pero el resultado no era nada satisfactorio. Victoria pírrica, y a duras penas. La mirada ejecutora de Danforth se posó sobre los muertos ojos de «Reflejo». Habló poco, y se limitó a reanimar al inconsciente Oscar. Pero no se quedó ahí. El Renegado probó ser inútil tras meses de campaña en Trabalomas y esta misión. No había pasado el examen. Ya no quedaban oportunidades. Servía más como piezas inertes que como soldado, y el criomante no dudó un solo instante. Cuando recuperó la consciencia, su primer reflejo fue levantarse, pero la punta del báculo de Danforth se lo impidió. Le estaba clavando la vara con saña en su ojo, y su rostro no mostraba más que sadismo y demencia. La poca calidez del aire se desvaneció. Todo se quedó helado, frío, sin vida. La hierba se escarchó alrededor del guardia, el bastón mágico brilló con fiereza devorando el calor del ambiente, y hasta la muerte pudo sentir cómo el no-muerto bajo la punta de la vara se criogenizó. Todo su cuerpo se volvió cristal, un fino y delicado cristal que el pie del Hechicero Ejecutor reventó. Solo las esquirlas de lo que fue quedaron en el suelo. «Si te he reanimado es solo para que sientas esto». Esas fueron las únicas palabras que pronunció el criomante, y esas fueron las últimas palabras que escuchó Oscar antes de sumirse en el Vacío...
  8. Memes (que intentan ser) graciosos

    Lo dicho, va desde el humor y la sátira, aqui todos pillan. WHO NEXT? DUELOS epicos del Rol! Maw la Quimera vs Psique el Ancestros, usando de base la canción de Epic Rap Battles of History - Steven Spielberg vs Alfred Hitchcock https://www.kapwing.com/videos/5d5c1b8dba43f00014873443 El original:
  9. Problemas en la Frontera. Capítulo IV. Viejos Conocidos. Tres jornadas había pasado desde aquél incidente en la mina, mientras que un anciano hombre acicalado por unas finas túnicas oscuras, tomaba asiento en su lúgubre sala rodeada de velas que iluminaban lo suficiente como para que este pudiera escribir en un grueso libro de hojas amarillentas. "...Tras estos días de pensamiento he podido recordar dónde he visto ese rostro, ese hombre no es un simple vagabundo tal como sus aparencias así lo demostraban, no, no lo era, ahora estoy seguro que no, yo lo pude ver con mis propios ojos agitando ese absurdo estandarte de un lado a otro, mi memoria recuerda sus gritos de esperanza encima de aquella muralla. Necio. Nos cazaron como ratas, aún así muchos pudimos salir pero ahora estando aquí tan lejos del hogar que me concedió el verdadero poder y gracias a los libros recuperados de las manos de esos sucios contrabandistas, no tendré oposición y el bosque será para los verdaderos señores de la nigromancia... ...Seremos los reyes del bosque negro y cuando todos los cultos menores y débiles se postren y claven la rodilla ante nosotros, haremos arder todos los cimientos del Reino del Sur. Y será entonces cuando entiendas que aquél grito de esperanza tan sólo era un grito en vano y sólo la muerte será la única solución para tu miserable vida..." Tras largas horas escribiendo en las amarillentas hojas que se quejaban cada vez que la pluma trazaba sobre ellas, el anciano Nigromante cierro el enorme libro y se asomó por la ventana, viendo así las copas ennegrecidas de los árboles del bosque del Ocaso mecerse por el viento, el anciano Nigromante no pudo evitar mostrar una leve sonrisa mientras que en su cabeza tan sólo podía pensar en sus perversas y oscuras ambiciones.
  10. [La Corte de los Mendigos] La Vida Eterna IV

    Capitulo IV "Caza Feral" -En proceso-
  11. Última semana
  12. [Al'Falador] Lanza y moral

    El sonido del entrenamiento bañaba la tarde del Al'falador, los soldados habían acabado de entrenar pero había uno en especial que -debía- dedicar más tiempo a entrenar, porqué debía ser el mejor soldado del reino y servir a quién tenga que hacerlo, para seguir las ordenes sin problemas, para evolucionar como soldado y con ello poder proteger a sus hermanos cuanto más haga falta. Y con ello el adepto se asomó viendo al recluta atacar a un muñeco de madera de una manera poco experta, sin aprovechar bien el rango mientras sudaba ligeramente por la armadura y el ambiente levemente caluroso. El adepto le aconsejó en sus golpes y le guió en puntos de ataque y el cómo reaccionaría el enemigo, los trols, que son agresivos pero no idiotas, al menos los más veteranos, los más jovenes eran loco y eran fáciles de aguantar, excepto que eran fuertes y quizás no lo eran tanto. Y para finalizar el propio adepto quiso probar en carne el combate contra el recluta, y el recluta en suerte o decisión consiguió acertarle una vez, pero el resto de veces simplemente el adepto dejó ver su habilidad, prácticando un hechizo de Luz para probar la defensa del inferior, ya que casi nunca podía probar su defensa mágica contra las criaturas que enfrentaban. Tanto Seina como Yáriel observaron, una escondida y la otra no, el cómo el entrenamiento finalizaba con consejos del adepto al recluta, consejos de moral, consejos de que NO debe sentir pena por las bestias verdes.
  13. [Elwynn] La lista Roja.

    Llamando a la puerta de atrás. Había llegado el momento, después de años de dolor y ninguneo Ela por fin tenía las armas para comenzar a cobrarse cada una de sus deudas pendientes. Aquella tarde estaba especialmente soleada, una ligera brisa procedente del norte hacía más llevadero el calor que emanaba el astro rey, la taberna estaba abarrotada y Jorge aguardaba al resto de la compañía, Ela había obtenido información acerca de la ubicación de un grupo de bandidos, la recompensa, como de costumbre, no era muy elevada pero el dinero es el dinero. Una vez reunido caminaron durante cerca de una hora a través del bosque hasta el punto acordado en el que ella los esperaba. Nathalie, Julia y Jorge después de analizar la situación e idear un plan, no demasiado elaborado, comenzaron el asalto contra la casa de los rufianes. Después de que Nathalie colocase una de sus trampas, en la cual con ayuda de Jorge cayó un pobre desgraciado, avanzaron hasta la puerta del hogar, dentro de la cual se encontraban el jefe de la banda, dos de sus compinches y su mujer. Finalmente tuvieron que optar por entrar de una forma poco elegante, prendiendo en llamas el edificio para que sus integrantes salieran, lo cual no tardó en suceder. Una vez reducidos, Ela obtuvo su dulce venganza, Jorge, Julia y Nathalie unos prisioneros por los que cobrar una merecida recompensa. Información offrol.
  14. El paso de Pran

    El valle, era una extensión verde rodeada de montañas afiladas que actuaban como una muralla natural y protegían las agrestes tierras repletas de formaciones escalonadas hechas con piedras superpuestas llamadas bancales, que en algún momento fueron utilizadas para el cultivo y ahora yacían olvidadas a merced del duro clima. Los pocos bancales que quedaban, fueron construidos sobre las colinas ahora coronadas por pequeñas pinadas salvajes, que crecian separadas las unas de las otras. El valle estaba en mitad de un remanso de paz donde los vientos fríos mantenían en verano una agradable temperatura, impidiendo que la nieve de los picos mas altos se derritiera, y aunque el invierno era cruel, la fertilidad de la tierra ayudaba a los habitantes a poder tener reservas suficientes como para poder sobrevivir a él, a pesar de las agresivas tormentas y otros peligros naturales. Esto había sido así durante mas de veinte años, desde que los primeros habitantes huyeron de Pran cuando esta fue tomada por los rebeldes del muro, y utilizada como base de operaciones en la guerra civil. Los que sobrevivieron al viaje a través de las traicioneras montañas donde era fácil perder la vida por un ligero traspiés, dieron con aquel lugar casi idílico, alejado de los conflictos de los hombres y la miseria. Pero tal como ya había pasado anteriormente, la paz que habían estado viviendo los habitantes se desvaneció como si de una fina cortina de humo se tratara dejándolos expuestos como unos corderos incrédulos ante las fauces de la guerra. Daba lo mismo quienes fueran, huargens, no muertos o los propios soldados del reino de cuyos conflictos pretendieron huir y desligarse, la terrible verdad es que no habia escapatoria. Los Ecos de la batalla de Pran resonaron, como el repicar de las campanas de una iglesia, y aquellos marcados que se quedaron aislados en la batalla fueron los causantes de la mayoría de muertes que se acontecieron aquella noche fatídica en el Valle. Privados de la oportunidad de poder adquirir una ampolla de brebaje a tiempo sucumbieron a la maldición, huyendo hacia las montañas. Hambrientos y desesperados se cernieron hacia el valle siguiendo el olor de los rebaños. Aquello acabó con mas de cuatro familias muertas, despedazadas y devoradas por aquellas pobres almas victimas tambien de la guerra. Una semana despues de aquello, con el regreso de los exploradores, Lenard recibió por parte de tres de sus hombres un mapa que aunque no era especialmente preciso, si ayudó a hallar el codiciado Paso de Pran. Pasaría una semana mas hasta que al fin dieran con las sendas correctas gracias a la guía de un grupo de pastores voluntarios que ofrecieron su ayuda y conocimiento del terreno. El Valle no tardó mucho en recibir la visita de los soldados de las mesnadas y los hombres de armas así como milicianos destinados a aquel lugar cuya misión era tanto defender las primeras caravanas de suministros que partieron hacia Norfolk, como de perseguir y eliminar a los huargen salvajes restantes que se escondían en la periferia del valle, allí donde las colinas besaban las faldas de las montañas y conducían a las traicioneras gargantas y pasos, donde era fácil efectuar emboscadas y permanecer oculto. El Valle se ha convertido en un lugar de paso que lleva al Paso de Pran. Aqui los soldados del frente norte encuentran un pequeño remanso de Paz antes de dirigirse hacia Norfolk. Tras la muerte de Mikael a manos de su hermano infectado Jonas, David y Abraham; su hijo mayor y primogenito, se unieron a las milicias del Valle para dar caza a los huargen restantes y poner fin a la miseria de Jonas Aunque son simples granjeros o pastores sin ningun tipo de instrucción militar su conocimiento del terreno en las montañas de Pran es vital para que las fuerzas de Gilneas pasen los traicioneros caminos sin sufrir daños o se pierdan en el entramado de sendas que no llevan a ningun lado. Han vivido durante mas de veinte años aislados de los conflictos y han crecido en un entorno rural, pacifico y alejado de la guerra. Los mas ancianos son demasiado viejos para combatir y los mas jovenes que nacieron en los Valles desconocen la realidad que les espera en el exterior, aunque hay excepciones, ninguno es un combatiente y de hacer frente a algo lo haran si tienen asegurada la victoria. Su arma predilecta es la honda, aunque alguno posee algún viejo trabuco casero con la pólvora suficiente como para disparar una andanada de metralla. Atributos 6 Físico 6 Destreza 6 Inteligencia 6 Percepción Valores de combate 24 Puntos de vida 18 Mana 8 Iniciativa 8 Ataque CC (Herramientas de labranza) 9 Ataque a Distancia (Honda) 7 Defensa Habilidades Físico 2 Atletismo 2 Herramientas de labranza Destreza 3 Honda 2 Escalar 1 Defensa 3 Trampas/Cerraduras Inteligencia 3 Fauna 1 Leyes 1 Religión 1 Sanación/Hierbas 4 Supervivencia 8 Agricultura y Ganaderia Percepción 2 Advertir/Notar 2 Buscar 2 Comercio 3 Rastrear 2 Reflejos Duracion: Miercoles: 18:00/1:00 Viernes: 18:00/24:00 Domingo: 16:00/21:30 Participantes: Jeacob ( Master): Advertir notar. Ballesta ligera. Defensa. Escalar. Atletismo. Buscar.Espada ligera. Cuhillo. Fauna. Nadar. Rastrear. Hierbas. Reflejos.Cartografia Cormac: Cegura. Advertir notar. Defensa. Escalar. Atletismo. Buscar.Espada pesada. Fauna. Nadar. Rastrear.Hierbas. Rifle. Reflejos.Cartografia
  15. Una misión que cumplir.

    Despierta de una puta vez, tejón. Tenemos un Imperio que arrasar.
  16. Y así fue como el caballero embutido en sus costosas pero desgastadas mallas tras la dura batalla que se cernia debajo sus pies y con los gritos agonicos sordos de enemigos y compañeros de la santa Luz formaban una orquesta en el fondo del valle a cada paso que daba. Se montó en su corcel, con varias flechas incrustadas en la armadura de su fiel compañero y cargó su lanza ondeando su amada bandera, partió hacía donde solamente el mal podía existir.
  17. Mister PyE 2019 Summer Edition

    Vale, eso ha sido inesperado
  18. Mister PyE 2019 Summer Edition

    1º Ifan @Prototaip 2º Arthur @Blazerunner 3º Err... ¿Benedict? @Taendris
  19. Mister PyE 2019 Summer Edition

    Bueno ya es 19 de Agosto y aun no sé quien gano esta cosa. ¿Pa'cuando los resultados? Me abstengo de votar hasta que se haga recuento y así poder da el voto final, el definitivo. Como cuando enterré en el olvido el sistema de oficios de @SwordsMaster Quiero ver correr lagrimas.
  20. Por no perder la costumbre

    El mapa que he hecho para la trama de los Mil Ojos sin los nombres, por si alguien quiere usarlo. Es expresamente el mapa del wow más detallado para poder usarlo para más cosas. Haré mas más adelante, así que no descarto irlos poniendo.
  21. [Academia] Alerta de Magia Vil

    La academia solía dar a diario algunas misiones y tareas sencillas a sus alumnos a cambio de facilitar el pago de sus matriculas, pero cuando el elfo de segundo año Odriel Feathersun se presentó ante el rector de la torre del Villadorada con la solicitud de que le encargaran cualquier tarea relacionada con energías viles, algunos empezarón a dudar. ¿Eran ese el tipo de tareas que podían encargarle a un estudiante? Tal vez sería el momento de probarlo. Hacía poco habían tenido extraños reportes relacionados con la vieja mina del este, por lo que encargaron al elfo la tarea. Pocos días después Odriel se encontraba camino al sitio, acompañado por Adalia, una joven quel'dorei que deseaba estudiar en la academia. El mago hubiese preferido hacer aquello solo, pero la muchacha había insistido y finalmente, sin otra alternativa, accedió a llevarla consigo. Llegaron a la mina por la tarde y comenzaron a explorarla. Se percibía abandonada como cabía esperarse y por un instante creyeron que allí solo encontrarían kobolds. Es curioso como cambian las ideas de forma tan repentina. Cuando aquel ojo de tono verde fluorescente se les apareció y comenzó a sonar a modo de alarma comenzaron a imaginar lo que realmente les aguardaba allí. Brujos, demonios y una gema que se encargaron de destruir. Todo era demasiado confuso y las pistas escasas. Revisar el campamento de los cultistas les permitió sacar algunas cosas en claro. Por el contrario la interrogación de uno de los diablillos no fue tan provechoso, pero si aprendieron insultos y blasfemias desconocidas hasta entonces. Aun así, descubrieron donde estaría uno de los lideres de esos cultistas, gracias a una carta que Adalia logró recatar de las cenizas. Uno de los doce: Sylas, a quien el diablillo denominaba como amo. Antes de que el sol se pusiera en el horizonte regresaron a la biblioteca del aeromante en Villadorada. Allí se dispusieron a sanar las heridas y descansar, y se convencieron de que informarían a la academia y luego se olvidarían por completo del peligroso asunto, pero el nombre del brujo les seguía rondando la mente. Tal vez algún día se verían las caras. Dos sesiones de Rol de unos 3-4 horas cada una: @Mirela Adalia [Abjurar energía, Defensa, Sigilo, Reflejos, Sanación/Hierbas, Evocación Básica, Abjuración Básica, Alterar masa, Advertir/Notar, Buscar] Odriel [Abjurar Energía, Proyectil Mágico, Toque de Energía, Aura Elemental, Orbe Elemental, Voluntad del Viento, Advertir/Notar, Reflejos, Sigilo, Defensa, Aprendizaje: Detectar Energía Vil]
  22. Altrion Albaurora

    Atributos 6 Físico 5 Destreza 9 Inteligencia 6 Percepción Valores de combate 24 Puntos de vida 27 Mana 7 Iniciativa 7 Ataque CC (Espada Pesada) 7 Defensa Habilidades Físico 1 Atletismo 1 Espada Pesada Destreza 1 Espada Pesada 1 Cabalgar 1 Escalar 2 Defensa 1 Nadar 1 Sigilo Inteligencia 1 Leyes 1 Sanación/Hierbas 1 Evocación Básica (Arcano) 1 Conjuración Básica: Tierra 1 Invocar Elemental Menor: Tierra 1 Sanación Elemental Menor 1 Abjuración Básica 1 Encantamiento Básico 1 Detectar Energía 1 Transmutación Básica 1 Supervivencia Percepción 1 Advertir/Notar 1 Comercio 1 Etiqueta 1 Rastrear 1 Reflejos 1 Rumores Especializaciones/Escuelas: Conjuración Elemental menor: Tierra Atributos 7 Físico 5 Destreza 5 Inteligencia 4 Percepción Valores de combate 28 Puntos de vida 15 Mana 6 Iniciativa 9 Ataque CC (Desarmado) 7 Defensa Habilidades Físico 2 Desarmado Destreza 2 Defensa Inteligencia 1 Abjuración Básica Percepción 2 Reflejos
  23. Altrion Albaurora

    Nombre del Personaje Altrion Albaurora Raza Quel'dorei Sexo Hombre Edad 71 años Altura 1. 75 metros Peso 70 kg Lugar de Nacimiento Silvermoon-Quel'Thalas Ocupación Aprendiz de mago Descripción Física Es un joven de estatura media con una complexión fuerte pero delgada, anchos hombros y espalda, se puede apreciar su visible pecho cuando se alza repentinamente (probablemente de estar sentado o recostado) y toma su porte natural, aun que queda oculto con las prendas que normalmente usa, que son casi siempre de manga larga, ocasionalmente tratando de ocultar sus brazos por motivos desconocidos. Su cabello es similar a una cascada dorada que baja hasta tocar sus hombros, ojos azul celeste y rasgos faciales semi-finos y de una tes considerablemente pálida. Descripción Psíquica Curioso y contemplador es lo que describe a primera vista a Altrion, y pero teniendo cuidado y observándolo mejor es un joven amable de cultos principios, que disfruta de conversar con todo tipo de personas, escuchando con atención cada historia y mostrando una sonrisa que aun que débil, sincera. Uno de los mayores placeres de la vida para el es la investigación, varia según lo que tenga en mente pero cosas como temas de conocimiento arcano estarán en sus primeras ideas. Ficha Rápida si (300 palabras mínimo) Historia Era una tarde de tormenta, el cielo permanecía nublado por varias horas desde el amanecer y demasiadas personas estaban refugiados en sus casas, la temporada de lluvia había llegado y eso significaba noches de frió y personas ansiosas de llegar a sus cálidas camas. En poco tiempo se preparaban para la recolección de la cosecha, eso dejaba un ambiente de tranquilidad pues ya se estaban preocupando poco por ello, todos estaban muy alegres por la zona. En una habitación que servia también como una oficina, se encontraba una persona escribiendo en unas hojas iluminadas por una vela que parecía haber estado encendida algunas horas, las gotas de cera bajaban por la vela creando una laguna abajo del recipiente que la sostenía. Un joven elfo escribía desde hacia ya vario tiempo textos con signos antiguos, en su rostro se apreciaba el cuidado con el que lo hacia, la tinta negra como la noche relucía especialmente en los signos que ahí estaban. Dejo la pluma aun lado, ya casi había terminado, su mirada que estaba fija en las hojas se fue moviendo despacio hasta la ventana, podía ver una paisaje rodeado por el agua, y sentía como la ventisca golpeaba los cristales de la ventana, en ese momento parece que algo paso por su mente... "¡Los muros fueron atravesados y la defensas destruidas, la guardia al igual que todo fue vencida en pocas horas. Poco queda de vida en las calles centrales!...el resultado es un genocidio abrumador" *El sonido del fuego apagándose y de estructuras crujiendo desde los cimientos apunto de caer acompañaban la voz* El permanecía ahí, quieto, nada lo perturbaba, después de unos segundos parpadeo un par de veces y regreso de nuevo a la realidad, lucia de alguna forma perdido, confundido. Pensamientos que no debían salir estaban tocando la puerta de su conciencia, y tocaban con una fuerza abrumadora, pero lo que parecía una frágil cerradura resulto ser mas resistente de lo que podía parecer. Tomo nuevamente la pluma y siguió escribiendo mucho mas tiempo. Esa noche fue tan fría pues no pudo sentir calor alguno, lo que era de noche quizás se extendió a días.
  24. Era una tranquila tarde más en la taberna de Nixxrax, pero esta vez había dos nuevos feligreses con los que la tripulación no se había cruzado aún. Un apasionado bardo y una desertora imperial. Tras algunas peleas, tiros y acordeones rotos llegó un compañero de "trabajo" del bardo Romeo, tras un resumen de su situación al capitán Kord él ya se había encabezado en que necesitaba un bardo para tocar en el barco, y debía ser él. La tripulación improvisó un plan para rescatar al bardo de las garras del contrabandista Then y su banda de criminales. Tras varias horas de engaños, pequeñas peleas, amenazas y hurtos pudieron salir del local con el bardo y las mercancías que había recaudado el grupo.
  1. Cargar más actividad