Archibald

Roler@
  • Contenido

    317
  • Registrado

  • Última Visita

  • Days Won

    17

Archibald last won the day on December 8 2018

Archibald had the most liked content!

Reputación en la Comunidad

205 Excellent

Sobre Archibald

  • Rango
    Miembro Avanzado
  • Cumpleaños January 1
  1. [Misiva] A la Señora Torreardiente

    La misiva tardaria en llegar a la correspondencia de la Inquisidora Torreardiente, suponiendo el lugar fúnebre donde se encuentra, esta vez la misiva no se encuentra en las mejores condiciones como el resto de las que hay. Lleva el sello de la Iglesia, es lo único que conserva de las viejas costumbres. A la Luz le escribo, A pasado mucho tiempo desde la ultima vez que escribi una misiva a su eminencia. Estuve tiempo bajo tomos polvorientos y también en la Mano de Tyr ayudando en los quehaceres de nuestros valientes aliados de la llama carmesí, le habrá llegado mis progresos e informes. Seguramente ya le hayan llegado las noticias de que me encuentro en la punta de lanza, en el norte. En este lugar tan oscuro, estoy al cargo de los herejes y de sus artefactos hereticos, obra de los argentas que así fuera. Aunque aqui reside varios de los agentes inquisitoriales de nuestra institucion, el cual desconozco su misión pero me dijeron que estan bajo sus ordenes y mandato. No obedeceran ordenes si no son las tuyas, es comprensible. Aunque no se encuentran en un lugar ideado para tomar acciones libres y crear discrepancias. A parte de esto, que espero que tomeis carta en este asunto, quería decirle que estamos reuniendo reliquias sagradas para custodiarlas bajo la Vigilia de la Luz y la reconstrucción de la capilla para su guardado, además de un lugar de culto para estos campeones. Quería saber, tomar su consejo y sabiduría en esta pregunta, si es suficiente para convertir en este lugar en una tierra santa para que ningun no-muerto se acerque, como lo es la Capilla de la Esperanza de la Luz o de la Tumba de San Uther, necesito iluminación de su sabiduría. Me encuentro en el Hospital del Destello, atendiendo a los heridos, ya que seria útil un par de manos más para atender a estos enfermos y valientes. Y si, estoy haciendo lo que me ordenastes; consiguiendo aliados, escuchar, ayudar y bajar mi orgullo por el cumplimiento de la Luz, acabar con los herejes. Quizá, me equivocaba y tengais razón pero no quiero volver a ser engañado, la culpa la cargo y la muerte de Ismael también. Cada vez se hace mas dificil descubrir a estos herejes entre los feligreses, señora. Manda recuerdos al buen guarda Tenacidad, me sentía seguro con él. El mal vence cuando el bien no hace nada. Acólito Inquisidor Bourn - Vigilia de la Luz. @Malcador
  2. Holiiiiiiiii

    Bienvenid@
  3. Hey :D

    Bienvenido/a
  4. La hora de la verdad ha llegado

    Bienvenido, tambien hay rol más allá de la muerte.
  5. ¡Hola hola!

    Bienvenida
  6. Saigö el Errante

    Shin Gi Tai Ficha Cuerpo Superar obstaculos, agilizar sus movimientos y aumentar sus capacidades fisicas. Técnica Conocer nuevas técnicas de combate, tanto con armas como desarmado. Espiritu Rompiendo cielos, relajar el alma y estar concentrado. Su filosofia, su disciplina y sobretodo sus artes ocultas. EVENTOS-TRAMAS-ROLES (ASISTIDOS - MASTEADOS) - -
  7. [Pandaria] La Grulla Albina Alza el Vuelo

    El nuevo año habia llegado, terminando ya los festejos, las buenas comidas y las alegrias rodeada de buena armonia. Retomo su camino, y fue hacia las montañas pero antes de tomar su sendero habia llegado una misiva de una compañera de patrullaje de Alcor, dando la amarga noticia de las actuaciones de Shan del Clan Khao. La aldea donde él habia nacido se encontraba por los alrededores de la región Qiao, él habia visto lo que eran capaces esos Saurok, pues su aldea fue masacrada por ellos y sobretodo eran los causantes de la muerte de su sensei. Las noticias no eran esperanzadoras para el Valle de los Cuatro Vientos y menos para aquellos que siguieran el estandarte del Clan Khao. Su compañera de patrullaje le había escrito dando la noticia por una razón, ya que esta se iba a unir a su bandera para tal movimiento militar. Si bien, Saigö, recordo aquellos males que asolo con un baño de sangre, se prometio no desenvainar sus espadas. Pues tras la muerte de su sensei, delante de su grueso cuerpo inerte, se dijo a sí mismo "No tomaré el mismo ejemplo que ellos", refiriendose a los invasores y a su declaración de guerra. Desde entonces solo utilizo sus zarpas para imponer paz y orden en sus patrullajes, tanto los problemas de los mures como las rebeldias de jovenes pandarens. Él sabía que tarde o temprano le tocaría romper su promesa si la vida de sus amigos se encontrara en peligro. El tiempo le hará rebelar su destino. Escribio con pluma y tinta, respondiendo a su compañera de patrullaje. Ya que ella se habia tomado la molestia en escribirle, no iba a ser menos. Entrego la misiva a un mensajero, a la vez dandole una barra de pan, por el camino peligroso de vuelta. Para mi amiga, Hiriko. Me alegra que hayas pensado en mi, pues desconocia de los movimientos militar en la Región de Qiao. Me apena anunciarte que no marcharé al Valle de los Cuatro Vientos, ya que me encuentro protegiendo a una Adepta del Shado-pan en una de sus rigurosas misiones, por el bien de Pandaria y de quienes vivan en ella. Amiga mia, sé que no os podré convencer, pues compartistes conmigo tu historia y lo que has vivido. Los dos hemos pérdido a nuestros amados padres por las incursiones Saurok, pero recapacitad amiga mía. Tomar la espada para seguir el ejemplo equivocado, el de la venganza, no es el correcto. Eres una buena guerrera, siempre me he sentido pequeño a tu lado. Espero poder volverte a ver. Sé fuerte como Xuen, Hiriko. Tu buen gula, Saigö. PD: ¿En serio que los Mures estaban adorando a una Gran Zanahoria? Cuando lo leí, sonó mi carcajada hasta en el Monasterio de Tian. Espero no haber interrumpido el chi de los monjes. Una vez acabado con sus quehaceres, solo se mantuvo en silencio en todo el viaje hasta alcanzar a sus compañeras, pues su mente estaba dividida entre dos mitades, la misión de la adepta del Shado-Pan y la preocupación por Hiriko.
  8. [Carta] A la Iglesia de la Luz Sagrada

    Estaba preparando su petate y su equipaje para hacer su larga travesia al Norte, donde residia su destino: La victoria o la muerte. El caso es que iba a ser recordado una de las dos formas, aunque él ya conocia sus deberes, pues es una herramienta de la luz; como una llave inglesa que enrosca una tuerca. Recibio la misiva de un novicio, rompio el sello y leyo con atención. Era de esperar, la Guerra de Gilneas consumia recursos, le tocaría ser el farol de la moralidad y esperanza. Hacerles vivir un día más. Una vez tenia el petate y el equipaje hecho, se dispuso a viajar, no sin antes dar aviso de su destino a la Santa Inquisición. Mientras se encuentre en el norte y no le requieran en Gilneas, en la Vigilia se encontrará, dandoles más tiempo a los campeones de la Luz que alli resida. En los momentos más oscuros, la Luz surge, de la misma manera que él.
  9. [Carta] A la Iglesia de la Luz Sagrada

    Una carta llegaria a la correspondencia de la Catedral de la Luz Sagrada, va dirigido a los dirigentes del gremio de sangradores que evitan que algunos caigan en el seno de la luz. Tiene el sello de la Luz Sagrada en ella. A la Luz le escribo. Mi nombre es Bourn, miembro de la Iglesia de la Luz Sagrada y de la Santa Inquisición. Voy a ser breve, ya que no deseo grandes perdidas de tiempo, ya que las heridas y enfermedades pueden empeorar de sus pacientes y las manos en nuestro oficio siempre son escasas. Como hice antiguamente, cuando solicite sanadores y medicinas para el Campamento de Pico de Plata y la Campaña de Arathi, solicito lo mismo para el poblado argenta de la Vigilia de la Luz. Recibí una misiva que le falta recursos, siempre son escasos la medicina y manos en los frentes de guerra. No podemos permitir que perezcan nuestros campeones que luchan contra la oscuridad, y menos por parte del Alba Argenta que son pocos pero son audaces por proteger a sus seres queridos y lugares sagrados. Si hiciera falta puedo ir con la cometiva hacia alli, depende de las ordenes y la respuesta a la solicitud. "El mal vence cuando el bien no hace nada" Abadía de Villanorte - Año 32 Acólito Inquisidor Bourn @Malcador
  10. [Carta] Para el Acolito Inquisidor Bourn

    Los portones de la Abadía de Villanorte se encontraba cerradas, inusual para muchos, solo los miembros eclesiasticos ya sabian las razones por las cuales habian tomado en este momento esta postura en el recinto. Quienes se asomaban por los ventanales, no podian ver lo que ocurria en el interior de la abadía, por el simple hecho que la decoración y estampación de colores llamativos pero oscuros, hacian imposible ver, solo la luz pasaba al interior del lugar. Los lugareños que insistian cotillear solo oía los coros de unas voces profundas, no entendian que decian, pues parece que se trataba de un viejo idioma que todavía lo conservan aquellos que lo aprendieron o miembros de la santa sede. Dentro del lugar, habia tres figuras encapuchadas de color blanco mientras uno de ellos sujetaba un idolo de luz entre las manos realizando un coro cántico: "En medio de la vida estamos en la muerte". Enfrente de ellos se encontraba un hombre robusto con armaduras doradas y con un yelmo que contenia una estampación del simbolo de la Luz Sagrada en la frente. Recibia el cántico de aquellos sacerdotes mientras el hombre iba retirandose su yelmo y parte de su armadura, hasta dejar ver su espalda desnuda, con una quemadura consistente y ya cicatrizada. Allí, uno de los sacerdotes, le tomaba sus votos, marcandole con una daga ceremonial con inscripciones antiguas que brillaba al tocar por su portador. No se escuchaba gruñidos, ni queja alguna, solo cuando termino el coro es cuando se alzo y se vistio. Tomo su espada y marcho del recinto, abriendo de par en par los portones de la abadía. En toda esta ceremonia se encontraba una figura diminuta que brillaba de color carmesí tras su lente. Cuando los portones se abrieron, entro un novicio entregando a esta figura una misiva, la cogio y se dispuso a leerla. No recibio contestación alguna, ni tampoco con gestos, solo se retiro a su escritorio, un lugar tranquilo para dar una respuesta como la luz así lo dicta. *** La carta seria respondida una vez llegada a sus manos por uno de los novicios que se encontraba allí. Llevaría el sello lacrado con cera con el simbolo de la Iglesia de la Luz Sagrada. Exitus acta probat No te dejes cegar, viejo amigo. La oscuridad toma diferentes formas, unas peores que otras, incluso de jovenes inocentes que en realidad tiene más dientes que una bestia desalmada del Paso de la Muerte. Recuerda estas palabras, puesto que te hará ver entre la oscuridad un punto de luz que despejara todo pensamiento de duda con grandes resultados en tus decisiones para vuestra cruzada, sin temblar tu pulso a la hora de purgar a los herejes. Hace mucho tiempo, recibí una misiva similar de vuestro hermano, Ismael Cruz. Acudi, de la misma manera que acudi al Hermano Jared con el Explorador Eleandris para su iniciación en un establecimiento, el actual Pico de Plata en Bosque del Ocaso, a caúsa de la caída de Villa Oscura por los errores de quien actualmente lidera la Vigilia. Quise dejar que esa campaña se desarrollara por si solo sin intervenir en ningun momento, puesto que el Alba Argenta, por lo que había oído, estaban teniendo pequeñas victorias gracias a las aptitudes de algunos de allí, aunque siempre acaban en la pérdida, a caúsa de falta de visión, recursos y de tenacidad. Desconozco porque hay agentes allí, parece no haber suficientes herejes en Bosque del Ocaso que tienen que viajar al norte. Algunos sirven a figuras gélidas con los mismos própositos que los mios y otros van por libres entregandonos pruebas y herejes para recibir su recta justicia, a veces son utiles a la caúsa de la Luz Sagrada, otras veces deberian de fustigarse, aunque ultimamente los castigos se han vuelto flexibles. La Inquisidora TorreArdiente entró en empatia con quienes merecen severo cástigo, se ha vuelto de "mano blanda". Acudire al Norte si así me lo pedis, como acudí a la campaña del Batallón de las Aguilas de Fuego, aunque mis propósitos alli serán otros que no os puedo decir, al menos no por carta. Sobre los recursos, primero tengo que ir allí analizar la situación, si los caminos no son seguros, no solicitare nada. Después de todo, recae en mi tal responsabilidad, la muerte de quienes lo escolten, cae en mi culpa y alma. "El Mal vence cuando el Bien no hace nada." Que la Luz se apiade de usted clérigo, pues las fuerzas del mal no lo harán. Abadía de Villanorte - Año 32 Acólito Inquisidor Bourn @Thorch
  11. Me presento

    Bienvenido y ten cuidado con el del post de abajo, no es de fiar.
  12. Me re-presento.

    bienvenido al servidor
  13. Hola amigos del misterio...

    Bienvenido al servidor, parece más un renegado pero corrigeme si me equivoco.
  14. Kuàilè de yī nián ¡Feliz Año! Se acerca un nuevo año en Pandaria, nos espera nuevos própositos, nuevas metas, nuevos deseos, nuevas aventuras y nuevas amistades. Las familias se reune, lo celebran juntos y hablan, es notorio la paz entre las paredes de bambu y el resto de razas se unen al festival. Lo que todos menos unos pocos, entre ellos Saigö, habian olvidado que cada vez estaban más cerca del Gran Zumbido. El gran enjambre que espera la Muralla de la Espina del Dragon que perderemos a muchos de los nuestros, entre ellos familiares, amigos y buenas personas que contribuyen en la tierra para llenar nuestros estomagos. Por un día nos olvidamos de todo eso, al menos hasta que llegue el día que tengamos que enfrentarnos a tal obra del mar, más allá de la muralla. Que Niuzao nos proteja cuando nuestros oídos ensorcedan con sus zumbidos. Mientras tanto, celebremos, festejemos y bailar. Aunque los Ashigarü como Saigö tendrán más trabajo, muchos jovenes pandarens acaban ebrios de tantos litros de cerveza, entonces se vuelven rebeldes, Hozens aprovechan para hacer liadas y pequeños saqueos a los suministros, después estan los Mure, que por los fuegos artificiales se esconderan temerosos de que uno de esas ascuas de fuego caiga sobre ellos. No todos le tocaran festejar y sonreir.